Impacto del contrato contigo mismo


Hace ahora un año ofrecíamos a nuestros clientes la posibilidad de firmar un contrato consigo mismo. Este contrato es un compromiso libre entre el yo actual y el yo futuro de un cliente con el objetivo de paliar “el dolor” que generan las pérdidas, especialmente en aquellos clientes que no son totalmente conscientes de los vaivenes del mercado y no saben todavía poner en contexto los movimientos a corto plazo. A modo de ilustración, un cliente incluyó en su contrato consigo mismo el siguiente compromiso:

“Tras una fuerte caída me veré tentado a sacar mi dinero, pero no debo sacarlo y esperar a una nueva recuperación. Solo retiraré mi dinero si realmente lo necesito.”

La idea de este contrato con uno mismo es poder mostrar un mensaje de tranquilidad escrito por el propio cliente cuando solicite una retirada tras las caídas, para que recuerde su promesa y  piense una segunda vez si está actuando llevado por el miedo y el malestar de las pérdidas. El contrato busca también generar una pequeña reflexión en los inversores sobre el hecho de que invertir supone ver eventualmente pérdidas en tu cartera.

Tras un año especialmente turbulento en el que la tentación de vender para algunos clientes ha sido muy importante, llevados por el miedo durante lo peor de la crisis bursátil provocada por la COVID-19, podemos hacer recuento y revisar si efectivamente este contrato con uno mismo ha tenido efecto en el comportamiento de los clientes que lo han firmado.

La respuesta rápida es que sí ha tenido un impacto importante. Hemos calculado el porcentaje de clientes que han solicitado alguna retirada en los últimos 12 meses diferenciando entre los que han firmado el contrato y los que no. El resultado es el siguiente:

Del total de 23.417 clientes con cartera de fondos de inversión, un 11,6% han solicitado alguna retirada en los 12 últimos meses, entre el 19/10/2019 y el 19/10/2020.

De ellos, 702 han firmado un contrato consigo mismo, para intentar evitar ceder a la presión de vender en caso de caídas. De estos clientes con contrato consigo mismos, un 8,7% han solicitado alguna retirada en los últimos 12 meses.

Con ello, podemos observar que los clientes con el contrato consigo mismos, han retirado un 25% menos que los clientes en general (8,7 vs. 11,6).

Todos los clientes

Clientes con contrato consigo mismo

Clientes que han solicitado una o varias retiradas

2.726

61

Clientes con carteras de fondos

23.417

702

Porcentaje de titulares principales que han solicitado una retirada

11,6%

8,7%

Por tanto, es probable que las personas que firmaron un contrato consigo mismas tengan mayor capacidad de aguantar las pérdidas y no retirar que aquellos que no han firmado. Nada nos asegura que exista causalidad en esta relación, pero pensamos que la existencia del contrato es un factor que ayuda a reducir la “diferencia por comportamiento”.

Por esta razón queremos recordar que aquellos que no lo hayan hecho aún, pueden firmar el contrato accediendo a su Configuración de usuario > Contrato conmigo mismo. Quienes lo hayan firmado pueden consultar en esa misma sección lo que escribieron.

Como fuente de inspiración para los que vayan a firmar el contrato ahora, os mostramos algunas de las promesas que más nos han gustado:

“Estoy seguro de que los ahorros de mis hijos caerán un 25% o más en los próximos años y que aun así no voy a dejar de invertir. Inviertes por el desarrollo mundial.”

“Querido futuro yo: me comprometo a mantener la templanza en las caídas de mercado, es más, tomaré estos eventos cíclicos como oportunidad para realizar aportaciones de aún mayor valor.”

“Esto es una carrera de fondo. Keep investing!”

“Sé que mi cartera caerá en algún momento. Mi hermano pequeño me pidió que las inversiones no me quitaran el sueño.”

