¿Quieres firmar un contrato contigo mismo?


En el artículo que escribimos en agosto titulado “Sesgos cognitivos e indexación” hicimos una revisión de los principales sesgos cognitivos que tienen los inversores y cómo intentamos desde Indexa reducirlos en la medida de lo posible.

Una de las principales preocupaciones que destacábamos, es el dolor que generan las pérdidas en nuestros clientes, especialmente en aquellos que no son totalmente conscientes de los vaivenes del mercado y no saben poner en contexto los movimientos de corto plazo. Tener dinero es una buena noticia y no debería ser algo por lo que perder el sueño o sentir malestar.

Para reducir este “dolor”, y hacer a los clientes más conscientes de que las inversiones suben o bajan de precio en el corto plazo, hemos decidido ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de firmar un contrato consigo mismo, un compromiso libre entre su yo actual y su yo futuro. Por ejemplo, el compromiso podría ser algo como:

“Estimado Ramón, ya sabes que la bolsa puede caer un 25%. No te asustes, no seas gallina ni ratón.
El Ramón de octubre de 2019”.

El propósito de este contrato con uno mismo es, por un lado, poder mostrar este mensaje escrito al cliente cuando solicite una retirada tras las caídas, para que recuerde su promesa y para que piense una segunda vez si está actuando llevado por el miedo y el malestar de las pérdidas y, por otro lado, generar una pequeña reflexión en los inversores sobre el hecho de que invertir supone ver eventualmente pérdidas en tu cartera.

Para concretar, a todos los clientes que llevan más de un mes invirtiendo con Indexa, les haremos una vez la siguiente pregunta (sólo aparecerá una vez): “¿Quieres firmar un contrato contigo mismo?”

Hemos preferido que cada uno escriba su compromiso con sus propias palabras. No obstante, mostramos un ejemplo de posible compromiso:

“Sé que mi cartera caerá en algún momento un -11,5% y esto no me quitará el sueño. Es más, después de caídas no rebajaré mi perfil inversor ni retiraré el dinero, salvo que lo necesite.”

El importe que aparece, de -11,5% en este caso, es la pérdida máxima esperada al 97,5% de confianza en el plazo de un año para una cartera de fondos de más de 10 mil euros con un perfil inversor de 6 /10 (es la pérdida anual que podría ocurrir una vez cada 40 años), así que es un dato real que permite anclar sus expectativas de pérdidas.

Una vez haya escrito el compromiso, generaremos un documento “Contrato conmigo mismo.pdf” con formato legal pero sin implicaciones legales:

Al margen de darle un toque distendido al compromiso, el objetivo final es que este pequeño proceso sea recordado por el cliente. Una vez firmado el contrato, enviamos el contrato al cliente por correo electrónico, y guardamos una copia en la sección “Documentos” de su zona privada en Indexa. También se lo mostraremos en caso de solicitar una retirada tras caídas.

Seguramente Indexa es la primera entidad que haya implementado este mecanismo en España para ayudar a sus clientes a tomar mejores decisiones. Más adelante, con datos, veremos si este contrato ha contribuido a evitar que las entradas o salidas de dinero estén correlacionadas con la rentabilidad de las carteras. Esto reduciría el coste que supone la “diferencia por comportamiento” que de media sufren los clientes por comprar o vender a destiempo sus inversiones y mejoraría su rentabilidad. Nuestras carteras ya tienen una rentabilidad / riesgo significativamente mejor que la de los fondos españoles, pero además queremos que la rentabilidad de los clientes con esas carteras sea la más alta posible, así que seguiremos desarrollando iniciativas que contribuyan a maximizar la rentabilidad por riesgo de cada cliente.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Redondeos de participaciones en los traspasos de fondos de Vanguard


Redondeos con 5 decimales para la mayoría de las gestoras

Cuando un cliente traspasa un fondo de inversión, la mayoría de las gestoras calculan las participaciones del fondo de destino con 5 decimales. De esta manera el cálculo es bastante preciso y el importe que pierde el cliente por el redondeo del número de participaciones no es apreciable.

Por ejemplo, si un cliente traspasa 999 euros desde cualquier fondo hasta un fondo con valor liquidativo 100,01€ / participación, el número de participaciones que obtendrá del fondo de destino será de 9,98900 participaciones. Si dividimos el importe, 999 mil euros, entre el precio por participación, 100,01€, el resultado exacto es 9,9890011 pero la gestora redondea este resultado al 5º decimal inferior para obtener el número de participaciones, 9,98900.

