El homo indexatus, invertir a largo plazo y los “cisnes negros”


Los gestores recomendamos invertir a largo plazo y en general también insistimos en la importancia de la diversificación. Acudimos a datos históricos de índices para mostrar como la rentabilidad de los mercados a largo plazo merece la pena. “A largo plazo la bolsa renta un x% así que siéntate, se paciente y deja que el capitalismo trabaje por ti”.

No obstante, si uno echa la vista atrás, la historia está repleta de eventos extremos e inesperados que cambiaron el tablero de la inversión en muchas geografías. Por ejemplo, el surgimiento del comunismo en China 1949 o la revolución soviética en Rusia en 1917 hicieron que los inversores en la bolsa China o Rusa perdieran todo el dinero invertido.

Estos eventos que cambian la estructura del mercado y que tienen un impacto extremo se han popularizado como “cisnes negros” por Nassim Nicolás Taleb. Es su libro “El Cisne Negro”, Taleb viene a decir que como lo realmente importante no es predecible no vale la pena perder el tiempo intentando predecir o medir la rentabilidad y riesgo de tu cartera: es un trabajo fútil.

Así que un inversor que se indexa con nosotros a largo plazo haría muy bien en preguntarse si, en caso de que ocurriera un cisne negro en el futuro, se cumplirían las expectativas de rentabilidad que tenemos o no.

Personalmente yo tenía la siguiente duda desde hace tiempo: ¿Cómo le hubiera ido a un inversor indexado al mundo desde 1900? Ya sabemos que el mercado americano ha ido fantásticamente bien. Pero alguien que hubiera estado invertido en todos los mercados proporcionalmente a su importancia desde 1900 y que se hubiera cruzado con todos los eventos del siglo XX y el comienzo del XXI, ¿hubiera ganado dinero o hubiera perdido dinero? A este inversor vamos a llamarle homo indexatus ya que claramente es una especie superior al homo sapiens por haber estado indexado al mundo en 1900 cuando estábamos en un mundo imperialista y cuando haber estado diversificado a nivel global era muy complicado.

Lamentablemente buscar datos tan antiguos es extremadamente difícil, especialmente para los mercados no desarrollados. Por suerte, recientemente nos ha llegado a través de nuestro asesor Luis M. Viceira el “Credit Suisse Global Investment Returns Yearbook 2019” realizado por Elroy Dimson y sus colaboradores Paul Marsh y Mike Staunton, que han realizado el enorme trabajo de recopilar esta información.

Vamos a utilizar los datos de este informe para comprobar hasta qué punto te hubieran afectado los cisnes negros del siglo pasado para comprobar si podemos estar un poco más tranquilos de cara al futuro de nuestras inversiones. Ya sé que por definición no vale de nada extrapolar los cisnes negros del pasado, porque los del futuro serán distintos, pero 119 años de historia, desde 1900 hasta ahora, son muchos años.

El mundo en 1899

El mundo en 1899 era totalmente diferente. Prácticamente nadie había conducido un coche, hablado por teléfono, utilizado luz eléctrica o visto una película. Por supuesto, no había ordenadores, ni internet, ni televisión, ni aviones, ni móviles. En aquella época el mundo estaba inmerso en una revolución industrial que dio lugar a la electricidad, las comunicaciones, la industria química o la del petróleo. El sector predominante entonces eran los ferrocarriles. En Reino Unido, las empresas relacionadas con el transporte ferroviario acaparaban casi el 50% de toda la capitalización, mientras que en Estados Unidos superaban el 60%. Por otro lado, los principales sectores de hoy en día (Tecnología, Salud o Petróleo) ni siquiera existían. Si un inversor de entonces apareciera en 2019, no sabría qué hacer.

En cuanto a la balanza de poder y riqueza global era totalmente distinta a la de hoy.  En 1899, los cinco mayores mercados de valores del mundo eran, Reino Unido (25%), Estados Unidos (15%), Alemania (13%), Francia (12%), Rusia (6%), Austria (5%) y Bélgica (4%).

