Nuestro fondo Indexa RV Mixta Internacional 75 cumple tres años

Hace tres años lanzábamos nuestro primer fondo de fondos indexados, el fondo Indexa RV Mixta Internacional 75 FI (ISIN nº ES0148181003), administrado por Renta 4 y subgestionado por Indexa. El objetivo era atender a algunos clientes que prefieren invertir en un fondo de fondos en lugar de en una cartera de fondos, personas jurídicas, clientes residentes fuera de la Unión Europea y clientes que quieren empezar a invertir un importe menor que la inversión mínima en nuestras carteras de fondos.

El modelo de gestión es esencialmente el mismo (diversificación global con mínimos costes), con un 75% de acciones y un 25% de bonos, equivalente a una cartera 9 en Indexa.

Ahora que el fondo ha cumplido su tercer año, podemos sacar un nuevo balance.

Segundo fondo más rentable de su categoría en apenas 3 años

Nuestra propuesta de menores costes y con ello una mayor rentabilidad (o menores pérdidas) ya está dando sus frutos. En los últimos tres años, del 30 de abril de 2019 al 30 de abril de 2022, nuestro fondo ha obtenido una rentabilidad acumulada de 23,7% (7,35 % anual), siete veces más que la media ponderada de su categoría que ha sido de 3,6% en el mismo periodo (1,2% anual, Renta Variable Mixta Internacional de Inverco, la asociación española de gestoras de fondos de inversión). En tres años, nuestro fondo ya es el nº2 más rentable de los 189 fondos que existían en su categoría en abril 2019.

Por sus menores costes, confiamos que se mantendrá entre los más rentables de su categoría a largo plazo.

En la siguiente imagen se puede observar la rentabilidad de los 186 fondos actuales de la categoría. Cada barra del histograma es un fondo, desde el fondo con mayor rentabilidad a la izquierda (el fondo Patrisa, ISIN ES0168812032, gestionado por Renta 4, con una rentabilidad de +30% en los 36 últimos meses), hasta el fondo con mayores pérdidas a la derecha (fondo Gestión Boutique III / Neo Activa gestionado por Andbank, con pérdidas acumuladas de -31% en los 36 últimos meses). Nuestro fondo, Indexa RV Mixta Internacional 75 es el segundo por la izquierda, en azul en la imagen.

La cartera del fondo sigue siendo la misma que cuando lo estrenamos hace tres años, y consiste básicamente en 75% de acciones globales y 25% de bonos globales:

4 estrellas Morningstar

Al cumplir tres años, nuestro fondo ha recibido por primera vez un rating de Morningstar, de momento de 4 estrellas. La firma de información de mercados Morningstar actualiza este rating todos los meses en base a la rentabilidad y a la volatilidad de los fondos a lo largo de los 36 últimos meses. Nuestro fondo Indexa RV Mixta Internacional 75 está categorizado por Morningstar como “asignación agresiva en euros” (fondos con 70% a 90% de acciones) y a pesar de tener menos acciones que la media de la categoría (75% vs. 79%), ya está entre los fondos con mayor rentabilidad ajustada por riesgo de su categoría. Las 5 estrellas corresponden al top 10% y las 4 estrellas corresponden a los siguientes 22,5% con mayor rentabilidad ajustada por riesgo (ver ficha del fondo Indexa RV Mixta Internacional 75 en Morningstar).

Volumen gestionado y carne en el asador (skin in the game)

En cuanto a volumen gestionado, el fondo ya ha alcanzado los 7,9 millones de euros, de 794 partícipes (a cierre de abril 2022), de los cuales más de 3 millones de euros han sido aportados por los gestores y socios de Indexa. Tenemos skin in the game, hemos puesto nuestra propia carne en el asador.

Unos costes totales de 0,70% que seguirán bajando conforme crezca el fondo

En cuanto a costes, tras bajar la comisión de gestión del fondo a 0,33% (vs. 0,34% en 2021) el pasado 01 de enero 2022, estimamos que los costes totales del fondo están ahora en 0,66% (vs. 0,71% en 2020):

  • 0,330% de comisión de Renta 4 Gestora SGIIC (que incluye la comisión de subgestión de Indexa Capital)
  • 0,100% de comisión de depositaria de Renta 4 Banco
  • 0,119% de coste medio de los ETFs en los que invierte el fondo
  • 0,113% (vs. 0,15% en 2020) de otros costes estimados el segundo año (auditoría, tasas CNMV, corretaje, …) cuyo porcentaje seguirá bajando conforme crezca el volumen del fondo

Con gastos corrientes de 0,64% en 2021 (que no incluyen los gastos de transacciones, como corretaje o cobertura de divisas) y gastos totales de 0,67% (que incluyen todos los costes), es probablemente el fondo de renta variable mixta internacional con los costes totales más bajos en España.

Probablemente más fondos de fondos Indexa en los próximos años

Teníamos pensado lanzar más fondos una vez nuestro fondo de fondos llegara a los 8 millones de euros de patrimonio, pero por temas de optimización de costes de la gestora de los fondos hemos tenido que aumentar este umbral a los 20 millones de euros. Nuestra intención es lanzar más fondos de fondos, empezando con uno de 100% acciones, cuando el primer fondo haya alcanzado este umbral. Seguiremos informando.

Disponible en Renta 4 y en otros comercializadores

Nuestra recomendación sigue siendo que contrates una cartera de fondos con Indexa, pero si por alguna razón no tuvieras acceso a nuestras carteras de fondos o en caso de preferir invertir en nuestro fondo de fondos, podrás encontrarlo y contratarlo de momento en Renta 4,  MyInvestor y Tressis.

Está pensado especialmente para los siguientes casos

  • Empresas o personas jurídicas que prefieren invertir en un fondo de fondos en lugar de en una cartera de fondos
  • Clientes con menos de 3.000 €, que todavía no tienen el importe mínimo para contratar una cartera de fondos con Indexa
  • Clientes de plataformas de fondos que prefieren contratar nuestra gestión vía un fondo en lugar de delegarnos la gestión de una cartera
  • Clientes de Indexa que desean tener parte de sus inversiones fuera de Indexa (gestionamos las inversiones del fondo pero no tenemos los datos de los partícipes en el fondo, sólo los tiene la gestora, Renta 4)
  • Clientes residentes fuera de la Unión Europea, Reino Unido o Suiza que no pueden contratar una cartera de fondos con Indexa, sí pueden abrirse una cuenta en un bróker en España y contratar nuestro fondo de fondos (ej. Renta 4 Banco abre cuenta para residentes de la mayoría de los países del mundo)

Renta fija e indexación

Los primeros cuatros meses de 2022 han sido meses en los cuales las acciones han caído pero los bonos también, y además las caídas han sido algo superiores en los bonos. Por esta razón, todos los perfiles de riesgo, con mayor o menor riesgo, están teniendo pérdidas en el comienzo del año.

En este contexto, algunos clientes están realizando algunas preguntas y en este artículo queremos responderlas.

“¿Son normales estas caídas en perfiles conservadores?”
“Si van a subir los tipos de interés, ¿por qué invertís en bonos?”
“¿Por qué no buscáis una mejor alternativa a los bonos, como los fondos monetarios?”

2022, por Nuthawut Somsuk, iStockPhoto

“¿Son normales estas caídas en perfiles conservadores?”

Son normales y están dentro de lo esperado, aunque son relativamente elevadas y se están produciendo de manera paulatina .

Rentabilidad cartera 1 de 10 a 100k€, desde el 31/12/2015 hasta el 31/03/2022

En nuestro perfil 1 de carteras de 10 k€ a 100 k€, la volatilidad esperada es de un 4,1% con lo que esperamos que uno de cada 40 años la pérdida sea superior al -7,3%. En los 12 meses que van desde el 30/04/2021 al 30/04/2022 la caída ha sido de un -5,6% así que está dentro de lo esperado.

La pérdida máxima acumulada de este perfil (maximum drawdown) ocurrió durante el COVID entre el 20/02/2020 y el 23/03/2020 y ascendió a -9,4%. Así que en los 6 años de vida de Indexa ya hemos visto pérdidas superiores en este perfil aunque conviene recordar que en el futuro podríamos observar pérdidas superiores.

Por el lado positivo, en el año 2019 la rentabilidad del perfil 1 fue de +8,9% y la rentabilidad anual desde el 31/12/2015 al 31/03/2022 ha sido de un +2,4% anual, muy superior a la rentabilidad de los fondos de renta fija mixta internacional comparables, que ha sido prácticamente de 0,3% (Renta Fija Mixta Internacional, Inverco).

“Si van a subir los tipos de interés, ¿por qué invertís en bonos si van a caer?”

Que vayan a subir los tipos de interés de corto plazo, no implica que vaya a caer el precio de los bonos de largo plazo.

Existe actualmente cierta expectativa que el banco central europeo, presionado por la elevada inflación, subirá tipos de corto plazo en el futuro. Como esto lo sabe todo el mundo, ya está recogido en el precio actual de los bonos que han caído para adaptarse a esta nueva realidad desde principios de año.

Para que los bonos sigan cayendo, es necesario que las expectativas de subidas de tipos sean aún mayores que las expectativas actuales (que las subidas esperadas serán más rápidas o fuertes que lo que ahora se espera). Y eso, no lo sabe nadie.

Hay personas que opinan que se puede anticipar mejor la evolución de la renta fija que la renta variable porque, erróneamente, creen que saber lo que van a hacer los tipos a corto plazo es lo importante. Como lo que van a hacer los tipos a corto te lo dicen los banqueros centrales, suele haber buena visibilidad sobre la evolución futura de los mismos.

Como ya hemos contado tantas veces, no se puede saber la evolución futura de los mercados porque cualquier información relevante será rápidamente incorporada por todos los participantes.

Si no fuera así, habría muchos gestores activos obtenido rentabilidades superiores a la de los fondos indexados de bonos, y sabemos que esto no ocurre. Por ejemplo, en el estudio de rentabilidades de 2006-2020 que publicamos el año pasado desde Indexa,  se observa que para la categoría de renta fija euro largo plazo los fondos indexados rentaron de media un 4% mientras que los fondos activos rentaron un 2%, la mitad. Los fondos activos suelen tener flexibilidad para tener mayor o menor peso en bonos de largo y corto plazo. En los últimos años se han equivocado sistemáticamente esperando una subida de tipos que sólo recientemente ha empezado ocurrir. De nuevo, nadie sabe prever con cierta fiabilidad la evolución futura de los tipos de interés a largo plazo.

