Las aportaciones netas de nuestros clientes ya no siguen al mercado

En artículos anteriores hemos seguido el sesgo por comportamiento de nuestros clientes. El sesgo por comportamiento es la propensión que tienen los inversores a buscar el mejor momento para invertir, a pesar de que lo más normal es que se equivoquen y acaben invirtiendo con el pie cambiado. En el artículo “es mejor no elegir cuando inviertes” repasábamos varios estudios que demostraban que, de media, los inversores pierden un 1,5% de rentabilidad al año intentando elegir cuando invertir o desinvertir.

En junio de 2018, hicimos un primer análisis sobre si nuestros clientes de forma agregada invierten independientemente de la evolución de mercado, o si por el contrario, invierten después de subidas de nuestras carteras y desinvierten tras caídas. Para responder a esta pregunta analizamos la evolución mensual de dos variables:

  1. Aportaciones netas de los clientes: utilizamos como mejor aproximación el crecimiento mensual de las aportaciones menos las retiradas, medido en porcentaje sobre el patrimonio total gestionado del mes anterior. Por ejemplo, en junio 2018, los clientes aportaron 6,1 millones de euros y retiraron 0,6 millones de euros, sobre los 95,2 millones gestionados por Indexa a finales del mes anterior, esto equivale a unas aportaciones netas de 5,8% del patrimonio.
  2. Rentabilidad de las carteras: utilizamos la rentabilidad de los últimos 12 meses de la cartera 6/10 para importes entre 10 mil y 100 mil euros, que es la cartera media de nuestros clientes.

El resultado fue que las aportaciones de nuestros clientes aumentaban cuando las carteras van bien (y viceversa), lo cual no era óptimo porque significaba que nuestros clientes estaban comprando más cuando los precios habían subido. En particular se observó un R2 de la regresión del 61% (un R2 de 100% significa una correlación perfecta entre las subidas de las carteras y las aportaciones neta y 0% significa una descorrelación perfecta).

Desde entonces, hemos seguido insistiendo en el mensaje de que es mejor no elegir cuando inviertes y que interesa invertir cada mes periódicamente. Por otro lado, pusimos en marcha iniciativas como el contrato contigo mismo  para reducir esta dependencia.

En actualizaciones posteriores, la relación seguía existiendo, pero su significatividad estadística fue bajando. En julio 2019 el R2 descendió a 45% y en marzo 2020 descendió aún más a 30%.

Hemos vuelto a actualizar estos datos en octubre de 2021 y el resultado es magnífico: el R2 ha descendido a tan sólo 6%, lo que implica que nuestros clientes aportan y retiran dinero independientemente de la evolución del mercado. En el gráfico a continuación se puede observar esta descorrelación, ya que los puntos no muestran una relación lineal clara:

A continuación, mostramos en un gráfico la evolución temporal del R2 de la relación entre entradas netas y rentabilidad pasada que muestra una clara evolución descendente:

Análisis de robustez

Hemos hecho un análisis de robustez de este modelo modificando la variable a explicar (aportaciones netas) y la variable explicativa (rentabilidad pasada). En particular hemos considerado la posibilidad de que los inversores tarden un tiempo en reaccionar a los malos resultados. Por ello hemos analizado las aportaciones tres meses después en vez de la aportación del último mes. También hemos analizado qué ocurre si en vez de considerar la rentabilidad del último año consideramos la del último trimestre, porque quizá los inversores reaccionen más a eventos recientes. En ambos casos el R2 actual sigue siendo muy reducido (8% y 2% respectivamente).

Las aportaciones periódicas explican la falta de relación

La principal razón de la falta de relación entre las aportaciones netas y la rentabilidad pasada es que mayoritariamente, un 78% de nuestros clientes, realizan aportaciones periódicas, que por definición, no dependen de la evolución del mercado. En planes de pensiones el dato es algo más alto (83%) y en fondos algo más bajo (77%).

Tipo de cuenta Número de cuentas Cuentas con aportaciones periódicas (%)
Cuentas de fondos 35.936 77%(1)
Cuentas de pensiones 10.609 83%(2)
Total 46.545 78%(3)
Datos a 04/10/2021
(1) Carteras de fondos de inversión con una o varias aportaciones en los últimos 4 meses
(2) Carteras de planes de pensiones con una aportación única por lo menos en los últimos 12 meses o con una aportación periódica programada
(3) Media ponderada de (1) y (2)

Este mismo análisis lo realizamos en agosto de 2019 y desde entonces el porcentaje de clientes que realizan aportaciones periódicas ha aumentado ligeramente de 74% a 78%. Por tanto, no solo el dato es bueno, sino que, además, está mejorando.

Análisis de las retiradas

Tras haber constatado que las aportaciones netas no dependen del mercado hemos querido analizar si las retiradas tampoco lo hacen. Hemos observado que sí dependen, pero en menor medida de lo que dependían las aportaciones netas en 2018. En particular analizamos lo siguiente:

  1. Retiradas de los clientes: utilizamos como mejor aproximación el crecimiento mensual de las retiradas, medido en porcentaje sobre el patrimonio total gestionado del mes anterior. Por ejemplo, en junio 2018, los clientes retiraron 0,6 millones de euros, sobre los 95,2 millones de euros gestionados por Indexa a finales del mes anterior, equivalente a unas aportaciones netas de 0,6% del patrimonio.
  2. Rentabilidad de las carteras: utilizamos la rentabilidad de los últimos 3 meses de la cartera 6/10 para importes entre 10 mil y 100 mil euros, que es la cartera media de nuestros clientes.

El resultado es que las retiradas se reducen cuando aumenta la rentabilidad (y viceversa) con un R2 de 22%:

Por tanto, todavía nos queda trabajo por delante para intentar mitigar, en la medida de lo posible, este comportamiento, ya que, a largo plazo penaliza la rentabilidad de las carteras. El mes de mayores salidas (4,6%) fue el mes de marzo de 2020, justo en la crisis del COVID, mientras que la rentabilidad de la cartera 6/10 de los 12 meses siguientes ha sido la más alta en la historia de Indexa (+24%).

Conclusión y enhorabuena

Con este nuevo hito, se ha completado el último de los beneficios que Indexa podía aportar en el status quo de la gestión en España en 2015: clientes con carteras caras y mal diversificadas, con un perfil de riesgo normalmente demasiado bajo y totalmente expuestos al sesgo por comportamiento. La vocación de Indexa por tanto era la siguiente:

  1. Indexación: aumentar la rentabilidad corregida por riesgo reduciendo los costes y aumentando la diversificación con carteras de fondos indexados.
  2. Perfil de riesgo: a través de un perfilado automatizado, asignar el perfil de riesgo adecuado a los clientes.
  3. Sesgo por comportamiento: fomentar las aportaciones periódicas y recalcar que no se puede predecir el futuro de los mercados para evitar el sesgo.

Tras casi 6 años desde nuestros inicios, nuestros clientes tienen carteras que maximizan su rentabilidad corregida por riesgo, tienen el riesgo que pueden y quieren asumir y no siguen al mercado con sus aportaciones. Tan sólo nos queda evitar que las retiradas aumenten cuando la rentabilidad de las carteras disminuya.

Es posible que la evolución descendiente del R2 en realidad solo indique que la primera estimación era demasiado alta provocada por una muestra reducida o que realmente fuera alta y haya ido descendiendo. En cualquiera de los dos casos queremos daros la enhorabuena.

Si aún no estás indexado con nosotros, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer.

 

Reflexiones y consejos sobre ahorro e inversión

Es habitual que con los ingresos del trabajo se vaya generando un ahorro que se va acumulando en la cuenta corriente. En este nuevo artículo de finanzas personales vamos a responder algunas de las preguntas más habituales que nos hacen nuestros clientes relacionadas con el ahorro. «Tengo x euros ahorrados en la cuenta corriente, ¿cuánto debería invertir?» «¿Cuándo debería invertirlo?» «¿En qué debería invertirlo?». Adicionalmente y como pregunta previa, vamos a compartir algunas reflexiones sobre cómo generar ahorro.

Consejos para generar ahorro

Puede sonar redundante, pero las únicas dos formas de generar ahorro, si no se está generando suficiente, son ingresar más o gastar menos. Normalmente, es más sencillo ajustar el gasto, que depende de decisiones personales, que ajustar el ingreso, que también depende de decisiones de otras personas. Por tanto, suele ser una buena idea empezar por lo más sencillo: ajustar los gastos.

Probablemente el mejor consejo que te podemos dar al respecto es que empieces a medir tus gastos, si no lo haces ya, y que con los datos tomes decisiones. Cada vez más entidades financieras te dan un desglose y categorización de los gastos que realizas y te permiten descargar los datos para analizarlos. Por otro lado, también existen los agregadores de cuentas que se especializan en este servicio, como por ejemplo Fintonic.

Cuando hagas este análisis comprobaras que hay una partida que es muy difícil de seguir que son los gastos en efectivo. Haciendo uso de la tarjeta de débito para registrar todos los costes podrás hacer el seguimiento más fácilmente. Por otro lado, existe cierta evidencia de que el uso de la tarjeta incentiva más el gasto que el uso de efectivo, así que es importante tenerlo en cuenta a la hora de consumir.