El mundo en 2019

El mundo de 2019 es un mundo mucho más global, donde las grandes empresas venden en todo el mundo independientemente de su origen. La capitalización bursátil está muchísimo más centralizada en Estados Unidos (53%), seguidos de lejos por el resto de países: Japón (8%), Reino Unido (5%), China (3%), Francia (3%) y Alemania (3%).

Por tanto, el mercado de Estados Unidos es el que mayor crecimiento ha presentado en los últimos 120 años: en términos nominales ha rentado un 9,4% al año (equivalente a multiplicar por 44.663 la inversión), mientras que en términos reales (descontando la inflación) ha rentado un 6,4% anual (equivalente a multiplicar por 1.521 tu inversión). Así que está claro que invertir en el mercado de Estados Unidos en 1899 hubiera sido tremendamente exitoso.

Pero un homo indexatus no elige mercados concretos, porque es consciente de que no se puede saber qué economía va a destacar en el futuro. En aquella época, el mercado más prometedor hubiera parecido ser seguramente el Reino Unido, que sin embargo obtuvo una rentabilidad real menor a la de Estados Unidos (5,4% anual en el Reino Unido desde 1899 hasta 2018, vs. 6,4% en Estados Unidos).

La rentabilidad del homo indexatus desde 1899 hasta 2018

¿Cómo le hubiera ido al homo indexatus que hubiera invertido de acuerdo con el tamaño de las empresas (cuanto mayor fuera la capitalización de la empresa mayor inversión)? La respuesta es que hubiera obtenido una rentabilidad real de 5,0% anual (esto significa que hubiera aumentado un 5% su poder adquisitivo cada año). Y esta rentabilidad incluye haber sufrido todos los cisnes negros de los últimos 120 años. Incluye haber invertido en todos los mercados que desaparecieron, como Rusia que pesaba un 6% en 1899, el mercado japonés, que cayó un 85% en el año 1946 tras el bombardeo nuclear, y el mercado europeo cayó un 47% en la crisis crediticia de 2008.

En la siguiente gráfica y en la tabla correspondiente puedes encontrar un resumen tanto de las rentabilidades reales como de la volatilidad anual de diferentes países y del mundo en el período 1899-2018:

1899-2018 Rentabilidad real anual
(descontando la inflación)
Volatilidad
(riesgo)
Ratio de Sharpe
(rentabilidad / riesgo)
Estados Unidos 6,4% 19,9% 0,32*
Mundo 5,0% 17,4% 0,29
Reino Unido 5,4% 19,7% 0,27
Suiza 4,4% 19,4% 0,23
Europa 4,2% 19,8% 0,21
Japón 4,1% 29,3% 0,14

* Fe de errata 15/11/2019: en una versión anterior, EEUU parecía por error con un ratio de Sharpe de 0,23 en lugar del dato correcto de 0,32. Lamentamos el fallo y pedimos disculpas por la confusión que hemos podido ocasionar.

Lo más reseñable de este cuadro es algo que un homo indexatus conoce bien: diversificar paga. El segundo ratio de Sharpe más alto (que mide la rentabilidad por riesgo) lo encontramos al invertir en el mundo. Podrías haber tenido un ratio de Sharpe mayor invirtiendo en Estados Unidos pero para ello habría que haber tenido la suerte de elegir este mercado para concentrar tu inversión desde 1900. En todos los demás mercados comparados (Reino Unido, Suiza, Europa y Japón) el ratio de Sharpe ha sido menor que la rentabilidad por riesgo del mundo.

Por otro lado, es conveniente destacar que el ratio de Sharpe que ofrecen a largo plazo lo mercados está en torno a 0,25%, mientras que en el último informe de rentabilidad de Indexa, veíamos que el ratio de Sharpe de nuestras diferentes carteras desde el lanzamiento hasta el 30/06/2019, se encontraba en el rango 0,76-1,10 muy por encima de la media de los últimos 120 años. Esto implica que muy posiblemente en el futuro veamos un aumento de la volatilidad o una disminución de la rentabilidad o los dos simultáneamente.