Por último, conviene recordar que la principal razón para incluir bonos en las carteras es que un cliente con un perfil conservador no debe tener el 100% en acciones. En el artículo de enero explicamos las razones por las que pensamos que los bonos son la mejor opción. Es importante recordar que en otras situaciones los bonos sí han descorrelacionado a las acciones: Brexit en 2017 o la crisis de la COVID en 2020.

“¿Por qué no buscáis una mejor alternativa a los fondos de bonos como los fondos monetarios?”

La respuesta a esta pregunta depende de si se está planteando invertir en fondos monetarios para la situación actual o de manera permanente.

Si se busca invertir en fondos monetarios de manera táctica, se está intentado hacer market timing con la duración (comprar bonos a corto plazo ahora para más tarde comprar bonos a largo plazo). Lo normal es que se pierda dinero en el proceso, exactamente igual que ocurre con el market timing en las acciones. Refuerza bastante esta posición recordar que los que están buscando alternativas ahora a los bonos, lo hacen tras las caídas, de la misma forma que cuando hay caídas de bolsa algunos clientes quieren menos acciones. Relacionado con esto, recordaría que cuando los bonos caen, la rentabilidad esperada aumenta, así que de hacer algo, se debería invertir más en bonos después de las caídas, no menos.

Si se busca invertir de manera estratégica en las carteras conservadoras en bonos de corto plazo (fondos monetarios) para reducir el riesgo (y con ello la rentabilidad esperada), esto es una propuesta totalmente razonable. El nivel mínimo de riesgo y rentabilidad lo hemos definido nosotros en base a lo que consideramos una rentabilidad esperada mínima para nuestros clientes (0,6% para el perfil 1 en 2022), pero es algo que está sujeto a opinión. De cualquier forma, si quisiéramos reducir el riesgo del perfil más conservador (y la rentabilidad esperada), lo primero sería reducir el peso de acciones ya que el riesgo esperado (volatilidad) del fondo de acciones es de 14,3%, mientras que el riesgo del fondo de bonos es de 3,4%.

Por último, conviene recordar que los fondos de bonos también invierten parte en bonos de corto plazo (en la proporción que les toca por tamaño de emisión).

Conclusión

Tras las caídas de una clase de activo, suelen surgir dudas sobre si conviene mantenerlo en cartera, o esperar a un mejor momento a invertir en el mismo. Independientemente de que sean acciones o bonos.

En estos casos conviene recordar que el mercado es una estructura extremadamente eficiente en la incorporación de nueva información. Cualquier apuesta que tomemos sobre el mercado es un sesgo que estamos dando a la cartera y que puede funcionar bien o mal, pero en media suele salir mal, porque nuestra tendencia es a seguir rentabilidades pasadas con nuestra decisiones, tanto en acciones como en bonos, lo que nos lleva a comprar caro y vender barato.

Si aún no estás indexado con nosotros: no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer, sus pronósticos de rentabilidad, sus costes, … sin compromiso y sin tener que facilitarnos ningún dato personal.

Lanzamos nuestras carteras de fondos ISR

A lo largo de nuestros 6 años y medio de vida nos han preguntado varias veces sobre por qué no teníamos una cartera de fondos que incorporara criterios de Inversión Socialmente Responsable (ISR o ESG por sus siglas en inglés, Environmental, Social and corporate Governance). La razón era que no existía una oferta de fondos indexados ISR suficientemente amplia como para ofrecer una cartera globalmente diversificada y de bajo coste a nuestros clientes. Sin embargo, la oferta se ha incrementado recientemente y consideramos que ahora es buen momento para empezar a ofrecer carteras de fondos indexados con un sesgo ISR a nuestros clientes.

10 carteras con sesgo ISR

Para los clientes que prefieren limitar sus inversiones a los sectores y a las empresas que incorporan los criterios ISR, hemos creado diez carteras de fondos indexados ISR, una para cada perfil de riesgo de 1 a 10.

Los fondos de los que está compuesta la cartera, de forma genérica, excluyen las industrias controvertidas en materia de sostenibilidad, gobernanza y en responsabilidad social (por ejemplo: tabaco, armas, energías no renovables o pornografía). También excluyen compañías que comprometen, con su conducta o productos, el medioambiente y la salud de las personas (por ejemplo: vulneración de los derechos humanos, exclusión de colectivos de personas, ataques a la salud pública, …). Detallamos los criterios ISR utilizados más abajo bajo el título «Criterios de selección ISR».

Costes, diversificación y pronóstico de rentabilidad de los fondos ISR

Tras haber analizado en profundidad la gama disponible de fondos indexados traspasables ISR en España, hemos podido construir una cartera suficientemente diversificada y con costes bajos, con la que podemos trabajar cómodamente.

No obstante, hay que destacar que los fondos indexados ISR son de menor tamaño que los fondos indexados por capitalización y que los costes de estos fondos son más altos. Este dato es importante, ya que unos costes más altos penalizarán inevitablemente los pronósticos de rentabilidad.

Cabe destacar también que los fondos de inversión con sesgo ISR son un poco menos diversificados que los fondos indexados sin sesgo, con lo que conllevan un riesgo algo mayor y, por lo tanto, afectará a la volatilidad.

Aunque no existen todavía estudios lo suficientemente concluyentes al respecto, con mayores costes y menor diversificación, es probable que a largo plazo los fondos ISR acaben teniendo una rentabilidad por riesgo inferior a los fondos indexados sin sesgo.

Selección de los fondos ISR

Para seleccionar los fondos ISR que constituyen nuestras carteras, hemos seguido los siguientes criterios de selección:

  • Liquidez (tamaño del fondo).
  • Comisiones (costes del fondo).
  • Criterios ISR seguidos por el índice de referencia.
  • Diversificación del índice y del fondo (concentración en las 10 posiciones más importantes, concentración geográfica, concentración sectorial, concentración por emisor…).
  • Seguimiento del índice (tracking error) diferencia de volatilidad y rentabilidad tanto del fondo ISR contra su índice de referencia ISR como del índice de referencia contra el «índice padre». El «índice padre» es el índice inicial desde el cual se empiezan a aplicar criterios de exclusión ISR.

Por sencillez, minimización de costes y oferta limitada, hemos decidido construir una sola cartera con cuatro fondos diversificados por geografía y clases de activo:

  • En renta variable (acciones), escogemos un fondo de renta variable global ISR y otro de renta variable emergente ISR, ambos de Vanguard.
  • En renta fija (bonos), escogemos un fondo de renta fija global corporativa ISR de iShares (Blackrock). Para completar la diversificación de renta fija hemos añadido un fondo de renta fija global de gobiernos, de la gestora Amundi.

Estos cuatro instrumentos son los que se desglosan a continuación:

Clase de activo Nombre instrumento Indice de referencia
Acciones globales ISR Vanguard ESG Dev.World Stk Idx Eur -Ins Plus FTSE Developed All Cap Choice Index
Acciones economías emergentes ISR Vanguard ESG Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus FTSE Emerging All Cap Choice Index
Bonos empresas globales ISR iShares ESG Global Corp Bnd Idx Eur Hdg Bloomberg Barclays Global Aggregate Corporate Index
Bonos gobiernos globales Amundi JPM Global Gov Bnd Idx Eur Hdg JPM GBI Global Traded Index Hedged EUR

Para la obtención de los pesos hemos buscado diferenciarnos el mínimo posible de las carteras de fondos de 10 mil a 100 mil euros sin sesgo. Por ejemplo, el peso de renta fija y renta variable es el mismo en ambos casos.

Costes de las carteras ISR

Comparando los costes de las carteras de fondos ISR y los costes actuales de las carteras de fondos de 10 mil a 100 mil euros, observamos que de media los costes de los fondos ISR son 0,08 puntos porcentuales más caros (media de las carteras sin sesgo 0,08% vs. media de las carteras ISR 0,16%).

Esto se debe a que las empresas de construcción de índices realizan un análisis detallado en materia de sostenibilidad, gobernanza y responsabilidad social a las empresas del mercado antes de construir el índice ISR, incurriendo en unos gastos mayores a los índices construidos a través de la ponderación por capitalización y a que los fondos ISR de momento tienen un tamaño inferior a los fondos sin sesgo.

Aunque la asignación de activos de las carteras de fondos ISR se ha realizado de forma similar a la de las carteras de fondos de 10 mil a 100 mil euros y por lo tanto los pronósticos de rentabilidad y volatilidad bruta son similares, debido a los costes más altos de los instrumentos con características ISR el pronóstico de rentabilidad neta en estas carteras es ligeramente inferior al pronóstico de rentabilidad neta de las carteras de fondos de 10 mil a 100 mil euros.

Criterios de selección ISR

En acciones globales y emergentes, el criterio de ISR utilizado en Vanguard para la construcción del índice consiste en la exclusión de compañías del «índice padre» pertenecientes a las categorías de «problemas de producto» (energía no renovable, «vicio adulto» o armas) o «problemas de conducta» (Controvertidos o diversidad), datos que se obtienen de la empresa MSCI. La diversificación geográfica y sectorial se ve ligeramente afectada comparada con el «índice padre», ya que Vanguard no restringe los pesos por país ni sector. Los componentes del fondo se reajustan anualmente. Más información en Vanguard ISR (enlace en inglés).

En bonos de renta fija corporativa global, el criterio de ISR utilizado en Blackrock para el fondo consiste en excluir compañías pertenecientes a las categorías de producción de armas, componentes nucleares, extracción energética del carbón, producción de tabaco o que sus actuaciones se encuentren en conflicto con los principios de las Naciones Unidas de compañías pertenecientes a los sectores industrial, eléctrico y servicios financieros. Los datos de ISR se obtienen de MSCI. El fondo se reajusta mensualmente. Más información en Blackrock ISR (enlace en inglés).

Características de los fondos de las carteras ISR

1. Fondo de acciones globales ISR

Se trata del fondo Vanguard ESG Dev. World Stk Idx Eur -Ins Plus (ISIN nº IE00BFPM9S65), sigue al índice FTSE Developed All Cap Choice en euros, que replica la evolución de las acciones de países desarrollados, incluyendo todos los tamaños de compañías (pequeña, mediana y gran capitalización) excluyendo ciertas compañías que no cumplen criterios ISR. Tiene 2920 millones de euros (M€, el 28/02/2022) de activos bajo gestión y cuenta con unos costes relativamente bajos para el entorno de ISR (Total Expense Ratio, TER, de 0,13%). El fondo sigue bien al índice con un tracking error de 0,29%.

Es un fondo diversificado ya que las 10 principales posiciones representan un 18% del fondo, que invierte en total en más de 4200 acciones. La principal exposición geográfica es Estados Unidos con un 66%, seguido de Europa con un 17%.