“Es una inversión a largo plazo. A largo plazo la bolsa siempre da beneficios. Por lo tanto, es un dinero que no necesito. Pase lo que pase, este será un dinero más que rentabilizado para 2050 (si sigo vivo).”

“Sé fuerte. Remontará.”

“Estoy viendo que la bolsa está a punto de caer, al menos un 10-12%. Cuando eso suceda, esto no me quitará el sueño. No rebajaré mi perfil de inversor ni retiraré mi dinero. Aguantaré como una estoica el temporal y seguiré metiendo dinero.”

“¡NO VENDAS INSENSATO! ¡AGUANTA!”

“Time is your friend; impulse is your enemy. John C. Bogle. “The historical data support one conclusion with unusual force: To invest with success, you must be a long-term investor.” John C. Bogle. “We don’t have to be smarter than the rest. We have to be more disciplined than the rest.”. Warren Buffett. “Much success can be attributed to inactivity. Most investors cannot resist the temptation to constantly buy and sell.” Warren Buffett. “Far more money has been lost by investors preparing for corrections, or trying to anticipate corrections, than has been lost in corrections themselves.” Peter Lynch.”

Importa la lista de fondos que tienes en otras entidades


Como probablemente sabrás, si tienes fondos de inversión en otros bancos, es probable que te den una rentabilidad muy inferior a la que podrías tener con Indexa. De media, los fondos de inversión españoles comparables han tenido en los últimos 4 años y medio una rentabilidad anual de 4,2 puntos porcentuales inferior a nuestras carteras. Sobre una inversión de 10 mil euros, equivale a una menor rentabilidad de 420€ al año. Sobre una inversión de 100 mil euros, son 4.200€ al año, …

Para ayudar a nuestros clientes a mover sus fondos desde otras entidades a Indexa, hemos colaborado con una empresa experta en integraciones de cuentas de valores, Flanks.io (más información al final de este artículo) para ofrecer a nuestros clientes una forma aún más sencilla de solicitar sus traspasos, que os contamos más abajo.

Los traspasos son una gran ventaja de los fondos de inversión: permiten mover tu inversión de un fondo a otro, y de una entidad financiera a otra, sin costes y sin impacto fiscal (sin pagar impuestos sobre las eventuales ganancias que tienes en el fondo que traspasas).

Entre todos los clientes de Indexa, se solicitaron 3.100 traspasos de fondos de inversión en los primeros 8 meses del año, equivalentes a 13 peticiones de traspaso al día y a una media de 0,2 traspasos por cuenta al año. De estas 3.100 peticiones, 700 fueron rechazadas por la entidad de origen del traspaso y 2.400 fueron completadas con éxito. El importe medio por traspaso en este periodo ha sido de 10.300€ € y el importe total 25 millones de euros traspasados desde otras entidades a carteras de fondos con Indexa.

Los principales motivos de rechazo suelen ser por un error en la identificación del fondo, en la identificación de la cuenta de valores de origen del traspaso o que los titulares en origen y en destino del traspaso no coinciden (sólo se pueden realizar traspasos con el mismo titular, o los mismos cotitulares, en origen y en destino). Solicitar un traspaso en principio es tan sencillo como indicarnos el nombre o el código ISIN del fondo, el nombre de la entidad de origen, el número de la cuenta de valores en origen, si quieres que se haga un traspaso total o parcial y un valor aproximado del traspaso.

Sin embargo, a menudo no resulta tan sencillo porque muchas entidades esconden la información que necesitas para llevarte los fondos a otra entidad: no es raro que te escondan el ISIN del fondo por ejemplo, o el nombre completo del fondo (usan abreviaturas), o el número de tu cuenta de valores, lo que complica las peticiones de traspasos salientes.

Por ello, hemos decidido colaborar con Flanks.io, para facilitarnos a todos las peticiones de traspasos. Flanks nos ofrece un servicio con el que el cliente puede acceder a sus cuentas de inversiones en otros bancos y solicitarnos de forma sencilla los traspasos que quiere.