Conclusión

En este artículo hemos utilizado los datos del colosal estudio “Credit Suisse Global Investment Returns Yearbook 2019” para mostrar que haber comprado el mundo en el año 1899 hubiera sido una magnífica decisión de inversión. De hecho, hemos mostrado que, corregida por riesgo, invertir en una cartera global habría sido una mejor opción que invertir individualmente en las bolsas nacionales, salvo si hubieras tenido la suerte de elegir la que ha resultado ser la más exitosa en este periodo (Estados Unidos).

Por tanto, en base a 120 años de historia, la estrategia de “comprar el mundo” sigue mostrándose como una estrategia ganadora (haciendo notar como siempre que rentabilidades pasadas no aseguran ni predicen rentabilidades futuras).

Tu paga: nuevo servicio para clientes que buscan un ingreso recurrente


A muchos inversores les gusta invertir en activos que les dan algunos ingresos recurrentes. Los hay, por ejemplo, que invierten en inmobiliario para tener los ingresos del alquiler, los que invierten en empresas que pagan dividendos y los que invierten en préstamos para cobrar los intereses.

El problema de todas estas opciones (inmobiliario, dividendos o intereses) en nuestra opinión es doble:

  1. Incertidumbre: no puedes elegir el importe exacto que quieres cobrar ni la periodicidad (por ejemplo, el importe del dividendo lo decide la empresa que los paga)
  2. Impuestos: pagas impuestos sobre el 100% del ingreso que recibes.

Para solucionar estos problemas, hemos desarrollado una nueva funcionalidad: tu paga mensual, o lo que es lo mismo, la posibilidad de solicitar un ingreso recurrente de tu cartera de fondos. Somos los primeros en ofrecer este servicio en España (que sepamos).

¿Para quién?

La mayoría de nuestros clientes, con una edad media de 42 años, están en fase de acumulación. Para ellos, lo que interesa es hacer aportaciones periódicas, no retiradas periódicas.

Sin embargo, también tenemos muchos clientes que, por edad, o por su etapa profesional, están en fase de gastar una parte de lo invertido y necesitan un ingreso complementario a sus otros ingresos. Son emprendedores que han vendido su negocio y buscan un ingreso recurrente para cubrir sus gastos, inversores profesionales cuyos ingresos mensuales no cubren sus gastos, jubilados que están en un momento de gastar una parte de lo ahorrado e invertido, …

¿Cómo funciona tu paga mensual?

Los clientes de una cartera de fondos indexados pueden solicitar una retirada periódica, mensual, trimestral o anual, del importe que deseen cobrar de su cuenta de fondos. Cada mes, Indexa procederá a reembolsar algunas participaciones de fondos para poder transferir el importe correspondiente al cliente entorno al día 25 del mes, del trimestre o del año. Los reembolsos se harán con optimización fiscal, minimizando las ganancias o las pérdidas para que tengan el menor impacto posible en la declaración de la renta del cliente.

Aprovechamos la solicitud de retirada periódica para informar al cliente sobre tres datos relevantes para su planificación financiera indexada, estimados en base a su cartera actual:

  1. Calculamos cuántos años le podría durar esta retirada periódica
  2. Calculamos el importe máximo que puede retirar al mes para mantener su capital intacto en términos reales (incluyendo la inflación)
  3. Calculamos el importe máximo que puede retirar para que la retirada le dure más allá de los 100 años de edad

Costes

Se trata de un servicio que incluimos dentro de nuestro servicio de gestión automatizada e indexada de carteras, sin costes adicionales por parte de Indexa. En cuanto al banco custodio, por tarifas, podría cobrar 1 € por transferencia nacional o zona euro, aunque de momento no lo está cobrando.

Menos impuestos que si cobras dividendos, intereses o un alquiler

Hacer una retirada periódica de una cuenta de inversión es muchísimo más interesante a nivel fiscal que cobrar dividendos y otros ingresos.

Por ejemplo, si retiras 1.000€ de tu cartera de fondos, con 100€ de plusvalías, el banco custodio retendrá 19€ (un 19% sobre las ganancias), los pagará a hacienda de tu parte y los incluirá por defecto en tu declaración de la renta.