Los criterios ISR utilizados por Vanguard son claros: del «índice padre» FTSE Developed All Cap Index se eliminan un total de 853 compañías que representan el 18% del mismo. Las principales exclusiones son Johnson & Johnson y Walmart (excluidas por problemas relacionados con la vulneración de los principios de las Naciones Unidas), Berkshire (excluida por estar invertida en compañías de extracción de combustibles fósiles y de producción de energía nuclear), ExxonMobil y Chevron (excluidas por ser compañías de extracción de combustibles fósiles).

Las 10 principales posiciones del «índice padre» representan un 14% del fondo (total 5.711 posiciones). La principal exposición geográfica es Estados Unidos con un 64% y seguido de Europa con un 16%.

Comparando el índice ISR contra el «índice padre» se observa una ligera sobreponderación en Estados Unidos (66% vs. 64%), en empresas tecnológicas (24% vs. 20%) y consumo discrecional (16% vs. 13%, el consumo discrecional es el consumo que no es esencial, como la ropa, el entretenimiento, la automoción). Por otro lado, una subponderación en las empresas industriales (11% vs. 14%).

En cuanto a su rentabilidad en los últimos 5 años, se observa una mejora entre el índice ISR y el «índice padre» de 1,3 puntos porcentuales al año (12,4% vs 11,1%). La volatilidad es similar entre los dos índices (12,6% vs 12,9%). Sin embargo, cabe recordar que las rentabilidades pasadas no son un indicador fiable de las rentabilidades futuras. Es probable que el fondo ISR haya obtenido una mayor rentabilidad en los últimos 5 años por el auge de la inversión ISR, y que este diferencial de rentabilidad pasada no se mantenga en el futuro.

2. Fondo de acciones emergentes ISR

Se trata del fondo Vanguard ESG Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus (ISIN nº IE00BNDQ1L38), sigue al índice FTSE Emerging All Cap Choice en EUR y replica el comportamiento de las empresas de países emergentes, incluyendo todos los tamaños de compañías (pequeña, mediana y gran capitalización). Tiene 345 M€ (el 28/02/2022) de activos bajo gestión y con unos costes relativamente bajos para el entorno de ISR (TER 0,18%). El fondo sigue bien al índice con un tracking error de 0,19%.

Es un fondo diversificado, ya que las 10 principales posiciones representan un 28% del fondo, que invierte en más de 2720 empresas. La principal exposición geográfica es China, con un 52% seguido de Taiwán, con un 20%, seguido de la India con un 10%.

Manteniendo los criterios de exclusión de Vanguard, se excluyen 742 compañías que representan el 15% del «índice padre» y las principales exclusiones son Reliance Industries, Vale do Rio Doce y Gazprom (excluidas por ser compañías de extracción de combustibles fósiles), Tata Consultancy (excluida por ser una compañía de consultoría a empresas de producción de energía nuclear y por problemas relacionados con la vulneración de los principios de las Naciones Unidas) y Saudi Basic Industries (excluida por problemas relacionados con la vulneración de los principios de las Naciones Unidas).

Las 10 principales posiciones del «índice padre» representan un 24% del fondo (total 3510 posiciones). La principal exposición geográfica es China, con un 52% seguido de Taiwán con un 20%, seguido de la India con un 10%.

Comparando el índice ISR contra el «índice padre» se observa una ligera sobreponderación en China (43% vs 40%), en empresas tecnológicas (28% vs 25%) y financieras (18% vs 16%). Por otro lado, una sub-ponderación en la India (20% vs 18%) y en Brasil (4% vs 26%).

En cuanto a rentabilidad en el último año (el fondo sólo existe desde principios de 2021), comparando el índice ISR y el «índice padre» se observa una rentabilidad anualizada muy similar de 13,4% y 13,7% respectivamente. La volatilidad es también similar de un índice a otro, de 16,1% vs. 16,3%.

3. Fondo de bonos globales corporativos ISR

Se trata del fondo de Blackrock, iShares ESG Global Corp Bnd Idx Eur Hdg (ISIN nº IE00BJN4RG66), sigue al índice Bloomberg Barclays Global Aggregate Corporate Index (un índice sin sesgo) y replica la rentabilidad de los bonos de empresas de todo el mundo en EUR y con la divisa cubierta. Tiene 816 M€ (el 28/02/2022) de activos bajo gestión y con unos costes relativamente bajos para el entorno de ISR de renta fija (TER 0,16%). El fondo sigue bien al índice con un tracking error de 0,12%.

Es un fondo muy diversificado, las 10 principales posiciones representan un 1,1% del fondo (total 5600 posiciones de más de 1260 compañías). Tiene una duración de 7,09 años y un yield (interés anual medio) de 1,6%. La principal exposición geográfica es Estados Unidos con un 52% seguido de Europa con un 21%.

Como se explicó en el apartado de «Criterios de selección ISR» los criterios de exclusión de Blackrock son claros: se eliminan del índice de referencia 755 compañías y las principales exclusiones son Porsche y Walmart (excluidas por problemas relacionados con la vulneración de los principios de las Naciones Unidas), Royal Dutch Shell (excluida por ser una compañía de extracción de combustibles fósiles), Boeing (excluida por tener un porcentaje de sus ganancias que viene de armas controvertidas) y British American Tobacco (excluida ser una empresa tabacalera).

El índice de referencia tiene una duración de 7,14 años y un yield de 1,62%. La principal exposición geográfica es Estados Unidos con un 54% seguido de Europa con un 21%.

El fondo se lanzó en febrero de 2021 y desde entonces las rentabilidades obtenidas del fondo comparado con el índice son rentabilidades positivas, 3,7% y 4,1% respectivamente. En el caso de este fondo no existe un índice ISR, el fondo hace el filtro ISR sobre el «índice padre» directamente.

4. Fondo de bonos globales gobiernos (sin sesgo)

Se trata del fondo de Amundi JPM Global Gov Bnd Idx Eur Hdg (ISIN nº LU0389812693), sigue al índice JPM GBI Global Traded Index Hedged EUR y replica la rentabilidad de los bonos de gobiernos globales, cubierto a EUR. Tiene 2330 M€ (el 28/02/2022) de activos bajo gestión. Es un fondo muy diversificado, las 10 principales posiciones representan un 1,58% del fondo. Los costes del fondo son de 0,20%. El fondo sigue bien al índice con un tracking error de 0,20%.

¿Es una cartera de fondos ISR mejor que una cartera de fondos «tradicional»?

Depende de cada inversor y del riesgo que quiera asumir. Por un lado, sabemos que una cartera de fondos ISR tiene mayores costes y menor diversificación que una cartera de fondos indexados ponderados por capitalización, esto nos lleva a pensar que a largo plazo las rentabilidades por riesgo serán inferiores. Además, el proceso de creación de los índices está aún por pulir y todo depende de la transparencia de los datos y del algoritmo de valoración de las casas de análisis, un proceso más complejo que el de ponderación por capitalización que siguen los índices «tradicionales».

Por otro lado, a favor de la incorporación de criterios ISR está el premiar a las empresas cotizadas a incorporar mejor los criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo en su gestión. Al introducir un sesgo ISR en la inversión, el inversor está fomentando que más empresas adopten estos criterios, y está encareciendo el capital para las empresas que los incorporan en menor medida. Recientes estudios muestran que compañías con buenos ratings ISR suelen tener una mejor contabilidad financiera en el futuro (Khan, Serafeim y Yoon 2015).

Conclusión

En nuestra opinión, la inversión con criterios ISR es una tendencia de inversión que se va a quedar con nosotros a largo plazo. La decisión individual de invertir en ellos nos parece razonable para que cada uno elija por su cuenta. Ambas elecciones de inversión, sin sesgo o con sesgo ISR, nos parecen perfectamente razonables y por ello hemos decidido ofrecerlas a nuestros clientes.

Desde Indexa nuestro objetivo es siempre ofrecer las mejores carteras a nuestros clientes, carteras diversificadas y con los costes más bajos del mercado, y eso es lo que hacemos con esta cartera de fondos ISR para todo inversor que además de rentabilizar su inversión, quiere intentar que su inversión tenga un impacto más positivo en nuestro planeta y en las personas que lo habitamos.

Carteras de fondos: cómo elegir el sesgo ISR

Si ya tienes tu cartera de fondos con Indexa: puedes elegir introducir un sesgo ISR desde tu área privada \ seleccionando tu cuenta de fondos \ Configuración de la cuenta \ Perfil inversor \ Cambiar mis respuestas. Al final del test de perfil, podrás indicar tu preferencia ISR.

Si aún no tienes tu cartera de fondos con nosotros, puedes responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) y marcar tu elección cartera sin sesgo o con sesgo ISR en el proceso de alta.

Carteras de planes de pensiones y fondo de fondos

No ofrecemos todavía la alternativa ISR en nuestros planes de pensiones individuales, de EPSV individuales, planes de pensiones de empleo y fondo de fondos, pero es una posibilidad que valoraremos más adelante, cuando tengamos la masa crítica suficiente como para plantearnos duplicar el número de planes de pensiones que asesoramos.

Perfil de la mujer inversora en gestión automatizada 2022

Con la ocasión del Día Internacional de la Mujer, en Indexa hemos actualizado el perfil de la mujer inversora en gestión automatizada.

  • De las 55 mil cuentas que gestionamos, un 24% tienen una mujer como primer titular y un 76% un hombre, vs. 22% hace un año. Una proporción que aumenta año tras año en las creaciones de nuevas cuentas, llegando al 29% en 2022.
  • La inversión media de las mujeres es un 17% inferior a la inversión media de los hombres, y su perfil de riesgo medio es 7,2 sobre 10, más conservador que el perfil de riesgo medio de los clientes masculinos (8,0 sobre 10)

Las mujeres cada vez más se interesan más por obtener una rentabilidad para sus ahorros, así como por su futuro financiero. Hemos analizado el perfil de las más de 12 mil cuentas que tienen a una mujer como primer titular, tanto de fondos indexados como de planes de pensiones, planes de EPSV o representantes de empresa en plan de empleo, y presentamos datos de interés que muestran esta tendencia.

De estas 55 mil carteras gestionadas por Indexa, un 24% tienen una mujer como primer titular (frente al 22% de 2021) y un 76% un hombre. Una proporción que aumenta año tras año en las creaciones de cuenta, llegando al 29% en 2022. Aunque aún la proporción es menor en el caso de mujeres, la tendencia va aumentando año tras año.