En este redondeo al 5º decimal, el cliente ha perdido 0,0000011 participaciones, a 100,01 € por participación, que son 0,0001 €, un importe no apreciable 100 veces menor que un céntimo de euro.

Hasta aquí la operativa normal…

Redondeos con 2 decimales para Vanguard

Con los fondos de Vanguard la situación es distinta. Son fondos cuya inversión mínima es de 100 mil euros en su clase gran público (la clase que Vanguard llama “Investor”) y 5 millones de euros en su clase institucional (la clase a la que nuestros clientes tienen acceso). Al trabajar con una inversión mínima tan alta, Vanguard ha decidido no trabajar con 5 decimales en el cálculo de las participaciones de los fondos, si no con 2 decimales, que son suficientes para trabajar con estos importes.

Sin embargo, en caso de traspaso de un importe más bajo, el redondeo con sólo dos decimales puede ser más perjudicial para el cliente. Con el mismo ejemplo, nuestro cliente recibiría 9,98 participaciones de 100,01 €, con valor total de 998,10€, y habría perdido 0,90€ por el redondeo de las participaciones con sólo dos decimales.

Al redondear con dos decimales, para un fondo con valor liquidativo de 100€, el cliente puede perder hasta 1€ por el redondeo. En un traspaso de 100 mil euros, 1€ no es un importe relevante, pero en un traspaso de 100€ estamos hablando del 1% del valor del traspaso…

Photo: Filograph

Indexa pionero en abonar al cliente las diferencias por redondeos

Para solucionar esta pequeña pérdida en los traspasos hacia fondos de Vanguard, hemos trabajado con el banco custodio para desarrollar una solución automatizada y pionera en el sector: para cada traspaso, calculamos la pérdida por redondeo, y el banco custodio se la paga al cliente en su cuenta corriente en concepto de “COMPENSACIÓN DE REDONDEOS”.

En nuestro ejemplo, el cliente que traspasa fondos por valor de 999€, recibiría participaciones por valor 998,10 € y un abono en su cuenta de efectivo por valor 0,90 €.

Que sepamos, somos la primera entidad financiera en España en conseguir abonar a cada cliente sus diferencias por redondeos en los traspasos de fondos. En julio 2019 ya abonamos en las cuentas de los clientes todas las diferencias acumuladas desde diciembre 2015 hasta abril 2019 y el pasado 08/10/2019 hemos abonado lo correspondiente a operaciones entre mayo y agosto 2019. Cada 2 o 3 meses, calculamos la suma de las diferencias por redondeo acumulada en cada cartera y solicitamos al banco custodio que se lo abone en la cuenta de efectivo de cada cliente.

Llegamos a rentabilidad y bajamos las comisiones


Cuando lanzamos nuestro servicio de gestión de carteras hace casi cuatro años, en diciembre 2015, decidimos ofrecer un servicio con comisiones radicalmente bajas, más o menos con la mitad del coste de nuestros homólogos europeos (Nutmeg, Scalable, Moneyfarm). Apuntamos a desarrollar un negocio con un volumen gestionado suficiente para poder cobrar las comisiones más bajas. Es lo que más tarde llamaríamos nuestro círculo de éxito, o nuestro círculo del cliente: menos comisiones nos permiten ofrecer una mayor rentabilidad a nuestros clientes, que nos permite crecer más en volumen y con ello bajar aún más las comisiones.

Nuestro plan inicial era llegar a ser rentables a finales de 2020, en nuestro quinto año, con un volumen gestionado de 250 millones de euros.

La realidad es que la acogida de nuestro servicio por los clientes ha sido más rápida de lo que esperábamos. El boca a boca está funcionando mejor de lo previsto (más del 50% de nuestros clientes vienen invitados por otro cliente), la evolución de los mercados también ha ayudado (nuestra cartera media ha obtenido un +6,0% de rentabilidad anual desde el inicio (31/12/2015-01/10/2019), 5 veces más que la rentabilidad media de los fondos españoles comparables en el mismo periodo), lo que nos ha permitido tener un negocio rentable un año antes de lo previsto. Indexa Capital ya es rentable, desde este tercer trimestre 2019, con un beneficio trimestral antes de impuestos de 18 mil euros (un 10% de nuestros ingresos del trimestre) y con un volumen gestionado de 260 millones de euros.