Cómo funciona

Como cliente de Indexa con una cartera de fondos (más adelante ofreceremos probablemente también el servicio para planes de pensiones), puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Accede a tu área privada
  2. Selecciona la cuenta de fondos hacia la cual quiere ordenar el traspaso o los traspasos
  3. Clic en “AÑADIR FONDOS”
  4. Selecciona la opción “Traspasar un fondo”
  5. Clic en “importa la lista desde tu banco

En ese momento puede elegir el banco que quiere consultar, identificarse en su banco online y se le redirigirá a Indexa donde aparecerá      la lista de los fondos de inversión que tiene en esta entidad.

A continuación, puede seleccionar de la lista el fondo o los fondos que quiere traspasar hacia su cuenta con nosotros, y solicitar los traspasos con un clic. Es muy sencillo, y mucho más sencillo que tener que completar el formulario de traspaso para cada fondo.

Además, comprobamos automáticamente que los titulares sean los mismos en origen (en el banco donde están los fondos) y en destino del traspaso (en la cuenta de Indexa) y en caso de no coincidir avisamos al cliente para que solicite los traspasos hacia otra cuenta con los mismos titulares.

De momento ofrecemos esta integración con 18 bancos y gestoras pero están potencialmente todas disponibles y si echas de menos alguna entidad, puedes contactar con nosotros para que la añadamos.

Seguridad

El acceso del cliente a sus cuentas con otros bancos es seguro. Se realiza dentro del marco de la regulación PSD2 (Payment Service Directive 2 de la Unión Europea), que obliga a los bancos a permitir a los clientes dar acceso a sus cuentas a otras entidades. Por ello se suele comentar que se trata de banca abierta (“Open Banking”), o de agregación de cuentas. El cliente se identifica directamente con su banco y nadie tiene acceso a sus datos de acceso con este banco. Una vez identificado y autorizado el acceso, el banco consultado autoriza a Flanks a acceder a la información y a facilitarla a Indexa. Esta información sólo se usa para facilitar al cliente solicitar los traspasos en este momento. Ni Indexa ni Flanks conservan ninguna información del cliente relativa a sus cuentas en otras entidades.

Beneficios para los clientes

Como se menciona más arriba, la rentabilidad media de los fondos españoles comparables (renta variable mixta internacional y renta fija mixta internacional) ha estado de media 4,2 puntos porcentuales al año debajo de la rentabilidad de nuestras carteras de fondos (31/12/2015-30/06/2020). Los clientes con Indexa han ganado de media 4,2 puntos porcentuales más (o perdido menos), que con fondos españoles comparables en los principales bancos del país, +420€ al año de media para una cartera de 10 mil euros, +4.200€ al año de media para una cartera de 100 mil euros, …

Al facilitar los traspasos, pretendemos facilitar que los clientes empiecen a ahorrar en comisiones, a beneficiarse de una cartera indexada y diversificada a nivel global, y con ello a obtener una mayor rentabilidad para su dinero (o menores pérdidas).

Crecer en traspasos también nos permitirá seguir alimentando nuestro círculo de éxito: a mayor volumen gestionado, menores comisiones.

No tiene coste para los clientes

El coste de este servicio está asumido por Indexa y no tiene coste directo para el cliente que lo usa. Pasados unos meses valoraremos los resultados e integraremos más bancos y/o lo ofreceremos también para planes de pensiones y de EPSV. Según el uso que se haga, y su correspondiente coste para Indexa, también es posible que lo limitemos a un determinado número de usos por cuenta.

Sobre Flanks

Flanks, la marca comercial de Split Payment SL, una startup fundada en 2018 por Joaquim De la Cruz (experto en desarrollo web), Sergi Lao (experto en seguridad) y Álvaro Morales (expresidente y Consejero Delegado de un banco). Flanks es la empresa más pionera y experta en agregación de cuentas de valores en España.