Si te corresponden 1.000€ de dividendos, el 100% del ingreso es un rendimiento del capital, y el banco custodio te retendrá 190€.

Retirada fondos vs Dividendos - Tu paga mensual Indexa

Es una diferencia significativa: en retiradas por reembolso de fondos tributas sólo sobre las ganancias, mientras en el caso de dividendos (u otros ingresos) tributas sobre el 100% del ingreso.

En ambos casos, al final, acabarás pagando el mismo impuesto, pero en el caso de los fondos pospones el impuesto y te quedas con la rentabilidad del impuesto diferido durante todos los años que lo estás difiriendo.

Por ello, desde Indexa invertimos en fondos de acumulación (que reinvierten los dividendos) y no en fondos de reparto (que distribuyen los dividendos). Lo comentamos con más detalles en nuestro artículo “Fondos de acumulación vs. fondos de distribución”.

Conclusión

En conclusión, en caso de que busques cobrar una renta periódica de tu inversión, nuestra recomendación es que lo hagas con “Tu paga”, que consiste en una retirada periódica de dinero de tu cartera de fondos. Es una opción que te dará más control sobre el importe cobrado y con menos impuestos a corto plazo que si cobrarás dividendos, intereses o un alquiler de un bien inmobiliario.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Cambio del fondo indexado de acciones europeas


Recientemente, Vanguard ha anunciado una reducción de costes en toda su gama de fondos registrados en Europa. Como consecuencia de esta reducción de comisiones, hemos decidido cambiar el fondo que actualmente utilizamos para invertir en acciones europeas (Pictet Europe Idx -I) por el fondo Vanguard European Stk Idx Eur -Ins (código ISIN nº IE0007987708).

La razón del cambio es que el fondo de Vanguard tiene ahora una comisión extremadamente competitiva de 0,12% frente al 0,25% del fondo de Pictet. Ambos fondos siguen el índice MSCI Europe, ambos fondos siguen adecuadamente el índice (“tracking error” respectivamente de 0,86% y 0,12% respectivamente) mientras que el fondo de Vanguard es actualmente más de 4 veces más grande que el del fondo de Pictet:

Comparativa Pictet – Vanguard Europa Pictet
(LU0188800162)
Vanguard
(IE0007987708)
Coste total (TER)
(más bajo = más rentabilidad)
0,25% 0,12%
Tracking error
(más bajo = mejor seguimiento del índice)
0,12% 0,86%
Volumen
(más grande = mayor liquidez y menores costes)
671 M€ 2.724 M€

Nota técnica sobre la diferencia de tracking error (para techies): la diferencia de tracking error entre Pictet se debe a que Pictet utiliza el Dual Price y Vanguard el Swing Price. Con dual price el Tracking Error es menor porque se calcula con un precio al que en realidad nadie compra o vende (no se calcula con el valor liquidativo real al que compran y venden los partícípes cada día).

La principal consecuencia de este cambio de fondo es una rebaja de comisiones de los fondos. Nuestras carteras pasan a tener un coste medio de los fondos de 0,13% (vs. 0,15% antes), con un máximo de 0,17% en la cartera 10 de menos de 10 mil euros y un mínimo de 0,12% en la cartera 1 de más de 10 mil euros. Con ello, el coste medio total de nuestras carteras baja de 0,59% a 0,57% ahora (0,13% coste medio de los fondos + 0,18% comisión de custodia de Inversis Banco + 0,26% comisión de gestión media de Indexa).

Pictet Europe vs Vanguard Europe 11/2019

Tanto el fondo de Pictet como el de Vanguard utilizan el swing price para reducir el impacto de entradas y salidas sobre los partícipes que ya están en el fondo. Este Swing Price, o precio oscilante, implica que el precio de los fondos baja en caso de reembolso masivo en un día o sube en caso de suscripción masiva en un día. Para reducir al máximo el impacto del swing price en el traspaso de las carteras de Indexa, iremos realizando el cambio de fondo en las carteras paulatinamente a lo largo de los próximos días. En total, traspasaremos más de 28 millones de inversión de nuestros clientes desde un fondo hacia el otro.