Crecimiento del porcentaje de mujeres que abren cuenta desde 2015 hasta 2022

 

Clientes 1er titular de una cuenta

Cuentas

%

Inversión total Inversión media
Hombre

36.474

42.158

76%

1.090.348.847€

25.855 €

Mujer

12.472

13.678

24%

294.680.689€

21.538 €

Total

48.946 55.824 100% 1.385.029.536€

24.797 €

Mayor interés en planes de pensiones y menor inversión media

Un 76% de las cuentas de mujeres son de fondos de inversión y un 24% de planes de pensiones, en comparación el 80% y 20% respectivamente para los hombres.

La inversión media en fondos es un 18% inferior a la de los hombres en 2022 (23.604 € vs. 27.965 €), de igual manera que en planes de pensiones, donde sigue siendo un 19% más baja (15.172 € vs. 18.043 €).

En cuanto a las cuentas de menores, la proporción es de 51% cuentas de niñas y 49% cuentas de niños, un indicio para pensar que con los años el porcentaje de mujeres y hombres inversores en Indexa se irán equilibrando.

El perfil de riesgo medio de las mujeres es 7,2 y el 10 es el más popular

En cuanto al perfil de riesgo medio de las mujeres sube hasta el 7,2 sobre 10 (frente a un 6,7 de 2021), ligeramente más conservador que el perfil de riesgo medio de los hombres (8,0 sobre 10).

En ambos casos el perfil más popular en número de clientes es el perfil 10 de 10, que es el perfil estimado por Indexa para un 22% de las mujeres y para el 32% de los hombres.

Gráfica de los perfiles de riesgo por hombre y mujer

Más mujeres funcionarias y amas de casa, aunque la mayoría son trabajadoras por cuenta ajena

Las mujeres inversoras son principalmente trabajadoras por cuenta ajena (60%), una proporción algo menor que en el caso de los hombres (67%). Sin embargo, hay una mayor presencia dentro del grupo de las mujeres de funcionarias (16% de las mujeres vs. 13% de los hombres), pensionistas (6,4% de las mujeres vs. 3,9% de los hombres), y amas de casa (3,0% de las mujeres vs. 0,1% de los hombres).

Distribución del porcentaje de mujeres y hombres entre las distintas ocupaciones

En cuanto al nivel de formación, el porcentaje de clientes con formación universitaria es prácticamente el mismo para mujeres (81%) y hombres (77%). También se aprecia un mayor porcentaje de mujeres solo con educación primaria (5%) frente a la de los hombres (3%).

Distribución de los niveles de educación por género

Mujeres indexadas que lideran en confianza

En cuanto a frecuencia de consulta de sus posiciones, el 18% de las mujeres entran a Indexa menos de 2 veces al año, frente a un 13% de los hombres. En el caso de los hombres, un 18% entran entre 5 y 10 veces al año, frente al 15% de las mujeres para esa misma frecuencia.

Distribución del número de días medios entre consulta y consulta al área privada

Actualización 08/03/2022

Respecto a la edad de las inversoras, hay un porcentaje mayor de mujeres menores de edad (9%), y de mujeres mayores de 50 años (en total un 23%), frente al 3% y 19% respectivamente en el caso de los hombres.

Gráfica de la comparación del % de mujeres y hombres por tramos de edad

Si aún no te estás indexando con nosotros, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera de fondos de inversión o de planes de pensiones te podemos ofrecer.

Si ya te estás indexando con nosotros, no dudes en recomendarnos a tus amigos o familiares para conseguir ambos un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

Equipo Indexa

Sobre la exposición de nuestras carteras a Rusia

Desde el ataque de Rusia a Ucrania la semana pasada (28/02/2022) muchos clientes nos han planteado las siguientes preguntas:

¿Cuál es la exposición de las carteras a Rusia?

¿Estamos haciendo algo para vender las inversiones en Rusia?

¿Podemos ofrecer a los clientes la posibilidad de no tener ninguna parte de su cartera en Rusia?

Pensábamos esperar a tener unas respuestas completas para publicar este artículo, pero por la frecuencia de las preguntas, hemos preferido publicar ahora esta respuesta parcial a las preguntas, que completaremos más adelante conforme vayan surgiendo nuevos elementos de respuesta.

Exposición de las carteras de fondos a Rusia

La exposición de nuestras carteras de fondos a Rusia antes del inicio de la guerra se situaba entre el 0,1% y el 0,4% de la cartera, en función del tamaño de la cartera y del perfil inversor del cliente.

Teníamos antes del inicio de la guerra de Ucrania, cuatro fondos indexados con una exposición marginal a Rusia:

El fondo de bonos globales a largo plazo, Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins Plus, indexado sobre el índice Barclays Global Aggregate Float Adjusted Bond, que pesa entre 21 y 86% de las carteras de fondos de menos de 10 mil euros, tenía una exposición de 0,4% a bonos rusos, equivalente a un peso en las carteras entre 0,1% y 0,3%.

El fondo de acciones de países emergentes, Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus, indexado sobre el índice MSCI Emerging Markets, que pesa entre el 0 y el 10% de las carteras de fondos de 10 a 100 mil euros, y entre el 2 y el 9% en las carteras de fondos de más de 100 mil euros en función del perfil inversor del cliente, tenía una exposición del 3,3% a acciones rusas, equivalente a un peso en las carteras entre 0,1 y 0,3%.

El fondo de bonos de empresas europeas, Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins Plus, indexado al índice Barclays Euro Non-Government Bond, que pesa entre 4 y 16% en las carteras de fondos entre 10 y 100 mil, y entre 14 y 79% de las carteras de fondos de más de 100 mil euros en función del perfil inversor del cliente, tenía una exposición de 0,3% a Rusia, equivalente a un peso en las carteras debajo de 0,1%.

El fondo de bonos de países emergentes cubiertos a euro, iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg, indexado sobre el índice EMBI Global Diversified Index publicado por JP Morgan, que pesa entre el 2 y el 3% de las carteras de fondos de más de 100 mil euros, en función del perfil inversor del cliente, tenía una exposición del 3,1% a acciones rusas, equivalente a un peso en las carteras debajo del 0,1%.

En cuanto al fondo de acciones globales presente en las carteras de fondos de menos de 10 mil euros, Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Plus, indexado sobre al el índice MSCI World, que pesa entre 14 y 79% de las carteras de menos de 10 mil euros, no tenía exposición a Rusia, o tenía una exposición inferior a 0,1%.

Exposición de nuestros planes de pensiones a Rusia

En cuanto a nuestras carteras de planes de pensiones (individuales, de EPSV o de empleo), la exposición total a Rusia antes de la guerra se situaba entre el 0,1% y el 0,3%, en función del perfil inversor del cliente.

Nuestros planes de pensiones incluyen 4 fondos indexados cotizados (ETFs) con una exposición marginal a Rusia:

El Vanguard FTSE Emerging Market (ISIN US9220428588), indexado sobre el índice FTSE Emerging Markets, con un peso de 10% en el plan de pensiones de acciones tienen una exposición del 2,9%.

El Lyxor Core STOXX Europe 600 (ISIN LU0908500753), indexado sobre el índice STXE 600 € NRt, con un peso de 15% en el plan de pensiones de acciones tienen una exposición del 0,01%.

El SPDR Bloomberg Barclays Global Aggregate Bond ETF (ISIN IE00BF1QPL78), indexado sobre el índice Barclays Global Aggregate Corporate TR Hedged EUR, con un peso de 15% en el plan de pensiones de bonos tienen una exposición del 0,1%.

El Vaneck Vectors JP Morgan EM LC Bond ETF (US92189H3003), indexado sobre el índice J.P. Morgan Government Bond Index Emerging Markets Global Core, con un peso de 5% en el plan de pensiones de bonos tienen una exposición del 0,6%.

No hay exposición a Bielorrusia

Los fondos de nuestras carteras no tienen exposición a valores de Bielorrusia (algunos clientes también nos han preguntado si nuestras carteras incluyen inversiones en Bielorrusia, colaborador de Rusia en esta guerra).

Cambio en los índices

Desde el inicio de la invasión rusa en Ucrania el 24/02/2022, se han cerrado los mercados rusos de acciones y de bonos. Como en momentos de choques extremos que causan una falta de demanda para poder satisfacer la oferta (vendedores de acciones o bonos), se suspenden las cotizaciones hasta nuevo aviso. Como consecuencia de este cierre, las acciones y los bonos rusos cotizados en mercados rusos dejan de tener liquidez, y como consecuencia de esta falta de liquidez, se ven excluidos de los índices.

Es lo que ha ocurrido el pasado 02/03/2022 cuando MSCI, el creador de los índices MSCI World y MSCI Emerging Markets ha excluido a los valores rusos de sendos índices. Barclays aun no ha excluido a los bonos rusos del índice Barclays GA Float Adjusted Bond, sobre el que está indexado el fondo Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins Plus presente en nuestras carteras de fondos de menos de 10 mil euros, y JP Morgan ha decidido mantener los bonos rusos actuales de su índice de bonos de mercados emergentes “EMBI Global Diversified Index” pero excluir las nuevas emisiones.

Como consecuencia de este cambio en los índices, los fondos indexados sobre estos índices deberían vender automáticamente los valores excluidos.

Los fondos no pueden vender los valores que han salido del índice

Sin embargo, varias razones impiden que los fondos vendas las acciones o los bonos rusos. La primera es que los mercados rusos están cerrados, lo que impide la venta de las acciones en el mercado. La segunda es que, aunque los mercados estuvieran abiertos, Rusia ha prohibido la venta de valores rusos por parte de inversores extranjeros. La tercera es que, aunque se pudieran vender estos valores en Rusia, probablemente la expulsión de Rusia del sistema interbancario SWIFT impediría que el fondo de inversión europeo, domiciliado en Irlanda o en Luxemburgo, pudiera transferir el dinero de vuelta.

Una alternativa para los fondos sería vender estos valores, o los derechos económicos asociados a estos valores, en privado, para deshacer estas posiciones.

Las gestoras, Vanguard e iShares, todavía no han publicado lo que iban a hacer con los valores rusos. Lo más probable es que hayan contabilizado las inversiones rusas con un valor teórico próximo a cero en su cálculo de valor liquidativo diario de los fondos. Estaremos atentos y lo publicaremos en este blog cuando lo hayan comunicado.

Actualización 11/03/2022: Vanguard ha publicado que realizarán los ajustes a los precios de empresas rusas utilizando una variedad de indicadores de mercado para valorar los activos correctamente y que cuando sea posible dejarán de tener exposición a activos Rusos. Por otro lado, iShares todavía no se ha pronunciado en su procedimiento, pero lo más probable es que hayan contabilizado las inversiones rusas con un valor teórico próximo a cero en su cálculo de valor liquidativo diario de los fondos.