Cuando tengas los datos de dos o tres meses podrás empezar a sacar conclusiones sobre donde gastas más y si en algún caso se puede reducir el gasto.

Por otro lado, de vez en cuando conviene revisar los costes periódicos asociados a suministros (luz, gas, comunicaciones, etc.) para ver si se pueden reducir.

Por último, para reducir los gastos futuros, es muy importante no endeudarse para financiar el gasto corriente. En general, solicitar crédito al consumo o similares solo complicarán tu situación financiera del futuro.

Para aumentar los ingresos, si estos provienen de renta del trabajo, es muy importante cada cierto tiempo valorar si en tu posición laboral actual estás maximizando tus ingresos actuales y futuros, donde los ingresos futuros, aunque más inciertos, deberían pesar más en la reflexión, porque si eres joven son mucho más importantes que los actuales.

¿Cuánto deberías invertir?

Una vez que has generado ahorros la siguiente pregunta será, cuánto debes invertir. Si inviertes demasiado, puede que te veas obligado a vender en el peor momento por un gasto excepcional, y si inviertes demasiado poco, estarás perdiendo rentabilidad a largo plazo.

Para estimar el dinero que se puede invertir primero es necesario estimar tu patrimonio líquido disponible: efectivo, fondos, acciones, etcétera. A continuación, conviene reservar una cierta cantidad en efectivo, a modo de «fondo para gastos de emergencia» o colchón de seguridad, equivalente a 6 meses de gastos corrientes, para hacer frente a una posible pérdida de ingresos o a gastos imprevistos. En estos gastos fijos, debes incluir todos los gastos incluyendo la devolución de cualquier préstamo que tengas como la hipoteca.

Por ejemplo, si tus gastos fijos son de 1.500€/mes, entonces conviene dejar en efectivo 9.000€ que no se deben tocar.

Una pregunta habitual es si no debería primero reducir mi deuda hipotecaria antes de invertir. En el artículo «Reflexiones y consejos sobre endeudamiento personal» mostramos que ambas opciones son adecuadas y que lo importante es valorar el nivel de riesgo financiero que quieres asumir.

¿Cuándo deberías invertir?

La respuesta es sencilla: cuanto antes mejor. En el artículo «El coste de no invertir» mostramos la gran diferencia de empezar a invertir ahora o dentro de cinco años. En el artículo mostramos el impacto a largo plazo sobre los rendimientos de haber empezado a invertir 5 años antes o después. Suponiendo una inversión inicial de 30 mil euros, con una rentabilidad anual media de 5%, después de un periodo de inversión de 35 años, el inversor que empieza 5 años antes acaba teniendo 36 mil euros más que el inversor que ha empezado 5 años después.

Si vas generando ahorro mes a mes, te recomendamos invertirlo de forma automática cada mes. En caso de tener ya acumulado una cantidad importante para invertir, puede que prefieras invertirla de golpe, para maximizar la rentabilidad esperada de tu inversión, o que prefieras invertirla poco a poco para poder preocuparte menos por los vaivenes del mercado. En el artículo «¿Es mejor invertir de golpe o poco a poco?» analizamos estas dos alternativas.

¿En qué deberías invertir?

La mayoría de tu inversión debería realizarse en una cartera globalmente diversificada de fondos indexados y bajos costes. De esta manera aumentaras tu rentabilidad esperada, porque menos costes es más rentabilidad, y reducirás el riesgo esperado gracias a la mayor diversificación. En Indexa, te facilitamos obtener una cartera así.

Si dispones de hasta 2.000€ que no vas a necesitar en los próximos 10 años, deberías invertirlos en una cartera de planes de pensiones indexados globalmente diversificados. De esta manera te beneficiarás de una reducción en el impuesto de las personas físicas al año siguiente de la aportación, y de la rentabilidad sobre el diferimiento de impuestos durante todos los años que estarás invertido. Lo tratamos con más detalles en el artículo «Nuestra recomendación sobre planes de pensiones». Es importante no invertir en planes de pensiones lo que vayas a necesitar en menos de 10 años porque se trata de una inversión no líquida hasta 10 años (salvo en determinados supuestos, no se puede retirar hasta pasado este plazo).

Cuando el importe que tienes ahorrado sea suficiente, podrás separar un «fondo para jugar», para poder invertir en oportunidades con las que estés personalmente convencido como por ejemplo en acciones individuales, fondos de inversión de gestión activa u otros tipos de activos. Es recomendable que este «fondo para jugar» sea inferior al 20% de tu patrimonio líquido.

En algún momento, puede que quieras comprarte una casa para ahorrarte el coste del alquiler. Es una posibilidad razonable y que depende de ti. Hablamos de esto en el artículo «Reflexiones y consejos sobre endeudamiento personal». En este caso, el coste de la hipoteca pasará a ser un gasto más que sustituirá al coste del alquiler.

En el caso de que te plantees adquirir más viviendas además de tu vivienda habitual para alquilar y generar un ingreso recurrente, entonces deberías tener en cuenta varios riesgos asociados. El primero es que, a pesar de la sensación de seguridad asociada al ladrillo, el precio de las viviendas se mueve, y no poco: de acuerdo con datos de idealista, el precio medio en España bajó un 26% de máximo a mínimo entre 2007 y 2015. El segundo es que teniendo en cuenta que muchas veces la inversión se hace con hipoteca, la caída sobre tu inversión se incrementa. El tercero es que es una inversión muy poco diversificada porque inviertes en unos pocos inmuebles, no en el mercado. El equivalente financiero es invertir en una acción en vez de en el índice. El cuarto es que debes tener en cuenta que los costes de transacción, impuestos, mantenimiento de una vivienda son muy elevados y pueden reducir significativamente la rentabilidad de la inversión. El quinto es que la gestión de un inmueble y de su alquiler requiere de tiempo y dedicación especialmente en el caso de impagos o retrasos. Y por último, que es una inversión ilíquida, especialmente en ciertos momentos de mercado.

En España es muy habitual invertir en viviendas antes que en activos financieros, pero nuestra opinión es que la inversión inmobiliaria no debería superar más del 20% de la inversión total de tu cartera, como parte del «fondo para jugar».

Conclusión

En resumen, solemos recomendar:

  1. Controlar los gastos
  2. Intentar aumentar tus ingresos actuales y futuros, sobre todo los segundos si eres más joven
  3. Tener el equivalente a 6 meses de gastos en efectivo a modo de colchón de seguridad
  4. Invertir hasta 2.000€ en una cartera de planes de pensiones indexados con Indexa
  5. Invertir el resto en una cartera de fondos indexados con Indexa
  6. No invertir más del 20% de tu patrimonio líquido en otros activos menos líquidos o menos diversificados

Comparativa de los gestores automatizados europeos 2021

Como venimos haciendo desde hace unos años en nuestras comparativas de gestores automatizados europeos, hemos aprovechado el inicio del nuevo año escolar para actualizar nuestra comparativa de gestores automatizados independientes europeos. Como en años anteriores, nos centramos en los actores independientes, que no pertenecen a un grupo bancario o asegurador, para los cuales comparamos el volumen de activos gestionados, la financiación recibida hasta la fecha, la eficiencia en capital y los costes totales del servicio para el cliente.

Empresas incluidas este año:

  • Añadimos a la comparativa a Lysa, el gestor automatizado independiente líder en Suecia, también activo en Dinamarca, Noruega y próximamente Alemania.
  • Incluimos a Nutmeg (Reino Unido) por última vez, porque está en proceso de adquisición por JPMorgan y pronto dejará de ser independiente.
  • Mantenemos a Scalable Capital, líder en Alemania y también activo en Austria y Reino Unido, Moneyfarm, líder en Italia y también activo en el Reino Unido y Alemania, Indexa, líder en España y también activo en Bélgica y Yomoni, líder en Francia.

Si miramos la evolución de los activos gestionados a lo largo de los últimos años, los que más crecen son Lysa (estimado +180% último año, fuente: fondos de Lysa en Morningstar), Indexa (+120% en los 12 últimos meses) y Nutmeg (estimado +90% en los 12 últimos meses).

La siguiente gráfica muestra la evolución de los activos bajo gestión, o AUMs (Assets Under Management) a lo largo de los últimos años según los datos comunicados por las empresas en medios o en su página web corporativa:

En cuanto a financiación, los que más capital han necesitado para su desarrollo hasta la fecha son Scalable (266 millones de euros, M€), aunque es cada vez menos comparable con los demás porque una gran parte está probablemente destinada a su nueva línea de negocio de corretaje de bolsa, Nutmeg (146 M€), Moneyfarm (116 M€), Yomoni (17 M€), Lysa (11 M€, fuente: Lysa) e Indexa (3,3 M€, fuente: Indexa).

La siguiente gráfica ilustra los activos totales gestionados en azul, y la financiación total recibida hasta la fecha en naranja:

Como se puede observar, hay una diferencia importante entre la financiación recibida por las distintas empresas, desde 3,3 millones de euros Indexa hasta 146M€ Nutmeg o 266 M€ Scalable. Para compararlo, miramos la eficiencia en el consumo del capital, dividiendo los activos gestionados por la financiación recibida:

Nota: no hemos incluido Scalable Capital en esta gráfica porque no sabemos cuánto de los 266M€ invertidos han ido al negocio de corretaje y cuanto al negocio de gestión. De incluirlo en la comparativa, su ratio sería de 11 M€ gestionados por M€ invertido, el más bajo, pero no nos parece que sería un dato representativo.