Este cambio de fondo afecta a nuestras carteras de fondos de más de 10 mil euros, que tienen una parte de su inversión en el fondo de Pictet. Es el primer cambio que realizamos en las carteras de fondos en 2019, y el noveno cambio desde 2015 (ver cambios anteriores), siempre buscando mayor diversificación y menores costes.

Con este nuevo paso seguimos progresando con nuestro círculo de éxito: más volumen, menos costes y más rentabilidad para nuestros clientes. Es la octava vez que conseguimos reducir las comisiones totales en nuestras carteras de fondos para nuestros clientes, y esperamos poder seguir bajándolas en los próximos meses y años.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Lanzamos el seguro de vida Indexa


Después de lanzar nuestro servicio de gestión discrecional de carteras de fondos (2015), de planes de pensiones (2016), de EPSV (2018) y nuestro fondo de fondos (2019), hoy inauguramos oficialmente nuestro nuevo servicio: el seguro de vida Indexa, en colaboración con Caser, probablemente el seguro de vida más económico del mercado.

La idea surgió hace un par de años, cuando un alto directivo de un gran banco nos preguntó por qué nos metíamos tanto contra las altas comisiones de la banca privada, cuando donde había comisiones más altas aún era en los seguros de vida. En los seguros de vida, que suelen estar distribuidos por bancos y estar vinculados a la contratación de una hipoteca, no es raro observar márgenes brutos del 80% sobre lo que paga el cliente. Un 20% de las primas que paga el cliente van a cubrir el riesgo y el 80% son costes de distribución.

Este comentario nos dio una idea. Como dice Jeff Bezos (fundador de Amazon): “Your margin is my opportunity”. Las altas comisiones de los bancos son una oportunidad para Indexa y para sus clientes. Estas altas comisiones significan que hay una oportunidad de ofrecer al cliente un producto con un precio radicalmente más bajo. Además, se trata de un producto complementario de los productos de inversión que ya ofrecemos, porque un seguro de vida puede jugar un papel importante en tu planificación financiera durante algunos años de tu vida, principalmente cuando tienes personas a tu cargo, menores o mayores, y/o deudas.

Por ello nos pusimos manos a la obra, contactamos con Caser Seguros, que ya conocemos bien porque son la sociedad gestora de nuestros fondos de pensiones y EPSV, y acordamos con ellos lanzar el seguro de vida con las primas entre las más económicas del mercado. Estimamos que nuestro seguro de vida Indexa – Caser es 50% más barato que la media del sector o, lo que es lo mismo, puede ofrecerte el doble de cobertura por el mismo precio que otros seguros de vida en España.

¿En qué consiste el seguro de vida Indexa?

Se trata de un seguro de vida muy sencillo que asegura al cliente en caso de fallecimiento. Por simplicidad, y para poder ofrecerlo con un coste más bajo, sólo cubre el riesgo de fallecimiento, sin coberturas complementarias (ej. por incapacidad). Nuestro objetivo es que, si tienes personas a tu cargo, puedas asegurarles un capital adicional, de mínimo 20 mil hasta 180 mil euros, con toda la seguridad que ofrece un seguro de vida, al menor coste posible.

Este nuevo seguro está disponible en exclusiva para nuestros clientes, que tienen contratada una cartera de fondos, de planes de pensiones o de planes de EPSV. Se puede contratar online, respondiendo a un breve cuestionario de salud de 4 preguntas a las que se responde con un sí o con un no. En caso de resultar elegible para contratar el seguro, podrás elegir domiciliar los recibos de forma mensual, trimestral o anual. La contratación mínima es de 1 año.

El coste depende de la edad del cliente y del capital asegurado, y va desde los 0,37€ al año por 1.000 € asegurados para un cliente de 18 años hasta los 6,84€ al año por 1.000€ asegurados para un cliente de 65 años (con contratación mínima de 20 mil euros y máxima de 180 mil euros). También hay recargos en caso de tener un índice de masa corporal fuera de determinados límites o para determinadas actividades profesionales de mayor riesgo (más información en nuestra sección de preguntas frecuentes).