Ninguno de los fondos de nuestras carteras ha dejado de poder suscribirse o reembolsarse

Los fondos de inversión con una mayor exposición a Rusia han tenido que dejar de publicar su valor liquidativo, y por ello ya no se pueden suscribir o reembolsar. No es el caso de ninguno de los fondos de nuestras carteras porque todos tenían una exposición a Rusia inferior al 5% del fondo.

Los fondos ya no invierten más en valores rusos

Por otra parte, los fondos que antes incluían acciones o bonos rusos ya no invierten en ellos, porque estos han salido de los índices que buscan replicar.

Los beneficios de la diversificación

Una vez más se confirman los beneficios de la diversificación global. A pesar de que la gran mayoría de las acciones y bonos rusos van a pasar a tener un valor cercano a cero, el impacto en una cartera globalmente diversificada por geografía y clase de activo ha sido relativamente reducido. En los dos primeros meses de 2022, la cartera media de Indexa (6/10) se ha depreciado sólo en un 4,7%. Durante los últimos días los bonos se han apreciado actuando de nuevo como amortiguador de caídas.

En el pasado 2016, mostramos un comportamiento similar en el artículo titulado El Brexit y la importancia de la diversificación y en el artículo El homo indexatus, invertir a largo plazo y los “cisnes negros” comprobamos que a pesar de todos los eventos extremos del siglo XX (el surgimiento del comunismo en China 1949 o la revolución soviética en Rusia en 1917, por ejemplo) la rentabilidad real (descontando inflación) de un inversor indexado al mundo desde 1899 a 2018 fue de un 5,0% anual.

Esta lamentable guerra entre Ucrania y Rusia es un nuevo evento extremo que está teniendo su impacto en el valor de las inversiones, pero una cartera globalmente diversificada por geografía y clase de activo de fondos indexados es la mejor opción para maximizar la rentabilidad corregida por riesgo.

Nuestro apoyo a las víctimas

Aprovechamos para mandar nuestro apoyo, aunque sea sólo simbólico, a todas las personas que están sufriendo esta guerra y esperamos que acabe pronto.

Actualización 2022 de los pronósticos de rentabilidad a largo plazo

Como venimos haciendo cada año, hemos actualizado los pronósticos de rentabilidad y riesgo de nuestras carteras. El objetivo es que anualmente incluyamos la última información disponible de cara a estimar la rentabilidad que podemos esperar en el largo plazo. En años anteriores, hablábamos de «expectativas» de rentabilidad o de rentabilidad esperada a largo plazo, pero los términos «expectativas» o «esperado» quizás podría generar una falsa sensación de seguridad en cuanto a la previsión. Son los términos que se utilizan habitualmente en la industria y en la literatura académica, pero a partir de ahora preferimos hablar de «pronóstico» y de «opiniones» de las grandes gestoras, que en nuestra opinión comunica mejor lo inciertos que son estos datos y lo poco relevante que es la rentabilidad esperada frente a la inesperada.

La metodología que utilizamos para realizar el cálculo del pronóstico de rentabilidad y riesgo está fijada por nuestro comité asesor y está publicada en la página de nuestro modelo de gestión. Para estimar el pronóstico de rentabilidad a largo plazo de los mercados de acciones, calculamos el promedio de las opiniones de algunas grandes casas de gestión como Vanguard, JP Morgan, Franklin Templeton, State Street Global Advisors (SSGA) o Blackrock y luego restamos las comisiones de los fondos seleccionados de nuestras carteras. Por tanto, antes de entrar en detalles, conviene recordar que estas opiniones son de las grandes gestoras, no suponen una garantía de rentabilidad futura y por supuesto no son un indicador fiable de rentabilidad futura. Por otro lado, la rentabilidad real que se acabe obteniendo con seguridad diferirá de la opinión media de las gestoras ya que la rentabilidad inesperada es mucho más importante que la rentabilidad esperada.

Este año los pronósticos de rentabilidad anual a largo plazo, que hemos tomado en consideración para las acciones, son las siguientes:

Para las clases de activo de bonos, se tiene en cuenta principalmente el tipo de interés a largo plazo. Por ejemplo, si los bonos de empresas europeas actualmente ofrecen un tipo de interés del 0,4%, el pronóstico de la rentabilidad de este activo a largo plazo será un 0,4% menos las comisiones del fondo seleccionado.

De esta manera, los pronósticos de rentabilidad a largo plazo de las diferentes clases de activo actuales y las anteriores son las siguientes:

Como se puede observar, de forma general, los pronósticos de rentabilidad a largo plazo de las acciones han disminuido debido al aumento de los precios el año pasado. De forma opuesta, los pronósticos de rentabilidad de los bonos han subido debido a las caídas generalizadas de los precios en 2021.

El efecto sobre los pronósticos de rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros (k€) es el siguiente:

Se puede observar que el pronóstico de rentabilidad disminuye ligeramente para las carteras más agresivas y aumenta para las carteras más conservadoras. Con esta nueva información no queremos decir que sepamos lo que va a ocurrir en el futuro, especialmente en el corto plazo, y tampoco estamos dando un mensaje de reducir o aumentar el riesgo de las carteras. Estos cambios de pronósticos solo son informativos y no suponen ningún cambio en las carteras modelo asignadas a nuestros clientes porque nuestro modelo se basa principalmente en el peso que da el mercado a las diferentes clases de activo y no tanto en nuestros pronósticos de rentabilidad a largo plazo.

Un ejemplo que demuestra lo poco significativas que son estas actualizaciones lo podemos encontrar utilizando los pronósticos de volatilidad para el cálculo de los rangos de pronósticos de rentabilidad. Para una cartera 6/10, el pronóstico de volatilidad en marzo de 2021 era de 7,7% y en enero de 2022 es de 7,5%. Esto significa que, con una confianza del 95%, el rango del pronóstico de rentabilidad pasa de estar entre -13,0% y 17,3% a estar entre -12,6% y 16,9%. Esta ligera diferencia en unos rangos tan amplios muestra que lo realmente importante es la rentabilidad inesperada.

Los pronósticos de las demás carteras, de menos de 10 mil euros, de más de 100 mil euros o las carteras de planes de pensiones o EPSVs, están todas disponibles en nuestra página de modelo de gestión.

Si ya tienes tu cuenta abierta con nosotros, puedes ver los nuevos pronósticos de tu cartera en tu área privada \ Plan.

Si aún no estás indexado con nosotros: no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer, sus pronósticos de rentabilidad, sus costes, … sin compromiso y sin tener que facilitarnos ningún dato personal.

Reducción de costes de los ETFs en los que invierte nuestro plan de pensiones de bonos

Seguimos reduciendo los costes de nuestros planes de pensiones, con una reducción del coste de los ETFs en los que invierten nuestros planes de pensiones de bonos (-0,08 puntos porcentuales), y de los otros costes de todos nuestros planes de pensiones (-0,05 puntos porcentuales). A continuación te lo contamos con más detalles.

Reducción de costes del plan de pensiones de bonos

Seguimos reduciendo los costes de nuestro plan de pensiones de bonos, Indexa Más Rentabilidad Bonos PP (código DGS N5137), de nuestra EPSV equivalente, Indexa Más Rentabilidad Bonos PPSI, y en el subfondo de nuestro plan de pensiones de empleo, Indexa Empleo Bonos. El 1 de enero de 2022 redujimos las comisiones de gestión en nuestros planes de pensiones en 0,01 puntos porcentuales anuales (p.p.). Ahora, volvemos a bajar aún más los costes cambiando algunos de los ETFs indexados en los que invierte el plan por otros más económicos. De esta manera, conseguimos reducir el coste del plan de bonos en 0,08 puntos porcentuales, cuyo coste total pasa a ser de 0,57% (vs. 0,67% en 2021):

  • 0,38% de comisión de gestión de Caser e Indexa (vs. 0,39% en 2021)
  • 0,05% de comisión de depositaria de Cecabank
  • 0,11% de coste medio de los ETFs en los que invierte el plan (antes 0,19%)
  • 0,03% de otros costes (dato de 2021 vs. 0,08% en 2020)
  • 0,57% de coste total (vs. 0,67% en 2021)

La razón por la que decidimos realizar estos cambios no es solo la reducción de costes de los instrumentos de 0,08 puntos porcentuales (de 0,19% a 0,11%) sino también la de aumentar la diversificación de la cartera. De esta manera conseguimos, por un lado, mejorar la diversificación entre bonos corporativos y gobiernos, disminuyendo el peso en bonos gubernamentales de 76% a 63%, y por otro, incrementamos el peso en Estados Unidos del 31% al 41%, una región que actualmente estaba infraponderada en nuestros planes de bonos.

La razón por la que hacemos el cambio ahora es porque poco a poco algunos ETFs van reduciendo sus comisiones, debido a que hay más competencia en el mercado y a la aparición de nuevos instrumentos con índices de bajo coste. El motivo por el que no hemos hecho el cambio antes es el coste de transacción que implica vender un ETF y comprar otro (coste de corretaje de 0,075% a la venta y 0,075% a la compra, o 0,15% en total). Para que el cambio compense este coste de corretaje, hay que esperar a que el ahorro en comisiones sea suficiente.

Los cambios que hemos realizado son los siguientes para el plan de bonos

Se incorporan dos nuevos fondos globales, que incluyen emisiones de empresas y gobiernos globales, el SPDR Bloomberg Barclays Global Aggregate Bond ETF, de Invesco y otro de Blackrock, iShares Core Global Aggregate Bond ETF, con el objetivo de sustituir los fondos globales de gobiernos de Xtrackers, Xtrackers II Global Government 1C EUR Hedged, y global corporativo de Blackrock, iShares Global Corporate Bond EU Hedged, reduciendo significativamente los costes (TER 0,10% vs TER 0,25%).

Se aumenta el peso del 10% al 20% en el Vanguard Total Bond Market a costa de eliminar el instrumento Vanguard Total International Bond ETF con el objetivo de aumentar la exposición a Estados Unidos y reducir ligeramente los costes (TER 0,04% vs TER 0,08%).

Se sustituyen dos ETFs de bonos de gobiernos europeos (Amundi ETF Gov Bond Lowest, TER 0,14% y Lyxor ETF Eurmts Inv Grade DR, TER 0,17%) por dos instrumentos de Amundi, Amundi PRI Eur Government Ucits DR y Amundi Prime Euro Corporate ETF DR, ambos con exposición a Europa uno a gobiernos y otro a empresas reduciendo así los costes (ambos TER 0,05%) y diversificando las clases de exposición a gobiernos y empresas.