En eficiencia en capital, Indexa es el líder europeo con mucha ventaja: 344 M€ gestionados por M€ invertido, seguido de Lysa (129), Nutmeg (28), Yomoni (24) y Moneyfarm (16). Para nosotros es importante ser eficientes en capital porque es lo que nos permite, a su vez, ofrecer costes más bajos a nuestros clientes.

Si comparamos los costes totales por los clientes con la eficiencia en capital, podemos observar cierta relación. Los gestores automatizados más eficientes en capital tienden a ofrecer costes más bajos a sus clientes:

En el caso de Indexa, ser los más eficientes en capital nos ha permitido ser el primer gestor automatizado independiente en llegar a rentabilidad, desde finales de 2019, lo que a su vez nos permite seguir bajando nuestras comisiones de forma sostenible a largo plazo.

Es nuestro círculo de éxito: menos comisiones, más rentabilidad para nuestros clientes, mayor crecimiento en volumen, lo que nos permite seguir bajando nuestras comisiones, seguir ofreciendo una mayor rentabilidad a nuestros clientes, …

Siguiendo esta estrategia de crecer aportando cada vez más valor a nuestros clientes, esperamos convertirnos, en los próximos años, en la gestora independiente más grande en España y en el gestor automatizado independiente más grande en Europa y top 3 a nivel mundial. ¡Gracias por acompañarnos en este camino!

Si ya eres cliente, recuerda que puedes invitar a tus amigos y familiares y que ambos tendréis un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

Si aún no tienes tu cuenta con nosotros: prueba responder a nuestro breve test de perfil inversor para ver qué cartera te gestionaríamos.

Reflexiones y consejos sobre endeudamiento personal

En los próximos artículos vamos a tratar diferentes aspectos de finanzas personales. En este primero queremos analizar dudas habituales sobre el endeudamiento personal como: ¿Hay algún nivel de endeudamiento óptimo? ¿Hay algún nivel de endeudamiento máximo? Si los intereses son prácticamente cero, ¿conviene amortizar un préstamo?

En España la principal razón para endeudarse suele ser la adquisición de una primera vivienda, así que centraré el análisis en este tipo de deuda y trataremos brevemente el endeudamiento para invertir.

Foto: matejmo, iStock.

¿Conviene comprar una vivienda o alquilarla?

Depende de ti.

El endeudamiento para comprar una vivienda es habitual porque se reemplaza el coste del alquiler por el coste de la deuda hipotecaria, que habitualmente suele ser inferior. Además, poseer una vivienda habitual, suele proporcionar una sensación de seguridad y estabilidad que el alquiler no ofrece.

Por otro lado, la compra de una vivienda supone dedicar unos recursos financieros significativos en una edad crítica, que podrían dedicarse a otras inversiones quizá más interesantes, como montar tu propio negocio. Además, comprar una vivienda puede limitar la movilidad y con ello las posibilidades de mejora profesional.

Por último, hay que tener en cuenta que comprar una vivienda puede resultar una buena, regular o mala inversión. Y al hacerla típicamente con deuda, el efecto se multiplica. Por poner un ejemplo negativo, si compraste una vivienda de 300.000€ en el año 2007 con 280.000€ de deuda, y ahora el precio de mercado de la vivienda es 200.000€ y te quedan 210.000€ de deuda, financieramente hubieras estado mucho mejor alquilando seguramente.

Por ello, creo que comprar o no una vivienda es una decisión muy personal.

Tu nivel de endeudamiento depende de tu perfil de riesgo

No existe un nivel óptimo de endeudamiento para todos. Hay personas que pueden y quieren asumir más riesgo y otras menos. Aquellas con un perfil de riesgo mayor podrán endeudarse más que las que tienen un perfil de riesgo menor.

Para dos personas con los mismos ingresos y gastos, tener una hipoteca de 200.000€ para comprar una vivienda de 250.000€, puede suponer que una de las dos esté incómoda con el riesgo y la otra no.

Por tanto, lo importante es tener el nivel de deuda con el que te sientas cómodo.

Cuando el nivel de endeudamiento es peligroso

No obstante, hay ciertos niveles de endeudamiento que se pueden considerar peligrosos para cualquier persona. Como regla general, si el servicio de la deuda (pago de principal más intereses) supone más del 40% de tus ingresos mensuales, esto suele considerarse demasiada deuda. Por otro lado, endeudarse más de 4 veces tu capital actual, suele considerarse señal de mucho riesgo también. Normalmente, la entidad bancaria a la que le solicites el préstamo vigilará que no se excedan estos límites.

Por ejemplo, si tus ingresos mensuales son de 2.000€, el servicio de la deuda no debería ser superior a 800€ al mes. Y si quieres comprar una vivienda de 200.000€, deberías disponer de 40.000€ para invertir y no solicitar una hipoteca de más de 160.000€.

Cuanto menos te cueste hacer frente al servicio de la deuda y menos te endeudes en porcentaje de tu patrimonio, menos expuesto estarás a cambios en tu situación financiera personal o a cambios en el valor del inmueble que estés comprando.

¿Conviene amortizar una hipoteca?

Depende. Cuanto menor es el tipo de interés más deuda puedes asumir, pero como cada uno tiene un nivel de riesgo propio, habrá personas que prefieran amortizar y dormir más tranquilos y otros preferirán utilizar ese importe para realizar otras inversiones. Teniendo en cuenta el riesgo, las dos opciones son equivalentes.

¿Conviene amortizar reduciendo el plazo o la cuota?

Conviene siempre reducir cuota y mantener el plazo inicial. La razón es que reduciendo cuota, por un lado reduces el importe mensual a pagar y por tanto reduces el riesgo de la deuda, y por otro, siempre tienes la opción de hacer más amortizaciones en el futuro al ritmo que quieras.

Si reduces el plazo, no tienes la opción de volver a aumentarlo fácilmente en el futuro. Reduces tu campo de maniobra.

Reducir cuota es la alternativa que mantiene más opciones abiertas, para seguir reduciendo cuota o plazo más adelante.

¿Qué plazo conviene elegir?

Para un mismo tipo de interés, el más largo que te ofrezcan. La razón es que siempre podrás amortizar más adelante al ritmo que te convenga.

Endeudamiento e inversión financiera

En el caso de la inversión financiera, el endeudamiento depende de nuevo del perfil de riesgo. ¿Es mejor invertir 10.000€ en un fondo indexado o invertir 20.000€ pidiendo 10.000€ prestados? Corregidas por riesgo, ambas opciones son totalmente equivalentes (ver artículo «Riesgo, volatilidad y ratio de Sharpe»).

Pero al contrario que con la vivienda habitual donde existe un aspecto más emocional, con la inversión financiera son todo números. Y aquí mi recomendación es que, para la enorme mayoría de los inversores, no conviene endeudarse para invertir en mercados financieros. Y la razón es que una inversión de máximo riesgo en mercados financieros sin deuda ya supone suficiente riesgo para la mayoría de los inversores.

Pasar la crisis de la COVID-19 con las carteras más arriesgadas cayendo un 28% entre el 19/02/2020 y el 23/03/2020 (ver estadísticas) ya es suficientemente duro como para hacerlo con deuda y multiplicar estas pérdidas.

Por esta misma razón hay que evitar instrumentos que de una manera u otra «apalanquen» tu inversión. Por ejemplo, con los CFDs puedes invertir 1.000€ pero comprar acciones por valor de 10.000€, lo que es equivalente a asumir una deuda de 9.000€. Basta una caída de la acción del 10% para que pierdas el 100% de tu inversión.

Conclusión

Asumir deuda para comprar una vivienda es una opción muy personal, pero endeudarse para invertir en mercados financieros es en general una mala idea.

Si aún no eres cliente de Indexa, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil para ver qué cartera de fondos o de planes de pensiones te podemos ofrecer.

Si ya eres cliente, no dudes en invitar a tus amigos y familiares para beneficiaros de un descuento de comisiones en nuestras carteras de fondos.

Revisión semestral de rentabilidad: cuidado al extrapolar

Antes de nada, una advertencia: siempre conviene recordar que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Uno de los chistes estadísticos favoritos de Unai Ansejo (cofundador de Indexa) es aquel en el que un profesor le indica a una recién casada que vaya negociando una tarifa plana con el proveedor de pasteles de boda porque el próximo mes tendrá unas cuatro docenas de maridos. La razón es que extrapolando la evolución de ningún marido ayer a un marido hoy la evolución para el mes que viene es clara.

Ex

Por supuesto, esto no es más que un chiste, pero nos sirve de recordatorio cuando estamos intentando extrapolar algún resultado en base a datos escasos o no representativos del futuro.

Hemos querido comenzar este artículo semestral de revisión de los resultados de las carteras de Indexa recordando esta viñeta porque a raíz de alguna conversación con clientes, percibimos un riesgo de extrapolación de la muy positiva rentabilidad pasada de Indexa hacia el futuro cuando las expectativas deberían ser inferiores.