El primer gestor automatizado rentable en Europa, y quizás en el mundo

Hemos seguido una estrategia muy distinta a los gestores automatizados que nos precedieron en Estados Unidos (ej. Wealthfront, Betterment) o en Europa (ej. Nutmeg, Scalable, Moneyfarm). Éstos basaron su crecimiento en una inversión muy elevada en capital (entre 66 millones de euros de capital invertido en Scalable y 275 millones de dólares invertidos en Betterment), mientras nosotros hemos desarrollado Indexa Capital con una inversión comparativamente mucho menor (2,6 millones de euros en total):

Eficiencia en el consumo del capital: si dividimos el volumen gestionado por la financiación necesaria para llegar a este volumen, obtenemos el siguiente resultado (a fecha del 05/10/2019):

Nuestra estrategia de máxima eficiencia en capital y de control interno de costes, junto con nuestro fuerte crecimiento, nos ha permitido ser el primer y único gestor automatizado independiente rentable en Europa y probablemente el segundo del mundo (después de Betterment que ha anunciado que es rentable desde junio 2019).

Máxima seguridad para tu dinero, y menos comisiones

Que Indexa haya alcanzado la rentabilidad también es una buena noticia para nuestros clientes. Nos permite tener una empresa más robusta y sostenible a largo plazo, y también nos permite realizar una bajada de comisiones que tendrá efecto a partir del próximo 1 de enero 2020. Se trata de la octava reducción de costes y comisiones desde que iniciamos nuestra actividad y la primera reducción de nuestra comisión de gestión (ver histórico de bajas de comisiones).

Bajamos las comisiones a partir del 01/01/2020 para las cuentas de 10 a 100 mil euros (un 43% del volumen gestionado)

Nuestro escalonado actual de comisión de gestión en las carteras de fondos es el siguiente:

  • Hasta 100 mil euros: 0,45% al año sobre la cartera
  • De 100 a 500 mil euros: 0,40%
  • De 500 mil a 1 millón de euros: 0,30%
  • De 1 millón a 5 millones de euros: 0,25%
  • Más de 5 millones de euros: 0,15%
  • IVA incluido (21%)

A partir del 01/01/2020, crearemos un nuevo tramo para las cuentas de 10 a 100 mil euros:

  • De 10 a 100 mil euros: 0,43% sobre la cartera (vs. 0,45% antes)
  • Resto de tramos: de momento sin modificar

La razón por la que creamos este nuevo tramo para cuentas de 10 a 100 mil euros es que es donde tenemos el mayor volumen gestionado y donde la bajada de comisiones tendrá mayor impacto. Las cuentas de 10 a 100 mil euros suman más de 88 millones de euros, un 43% del total de las carteras de fondos. La bajada de 0,02 puntos porcentuales de comisiones anuales equivale a una reducción de 4,4% de nuestras comisiones para estas cuentas y a una reducción media de 2% sobre el total de las cuentas de fondos gestionadas por Indexa. En euros, esta reducción equivale a más de 17 mil euros anuales en menores comisiones y mayores ganancias (o menores perdidas) para nuestros clientes.

La razón por la que de momento no bajamos la comisión para las cuentas de hasta 10 mil euros es que los costes fijos que soportamos por cuenta (cuenta de valores y cuenta de efectivo en Inversis, coste anual por cuenta del Fondo de Garantía de Inversiones, Fogain, y otros costes fijos) de momento no nos permiten bajar más las comisiones para estas cuentas.

La razón por la que no bajamos de momento nuestras comisiones para las cuentas de más de 100 mil euros es que estas cuentas ya se benefician de unas comisiones más reducidas, desde 0,15% al año para las cuentas de más de 5 millones de euros hasta 0,40% al año para las cuentas de 100 a 500 mil euros.

Esta bajada tendrá efecto a partir del 01/01/2020, y año tras año, conforme crezca nuestro negocio, podremos anunciar más bajadas de comisiones.

Bajamos la comisión de gestión de nuestro fondo de fondos de 0,37% a 0,35%

Aprovecharemos también nuestra llegada a rentabilidad para bajar un 5% la comisión de gestión de nuestro fondo de fondos indexados, Indexa RV Mixta Internacional 75 FI, que bajará de 0,37% ahora a 0,35% a partir del 01/01/2020. Este fondo está disponible en Renta 4 y en algunos otros bancos también (en caso de interés, consúltalo con tu banco).

Bajada continua de los costes de nuestros planes de pensiones

En cuanto a nuestras carteras de planes de pensiones, ya realizamos una bajada de comisiones muy importante en septiembre 2018 (cuando bajamos la comisión de gestión de 0,50% a 0,40% y la comisión de depositaria de 0,10 a 0,07%), y estamos trabajando continuamente en reducir los otros costes de nuestros planes de pensiones (coste de los ETFs, costes de corretaje, cambio de divisas, auditoria, …). Los costes totales actuales de nuestros planes de pensiones están en 0,72% anual y conseguiremos que bajen debajo del 0,70% anual en 2020.