Con estos cambios, la nueva cartera del plan de bonos pasaría a ser la siguiente:

Las compras y ventas conllevan una comisión por transacción del 0,075%. Se ha negociado que sólo aplique la comisión a las ventas. En el plan de bonos vendemos y compramos un 65% del fondo y por tanto el coste de transacción asciende a 0,049% (65% x 0,075%) para un ahorro de 0,08% anual, con lo que recuperaremos el coste del cambio en menos de un año.

Con este nuevo cambio, conseguimos que nuestro plan de pensiones de bonos aumente aún más la diferencia de comisiones con los demás planes de renta fija en España, y contribuimos a que se consolide como el plan de pensiones de Renta Fija a Largo Plazo con más aportaciones netas en España (fuente: Inverco).

Planes de pensiones de renta fija a largo plazo con más aportaciones netas en 2021

Aportaciones netas 2021 (M€)

Volumen total (M€)

1 INDEXA MÁS RENTABILIDAD BONOS      

3,6

49

2 PLANCAIXA PROYECCION 2029

0,5

35

3 PLAN NARANJA RENTA FIJA EUROPEA

0,3

416

4 OPENBANK RENTA FIJA

0,3

9

5 PLANCAIXA PROYECCIÓN 2024

0,2

22

Fuente: Inverco 12/2021

Reducción de costes de nuestro plan de pensiones de acciones

En cuanto a nuestro plan de pensiones de acciones, Indexa Más Rentabilidad Acciones PP (código DGS N5138), tiene ahora unos costes totales de 0,52% (vs. 0,59% en 2021). La reducción se debe principalmente a la reducción de los otros costes:

  • 0,38% de comisión de gestión de Caser e Indexa (vs. 0,39% en 2021)
  • 0,05% de comisión de depositaria de Cecabank
  • 0,07% de coste medio de los ETFs en los que invierte el plan
  • 0,03% de otros costes (dato de 2021 vs. 0,07% en 2020)
  • 0,52% de coste total (vs. 0,59% en 2021)

Reducción de costes de nuestros planes de EPSV y planes de empleo

Los costes totales de nuestros planes de EPSV bajan a 0,59% (vs. 0,67% antes) y los costes totales de nuestros planes de empleo se sitúan en 0,73% al cierre de su primer ejercicio completo.

Son costes algo más altos que en nuestros planes de pensiones individuales, porque tienen todavía menos volumen (23 M€ en EPSV y 1,4 M€ en planes de empleo a cierre de 2021), pero que irán bajando conforme crecemos en volumen y tenderán a igualar los costes de nuestros planes de pensiones individuales. Puedes ver más detalles en «¿Qué comisiones y costes tienen los planes de pensiones o de EPSV de Indexa?«.

Cuanto más crecemos, más bajamos las comisiones

Con ello, seguimos con nuestro círculo de éxito, de bajar los costes totales conforme vamos creciendo en volumen. Puedes ver el detalle de nuestras bajadas de comisiones en la página «Histórico de bajadas de comisiones» y los costes actuales en la siguiente tabla:

Las carteras de planes de pensiones con las comisiones más bajas en España

Para poder ajustar tu inversión a tu perfil inversor, te ofrecemos una cartera de dos planes de pensiones, con un porcentaje de acciones en función de tu perfil inversor, desde un 10% de acciones para el perfil 1 hasta 100% de acciones para el perfil 10. A cierre de 2021, teníamos 151 millones de euros invertidos en nuestro plan de pensiones de acciones, que tiene actualmente un coste total anual de 0,52%, y 49 millones de euros en nuestro plan de pensiones de bonos, que tiene actualmente un coste total anual de 0,57%, con un coste total medio por cartera de planes de pensiones de 0,54%.

Si aún no tienes tu cartera de planes de pensiones con nosotros, puedes abrirte una cuenta online (menos de 10 minutos) y hacer nuevas aportaciones o traspasar tus planes desde otra entidad sin coste y sin impacto fiscal. Podemos ofrecerte planes de pensiones individuales, planes de pensiones de EPSV (para residentes en el País Vasco) o planes de pensiones de empleo (para empresas).

Si ya tienes tu cartera de planes de pensiones con nosotros, puedes invitar a tus amigos y beneficiarte de un descuento de comisiones en tu cartera de fondos en caso de que tengas una, o guardar el descuento en reserva para más adelante si todavía no tienes tu cuenta de fondos con nosotros.

Nuestro seguro de vida ahora disponible para todos

Hace dos años lanzábamos nuestro seguro de vida en colaboración con Caser Seguros, probablemente el seguro de vida con las primas más económicas del mercado (en dos años todavía no hemos visto ningún de seguro vida más económico que el nuestro).

Desde entonces, este seguro solo estaba disponible para nuestros clientes de gestión de carteras de fondos de inversión, planes de pensiones o planes de EPSV. En este momento, lo tienen contratado más de 580 clientes, con un capital asegurado total de más de 70 millones de euros y por una prima media de apenas 0,12% del capital asegurado (120 € de media para 100 mil euros asegurados).

Después de dos años de desarrollo con éxito, hemos decidido que esté disponible para todos y no sólo para nuestros clientes de gestión de carteras. Como todo lo que hacemos, nuestro objetivo es ofrecer el mejor producto para el cliente. Con nuestro seguro de vida pensamos haberlo conseguido también:

  1. El seguro con las primas más económicas
  2. Contratable online.
  3. Desde 20 mil hasta 180 mil euros, sin visita médica.
  4. Sin comerciales que llamen a los clientes.
  5. Es posible contratarlo para vincularlo a una hipoteca
  6. Con la seguridad que aporta Caser, la aseguradora de nuestro seguro de vida.

Se trata de un producto complementario de los productos de inversión que ya ofrecemos, porque un seguro de vida puede jugar un papel importante en tu planificación financiera durante algunos años de tu vida, principalmente cuando tienes personas a tu cargo, menores o mayores, y/o deudas como por ejemplo una hipoteca.

Se trata de un seguro de vida muy sencillo que asegura al cliente en caso de fallecimiento. En el siguiente enlace podrás consultar las condiciones generales del seguro y la nota informativa precontractual. Por simplicidad, y para poder ofrecerlo con un coste más bajo, sólo cubre el riesgo de fallecimiento, prácticamente sin coberturas complementarias ni servicios adicionales. Nuestro objetivo es que, si tienes personas a tu cargo, puedas asegurarles un capital adicional, de mínimo 20 mil hasta 180 mil euros, con toda la seguridad que ofrece un seguro de vida, al menor coste posible.

Cómo contratar nuestro seguro de vida si ya eres cliente

Puedes hacerlo desde tu área privada, en tu panel de control o en la página Resumen de cada cuenta, “Seguro de vida”.

Cómo contratar nuestro seguro de vida si todavía no eres cliente de Indexa

Puedes seguir el sencillo proceso de contratación online (5 minutos).

Preguntas frecuentes sobre nuestro seguro de vida

Para más información:

Seguro de vida e invitaciones

Tus invitaciones funcionan igual para el seguro de vida que para otros servicios de Indexa. Si un invitado tuyo aún no era cliente de Indexa y contrata cualquiera de nuestros servicios (seguro de vida, cartera de fondos de inversión, planes de pensiones o planes de EPSV), no pagarás nuestra comisión de gestión sobre 10.000 € en tu cartera de fondos durante un año. Puedes encontrar tu enlace de invitación en tu área privada, en tu panel de control de todas tus cuentas, en la página Resumen de cada cuenta o en la página para Invitar a tus amigos.

En cuanto a tu invitado, se beneficiará del mismo descuento (sin comisiones de gestión de Indexa sobre 10.000 € durante un año) en caso de abrir una cartera de fondos. Si empieza con un seguro de vida, le guardaremos la invitación en reserva para cuando contrate una cartera de fondos con nosotros más adelante.

Informe de rentabilidades pasadas 2016 – 2021, que no constituyen un indicador fiable de rentabilidades futuras

2021 ha sido un muy buen año de rentabilidad y el cómputo de los últimos seis años es muy bueno también. Más adelante veremos los detalles.

Antes de nada, es importantísimo no olvidar, aun a riesgo de repetirnos, que:

  1. El futuro podría no ser tan bueno
  2. En algún momento, el futuro será mucho peor con seguridad
  3. No hay que extrapolar las rentabilidades pasadas, porque no son un indicador fiable de las rentabilidades futuras
  4. Lo importante es tener el perfil de riesgo adecuado para poder aguantar las pérdidas cuando lleguen

Rentabilidad y retiradas

Hace 3 meses publicamos que las aportaciones netas de los clientes de Indexa ya no siguen al mercado. Es una magnífica noticia, pero también comprobamos que las retiradas aumentan con las bajadas de mercado, especialmente si son grandes caídas, como ocurrió en los meses de febrero y marzo de 2020.

Por ello, nos queda trabajo por delante para intentar mitigar, en la medida de lo posible, este comportamiento, ya que, a largo plazo penaliza la rentabilidad de las carteras. El mes de mayores salidas en porcentaje sobre activos (4,6%) fue el mes de marzo de 2020, justo en la crisis de la COVID-19, mientras que la rentabilidad de la cartera 6/10 de los 12 meses siguientes ha sido la más alta en la historia de Indexa (+24%).

Si tienes claro que las pérdidas llegarán y tienes el perfil adecuado, podrás evitar vender en ese momento y eso mejorará tu rentabilidad a largo plazo. Tenemos un listado de las mayores caídas históricas donde puedes revisar crisis pasadas para hacerte a la idea de los movimientos que podrían ocurrir en el futuro.

Conviene revisar a la baja las expectativas de rentabilidad

Anualmente actualizamos la rentabilidad y riesgo esperados de las carteras. Las expectativas que publicamos en enero 2021 son mucho más bajas que las que realmente hemos visto desde hace seis años. Por ejemplo, la rentabilidad esperada que estimamos hace un año para la cartera 6 era un 2,1%. Este dato es mucho más bajo que el estimado hace seis años y esto es un reflejo de la buena rentabilidad pasada.

Como comentábamos en la revisión de rentabilidad de hace un semestre, con esto no queremos decir que sepamos lo que va a ocurrir en el futuro, especialmente en el corto plazo, y no estamos dando un mensaje de reducir el riesgo de las carteras, ni de aumentarlo. Teniendo en cuenta que la volatilidad esperada para la cartera 6/10 es ahora un 7,6%, esto significa que la rentabilidad en un año estará probablemente, con el 95% de confianza, en el amplio rango que va de -12,9% a +17,4%. Esto es otra muestra de lo relevante que es la rentabilidad inesperada.

Tampoco queremos decir que haya que buscar otras alternativas de inversión porque no esperemos que las carteras de Indexa den la misma rentabilidad que han dado en el pasado. Otras alternativas de inversión se encuentran exactamente con la misma situación de mercado.