En palabras de su fundador, Joaquim de la Cruz, “Flanks surge del encuentro entre una necesidad de la industria del asesoramiento financiero y el momento regulatorio adecuado con el lanzamiento de la Directiva Europea PSD2 que regula el acceso a la información entre otros aspectos.”

“La agregación de posiciones financieras de diferentes entidades custodias generando una visión única del patrimonio global de un inversor ha sido siempre una exigencia de inversores y asesores financieros que no había sido cubierta. Estados de cuentas obsoletos y hojas de cálculo tediosas y erróneas han sido los mecanismos que asesores financieros han utilizado. Todo con un alto nivel de manualidad y burocracia.”

“La empresa cuenta con diferentes soluciones adaptadas a diferentes casos de uso, cuenta con una integración vía API o una plataforma completa que se integra con la mayoría de los programas de asesoramiento financiero existentes en el mercado.”

Comparativa de los gestores automatizados europeos 2020


Como nuestro modelo se basa en crecer en volumen para poder conseguir comisiones más bajas para nuestros clientes, de forma sostenible a largo plazo, seguimos con interés la evolución del volumen gestionado por los demás gestores automatizados europeos. Con esta comparación, podemos comprobar si vamos por el buen camino y si estamos siendo suficientemente eficientes en el uso de nuestro capital.

Ya lo hicimos en 2018 y en 2019, y este año el resultado es el siguiente. En la siguiente gráfica apuntamos el volumen gestionado por los gestores automatizados no bancarios líderes en Europa en los distintos comunicados con medios que han hecho desde 2016, y lo comparamos con el volumen gestionado por Indexa (en azul abajo), que publicamos a diario en nuestra página de estadísticas:

La escala horizontal es el tiempo, desde 2016 hasta ahora y la escala vertical es el volumen gestionado, en euros para Scalable, Indexa y Yomoni, o en libras para Nutmeg y Moneyfarm, con escala logarítmica:

Como se puede observar en la gráfica, Indexa sigue en 4ª posición entre los gestores automatizados europeos, acortando la distancia relativa con los tres primeros (Scalable Capital, Nutmeg y Moneyfarm). Con los ritmos de crecimientos actuales, podemos esperar coger el liderazgo europeo en los próximos años.

Luego, también hemos mirado cuánto capital ha necesitado cada gestor automatizado para llegar a este resultado. La comparativa es estremecedora: Nutmeg ha tenido ya una inversión total de sus socios de 146M€, Scalable 116M€, Moneyfarm 116M€ también, Indexa 3M€ y Yomoni 17M€.

Con ello, medimos la eficiencia en capital, con el ratio de volumen gestionado / capital invertido (suponiendo que 1£ = 1€, por simplificar), y obtenemos el siguiente resultado:

Gestionamos en torno a 10 veces más capital por cada millón invertido por nuestros socios que los demás gestores automatizados líderes en Europa: un ratio de 162 para Indexa, vs. 19, 15, 14 y 9 para los otros. Esta eficiencia en el consumo del capital, se debe a que somos más automatizados, más indexados y que gastamos menos que los demás. Nos permite cobrar menos a nuestros clientes:

Como se puede observar, nuestro servicio de gestión automatizada de carteras tiene unos costes totales entre 0,34% y 0,64% en función del tamaño de la cartera, sin contar los descuentos por invitaciones de amigos, muy inferiores a nuestros homólogos europeos.

Para los próximos años, nuestro plan es seguir bajando las comisiones conforme vayamos creciendo en volumen, y seguir ofreciendo a largo plazo la gestión automatizada con las comisiones más bajas en Europa.

Si ya eres cliente, recuerda que puedes invitar a tus amigos y familiares y que ambos tendréis un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

Si aún no tienes tu cuenta con nosotros: prueba responder a nuestro breve test de perfil inversor para ver qué cartera te gestionaríamos.