Puedes ver todas nuestras bajadas de comisiones hasta la fecha en nuestro “Histórico de bajadas de comisiones”.

¿Cómo beneficiarte de esta reducción de comisiones?

Si tienes una cuenta de fondos entre 10 y 100 mil euros: no tienes que hacer nada. Te aplicaremos automáticamente la comisión reducida de 0,43% anuales en tu cuenta a partir del 01/01/2020.

Si tienes una cuenta de fondos de menos de 10 mil euros: puedes plantearte aportar más dinero si quieres, por transferencia bancaria o por traspaso de fondos desde otras entidades, para poder beneficiarte de esta nueva comisión de 0,43% anuales en lugar del 0,45% que tienes actualmente en tu cuenta.

Invita a tus amigos o familiares: la mayor reducción de comisiones que puedes conseguir es invitando a amigos y familiares. Por cada cliente que venga de tu parte, no te cobraremos nuestra comisión de gestión sobre 10 mil euros durante un año. Estos descuentos por invitaciones son acumulables y te permiten bajar la comisión efectiva de Indexa a 0,00% anuales en caso de tener suficientes invitaciones activas en tu cuenta. Por ejemplo, con dos invitaciones activas, las comisiones de gestión son de 0€ para cuentas de hasta 20 mil euros.

Cuentas para niños y educación financiera


En marzo 2016 fuimos el primer gestor automatizado en España en permitir a los padres abrirles una cuenta de inversión para sus hijos. Para nosotros se trataba de un servicio prioritario porque pensamos que al abrir cuentas para los más pequeños contribuye a enseñarles sobre la inversión a largo plazo y la potencia del interés compuesto.

Luego, para ayudar a los padres a dar el primer paso, decidimos apoyar un sorteo organizado por Carlos Galan. Lo ganó Cloe, de 3 años, que recibió 3 mil euros en su cuenta de inversión.

Desde entonces, también hemos contado con la divulgación realizada por Amalia Guerrero, con su blog Finanzas de Casa (finanzascasa.com), que recomienda nuestra cuenta para menores como la mejor solución para empezar a invertir para los más pequeños.

Desde que lanzamos este servicio, hemos abierto más de 525 cuentas de menores, y hemos querido aprovechar el día de la educación financiera (el 05/10) para compartir más información sobre el perfil de nuestros clientes más pequeños.

El representante legal del menor suele ser el padre (83%), con una edad media de 42 años en el momento de la apertura de la cuenta del menor, en línea con el perfil medio de nuestros clientes. En cuanto a la profesión del representante legal, los que más cuentas de menores han abierto son ingenieros (20%), directivos (11%), funcionarios (8%) y autónomos (6%), unos porcentajes también en línea con el perfil medio de nuestros clientes.

Tenemos clientes menores de 0 a 18 años. La edad media en el momento de la apertura de la cuenta es de 6 años. Un 50,3% son niñas y 49,7% son niños, lo que podría ayudar a que la educación financiera entre hombres y mujeres se vaya igualando a largo plazo.

Los padres suelen empezar con una primera aportación de 2.500 € de media a la cuenta del menor, aunque la mayoría de ellos comienzan con la aportación mínima, de 1.000€. Luego, la mayoría realiza aportaciones periódicas, siendo lo más común una aportación periódica de 100€ mensuales (en concreto la mediana es de 9 aportaciones de 143€ al año).

El perfil inversor típico es de 9 sobre 10, con una rentabilidad histórica de +7,5% anuales desde que lanzamos nuestro servicio hasta ahora, aunque nuestra expectativa de rentabilidad a largo plazo para esta cartera es algo inferior, de +4,3% anuales, con una volatilidad estimada de 10,7%, lo que equivale a una rentabilidad esperada a un año entre -17,1% y +25,7%, con un 95% de probabilidad (+4,3% +- 2 veces la volatilidad de 10,7%).

Con esta inversión mediana de 1.000€ al inicio, y 1.200€ de nuevas aportaciones anuales, desde los 6 años con una rentabilidad esperada de +4,3% al año, la aportación total cuando el menor llegue a los 18 años será de 15 mil euros y el valor de la cuenta estaría entorno a los 20 mil euros, con una ganancia acumulada de 5 mil euros (ver gráfica a continuación).