Lo que sí queremos decir es que, a largo plazo, lo más razonable que podemos hacer es revisar a la baja nuestras expectativas de rentabilidad como inversores a pesar de la elevada rentabilidad que hemos visto en el pasado. Con tipos de interés en terreno negativo, no podemos aspirar a las mismas rentabilidades que cuando los tipos de interés eran significativamente positivos.

¿Estamos en una burbuja?

En este punto, teniendo en cuenta todo lo anterior, nos gustaría hacer una pequeña reflexión sobre las diferentes voces que hablan periódicamente de la existencia de burbujas en las acciones, en los bonos o en la valoración de los índices.

«Exuberancia irracional» fue un término utilizado por el antiguo presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Alan Greenspan, en un discurso realizado en el American Enterprise Institute for Public Policy Research durante el boom bursátil de los años 90. La frase fue interpretada por los expertos como un aviso sobre la posible sobrevaloración del mercado.

Nos gustaría acuñar la expresión «Exuberancia racional» en contraposición a la expresión original, porque pensamos que los precios de mercados líquidos son los mejores indicadores que podemos tener sobre el valor de los activos que cotizan en ellos. El consenso de mercado es una opinión extremadamente informada, porque la construimos entre muchísimos inversores, y no puede ser tomada tan a la ligera. En algunas ocasiones, a algunos puede sorprender el optimismo o pesimismo que reflejan los precios, pero lo más probable es que existan argumentos para apoyar ese optimismo o pesimismo. Y lo que es seguro es que a medida que se vayan despejando las incógnitas, se irá adaptando el precio.

Un ejemplo paradigmático para nosotros es la mal llamada «burbuja punto com». Desde nuestro prisma de defensores de la eficiencia de los mercados, nosotros justificaríamos ese aumento de precios en las valoraciones de empresas tecnológicas en base a unas fuertes expectativas de crecimiento, que a corto plazo no se dieron. Y entonces los precios cayeron, «explotando la burbuja» que nosotros simplemente justificaríamos como un reajuste de expectativas. Tiempo después se ha confirmado que las expectativas de crecimiento que tenía el mercado en las empresas tecnológicas fueron acertadas: simplemente el crecimiento tardó más tiempo de lo esperado y fueron otras compañías las que triunfaron. Como estamos hablando del futuro, es normal que el consenso de mercado se equivoque, pero se equivocarán lo mismo o más aquellos que cuestionen el consenso de mercado.

En los últimos seis años, desde que lanzamos Indexa, los mercados de acciones globales y de bonos globales han tenido buena rentabilidad, pero esto no significa que ahora estemos en una burbuja. Como ilustración, vamos a mostrar la rentabilidad de la cartera con riesgo 6/10, junto con el escenario esperado, positivo y negativo que estimábamos entonces. Estos escenarios se construyeron a partir de la estimación de rentabilidad de 4,6% y de volatilidad de 8,4%:


Como se puede observar, la evolución real de la cartera (7,2% anual) ha estado por encima de lo esperado (4,6%), pero está muy lejos de un escenario inusualmente positivo. La probabilidad que se hubiera estimado hace seis años de obtener más de un 7,2% anual de rentabilidad hubiera sido de un 25%, y de haber obtenido menos sería de un 75%. En base a estas estimaciones (que siempre serán una aproximación burda a la realidad), podemos afirmar que en estos últimos seis años ha habido suerte (la rentabilidad inesperada ha sido positiva) pero no muchísima suerte.

No sabemos si estamos en un momento de exuberancia o no. Pero lo que si nos gusta pensar, es que en cualquier caso, será racional y habrá argumentos que los actores del mercado habrán asumido para justificarlo.

Pérdidas máximas esperadas al 97,5% de confianza

Y como solemos hacer en estas revisiones semestrales, antes de entrar en el detalle de las rentabilidades, vamos a recordar las pérdidas máximas anuales que estimamos podrán ver nuestras carteras, sabiendo que en uno de cada 40 años habrá probablemente una pérdida incluso superior:

Cartera Pérdida máxima al 97,5% de confianza (%)
Cartera 1 -7,3%
Cartera 2 -7,5%
Cartera 3 -8,6%
Cartera 4 -10,5%
Cartera 5 -11,7%
Cartera 6 -13,0%
Cartera 7 -15,2%
Cartera 8 -16,5%
Cartera 9 -18,4%
Cartera 10 -19,4%

Rentabilidad

En el 2021 la rentabilidad de la cartera de fondos más conservadora ha sido de un +2,8% y la de la más agresiva un +20,2%, lo que convierte a 2021 en el segundo año de mejor rentabilidad desde que lanzamos nuestro servicio en 2015. Y un año más, hemos obtenido más rentabilidad que los fondos españoles recogidos por el benchmark de Inverco correspondiente. En concreto, 4,7 puntos porcentuales (p.p.) más en el año. En nuestros 6 años de actividad, esta diferencia ha sido de 4,3 p.p. al año. De esta forma se vuelve a constatar, que pagar menos comisiones y diversificar globalmente conviene en cualquier situación de mercado.

A continuación, vamos a revisar la rentabilidad en el año 2021 y desde hace seis años en nuestros cuatro servicios de inversión:

  1. Carteras de fondos de inversión
  2. Carteras de planes de pensiones
  3. Carteras de planes de EPSVs
  4. Nuestro fondo de fondos Indexa RV Mixta Internacional 75

Carteras de fondos de inversión

En el año 2021, la rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros se ha situado entre +2,8% y +20,2%:

  • +2,8% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • +20,2% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

2021 ha sido muy positivo en bolsa (renta variable), pero negativo en los bonos (renta fija). Las acciones han tenido una rentabilidad que se ha situado entre un +4,6% (Acciones de mercados emergentes) y +37,9% (Acciones de Estados Unidos). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un -3,4% (Bonos gobiernos europeos) y +6,5% (Bonos europeos ligados a la inflación).

Nombre Clase de activo Rentabilidad 2021 (%)
Fondos de acciones    
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones globales 31,1%
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Europeas 25,5%
Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Estados Unidos 37,9%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Japón 9,3%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones de mercados emergentes 4,6%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Plus Acciones Pacífico sin Japón 12,6%
Vanguard Global Small Cap Idx Eur -Ins Plus Acciones globales pequeña capitalización 24,4%
Fondos de bonos  
Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins Plus Bonos globales -2,8%
Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins Plus Bonos de empresas europeas -1,8%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg Bonos países emergentes cubiertos a Euro -2,9%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins Plus Bonos de gobiernos europeos -3,4%
Vanguard Euroz Inf Lk Bnd Idx Eur -Ins Plus Bonos europeos ligados a la inflación 6,5%
Vanguard U.S. Gv Bnd Idx Eur Hdg -Ins Plus Bonos Gobierno EEUU Cubiertos a Euro -3,2%
Vanguard U.S. Inv Gr Bnd Idx Eur Hdg -Ins Plus Bonos Empresas EEUU Cubiertos a Euro -1,8%

Este año es una muestra más de la capacidad de diversificación que ofrecen los bonos. Estamos viendo como en períodos donde sube la bolsa, los bonos caen, especialmente los bonos con menor riesgo de crédito como los bonos de gobiernos europeos.

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre +2,5% y +21,9%:

  • +2,5% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • +7,0% para el Benchmark de las carteras 4 a 9
  • +21,9% para el Benchmark de la cartera 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark en el 2021 se encuentra entre el rango de -1,7 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 10 y +12,4 p.p. para la cartera 9.

De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas, hemos conseguido añadir en el año 2021, 4,7 p.p. de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional, renta variable mixta internacional y renta variable internacional.

En el gráfico a continuación podemos observar la diferencia de rentabilidad acumulada en los últimos seis años entre las carteras de Indexa y la media de fondos españoles. De media, Indexa ha tenido una rentabilidad 33,2 puntos porcentuales mayor que los fondos españoles comparables en los últimos seis años:

Esto significa que, tras seis años, y habiendo visto ya un ciclo completo de subida y bajada de los mercados, las carteras de Indexa han obtenido 4,3 puntos porcentuales más de rentabilidad cada año, lo que equivale al triple de rentabilidad acumulada (49,9% vs. 16,7%).

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Se puede observar que en los seis años que llevamos operando, Indexa ha obtenido un ratio de Sharpe entre 0,93 y 0,83 (muy por encima del 0,46 esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos), mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe muy bajo (entre +0,25 y +0,56). Esto significa que los inversores con Indexa obtienen en sus carteras la rentabilidad por riesgo que ofrece el mercado mientras que los inversores en fondos de inversión españoles recogidos por Inverco sufren igual el riesgo, pero la rentabilidad se pierde en comisiones. Por otro lado, deberíamos esperar que el ratio de Sharpe se reduzca con el tiempo, lo que implicará una reducción de la rentabilidad, un aumento del riesgo (volatilidad) o las dos.

Carteras de más de 100 mil euros y de menos de 10 mil euros

Hacemos una gestión muy similar entre los tres tamaños de carteras que utilizamos en Indexa: carteras de menos de 10 mil euros, carteras entre 10 y 100 mil euros y carteras de más de 100 mil euros. La principal diferencia es que en carteras más grandes podemos añadir más clases de activos para incrementar aún más la diversificación.

A continuación, puedes ver las diferentes rentabilidades anuales de las diferentes carteras en función del perfil en los cuatro años y medio que llevan operativas (desde el 31/12/2016 hasta el 31/12/2021):

Las diferencias entre las carteras de más de 10 mil euros y las carteras de más de 100 mil euros o de menos de 10 mil euros no son muy apreciables: entre un -0,3 puntos porcentuales (p.p.) y +0,0 p.p. al año para las carteras de más de 100 mil euros y entre -0,5 p.p. y +0,5 p.p. para las carteras de menos de 10 mil euros.

Carteras de planes de pensiones

Con respecto a nuestras carteras de planes de pensiones, en este año la rentabilidad se ha situado entre un -0,5% y un +25,9%:

  • -0,5% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10, 10% acciones y 90% bonos)
  • +10,6% para la cartera de riesgo medio (perfil 5/10, 50% acciones).
  • +25,9% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10, 100% acciones).

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de planes de pensiones de renta fija mixta (para las carteras 1 a 3), de renta variable mixta (para las carteras 4 a 7) y de renta variable (para las carteras 8 a 10) calculado por Indexa sobre datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles.