Se trata de un seguro con prima variable, que se ajustará cada año en función de la edad del cliente. Se puede contratar y cancelar online en cualquier momento (aunque el seguro estará vigente hasta el vencimiento del periodo contratado). Tienes más detalles sobre las primas en función de la edad, del capital asegurado y del índice de masa corporal en nuestras preguntas frecuentes.

¿Por qué es probablemente el seguro más económico del mercado?

Hemos podido reducir drasticamente el coste de un seguro de vida tradicional de tres maneras principalmente:

  1. Distribución directa y online: reducimos los costes al máximo para que puedas acceder a la póliza al mejor precio posible.
  2. Comisión variable: cobramos una comisión variable en función de la siniestralidad y del resultado técnico de la compañía aseguradora, de forma que nos alineamos con ésta y conseguimos un precio aún más bajo para nuestros clientes.
  3. Sin coste adicional por coberturas y servicios adicionales: sólo se asegura el riesgo de fallecimiento del titular, sin coberturas (ni costes) adicionales.

Con este nuevo servicio esperamos poder ayudar a nuestros clientes a mejorar su planificación financiera y la de su familia, dándoles acceso a lo que en nuestra opinión es el mejor seguro de vida en España.

Esperamos que te guste este nuevo servicio. Si ya tienes un seguro de vida, o si te estás planteando tener uno, no dejes de responder al breve cuestionario online con sólo 4 preguntas a las que se puede responder con un sí o con un no (2 minutos) y comparar nuestro servicio con los demás disponibles en el mercado. Puedes acceder al cuestionario desde tu zona privada > Seguro de vida.

Si aún no eres cliente de Indexa, puedes empezar a invertir con nosotros con una cartera de fondos, de planes de pensiones o de planes de EPSV, y una vez activada tu cuenta, tendrás acceso al cuestionario previo a la contratación del seguro.

Nota legal: para la comercialización de los seguros de vida, Indexa Capital es Agente de Seguros Exclusivo de Caser Seguros, inscrito en la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con el número C0031A87409728.

Reducción de las comisiones de los fondos de Vanguard


¡Tenemos una muy buena noticia para nuestros clientes! Vanguard, continuando con su política de reducción continúa de comisiones para sus clientes (igual que Indexa), acaba de anunciar una significativa reducción de costes de los fondos de su gama europea, con efecto inmediato (desde hoy, 23/10/2019). Nos lo comunicaron esta mañana en un evento institucional en Madrid, y la noticia ya ha salido publicada en el publicada en el Financial Times.

Concretamente, baja la comisión de gestión de 7 de los 9 fondos de Vanguard, en su clase institucional, que usamos en nuestras carteras y baja el coste medio de los fondos de nuestras carteras en -0,04%:

Como consecuencia de esta bajada, el coste medio de los fondos que tenemos en nuestras carteras pasa a ser 0,15% en lugar de 0,19%, y los costes totales de nuestras carteras de fondos pasan a estar entre 0,78% (carteras de menos de 100 mil euros) y 0,37% (para carteras de más de 5 millones), 4 puntos básicos menos que los costes totales anteriores que iban de 0,82% (carteras de menos de 100 mil euros) a 0,41% (carteras de más de 5 millones de euros).

Para ponerlo en perspectiva, el ahorro anual equivalente es de:

  • 4€ de ahorro anual para una cartera de 10 mil euros
  • 40€ de ahorro anual para una cartera de 100 mil euros
  • 400€ de ahorro anual para una cartera de 1 millón de euros…
  • 85.000 € de ahorro anual para todos nuestros clientes de carteras de fondos, en este momento (0,04% sobre 212 M€ en carteras de fondos el 22/10/2019).

Es la novena bajada de costes y comisiones en Indexa desde que lanzamos nuestro servicio en 2015 (ver histórico de bajadas de comisiones).