No sabemos qué van a hacer las carteras en el futuro porque como comentamos en un artículo anterior, la rentabilidad inesperada es muy superior a la rentabilidad esperada. Pero lo que sí podemos decir con cierto nivel de confianza es que la rentabilidad esperada es menor ahora que hace unos años cuando lanzamos Indexa.

Anualmente publicamos la rentabilidad y riesgo esperados de las carteras. Las expectativas que publicamos en enero 2021 son mucho más bajas que las que realmente hemos visto en el período de 2016 a 2021. Es natural que sea así: la rentabilidad de los mercados de acciones y bonos en los últimos años ha sido elevada y queda menos revalorización esperada para el futuro. Por tanto, es menos probable que el futuro de los mercados financieros globales sea tan benigno como lo han sido los últimos años.

Por esta razón no es buena idea extrapolar los resultados pasados de Indexa hacia el futuro. Por poner un ejemplo, nuestra cartera 6/10 de 10 a 100 mil euros, ha rentado un 7,0% anual desde el 31/12/2015 hasta el 30/06/2021 con una volatilidad anual de 8,4%. Con estos datos uno podría llegar a la conclusión de que tras una muestra que parece suficiente de 5 años y medio, la cartera 6/10 de Indexa «dará» un 7,0% con sus altibajos. No obstante, la rentabilidad esperada de esta cartera 6/10 que mostramos para el futuro es de un 2,2%. Es decir, se espera que la rentabilidad futura sea inferior a la realmente realizada en el pasado. O dicho de otra manera, creemos que es más probable que en el futuro veamos una rentabilidad inferior al 7,0% que superior.

Con esto no queremos decir que sepamos lo que va a ocurrir en el futuro especialmente en el corto plazo, y no estamos dando un mensaje de reducir el riesgo de las carteras, ni de aumentarlo. Teniendo en cuenta que la volatilidad esperada para la cartera 6/10 es de 7,6%, esto significa que a un año lo mejor que podemos decir es que la rentabilidad realizada estará con el 95% de confianza en el amplio rango que va de -12,1% a +18,8%. Esto es otra muestra de lo relevante que es la rentabilidad inesperada.

Tampoco queremos decir que hay que buscar otras alternativas de inversión porque no esperemos que las carteras de Indexa den la misma rentabilidad que han dado en el pasado. Otras alternativas de inversión se encuentran exactamente con la misma situación de mercado.

Lo que sí queremos decir es que a largo plazo, lo más razonable que podemos hacer es revisar a la baja nuestras expectativas de rentabilidad como inversores a pesar de la elevada rentabilidad que hemos visto en el pasado. Con tipos de interés en terreno negativo, no podemos aspirar a las mismas rentabilidades que cuando los tipos de interés eran significativamente positivos.

Y en cualquier caso, lo que sí debemos hacer es recordar que podríamos volver a pasar por un movimiento de mercado tan brusco como el que vimos el año pasado en el primer semestre por la crisis global de la COVID-19. Lo más importante es ser conscientes de que llegarán otros períodos muy negativos en bolsa y asumir que no podremos anticiparlo o prevenirlo. Nadie puede anticiparlo o prevenirlo. A lo máximo que puedes aspirar es a sobrellevarlo sabiendo que una inversión diversificada y global eventualmente vuelve a la senda del crecimiento. Para ello es importante conocer las pérdidas máximas anuales que estimamos podrán ver nuestras carteras, sabiendo que en uno de cada 40 años habrá probablemente una pérdida incluso superior:

Pérdida máxima a un año
al 97,5% de confianza (%)
Cartera 1 -7,0%
Cartera 2 -7,3%
Cartera 3 -8,3%
Cartera 4 -10,1%
Cartera 5 -11,0%
Cartera 6 -12,1%
Cartera 7 -13,8%
Cartera 8 -15,0%
Cartera 9 -16,7%
Cartera 10 -17,5%

En el primer semestre de 2021 la rentabilidad de la cartera de fondos más conservadora ha sido de un +1,0% y la de la más agresiva un +12,0%, lo que de momento convierte a 2021 en un muy buen año de rentabilidad en los mercados globales. Y un semestre más, hemos obtenido más rentabilidad que los fondos españoles recogidos por el benchmark de Inverco correspondiente. En concreto, un 1,8% más en 6 meses. Desde que lanzamos Indexa, esta diferencia es de 4,3% anual. De esta forma se constata, que pagar menos comisiones y diversificar globalmente conviene en cualquier situación de mercado.

A continuación, vamos a revisar la rentabilidad en el primer semestre de 2021 y desde hace cinco años y medio en nuestros cuatro servicios de inversión:

  1. Carteras de fondos de inversión
  2. Carteras de planes de pensiones
  3. Carteras de planes de EPSVs
  4. Nuestro fondo de fondos Indexa RV Mixta Internacional 75


Carteras de fondos de inversión

En el primer semestre de 2021, la rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros se ha situado entre +1,0% y +12,0%:

  • +1,0% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • +12,0% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

El primer semestre de 2021 está siendo muy positivo en bolsa (renta variable), pero negativo en los bonos (renta fija). Las acciones han tenido una rentabilidad que se ha situado entre un +4,4% (Acciones de Japón) y +18,7% (Acciones de Estados Unidos). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un -2,9% (Bonos gobiernos europeos) y +1,6% (Bonos europeos ligados a la inflación).

Nombre Clase de activo Rentabilidad 2021-S1 (%)
Fondos de Acciones    
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones globales 16,6%
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Europeas 15,6%
Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Estados Unidos 18,7%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Japón 4,4%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones de mercados emergentes 10,8%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Pacífico sin Japón 13,0%
Fondos de Bonos    
Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins Plus Bonos globales -2,2%
Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins Plus Bonos de empresas europeas -1,1%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg Bonos países emergentes cubiertos a Euro -1,2%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins Plus Bonos de gobiernos europeos -2,9%
Vanguard Euroz Inf Lk Bnd Idx Eur -Ins Plus Bonos europeos ligados a la inflación 1,6%

Este semestre es una muestra más de la capacidad de diversificación que ofrecen los bonos. Estamos viendo como en períodos donde sube la bolsa, los bonos caen, especialmente los bonos con menor riesgo de crédito como los bonos de gobiernos europeos.

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre +1,9% y +15,6%:

  • +1,9% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • +4,8% para el Benchmark de las carteras 4 a 9
  • +15,6% para el Benchmark de la cartera 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark en el primer semestre de 2021 se encuentra entre el rango de -3,6 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 10 y +6,8 p.p. para la cartera 9.

De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas, hemos conseguido añadir en el primer semestre de 2021, 1,8 p.p. de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional, renta variable mixta internacional y renta variable internacional.

En el gráfico a continuación podemos observar la diferencia de rentabilidad acumulada en los últimos cinco años y medio entre las carteras de Indexa y la media de fondos españoles. De media, Indexa ha tenido una rentabilidad 28,9 puntos porcentuales mayor que los fondos españoles comparables en los últimos cinco años y medio:

Esto significa que, tras cinco años y medio, y habiendo visto ya un ciclo completo de subida y bajada de los mercados, las carteras de Indexa han obtenido 4,3 puntos porcentuales de más rentabilidad cada año, lo que equivale al triple de rentabilidad acumulada (43,1% vs. 14,2%).

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Se puede observar que en los cinco años y medio que llevamos operando, Indexa ha obtenido un ratio de Sharpe entre 0,92 y 0,78 (muy por encima del 0,46 esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos), mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe muy bajo (entre +0,23 y +0,52). Esto significa que los inversores con Indexa obtienen en sus carteras la rentabilidad por riesgo que ofrece el mercado mientras que los inversores en fondos de inversión españoles recogidos por Inverco sufren igual el riesgo, pero la rentabilidad se pierde en comisiones.

Carteras de más de 100 mil euros y de menos de 10 mil euros

Hacemos una gestión muy similar entre los tres tamaños de carteras que utilizamos en Indexa: carteras de menos de 10 mil euros, carteras entre 10 y 100 mil euros y carteras de más de 100 mil euros. La principal diferencia es que en carteras más grandes podemos añadir más clases de activos para incrementar aún más la diversificación.

A continuación, puedes ver las diferentes rentabilidades anuales de las diferentes carteras en función del perfil en los cuatro años y medio que llevan operativas (desde el 31/12/2016 hasta el 30/06/2021):

Las diferencias entre las carteras de más de 10 mil euros y las carteras de más de 100 mil euros o de menos de 10 mil euros no son muy apreciables: entre un -0,3 puntos porcentuales (p.p.) y +0,0 p.p. al año para las carteras de más de 100 mil euros y entre -0,4 p.p. y +0,1 p.p. para las carteras de menos de 10 mil euros.

Carteras de planes de pensiones

Con respecto a nuestras carteras de planes de pensiones, en este semestre la rentabilidad se ha situado entre un -0,6% y un +15,1%:

  • -0,6% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10, 10% acciones y 90% bonos)
  • +6,2% para la cartera de riesgo medio (perfil 5/10, 50% acciones).
  • +15,1% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10, 100% acciones).