En cuanto al benchmark de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre +4,3% y +23,4%:

  • +4,3% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • +11,9% para el Benchmark de las carteras 4 a 7
  • +23,4% para el Benchmark de las carteras 8 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras de planes de pensiones y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de -4,7 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 1 y +4,6 p.p. para la cartera 7. En promedio, en este año hemos perdido -0,7 p.p. sobre la media de los planes de pensiones españoles de renta fija mixta, renta variable mixta y renta variable. La principal razón por la que hemos perdido en media algo de rentabilidad frente al Benchmark es que en las categorías de renta fija y renta variable mixta, donde el gestor tiene libertad para aumentar o reducir la exposición a renta fija, parece que actualmente invierten en renta fija a corto plazo, que se ha comportado mejor en el año que la renta fija a largo plazo.

En cuanto a la diferencia acumulada media en los primeros cinco años de nuestros planes de pensiones, desde el 31/12/2016, como podemos ver en el siguiente gráfico, asciende a +10,0 p.p. acumulados (+1,6 p.p. al año).

Planes de EPSV

En octubre del 2018 lanzamos nuestros planes de EPSV (planes de pensiones para los residentes en el País Vasco) que son básicamente idénticos a nuestros planes de pensiones, aunque son vehículos distintos e independientes. En la siguiente gráfica comparamos la rentabilidad anualizada de las carteras de planes de pensiones y EPSV desde el 31/12/2018 hasta el 31/12/2021:

Como se puede observar la rentabilidad media de los perfiles de EPSV ha sido ligeramente inferior en los perfiles conservadores y prácticamente igual en los perfiles más agresivos (-0,2% de diferencia media). Estas pequeñas diferencias se deben al diferente impacto que tiene el porcentaje de efectivo en cada vehículo en función de las entradas y las salidas de dinero.

Fondo Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75

En abril del 2019 lanzamos nuestro primer fondo de fondos con Renta 4 con la vocación de invertir un 75% en renta variable internacional y un 25% de renta fija internacional (equivalente al perfil 9 de las carteras de fondos). Por tanto, la rentabilidad debería ser similar a la obtenida por las carteras 7 y 8 de pensiones (que invierten un 70% y un 80% respectivamente en renta variable). En la siguiente tabla comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones, el fondo de fondos y la categoría de fondos de Inverco a la que pertenece el fondo (renta variable mixta internacional) desde el 30/06/2019 hasta el 31/12/2021:

Nombre Rentabilidad
06/2019 a 12/2021 (%)
Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75 +32,7%
Indexa cartera de planes de pensiones nº 7 +30,4%
Indexa cartera de planes de pensiones nº 8 +34,9%
Media Cartera 7 y 8 pensiones +32,6%
Renta variable mixta internacional Inverco +10,7%

Como se puede observar, la rentabilidad de nuestro fondo de fondos y de la media de planes de pensiones (carteras 7 y 8) ha sido muy similar: +32,7% y +32,6% respectivamente, mientras que la rentabilidad de la categoría ha sido de +10,7%. Por tanto, en los dos primeros años de vida y medio, el fondo de fondos ha obtenido una rentabilidad un 22,0% superior a la media de la categoría. En el año 2021 el fondo se coloca en el puesto 6 de 221 (top 3%).

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

¿Por qué incluimos bonos en las carteras?

Aunque ha sido una pregunta recurrente desde que lanzamos Indexa en diciembre de 2015, recientemente estamos recibiendo más consultas sobre las razones por las cuales tenemos y mantenemos fondos de bonos en nuestras carteras. En este artículo vamos a explicar por qué incorporamos bonos en las carteras.

Las razones son las siguientes:

  1. Es necesario buscar un activo que reduzca el riesgo de una cartera de acciones: la inmensa mayoría de los inversores no tienen el perfil de riesgo necesario para soportar una inversión del 100% de acciones. Por tanto, es necesario añadir una clase de activo a la cartera que diversifique el riesgo de las acciones.
  2. Son una clase de activo: los bonos son una clase de activo ya que en condiciones normales generan rendimiento del capital, aportan diversificación a una cartera de acciones y son un mercado muy profundo.
  3. No hay una alternativa mejor: aunque coyunturalmente varios segmentos dentro de los bonos tienen una rentabilidad esperada negativa (por ejemplo, los bonos de gobiernos europeos), no existe mejor alternativa para reducir el riesgo de una cartera de acciones.

A continuación detallamos cada una de estas razones.

Es necesario buscar un activo que reduzca el riesgo de una cartera de acciones

La principal razón por la cual no tenemos carteras con 100% invertido en acciones (renta variable) es la diversificación. Generalmente los años negativos de bolsa suelen serlo para casi todas las zonas geográficas y activos de riesgo y las caídas llegan a estar en el entorno del 40% en un año. Muy pocos inversores son capaces de mantener una inversión para el total de su patrimonio con este nivel de volatilidad, y si la inversión es líquida (como las carteras de fondos), pueden sucumbir al miedo y vender en el peor momento, generando una diferencia por comportamiento que reduce la rentabilidad para los inversores en torno a 1,5 puntos porcentuales al año de media.

Durante esos períodos de caída de bolsa, habitualmente se produce lo que se llama flight to quality o huida hacia la calidad. En estos escenarios los inversores corren en busca de activos seguros como los bonos de gobiernos que hacen que éstos se aprecien sensiblemente. En el gráfico siguiente ilustramos esta correlación negativa entre las acciones (renta variable) y los bonos (renta fija), mostrando con datos mensuales entre el año 2000 y 2021, la rentabilidad de los últimos 12 meses de un índice de renta variable global en euros (MSCI World) frente a la rentabilidad de los últimos 12 meses de un índice de renta fija global cubierta a euros (LEGATREH Index).

Como se puede observar existe una ligera correlación negativa entre el comportamiento de las acciones y los bonos. Esto implica que cuando las acciones suben, los bonos tienden a bajar y viceversa. Como ejemplo real de nuestras carteras, puedes consultar el artículo sobre el Brexit y la importancia de la diversificación donde pudimos comprobar el efecto amortiguador de las caídas que tienen los bonos en momentos de caídas bruscas.

En Indexa, buscamos maximizar la rentabilidad ponderada por riesgo y reducir el sesgo por comportamiento de nuestros clientes. La mejor manera de hacerlo es crear carteras equilibradas por clase de activo. Por ello, incluimos un mínimo de bonos en nuestras carteras de fondos de inversión.

¿Por qué este porcentaje de 21% de bonos en la cartera 10?

Para determinar el porcentaje máximo y mínimo de bonos en nuestras carteras de fondos, cuando definimos nuestras primeras carteras en 2015, empezamos por determinar un nivel máximo y mínimo de riesgo (volatilidad) para nuestras carteras. Decidimos trabajar con 10 perfiles de riesgo, desde una volatilidad aproximada de 4% para el perfil 1, el más conservador, hasta 13% para el perfil 10, el más agresivo.

Esta volatilidad máxima de 13% equivale a una pérdida anual superior a 26% con un 95% de probabilidad, lo que nos parece un riesgo suficiente para los clientes más arriesgados en nuestras carteras de fondos.

Para alcanzar esta volatilidad de máximo 13%, con las volatilidades históricas de los años 2000 a 2015, el porcentaje de bonos necesario era de 21%. Por ello nuestras carteras incluyen mínimo un 21% de bonos, para conseguir mantener la pérdida anual debajo de 26% con un 95% de probabilidad.

¿Por qué no incluimos bonos en las carteras de planes de pensiones de perfil 10?

En las carteras de planes de pensiones, como se trata de una inversión por naturaleza más a largo plazo y menos líquida, es menos probable que el cliente retire su dinero después de caídas y ofrecemos carteras con hasta un 100% de renta variable.

Los bonos son una clase de activo

La definición de una clase de activo está sujeta a debate, pero básicamente una clase de activo debe cumplir tres condiciones:

  • Diversificación: debe ofrecer diversificación en la cartera, la evolución de su precio debe estar relativamente poco correlacionada con el resto de la cartera
  • Rentabilidad: debe tener una fuente de generación de rentabilidad creíble
  • Profundidad: debe de ser suficientemente grande como para poder ser una parte significativa de la cartera

En el caso de los bonos, coyunturalmente se cumplen dos de tres (Diversificación y Profundidad) para ciertos segmentos como los bonos de gobiernos europeos, pero normalmente cumplen las tres:

  • Diversificación: ofrece diversificación a una cartera de acciones, por ejemplo
  • Rentabilidad: ofrece rentabilidad a largo plazo derivada de la generación de efectivo de las empresas o gobiernos en forma de cupones y devolución de principal
  • Profundidad: los mercados de bonos europeos cotizan billones de euros

Al no cumplirse una de las tres características es razonable buscar una alternativa, pero no hay ninguna mejor.

No hay mejor alternativa

Las alternativas líquidas que se podrían plantear son cinco: dejar el efectivo en un banco, dejar el efectivo en billetes, incluir bonos de corto plazo o comprar materias primas o criptodivisas. Todas las opciones presentan más problemas:

  • Efectivo en un banco: en la opción dejar en efectivo en un banco hay que tener en cuenta que, primero, se asume cierto riesgo de crédito (aunque por debajo de 100.000 € cubre el fondo de garantía de depósitos), segundo, el efectivo no actúa como diversificador cuando la bolsa cae, mientras que los bonos a largo plazo suben en momentos de caídas, y tercero, cada vez es más habitual que los banco cobren por dejar el efectivo en cuenta corriente (un 0,5% al año habitualmente).
  • Efectivo en billetes: esta alternativa te asegura una rentabilidad esperada del 0% con los billetes de euro, pero tiene unos costes de almacenamiento y de seguridad, siempre existe el riesgo de robo, no consideramos que sea una clase de activo por carecer de fuente ingresos y además las divisas no actúan como diversificador cuando la bolsa cae.
  • Bonos de corto plazo: los bonos de corto plazo ofrecen una rentabilidad esperada aun menor y además diversifican peor la cartera de acciones (normalmente se aprecian menos cuando caen las acciones).
  • Materias primas: por ejemplo el oro. Las materias primas no solucionan el problema de falta de generación de rentabilidad creíble y además suelen tener una volatilidad superior a la de las acciones.
  • Criptodivisas: las descartamos por las mismas razones que el efectivo.

En algunos períodos como el año 2021, los bonos a largo plazo presentarán pérdidas pero no hay que olvidar que habitualmente ocurrirá a la vez que se ven subidas en las acciones. Eso es precisamente lo que se espera de un activo diversificador: mejora la rentabilidad por riesgo de la cartera.

Conclusión

Pensamos que no hay mejor alternativa que los bonos para los inversores en carteras de fondos de inversión que necesitan reducir el riesgo de una cartera de acciones. Coyunturalmente, la rentabilidad esperada de ciertos segmentos de bonos es negativa pero en algún momento esta situación volverá a la normalidad.