Nuestras recomendaciones para las cuentas de menores

El equipo de Indexa pensamos que abrirles una cuenta a nuestras hijas e hijos es un paso importante para contribuir a su educación financiera. Podrán aprender de temas de inversión. Podrán ver cómo el ahorro y la inversión a largo plazo va dando sus frutos y, esperamos, les anime a seguir aportando e invirtiendo a largo plazo una vez sean mayores.

Por ello, nuestra recomendación para nuestros clientes con hijos es que les abran una cartera de fondos indexados tan pronto como puedan, o tan pronto como tengan 1.000€ para invertir a largo plazo a nombre de cada hijo, y luego vayan haciendo aportaciones periódicas.

¿Qué pasa cuando el menor cumple los 18 años?

Cuando el menor cumple 18 años, recibe pleno acceso para operar con su cuenta y puede elegir si quiere dejar al representante legal como autorizado (que puede operar en la cuenta pero no es propietario de los fondos), dejarle como invitado con acceso sólo de lectura, o quitarle completamente el acceso a la cuenta.

Hay que tener en cuenta que, una vez llegue a la mayoría de edad, el menor podrá disponer libremente del dinero de su cuenta. Por ello, conviene que los padres conserven a su nombre el dinero sobre el que quieren seguir decidiendo ellos una vez el menor haya cumplido la mayoría de edad. Por ejemplo, muchos padres optan por ahorrar para los estudios de sus hijos en una cuenta a nombre de los padres, no de los hijos, para evitar que esta partida se use finalmente con otros fines.

Fiscalidad de las cuentas de menores

Al igual que las cuentas de fondos de los mayores, las inversiones en fondos de inversión de los menores no tributan mientras no se retira el dinero. En caso de retirada, el banco custodio retiene un 19% de las eventuales ganancias y son los padres que tienen que declarar las ganancias del capital del menor en su declaración de la renta, salvo si el menor realiza su propia declaración de la renta.

Cómo abrir una cuenta de un menor en Indexa

Abrir una cuenta para un menor en Indexa es muy fácil. En caso de ya ser cliente de Indexa, el representante legal del menor puede abrirle una cuenta desde su zona privada con el enlace “Nueva cuenta de fondos”. En caso de no ser cliente, el representante legal puede darse de alta con sus propios datos (su DNI, su email y su teléfono) y luego abrir una cuenta a nombre del menor.

En el test de perfil inversor, el representante legal del menor responde al test de perfil inversor con sus propios datos, como si la cuenta fuera para él (ej. su patrimonio, sus ingresos, sus preferencias de inversión), salvo la pregunta sobre la edad a la que responderá con la edad del menor.

Una vez finalizado el test, podrá subir los documentos del menor (DNI, o NIF si el menor tiene menos de 14 años, y libro de familia, ambos documentos son necesarios para abrir la cuenta), firmar el contrato y empezar a invertir.

En caso de que el menor ya disponga de un email y un teléfono móvil, el representante legal también podrá darle acceso de consulta a su cuenta si lo desea.

 

Bienvenidos clientes de BNP Paribas


La Sucursal en España de BNP Paribas acaba de comunicar a sus clientes el cese de la actividad de su servicio BNP Paribas Personal Investors, su bróker de fondos que permitía comprar, entre otros, muchos de los fondos de Vanguard, la gestora de la mayoría de los fondos indexados que componen nuestras careras. En su comunicado, BNP también informa a sus clientes de la cesión de esta actividad a Renta 4 Banco, probablemente en el curso del primer trimestre del 2020.

A raíz de esta decisión, es posible que algunos bancos te hagan una oferta especial para traspasar tus fondos. Desde Indexa ya alertamos sobre esta práctica en alguna ocasión (que no te den el sartenazo).

Como también trabajamos con fondos de Vanguard, aunque de la clase institucional (que tiene comisiones todavía más bajas que la clase “Investor” que ofrece BNP) bastantes clientes de BNP nos han preguntado si podían traspasar sus fondos de inversión desde su cuenta en BNP hacia Indexa. También nos han consultado varios si teníamos alguna oferta especial para traspasar fondos.

A continuación, respondemos a las dudas más frecuentes:

SPB: no hacemos ofertas puntuales porque tenemos una política SPB (Siempre Precios Bajos). Preferimos darte el mejor servicio al mejor precio, siempre, y no intentar atraer a los clientes con ofertas puntuales.