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de planes de pensiones de renta fija mixta (para las carteras 1 a 3), de renta variable mixta (para las carteras 4 a 7) y de renta variable (para las carteras 8 a 10) calculado por Indexa sobre datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles.

En cuanto al benchmark de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre +2,6% y +12,4%:

  • +2,6% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • +7,5% para el Benchmark de las carteras 4 a 7
  • +12,4% para el Benchmark de las carteras 8 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras de planes de pensiones y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de -3,2 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 1 y +2,7 p.p. para la cartera 10. En promedio, en este semestre hemos perdido -0,4 p.p. sobre la media de los planes de pensiones españoles de renta fija mixta, renta variable mixta y renta variable. La principal razón por la que hemos perdido en media algo de rentabilidad frente al Benchmark es que, los planes de pensiones españoles suelen estar más invertidos en activos europeos que este semestre se han comportado mejor que una inversión global y a que en las categorías de renta fija y renta variable mixta, donde el gestor tiene libertad para aumentar o reducir la exposición a renta fija, parece que actualmente invierten en renta fija a corto plazo, que se ha comportado mejor en el semestre que la renta fija a largo plazo.

En cuanto a la diferencia acumulada media en los primeros cuatro años y medio de nuestros planes de pensiones, desde el 31/12/2016, como podemos ver en el siguiente gráfico, asciende a +9,9 p.p. acumulados (+1,8 p.p. al año).

Planes de EPSV

En octubre del 2018 lanzamos nuestros planes de EPSV (planes de pensiones para los residentes en el País Vasco) que son básicamente idénticos a nuestros planes de pensiones, aunque son vehículos distintos e independientes. En la siguiente gráfica comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones y EPSV en el primer semestre de 2021:

Como se puede observar la rentabilidad media de los perfiles de EPSV ha sido ligeramente inferior en los perfiles conservadores y ligeramente superior en los perfiles más agresivos (-0,6% de diferencia media). Estas pequeñas diferencias se deben al diferente impacto que tiene el porcentaje de efectivo en cada vehículo en función de las entradas y las salidas de dinero.

Fondo Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75

En abril del 2019 lanzamos nuestro primer fondo de fondos con Renta 4 con la vocación de invertir un 75% en renta variable internacional y un 25% de renta fija internacional (equivalente al perfil 9 de las carteras de fondos). Por tanto, la rentabilidad debería ser similar a la obtenida por las carteras 7 y 8 de pensiones (que invierten un 70% y un 80% respectivamente en renta variable). En la siguiente tabla comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones, el fondo de fondos y la categoría de fondos de Inverco a la que pertenece el fondo (renta variable mixta internacional) desde el 30/06/2019 hasta el 30/06/2021:

Nombre Rentabilidad
06/2019 a 06/2021 (%)
Indexa RV Mixta Internacional 75 +25,0%
Indexa cartera planes de pensiones nº 7 +22,7%
Indexa cartera planes de pensiones nº 8 +25,7%
Media Cartera 7 y 8 pensiones +24,2%
Renta variable mixta internacional Inverco +8,4%

Como se puede observar, la rentabilidad de nuestro fondo de fondos y de la media de planes de pensiones (carteras 7 y 8) ha sido muy similar: +25,0% y +24,2% respectivamente, mientras que la rentabilidad de la categoría ha sido de +8,4%. Por tanto, en los dos primeros años de vida, el fondo de fondos ha obtenido una rentabilidad un 16,6% superior a la media de la categoría.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Incorporamos bonos de Estados Unidos y acciones de pequeña capitalización en las carteras de más de 10.000€

Como sabes, uno de nuestros objetivos es ofrecer la máxima diversificación global posible a nuestros clientes porque, cuanto mayor es la diversificación, menor es el riesgo esperado de las carteras. Con este objetivo en mente, estamos continuamente atentos a los fondos indexados que empiezan a estar disponibles en España. Cuando identificamos uno de calidad (que replique de cerca a su índice), lo suficientemente grande y con costes muy bajos, nos planteamos incorporarlo a nuestras carteras y se lo proponemos a nuestro comité asesor que revisa, modifica y valida previamente los cambios que aportamos a nuestras carteras.

En el pasado, ya incorporamos a las carteras de más de 100 mil euros un fondo de acciones de Japón (febrero 2017), uno de bonos de empresas de países emergentes (marzo 2018) y uno de acciones Pacífico ex-Japón (abril 2018), y para carteras de entre 10 y 100 mil euros, un fondo de acciones de Japón (abril 2018). Otras veces hemos cambiado fondos para reducir el coste de gestión de los fondos que utilizamos. Puedes consultar todo el histórico de cambios de nuestra carteras.

Ahora podemos dar tres pasos más: de forma progresiva en los próximos días, incluiremos un fondo de acciones de mediana y pequeña capitalización, un fondo de bonos del gobierno de Estados Unidos con la divisa cubierta a euros y un fondo de bonos de empresas de Estados Unidos con la divisa cubierta a euros a las carteras de entre 10 mil y 100 euros y a las carteras de más de 100 mil euros:

  1. Incluimos un fondo de acciones de pequeña capitalización en las carteras de más de 10 mil euros. Se trata del fondo Vanguard Global Small-Cap Index Fund Institutional Plus EUR Acc (ISIN nº IE00BFRTDD83), que sigue el índice MCSI Global Small Caps en euros que está diseñado para replicar el comportamiento de los segmentos de media y baja capitalización del mercado global de acciones. Es un fondo muy diversificado: las 10 principales posiciones del fondo pesan un 1,89% (dato a 30 de abril de 2021) y tiene 4.307 posiciones. Las tres primeras posiciones en este momento son Caesars Entertainment (0,23%), Charles River Laboratories (0,20%) y Bio-Techne Corporation (0,20%). El coste de la clase Institucional Plus de este fondo es de 0,24% anual y la media de expectativas de rentabilidad anual a largo plazo grandes gestoras es de +5,5% anual.
  2. Incorporamos un fondo de bonos del gobierno de Estados Unidos. Se trata del fondo Vanguard U.S. Government Bond Index Fund Institutional Plus EUR Hedged Acc (ISIN nº IE00BF6T7R10), que sigue al índice Bloomberg Barclays US Government Float Adjusted Bond Index Eur Hedged. El fondo de bonos de gobierno invierte exclusivamente en 353 bonos emitidos por el tesoro estadounidense con una duración media de 6,7 años y una rentabilidad anual esperada en dólares de 0,92%. El coste de la clase institucional plus de este fondo es de 0,06% y la rentabilidad esperada cubierta a euros es de +0,2%.
  3. Incorporamos un fondo de bonos de grandes empresas de Estados Unidos. Se trata del fondo Vanguard U.S. Investment Grade Credit Index Fund Institutional Plus EUR Hedged Acc (ISIN nº IE00BZ04LQ92), que sigue el índice Bloomberg Barclays Global Aggregate USD Credit Float Adjusted Bond Eur Hedged. Este fondo invierte en bonos emitidos por empresas de elevada calidad crediticia con sede en Estados Unidos. Es un fondo muy diversificado: las 10 principales posiciones del fondo pesan un 1,05% y tiene en total 6.357 posiciones. La duración media de la cartera es de 7,5 años y la rentabilidad anual esperada del fondo en dólares es de un 2,0%. Las tres primeras posiciones son General Electric (0,14%), International Bank for Reconstruction & Development (0,11%) y The Southern Company (0,10%). El coste de la clase institucional plus de este fondo es de 0,08% y la rentabilidad esperada cubierta a euros es de +1,3%.

¿Por qué incluir acciones de pequeña y mediana capitalización?

Hemos incluido esta clase de activo en las carteras para diversificar aún más la exposición a renta variable y para incrementar ligeramente la rentabilidad esperada de la carteras. Representan una participación en la propiedad de empresas de pequeña y mediana capitalización (menor de 55.000 millones de dólares) en países desarrollados (principalmente Estados Unidos, Europa y Japón). Las empresas de pequeña capitalización aportan diversificación, a través de exposición a sectores nicho, volatilidad y retorno, asociado a la menor liquidez y mayores expectativas de crecimiento a largo plazo. Por otro lado, estas empresas son relevantes a nivel global, porque pesan aproximadamente un 10% en la capitalización bursátil global.

¿Por qué incluir bonos de gobiernos y corporaciones de Estados Unidos cubiertos a euros?

Hemos incluido esta clase de activo en las carteras para diversificar aún más la exposición a renta fija. Estas clases de activo de renta fija estadounidense diversifican los bonos de gobiernos y corporaciones europeos que ya tenemos en nuestras carteras y exponen la cartera a la inflación y al crecimiento económico estadounidense. De esta forma reducimos el riesgo de crédito de las carteras y diversificamos también el riesgo de tipos de interés ya que la política monetaria de Europa y Estados unidos no están perfectamente sincronizadas.

Estados Unidos es la principal economía a nivel global y sus bonos pesan aproximadamente lo mismo que el total de bonos emitidos en euros.

¿Por qué no cubrimos la divisa del fondo de acciones pero sí la en el de bonos?

La razón es que las coberturas tienen un pequeño coste que reduce ligeramente la rentabilidad esperada pero sólo reducen el riesgo total en la inversión de bonos pero no en acciones. Más información en el artículo cubrir o no cubrir la divisa.