Detalle de la bajada por fondo

Clase de activo Fondo
(ISIN)
Comisiones
anteriores
Comisiones
nuevas
Reducción
de comisiones
Acciones Economías Emergentes Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins
(IE0031786696)
0,27% 0,23% 0,04%
Bonos Empresas Europeas Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins
(IE00B04FFJ44)
0,25% 0,12% 0,13%
Acciones Globales Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins
(IE00B03HD191)
0,25% 0,18% 0,07%
Acciones Japón Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins
(IE0007286036)
0,23% 0,16% 0,07%
Acciones Pacífico sin Japón Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins
(IE0007201266)
0,23% 0,16% 0,07%
Bonos Gobiernos Europeos Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins
(IE0007472990)
0,20% 0,12% 0,08%
Bonos Europeos ligados a la Inflación Vanguard Euroz Inf Lk Bnd Idx -Ins
(IE00B04GQR24)
0,20% 0,12% 0,08%
Bonos Globales a Largo Plazo Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins
(IE00B18GC888)
0,15% 0,15% 0,00%
Acciones Estados Unidos Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins
(IE0032126645)
0,10% 0,10% 0,00%
Carteras Indexa Coste medio fondos carteras Indexa 0,19% 0,15% 0,04%

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

¿Quieres firmar un contrato contigo mismo?


En el artículo que escribimos en agosto titulado “Sesgos cognitivos e indexación” hicimos una revisión de los principales sesgos cognitivos que tienen los inversores y cómo intentamos desde Indexa reducirlos en la medida de lo posible.

Una de las principales preocupaciones que destacábamos, es el dolor que generan las pérdidas en nuestros clientes, especialmente en aquellos que no son totalmente conscientes de los vaivenes del mercado y no saben poner en contexto los movimientos de corto plazo. Tener dinero es una buena noticia y no debería ser algo por lo que perder el sueño o sentir malestar.

Para reducir este “dolor”, y hacer a los clientes más conscientes de que las inversiones suben o bajan de precio en el corto plazo, hemos decidido ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de firmar un contrato consigo mismo, un compromiso libre entre su yo actual y su yo futuro. Por ejemplo, el compromiso podría ser algo como:

“Estimado Ramón, ya sabes que la bolsa puede caer un 25%. No te asustes, no seas gallina ni ratón.
El Ramón de octubre de 2019”.

El propósito de este contrato con uno mismo es, por un lado, poder mostrar este mensaje escrito al cliente cuando solicite una retirada tras las caídas, para que recuerde su promesa y para que piense una segunda vez si está actuando llevado por el miedo y el malestar de las pérdidas y, por otro lado, generar una pequeña reflexión en los inversores sobre el hecho de que invertir supone ver eventualmente pérdidas en tu cartera.

Para concretar, a todos los clientes que llevan más de un mes invirtiendo con Indexa, les haremos una vez la siguiente pregunta (sólo aparecerá una vez): “¿Quieres firmar un contrato contigo mismo?”

Hemos preferido que cada uno escriba su compromiso con sus propias palabras. No obstante, mostramos un ejemplo de posible compromiso:

“Sé que mi cartera caerá en algún momento un -11,5% y esto no me quitará el sueño. Es más, después de caídas no rebajaré mi perfil inversor ni retiraré el dinero, salvo que lo necesite.”

El importe que aparece, de -11,5% en este caso, es la pérdida máxima esperada al 97,5% de confianza en el plazo de un año para una cartera de fondos de más de 10 mil euros con un perfil inversor de 6 /10 (es la pérdida anual que podría ocurrir una vez cada 40 años), así que es un dato real que permite anclar sus expectativas de pérdidas.

Una vez haya escrito el compromiso, generaremos un documento “Contrato conmigo mismo.pdf” con formato legal pero sin implicaciones legales:

Al margen de darle un toque distendido al compromiso, el objetivo final es que este pequeño proceso sea recordado por el cliente. Una vez firmado el contrato, enviamos el contrato al cliente por correo electrónico, y guardamos una copia en la sección “Documentos” de su zona privada en Indexa. También se lo mostraremos en caso de solicitar una retirada tras caídas.