Se puede traspasar: cualquier cliente persona física residente en España puede traspasar sus fondos de inversión, desde cualquier entidad hacia otra, también desde BNP Paribas Sucursal en España hacia su cuenta en Indexa y vice-versa

Mismos titulares: sólo se pueden traspasar fondos entre cuentas con los mismos titulares (ej. una cuenta de fondos con titulares sólo puede traspasar a otra cuenta de fondos con los 2 mismos titulares)

Cambian los fondos: no permitimos mantener los mismos fondos en Indexa (no somos un servicio Self Service). Nos ocupamos nosotros de la optimización de la cartera del cliente y los traspasos solicitados van hacia los fondos que componen la cartera modelo de cada cliente.

Clases institucionales de Vanguard: trabajamos principalmente con fondos de Vanguard, clase Institucional (una clase más económica que la clase “Investor”).

Sin costes ni impacto fiscal: los traspasos de fondos no tienen ni coste ni impacto fiscal.

Para nuestros clientes: los clientes de Indexa pueden solicitar los traspasos desde su zona privada > Añadir fondos > Traspasar un fondo.

No clientes de Indexa: los que todavía no tienen cuenta con nosotros pueden abrirse una cuenta y, al final del proceso de alta, solicitarnos los traspasos.

Cómo traspasar: hay que indicar el nombre o el ISIN del fondo, el número de la cuenta de valores en BNP y el custodio actual “BNP Paribas SA, Sucursal en España”. Se pueden solicitar traspasos parciales o totales.

Plazo: en un plazo de más o menos 2 semanas se completaran los traspasos, tendrás los fondos invertidos en tu cartera modelo en Indexa y te confirmaremos cada operación con un email automático.

Estamos a tu disposición para comentar cualquier duda que puedas tener, en los comentarios abajo, por email (info@indexacapital.com), chat o teléfono (91 220 72 53).

Nuestros planes de EPSV alcanzan una rentabilidad media de 7,3% en su primer año


(Nota de prensa) Hace un año lanzamos nuestros planes de EPSV (planes de pensiones vascos), que invierten exclusivamente en fondos indexados globales de bajo coste. Estos planes acumulan en su primer año de vida 194 partícipes y 3,3 millones de euros gestionados.

Indexa es el primer, y de momento el único, gestor automatizado que ha lanzado una EPSV. Nuestros planes son Indexa Más Rentabilidad Acciones PPSI, que ha alcanzado una rentabilidad de +8,4% en su primer año (18/sep/2018 – 18/sep/2019), e Indexa Más Rentabilidad Bonos PPSI que ha alcanzado +5,4%. Son los planes individuales indexados más baratos dentro de sus respectivas categorías (Renta Variable y Renta Fija a Largo Plazo) con unos costes y comisiones totales de 0,72%, 4 veces menos que la media de planes individuales en Euskadi.

La rentabilidad media anual de los planes EPSV hasta ahora en Euskadi, según datos de Gobierno Vasco, ha sido del 2,97% en los años entre 2013 y 2016, frente a una rentabilidad de los índices de mercado que están en el rango de +4,36% anual para los bonos europeos a +13,11% del índice de renta variable global, MSCI World. Esta diferencia se explica, según Unai Ansejo, por los altos costes, el sesgo local, las comisiones ocultas y los conflictos de interés de la mayoría de las gestoras de planes de EPSV individuales en Euskadi.

Unai Ansejo, Co-Fundador y co-Consejero Delegado de Indexa, Doctor en Economía por la Universidad del País Vasco, confirma que “el 75% de los clientes de EPSV de Indexa hacen aportaciones periódicas, y que la inversión media en acciones es de 70%, lo que equivale a un perfil 7/10, sensiblemente superior a la media de las EPSVs.”

Unai Ansejo, cofundador y Consejero Delegado de Indexa

Cómo contratar una cartera de planes de EPSV con Indexa

Estos planes se pueden contratar online. Después de responder a un breve test de perfil (2 minutos), podrás acceder a la información completa sobre los planes, sus costes y sus expectativas de rentabilidad, y a continuación podrás contratar online una cartera de planes. Una vez abierta la cuenta, el podrás cuánto dinero deseas aportar y con qué periodicidad, definir los beneficiarios del plan, o trasladar a Indexa un plan de EPSV de otra entidad.

El importe mínimo para abrir una cuenta de planes de EPSV con nosotros es de 50€. Al igual que con otros planes de pensiones en Euskadi, se puede deducir hasta un máximo de 5 mil euros al año (sujeto a un máximo de 12 mil euros entre aportaciones a planes de EPSV individuales y de empleo). También se pueden traspasar planes de EPSV desde otras entidades a los planes de Indexa, sin costes y sin impacto fiscal, de forma total o parcial.