¿Por qué ahora?

Las decisiones que tomamos en el comité de inversiones se toman a largo plazo y no tienen en cuenta la situación de mercado en un determinado momento. Se tratan de decisiones encaminadas a diversificar más las carteras a largo plazo o a reducir los costes.

¿Por qué Vanguard?

La razón es que son los fondos traspasables que nos permiten invertir en las clases de activo con los menores costes que cuentan con un tamaño y seguimiento del índice adecuados. Indexa no recibe ninguna compensación por elegir fondos de Vanguard o de otras gestoras de fondos indexados. Simplemente son los fondos que mejores condiciones reúnen.

Nuevas carteras de más de 100 mil euros

El fondo de empresas de mediana y pequeña capitalización aparece en las carteras a partir del perfil 3 donde la exposición a renta variable es suficientemente relevante. De esta manera, las carteras del perfil 3 al 10, tendrán una asignación que varía entre el 2% y el 7% respectivamente. Para financiar esa nueva compra se traspasará principalmente el fondo de renta variable europea que hasta ahora estaba sobre-representado en las carteras más agresivas y marginalmente del fondo de acciones de Estados Unidos o de países emergentes.

Los fondos de bonos de Estados Unidos (gobierno y corporaciones) aparecen en los diez perfiles de riesgo y se va reduciendo su peso al aumentar el nivel de riesgo. El bono de gobierno de EEUU pesa un 22% en el perfil 1 y baja hasta el 4% en el perfil 10 y el fondo de bonos corporativos pesa un 15% en el perfil 1 y un 4% en el perfil 10. Para financiar esa nueva compra se traspasará principalmente renta fija de gobiernos y corporativos europeos en los perfiles más conservadores atendiendo a un reparto 50-50% entre EEUU y Europa mientras que en los perfiles más agresivos se financia principalmente vendiendo el fondo de bonos ligados a la inflación que hasta ahora estaba sobre-representado en las carteras más agresivas. Los bonos ligados a la inflación representan un 10% de los bonos de gobiernos globales y en las carteras agresivas el peso sobre el total de bonos era muy superior (incluso representaba el 100% en la cartera 10). Esta sobre-representación es algo que arrastramos desde la configuración inicial de las carteras de Indexa que aprovechamos para corregir con este cambio.

Con estos cambios aumenta ligeramente la rentabilidad esperada (de media un 0,1%) y se reduce la volatilidad esperada (de media -0,5%). A continuación mostramos las carteras y los principales datos sobre las mismas.

Ver más información sobre nuestras carteras (esta página se actualizará cuando se haya hecho el cambio en las próximas semanas).

Nuevas carteras de 10 a 100 mil euros

Los cambios que realizamos en las carteras de 10 a 100 mil euros son muy similares a los mostrados anteriormente para carteras de más de 100 mil euros.


Ver más información sobre nuestras carteras (esta página se actualizará cuando se haya hecho el cambio en las próximas semanas).

Carteras de menos de 10 mil euros

Las carteras de menos de 10 mil euros siguen como hasta ahora, con la misma composición que desde enero de 2017 (ver más detalle sobre nuestras carteras), con un fondo de acciones globales indexado sobre el índice MSCI World y un fondo de bonos globales indexado sobre el índice Barclays GA Float Adjusted Bond.

La razón por la que incluimos dos fondos en las carteras de menos de 10 mil euros es que por que debajo de este importe, las carteras se reajustan mejor con dos fondos que con muchos fondos. Además, con dos fondos globales se consigue una diversificación prácticamente igual a la diversificación de las carteras de más de 10 mil euros, que ahora incluyen 8 a 12 fondos.

La razón por la que incluimos más fondos en las carteras de más de 10 mil euros, es que de esta manera podemos ajustar mejor el peso de las clases de activo en la cartera y reducir el coste medio de los fondos. Más información en nuestra pregunta frecuente De 2 a 9 fondos en función del valor de la cartera.

Cambios automatizados: no tienes que hacer nada

Este cambio se realizará de forma automática en los próximos días, empezando con las carteras de más de 10 mil euros con perfil inversor de menor riesgo (perfil 1) para acabar con las carteras de perfil inversor con mayor riesgo (perfil 10). Recibirás un email al inicio del proceso de cambio de tu cartera, para informarte de la composición de tu nueva cartera modelo, y unos días más tarde para confirmar las operaciones que se han completado.

Para las personas físicas residentes en España, el cambio se hará con traspasos de fondos, sin costes ni impacto fiscal.

Para las personas físicas residentes fuera de España y para las personas jurídicas, salvo que se haya solicitado anteriormente la paralización de este tipo de reajustes, el cambio se hará con reembolso de algunas participaciones de los fondos actuales para poder suscribir los nuevos fondos, sin costes, pero con impuesto sobre las ganancias.

Para residentes fuera de España

Para las personas físicas residentes fuera de España, el cambio se hará reembolsando participaciones de algunos fondos para poder suscribir participaciones de los nuevos fondos, sin costes, pero con impacto fiscal. Si es tu caso, si tienes más de 10 mil euros en una cartera de fondos con nosotros, y si no lo has hecho aún, te recomendamos enviarnos un certificado de residencia fiscal en tu país de residencia actual, de menos de 12 meses de antigüedad, para evitar que el banco custodio retenga un 19% sobre las eventuales ganancias en los reembolsos de fondos.

Con estos cambios, profundizamos en nuestra misión de ofrecer a nuestros clientes carteras indexadas, de bajo coste y diversificadas a nivel global.

Si aún no te estás indexando con nosotros, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer.

Si ya eres cliente, no dudes en invitar a tus amigos y familiares y ambos os befeficiaréis de un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

Alcanzamos los 1.000 millones de euros gestionados

Gracias a nuestros clientes, proveedores, empleados y socios. Sin ellos este principio de viaje no hubiera sido posible.

Parece que fue ayer cuando en 2014 decidimos Unai, François y Ramón desarrollar el primer gestor automatizado de inversiones en España, con el apoyo de nuestros socios iniciales José y Luis Martin Cabiedes (Cabiedes & Partners), Yago Arbeloa (Viriditas Ventures), Alejandro Santana y Paloma Cañete (Fides Capital), Álvaro Ortiz (Populate) y Marta Esteve (Soysuper).

De octubre 2014 a febrero 2015 preparamos la solicitud de autorización a la CNMV, de febrero a noviembre seguimos con el proceso de autorización, y en diciembre 2015 pudimos empezar a ofrecer nuestro servicio de gestión discrecional de carteras de fondos de inversión.

Con un millón de euros de inversión de nuestros socios al inicio, empezamos lo que probablemente es la mayor disrupción que haya ocurrido en el sector de la gestión patrimonial en España en la última década. De entrada, conseguimos ofrecer un servicio de gestión de carteras de fondos cuyos costes totales estaban en torno a 0,65% al inicio (y de media 0,48% ahora), 5 veces menos que los costes totales medios de los fondos comparables en España.

Con estos menores costes, al inicio estimábamos que la rentabilidad de nuestras carteras para nuestros clientes sería de +3,4 puntos porcentuales al año por encima de la media de los fondos españoles de renta variable mixta internacional. La realidad es que de momento estamos de media +4,5 puntos porcentuales por encima de la media al año, +29,5 puntos porcentuales por encima de la rentabilidad media acumulada en nuestros primeros 5 años y medio (cartera 6 de 10 a 100 mil euros de 31/12/2015 hasta 31/05/2021 vs. rentabilidad media de los fondos de renta variable mixta internacional recogidos por Inverco, la asociación española de gestoras de fondos).

Desde que iniciamos nuestra actividad en 2015, nuestros clientes nos han pedido más servicios, y les hemos ofrecido algunos de los que más nos demandaban:

Servicio Desde Colaboración Número de clientes (31/05/2021) Volumen gestionado
(31/05/2021)
Volumen medio
por cliente
Carteras de fondos indexados 2015 Inversis,
Cecabank,
BinckBank
31.061 766 M€ 25 k€
Planes de pensiones 2016 Caser Pensiones 9.064 162 M€ 18 k€
Planes de EPSV (País Vasco) 2018 Caser EPSV 811 16 M€ 20 k€
Fondo de fondos Indexa RV Mixta Internacional 75 2019 Renta 4 512 7 M€ 13 k€
Seguro de vida 2019 Caser Seguros 452
Plan de pensiones de empleo 2020 Caser Pensiones 214 1 M€ 2 k€

M€: millones de euros

En el camino, hemos crecido mucho más rápido de lo que esperábamos. Llevamos ya más de 5 años, pero seguimos más que doblando nuestro volumen gestionado cada año, y como se puede observar en la siguiente tabla, no parece que este crecimiento esté frenando:

Fecha Volumen gestionado o asesorado Crecimiento interanual
23/06/2016 6 M€
23/06/2017 44 M€ +633%
23/06/2018 100 M€ +127%
23/06/2019 208 M€ +107%
23/06/2020 469 M€ +125%
23/06/2021 1.000 M€ +113%

1.000 millones € gestionados
Para financiar este crecimiento, aumentamos capital en un par de ocasiones, hasta sumar una inversión total de 3,5 millones de euros, y dimos la bienvenida a nuevos socios: a nuestros asesores Luis M. Viceira, Manuel Conthe y Pedro Luis Uriarte, Ander Michelena y Jon Uriarte (All Iron Ventures), varios inversores privados y miembros de nuestro equipo, además de nuestros socios existentes que continuaron invirtiendo. Aún así, seguimos siendo el gestor automatizado más eficiente en el consumo del capital: 1.000 millones € gestionados por 3,5 millones € de capital, equivalentes a 300 millones gestionados por millón invertido, un ratio decenas de veces más alto que nuestros homólogos europeos (ver comparativa de gestores automatizados europeos).