Seguramente Indexa es la primera entidad que haya implementado este mecanismo en España para ayudar a sus clientes a tomar mejores decisiones. Más adelante, con datos, veremos si este contrato ha contribuido a evitar que las entradas o salidas de dinero estén correlacionadas con la rentabilidad de las carteras. Esto reduciría el coste que supone la “diferencia por comportamiento” que de media sufren los clientes por comprar o vender a destiempo sus inversiones y mejoraría su rentabilidad. Nuestras carteras ya tienen una rentabilidad / riesgo significativamente mejor que la de los fondos españoles, pero además queremos que la rentabilidad de los clientes con esas carteras sea la más alta posible, así que seguiremos desarrollando iniciativas que contribuyan a maximizar la rentabilidad por riesgo de cada cliente.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Redondeos de participaciones en los traspasos de fondos de Vanguard


Redondeos con 5 decimales para la mayoría de las gestoras

Cuando un cliente traspasa un fondo de inversión, la mayoría de las gestoras calculan las participaciones del fondo de destino con 5 decimales. De esta manera el cálculo es bastante preciso y el importe que pierde el cliente por el redondeo del número de participaciones no es apreciable.

Por ejemplo, si un cliente traspasa 999 euros desde cualquier fondo hasta un fondo con valor liquidativo 100,01€ / participación, el número de participaciones que obtendrá del fondo de destino será de 9,98900 participaciones. Si dividimos el importe, 999 mil euros, entre el precio por participación, 100,01€, el resultado exacto es 9,9890011 pero la gestora redondea este resultado al 5º decimal inferior para obtener el número de participaciones, 9,98900.

En este redondeo al 5º decimal, el cliente ha perdido 0,0000011 participaciones, a 100,01 € por participación, que son 0,0001 €, un importe no apreciable 100 veces menor que un céntimo de euro.

Hasta aquí la operativa normal…

Redondeos con 2 decimales para Vanguard

Con los fondos de Vanguard la situación es distinta. Son fondos cuya inversión mínima es de 100 mil euros en su clase gran público (la clase que Vanguard llama “Investor”) y 5 millones de euros en su clase institucional (la clase a la que nuestros clientes tienen acceso). Al trabajar con una inversión mínima tan alta, Vanguard ha decidido no trabajar con 5 decimales en el cálculo de las participaciones de los fondos, si no con 2 decimales, que son suficientes para trabajar con estos importes.

Sin embargo, en caso de traspaso de un importe más bajo, el redondeo con sólo dos decimales puede ser más perjudicial para el cliente. Con el mismo ejemplo, nuestro cliente recibiría 9,98 participaciones de 100,01 €, con valor total de 998,10€, y habría perdido 0,90€ por el redondeo de las participaciones con sólo dos decimales.

Al redondear con dos decimales, para un fondo con valor liquidativo de 100€, el cliente puede perder hasta 1€ por el redondeo. En un traspaso de 100 mil euros, 1€ no es un importe relevante, pero en un traspaso de 100€ estamos hablando del 1% del valor del traspaso…

Photo: Filograph

Indexa pionero en abonar al cliente las diferencias por redondeos

Para solucionar esta pequeña pérdida en los traspasos hacia fondos de Vanguard, hemos trabajado con el banco custodio para desarrollar una solución automatizada y pionera en el sector: para cada traspaso, calculamos la pérdida por redondeo, y el banco custodio se la paga al cliente en su cuenta corriente en concepto de “COMPENSACIÓN DE REDONDEOS”.

En nuestro ejemplo, el cliente que traspasa fondos por valor de 999€, recibiría participaciones por valor 998,10 € y un abono en su cuenta de efectivo por valor 0,90 €.

Que sepamos, somos la primera entidad financiera en España en conseguir abonar a cada cliente sus diferencias por redondeos en los traspasos de fondos. En julio 2019 ya abonamos en las cuentas de los clientes todas las diferencias acumuladas desde diciembre 2015 hasta abril 2019 y el pasado 08/10/2019 hemos abonado lo correspondiente a operaciones entre mayo y agosto 2019. Cada 2 o 3 meses, calculamos la suma de las diferencias por redondeo acumulada en cada cartera y solicitamos al banco custodio que se lo abone en la cuenta de efectivo de cada cliente.