El swing price y cómo beneficia a nuestros clientes


En el artículo “Sobre los costes de transacción en los fondos de inversión y ETF’s” hablamos de los distintos costes de transacción que existen cuando se suscriben fondos o ETFs. Existen cuatro tipos de coste de transacción que se pueden aplicar en un fondo de inversión:

  • Coste explícito,
  • Swing price,
  • Bid-Offer, y
  • Redondeos de participaciones.

En este artículo vamos a revisar en detalle el Swing price (que podríamos llamar “precio oscilante” en español) ya que se está convirtiendo de hecho en un estándar y está actualmente aplicado en los fondos de Vanguard que utilizamos en nuestras carteras.

Comisiones de suscripciones y de reembolso

En la raíz del Swing Price está el problema del coste que generan las nuevas aportaciones y reembolsos en un fondo de inversión para todos los partícipes del fondo y no sólo para los que entran o salen del fondo. Cuando hay entradas netas en un fondo, el fondo compra más activos (ej. acciones o bonos) y soporta unos costes de transacción que acaban soportados por todos los partícipes del fondo. Cuando hay salidas netas pasa lo mismo: el fondo vende activos y soporta costes de transacción que reducen el valor liquidativo del fondo para todos los partícipes.

El partícipe que mantiene su posición, ni suscribe ni reembolsa, tiene que soportar injustamente el coste de los partícipes que entran y salen.

Por ello se crearon las comisiones de suscripción y de reembolso que tenían el objetivo de repercutir el coste de las nuevas transacciones a los partícipes que suscribían o reembolsaban participaciones. Estas comisiones se quedaban en el fondo (no las cobraba la gestora) y evitaban que las nuevas entradas y salidas tuvieran un impacto negativo en los demás partícipes del fondo. De hecho, los partícipes actuales del fondo se beneficiaban de ellas.

Sin embargo, presentaban un nuevo problema: en caso de aportaciones netas positivas en un día, los reembolsos de participaciones no generaban ningún coste (porque estaban compensados por las aportaciones del día) pero sí sufrían unas comisiones de reembolso de todos modos. Pasaba lo mismo con las nuevas suscripciones que sufrían una comisión de suscripción, aunque este día hubiera habido más reembolso que suscripciones. De esta manera se estaba cobrando injustamente una comisión de reembolso a los vendedores los días de aportaciones netas positivas o injustamente una comisión de suscripción a los compradores en los días de reembolso neto en el fondo.

Por ello se inventó el Swing Price, para repercutir el coste de comprar o vender los activos a los compradores en caso de día con más suscripciones que reembolsos, o a los que reembolsan en caso de día con más reembolsos que suscripciones.

Cómo funciona el Swing Price

El Swing price funciona ajustando el precio de todas las ofertas (suscripciones y reembolsos) en un día dado, hacia arriba o hacia abajo de acuerdo con el flujo de entrada o salida neto en el fondo este día, para evitar perjudicar a los inversores existentes (dilución). El proceso para aplicarlo es el siguiente:

  1. Se calcula el patrimonio del fondo, que es la suma de todas las inversiones del mismo.
  2. Al dividir esto por el número de participaciones existentes se obtiene el valor liquidativo (el precio de una participación del fondo).
  3. A continuación, se evalúan los flujos de entrada (suscripciones) y salida (reembolsos) en el fondo. Si hay más compras que ventas, el fondo tiene una entrada neta y se modifica el valor liquidativo hacia arriba por un “swing factor” predeterminado (ver debajo tabla con ejemplos de swing factors).
  4. Si hay más ventas que compras, el fondo tiene salidas netas y se modifica el precio a la baja por otro “swing factor” (en general diferente al utilizado en el punto anterior).

Es importante tener en cuenta que todos los inversores pagan el mismo precio en un día determinado, ya sea que estén comprando o vendiendo. Este precio será el valor real de las inversiones (si no hay entradas o salidas netas) o un precio que se haya elevado (si el fondo tiene entradas netas) o bajado (si el fondo tiene salidas netas). Esto significa que aquellos inversores que suelan operar al contrario que el mercado, se beneficiarán de este coste de transacción y los que suelan invertir con el mercado, lo sufrirán.

Debido a la forma en que funciona el Swing price, el precio publicado difiere del valor real del fondo (que refleja el valor del índice que siguen los fondos menos los costes) y por lo tanto se incrementa ligeramente la diferencia con el índice replicado (el “tracking error”) para los fondos que utilizan el método del Swing price. Puede haber pequeñas diferencias en la rentabilidad diaria del fondo con la de los índices.