Primer gestor automatizado rentable

En este camino también alcanzamos un par de hitos importantes: en 2019 tuvimos nuestro primer trimestre rentable como empresa (+18 k€ de beneficio en el tercer trimestre) y en 2020 tuvimos nuestro primer año rentable (+44 k€ en el ejercicio). Es todavía un beneficio relativamente pequeño, pero no menos destacable. Que sepamos, somos el primer gestor automatizado independiente rentable del mundo. Para nosotros se trata de un paso importante porque consideramos que es la mejor manera de poder seguir bajando nuestras comisiones cada año de forma sostenible a largo plazo.

150M€ de ganancias actuales de nuestros clientes

Este volumen total gestionado corresponde a 850 millones de euros de aportaciones netas de nuestros clientes (aportaciones totales menos retiradas totales) y 150 millones de euros de ganancias totales de nuestros clientes en este momento, entre 40 mil clientes, lo que equivale a una media de 3.500 euros de ganancias por cliente.

1.000 M€ que nos permitirán bajar de nuevo las comisiones

Gracias a este nuevo hito que hemos alcanzado ahora, este primer millardo (mil millones) de euros gestionados, y a nuestra rentabilidad como sociedad, podemos seguir con nuestro círculo de éxito: menos comisiones → más rentabilidad para nuestros clientes → más volumen → lo que nos permite de nuevo bajar las comisiones.

Como cada año, anunciaremos la próxima bajada de comisiones en diciembre, para tomar efecto a partir del 1 de enero (ver histórico de bajadas de comisiones).

También aprovecharemos nuestro crecimiento para expandir nuestro modelo a más países, como en Bélgica donde estamos activos desde noviembre 2020, y próximamente también en algún otro país europeo.

Sólo es el principio

Este hito simbólico, del primer millardo gestionado, sólo es un paso más en el auge de la gestión automatizada e indexada en España y en Europa. Esperamos poder seguir ofreciendo nuestros servicios a cada vez más inversores, pasar de los 40 mil que somos ahora a 400 mil en los próximos años, y convertirnos probablemente en la mayor gestora independiente (no bancaria ni aseguradora) en España en los próximos 5 años. En el camino, seguiremos cuidando del interés de nuestros clientes y bajando comisiones, porque, como ya sabes, menos costes, más rentabilidad.

Si aún no te estás indexando con nosotros, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer.

Si ya eres cliente, no dudes en invitar a tus amigos y familiares y ambos os befeficiaréis de un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

El efecto de la inflación en nuestras carteras indexadas

Como está habiendo ruido informativo acerca de un posible futuro aumento de la inflación, varios clientes nos han preguntado sobre el efecto que tendría la «más que previsible» (en palabras de un cliente) inflación en las carteras y qué medidas estamos tomando en Indexa al respecto. En la construcción de las carteras actuales ya hemos tenido en cuenta el efecto de la inflación y en este artículo os vamos a explicar cómo se ha tenido en cuenta.

Inflación y expectativa de inflación

Antes de nada, me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre la diferencia entre la inflación y la expectativa de inflación. La inflación es un dato observable que publican los servicios de estadística de cada país, mientras que la expectativa de inflación refleja la inflación que los inversores esperan que haya en el futuro. Esta expectativa no es observable y hay que estimarla de manera indirecta. Las expectativas de inflación son las que afectan a los precios de los activos y varían mucho más que el dato real de inflación.

A medida que la pandemia de la COVID-19 va quedando atrás, las expectativas de inflación han ido aumentado sobre la base de que la recuperación económica y los estímulos monetarios van a generar inflación en el futuro. Por ejemplo, las expectativas de inflación europea que recogen los swaps de inflación a 5 años dentro de 5 años ahora son del 1,6% y al principio del año era un 1,3%. Los swaps de inflación son productos derivados que operan grandes inversores institucionales.

Este aumento de las expectativas, implica que es probable que por lo menos parcialmente el efecto de esta futura inflación ya esté recogido en el precio actual de las acciones y de los bonos por el mercado. Por tanto, el hecho de que a futuro la inflación aumente podría no tener efecto futuro porque esta expectativa podría estar ya recogida en los precios actuales. Lo que sí tendrá efecto es si las expectativas de inflación aumentasen sobre las expectativas actuales.

Esto es muy importante: las expectativas pueden aumentar, pero también podrían reducirse. Nadie sabe lo que harán las expectativas en el futuro, si aumentar o bajar. Hay muchas razones para esperar que la inflación suba mucho en el futuro (recuperación, estímulos monetarios) pero también hay muchas razones para lo contrario (digitalización, servicios deflacionarios como por ejemplo nuestros servicios cuyos precios bajan año tras año). La mejor estimación que podemos hacer para la inflación futura es la actual expectativa de inflación.

El efecto de las expectativas de inflación en las diferentes clases de activo

Las expectativas de inflación afectan de diferente manera a las acciones, a los bonos nominales y a los bonos ligados a la inflación. A los activos que protegen contra la inflación se les suele llamar «activos reales» y a los que no protegen contra la inflación «activos nominales».

El precio de las acciones tiende a incorporar los incrementos de inflación moderados a altos. La razón es que el precio de la acción de una empresa está correlacionado con el valor de las ventas y el precio de los bienes y servicios que venden las empresas, que también suben con la inflación. Como ejemplo, en lo que llevamos de 2021 hasta el 3 de junio, a pesar del incremento de las expectativas de inflación del 1,3% al 1,6%, las acciones europeas han subido un +14,8%. En el caso de hiperinflación (inflación muy alta), las acciones se verían afectadas negativamente por la crisis económica que habitualmente suele provocar un episodio de hiperinflación. No obstante, es muy poco habitual que aparezca hiperinflación en las economías diversificadas, desarrolladas y grandes como la zona euro o Estados Unidos.

Los bonos nominales se ven afectados negativamente por el incremento de las expectativas de inflación. La razón es que normalmente cuando las expectativas de inflación aumentan, el mercado espera que en el futuro el banco central correspondiente aumente los tipos de interés lo que incrementa el tipo de interés a largo plazo de los bonos. Y un aumento de tipos de interés conlleva una caída del precio de los bonos actuales porque tienen un tipo de interés más bajo que los nuevos bonos que se emitirán. Como ejemplo, en el 2021 el fondo de bonos gubernamentales europeos Vanguard Euro Government Bond Index Fund Institutional Plus EUR Acc, que incluimos en algunas de nuestras carteras, lleva una caída del -3,3%.

Los bonos ligados a la inflación se ven parcialmente afectados por la expectativa de inflación. Por el lado positivo, como el nominal del bono se incrementa con la inflación esta parte protege. Por el lado negativo, al tratarse de un bono, aplica lo comentado en el párrafo anterior sobre el aumento de los tipos de interés a largo plazo y la caída del precio de los bonos. En el año 2021, el efecto combinado está siendo positivo con una subida del +1,3% para el fondo de bonos ligados a la inflación Vanguard Eurozone Inflation-Linked Bond Index Fund Institutional Plus EUR Acc, que está incluido en todas nuestras carteras de más de 10 mil euros.

El efecto de las expectativas de inflación en una cartera diversificada

Como hemos observado, las clases de activo tienen un comportamiento diferente frente a las expectativas de inflación. Las carteras de Indexa se construyen utilizando diferentes clases de activo para diversificar las fuentes de rentabilidad y de riesgo, entre los que se encuentra la inflación.

La única forma de eliminar el riesgo de inflación (al alza y a la baja, recordemos) es tener una cartera compuesta 100% por activos reales, que en nuestro caso serían acciones. Una cartera 100% acciones supone asumir mucho riesgo y desaprovechar la diversificación que aportan los bonos. Las otras alternativas para reducir el riesgo de inflación como los bonos a corto plazo o el efectivo tienen sus problemas. Los bonos a corto plazo tienen una rentabilidad esperada más negativa que los bonos a largo y con el efectivo se asume un riesgo de crédito muy concentrado.

Nuestra recomendación ante la situación actual

Una vez más nuestra recomendación es no responder a movimientos de mercado (en este caso el aumento de las expectativas de inflación) ni al ruido mediático, y mantener las carteras actuales que están concebidas y optimizadas para el largo plazo.

Si aún no te estás indexando con nosotros, no dudes en probar responder a nuestro test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera de fondos o planes de pensiones te podemos proponer.

Nuestro fondo Indexa RV Mixta Internacional 75 cumple dos años

Hace dos años, lanzábamos nuestro primer fondo de fondos indexados, el fondo Indexa RV Mixta Internacional 75 FI (ISIN nº ES0148181003), administrado por Renta 4 y subgestionado por Indexa. El objetivo era atender a algunos clientes que prefieren invertir en un fondo de fondos en lugar de en una cartera de fondos o que quieren empezar a invertir un importe menor que la inversión mínima en nuestras carteras de fondos.

El modelo de gestión es esencialmente el mismo (diversificación global con mínimos costes), con un 75% de acciones y un 25% de bonos, equivalente a una cartera 9 en Indexa.

Ahora que el fondo ha cumplido su segundo año, podemos sacar un segundo balance.

Quinta posición de rentabilidad en apenas 2 años

Nuestra propuesta de menores costes y con ello una mayor rentabilidad (o menores pérdidas) ya está dando sus frutos. En los últimos dos años, del 30 de abril de 2019 al 30 de abril de 2021, el fondo ha obtenido una rentabilidad acumulada de 21,1% (10,0% anual), 14,4 puntos porcentuales por encima de la media de su categoría que ha sido de 6,7% en el mismo periodo (3,3% anual, Renta Variable Mixta Internacional de Inverco, la asociación española de gestoras de fondos de inversión). En dos años, nuestro fondo ya es el nº5 más rentable de los 167 fondos de su categoría (21 fondos han cerrado o se han fusionado en los últimos dos años) y seguimos confiando que a lo largo de los próximos años seguirá subiendo puestos en el ranking y seguirá siendo uno de los más rentables de su categoría.
En la siguiente imagen se puede observar la rentabilidad de los 167 fondos de la categoría. Cada barra del histograma es un fondo, desde el fondo con mayor rentabilidad a la izquierda (el fondo Bona-Renda), con una rentabilidad de +23,6% en los 24 últimos meses, hasta los fondos con pérdidas a la derecha (fondo Gestión Boutique III / Neo Activa con una rentabilidad de -26,7%). Nuestro fondo, Indexa RV Mixta Internacional 75 es el nº5 por la izquierda, en azul en la imagen.

La cartera del fondo sigue siendo la misma que cuando lo estrenamos hace dos años, y consiste básicamente en una cartera de acciones globales por el 75% del fondo y un 25% en bonos globales:

Volumen gestionado y carne en el asador (skin in the game)

En cuanto a volumen gestionado, el fondo ya ha alcanzado los 6,2 millones de euros gestionados, de 504 partícipes (a cierre de abril 2021), de los cuales mas de 2,9 millones de euros han sido aportados por los gestores y socios de Indexa.

Unos costes totales de 0,71% que seguirán bajando conforme crezca el fondo

En cuanto a costes, tras bajar la comisión de gestión del fondo a 0,34% (vs. 0,35% antes) el pasado 01 de enero 2021, estimamos que los costes totales del fondo están ahora en 0,71%:

  • 0,34% de comisión de Renta 4 Gestora SGIIC (que incluye la comisión de sub-gestión de Indexa Capital)
  • 0,10% de comisión de depositaria de Renta 4 Banco
  • 0,12% de coste medio de los ETFs en los que invierte el fondo
  • 0,15% (vs. 0,25% antes) de otros costes estimados el segundo año (auditoría, tasas CNMV, corretaje, …) cuyo porcentaje irá bajando conforme crezca el volumen del fondo

Más fondos de fondos Indexa en los próximos años

Nuestra intención es lanzar más fondos a partir del próximo año, probablemente primero uno de 100% acciones (Renta Variable Internacional), luego uno de 25% acciones (Renta Fija Mixta Internacional) y luego uno de 100% bonos (Renta Fija Internacional). Seguiremos informando. La razón por la que no lanzamos todos los fondos a la vez es que queremos poder aportar una inversión inicial de mínimo 3 millones de euros en cada fondo para lanzarlos ya con cierta masa crítica que nos permita alcanzar unos costes muy bajos desde el inicio.

Disponible en Renta 4 y en MyInvestor

Nuestra recomendación sigue siendo que contrates una cartera de fondos con Indexa, pero si por alguna razón no tuvieras acceso a nuestras carteras de fondos o en caso de preferir invertir en nuestro fondo de fondos, podrás encontrarlo y contratarlo de momento en Renta 4 y en MyInvestor. Está pensado especialmente para los siguientes casos:

  • Empresas o personas jurídicas que prefieren invertir en un fondo de fondos en lugar de en una cartera de fondos
  • Clientes con menos de 3.000€, que todavía no tienen el importe mínimo para contratar una cartera de fondos con Indexa
  • Clientes de plataformas de fondos que prefieren contratar nuestra gestión vía un fondo en lugar de delegarnos la gestión de una cartera
  • Clientes de Indexa que desean tener parte de sus inversiones fuera de Indexa (gestionamos las inversiones del fondo pero no tenemos los datos de los partícipes en el fondo, sólo los tiene la gestora, Renta 4)
  • Clientes residentes fuera de la Unión Europea, Reino Unido o Suiza que no pueden contratar una cartera de fondos con Indexa, sí pueden abrirse una cuenta en un bróker en España y contratar nuestro fondo de fondos (ej. Renta 4 Banco abre cuenta para residentes de la mayoría de los países del mundo).

Replica física vs. réplica sintética

En el artículo Réplica física, por muestreo o sintética (fondos indexados y ETFs) explicamos las diferencias en los fondos indexados de réplica física (tienen las acciones o bonos que conforman el índice) con los de réplica sintética (el fondo indexado firma un contrato derivado o total return swap con un banco que se compromete a pagar al fondo la rentabilidad del índice a cambio de una comisión).

Si uno accede a las posiciones de un fondo indexado de réplica sintética, habitualmente observará que la cartera de acciones o bonos no tiene nada que ver con el índice que se quiere replicar. A esta cartera alternativa se le llamada «cesta de referencia» y el derivado que se firma intercambia la rentabilidad de esta cesta por la rentabilidad del índice que se busca replicar. En este caso estaríamos hablando de un swap unfunded.

Otras veces veremos que directamente sólo hay una posición en un instrumento derivado llamado Fully funded swap o algo similar. En este caso, en el balance del fondo indexado no habrá acciones ni bonos, pero lo que si existirá es una cartera colateral (Collateral pool) a la que el fondo tiene recurso en caso de impago del derivado, pero de la que es muy difícil obtener información.

Por otro lado, en el caso de la réplica física, si miramos las posiciones del fondo, veremos o bien todas las acciones o bonos que conforman el índice (réplica física o completa) o la mayoría de las posiciones (réplica por muestreo).

Ventajas y desventajas de los fondos de réplica sintética

Las principales ventajas de los fondos de réplica sintética son:

  1. En general menor volatilidad: tienden a seguir el índice que replican con menos volatilidad que los fondos de réplica física, especialmente en el caso de inversiones más ilíquidas como los mercados emergentes o las empresas de pequeña capitalización.
  2. Posible mejor fiscalidad: en algunos casos, como la inversión en acciones de Estados Unidos, permiten evitar la retención del dividendo del 30% que sufren los fondos indexados de réplica física (15% en el caso de ETFs).

Las principales desventajas de los fondos de réplica sintética son:

  1. Menor transparencia: la transparencia del origen de la rentabilidad y de los costes en los fondos de réplica sintética es mucho menor que la de los fondos de réplica física.
  2. En general, menor rentabilidad: en los casos donde no hay mejor fiscalidad para la réplica sintética, la rentabilidad acaba siendo menor que el fondo de réplica física comparable (fuente: Vanguard, estudio práctico para ETFs que siguen el índice MSCI Emerging Markets, An overview of physical and synthetic ETF structures, diciembre 2020).
  3. El riesgo de crédito asumido es elevado.

En Indexa preferimos evitar el uso de los fondos de réplica sintética porque pensamos que sus ventajas no compensan el elevado riesgo de crédito que se asume. Sin embargo, como vimos en el artículo El préstamo de títulos en los fondos indexados, los fondos de réplica física también asumen cierto riesgo de crédito, aunque mucho más limitado (de media sobre el 1,5% en el caso de los fondos de acciones de Vanguard).

A partir de allí, uno se podría preguntar: ¿Por qué rechazamos el riesgo de crédito del derivado de los fondos de réplica sintética pero aceptamos el riesgo de crédito del programa de préstamo de títulos de los fondos de réplica física?

La respuesta es el tamaño del riesgo de crédito. Como vimos en el artículo El préstamo de títulos en los fondos indexados, el porcentaje de títulos prestado por los fondos de Vanguard en los años 2018 a 2020 ha sido de tan sólo un 1,5%, mientras que el derivado que se firma en los fondos de réplica sintética expone el 100% del fondo. A pesar de todos los mecanismos de mitigación de riesgo que se establecen incluso por regulación, en nuestra opinión es un riesgo que es mejor evitar cuando se pueda.

Si observamos la cantidad de dinero invertido en ETFs en función del tipo de réplica comprobamos que los inversores opinan de forma similar a nosotros. En Estados Unidos, el porcentaje de ETFs de réplica física es superior al 99% y en Europa es superior al 85%:

Conclusión

El riesgo de crédito de los derivados que forman parte de los fondos indexados de réplica sintética es sustancialmente superior al riesgo de crédito asumido por el préstamo de títulos que realizan los fondos indexados. En nuestra opinión, en la medida de lo posible, conviene evitar los fondos de réplica sintética.