Ejemplo

A continuación, mostramos un ejemplo elaborado por Vanguard para ayudar a entender cómo funciona el Swing price. Hay dos escenarios, cada uno con tres transacciones en el fondo Vanguard Emerging Markets Stock Index Fund, que tiene un valor liquidativo de 10€ y un “swing factor” de compra de 0,13% y de 0,47% de venta.

Ejemplo swing price Vanguard

En el escenario A, el fondo tiene entradas por un total de 150 millones de euros y salidas por un total de 70 millones de euros, lo que resulta en una entrada neta de 80 millones de euros. En este escenario, se eleva el precio del fondo hacia arriba en 13 puntos básicos (0,13%) y por tanto el valor liquidativo será 10,13€ por participación.

En el escenario B, el fondo tiene entradas de 100 millones de euros y salidas de 150 milones de euros, lo que resulta en una salida neta de 50 millones de euros. En este escenario, se baja el precio del fondo en 47 puntos básicos (0,47%) y por tanto el valor liquidativo será 9,53€ por participación.

Ilustración Swing factor Vanguard Emerging Markets

Swing factors de los fondos de nuestras carteras

Debajo mostramos una tabla con los “Swing factors” de los fondos de Vanguard que utilizamos en nuestras carteras actualmente. Como se puede observar el coste de comprar o vender es diferente en general ya que, por ejemplo, en algunos lugares cuando se venden acciones se pagan impuestos, pero cuando se compran no (como por ejemplo en el fondo de Mercados Emergentes, el primero en la tabla abajo). O en el caso de los bonos, actualmente hay muchísima demanda de bonos y hay que pagar un sobreprecio para comprarlos, pero no para venderlos.

Swing factor (en puntos básicos, o centésimas de %) Compra Venta
Vanguard Emerging Markets Stock Index Fund 13 47
Vanguard Pacific ex-Japan Stock Index Fund 6 6
Vanguard Global Stock Index Fund 5 1
Vanguard Japan Stock Index Fund 2 2
Vanguard U.S. 500 Stock Index Fund 0 0
Vanguard Eurozone Inflation-Linked Bond Index Fund 12 0
Vanguard Euro Government Bond Index Fund 10 0
Vanguard Global Bond Index Fund 16 0
Vanguard Euro Investment Grade Bond Index Fund 26 0

Cómo el Swing price beneficia a nuestros clientes

El Swing factor es un coste que se cobra a los inversores que operan más y/o que operan a la vez que el mercado (vendiendo cuando la mayoría vende y comprando cuando la mayoría compra) en beneficio de los inversores que permanecen el fondo o que operan en contra del mercado. Se trata de un mecanismo beneficioso para nuestro modelo de gestión, y para nuestros clientes, por varias razones:

  • Invertimos a largo plazo y modificamos poco la composición de nuestras carteras
  • Intentamos ayudar a nuestros clientes a no vender en momento de caídas y de salidas masivas de los fondos, y de no comprar más después de subidas en momentos de entradas masivas en los fondos
  • Nuestros reajustes automáticos de carteras van por naturaleza en contra del mercado porque compran los fondos que más han caído y venden los que más han subido.

Terminología

Dilución: jerga de la industria para la situación en la que los inversores existentes en un fondo asumen los costes de transacción asociados a que otros compren o vendan participaciones en el fondo.

Swing factor (factor de oscilación): la cantidad, en puntos básicos, por la cual el precio de un fondo aumenta o disminuye. Estos están predeterminados de antemano y se aplican consistentemente, aunque varían periódicamente. Ver tabla anterior para ver los factores de oscilación de los fondos de Vanguard que utilizamos en Indexa.

Swing price total (precio oscilante completo): con este método, el administrador del fondo cambia el precio cada vez que hay flujos netos de entrada o salida de un fondo.

Swing price parcial (precio oscilante parcial): con este método, el administrador del fondo solo cambia el precio cuando los flujos netos superan un umbral previamente acordado. Inicialmente, en octubre de 2017 cuando Vanguard pasó al sistema de Swing price, adoptaron el Swing price total, pero desde mayo de 2019 han pasado a un sistema parcial. De esta forma es necesario que las entradas o salidas superen un límite para aplicar el Swing price.

Entradas netas, salidas netas: son los flujos de efectivo de entrada y salida en un fondo. Esta es la métrica clave que determina la forma en que el precio aumenta o disminuye.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.