Suerte o talento II


Hay una pregunta que a medida que pasan los años cada vez me interesa más. Se trata de la importancia de la suerte en nuestro día a día y en varios ámbitos como el éxito profesional o el éxito inversor. Este verano, he podido dedicar parte del tiempo a leer y pensar sobre el asunto. En particular he leído el libro “The Success Equation: untangling Skill and lick in business, sports, and investing” de Michael J. Mauboussin y escuché el podcast Kenneth French: “Expect the unexpected”.

El libro de Mauboussin se hace muchas y muy interesantes preguntas. Por un lado, analiza cómo de importante es la suerte y el talento en varios deportes, en los negocios y en la inversión. Está claro que ciertas actividades conllevan una proporción de suerte superior a otras, pero, ¿se puede medir esta diferencia? ¿Hay aprendizajes accionables al conocer estas diferencias? Recomiendo la lectura a todo aquel interesado en el tema, especialmente si le interesan los deportes y las apuestas deportivas.

El podcast de French está mucho más centrado en las finanzas. Muchos de los artículos académicos clásicos de las finanzas han sido escritos por Eugene Fama junto con Kenneth French. De hecho, en noviembre de 2018, escribí una entrada en este blog titulada “Suerte o talento” en el que desgranaba un artículo escrito por esos autores sobre el tema. Los 60 minutos que dura el podcast son un buen resumen de la visión del autor sobre la importancia de la suerte en las inversiones.

En este artículo quiero compartir con vosotros algunas conclusiones que me he apuntado tras reflexionar sobre el tema.

La inversión es uno de los ámbitos donde la suerte es más importante

Uno de los objetivos del libro de Mauboussin es intentar ordenar diferentes actividades en función de lo más o menos importante que es la suerte. El resultado al que llega es el siguiente:

En el lado izquierdo aparecen las actividades de pura suerte como la ruleta o las máquinas tragaperras y la siguiente es la inversión. En el lado derecho aparecen las actividades de puro talento como el ajedrez o el baloncesto.

Una de las pruebas del algodón para ver si en una actividad la suerte es lo más importante, es analizar si te puedes dejar ganar con seguridad. Por ejemplo, está claro que en la ruleta no puedes perder a posta, pero en el ajedrez o en el baloncesto sí puedes hacerlo.

Analizando el caso de las inversiones, ¿creéis que es posible dejarse ganar? Estamos muy acostumbrados a preguntarnos si alguien es capaz de batir al mercado, pero ahora la pregunta es si alguien es capaz de elegir aquellas inversiones que lo vayan a hacer mal. Es obvio que es igual de difícil elegir aquellas inversiones que lo van a hacer muy mal que aquellas que lo van a hacer muy bien (elegir las buenas es equivalente a descartar las malas). Por tanto, en el caso de las inversiones, la prueba del algodón ya nos indica que es una actividad donde la suerte es lo más importante.

Hay decisiones de inversión donde sí te puedes dejar ganar y donde el talento es importante

En un mercado financiero donde hay muchísimas personas decidiendo y donde los inversores no afectan al precio (se dice que son precio aceptantes) no te puedes dejar ganar. Pero en transacciones bilaterales donde una persona compra a otra te puedes dejar ganar y entonces el talento pasa a ser una característica muy importante.

Esto significa que en ámbitos menos líquidos como la inversión en empresas no cotizadas o la compraventa de inmuebles, conviene saber lo que se está haciendo y un inversor que sepa más del mercado, conozca mejor los contratos y sus cláusulas y sepa negociar mejor los términos tendrá una ventaja competitiva sobre el resto. Cualquiera que haya tenido que comprar o vender un inmueble o empresa no cotizada reconocerá que el talento es importante.

Dicho esto, si los participantes en estas transacciones ilíquidas decidieran estudiar mucho el mercado y sus términos, o buscaran muy buen asesoramiento, entonces todos serían expertos y, curiosamente, la suerte volvería a ser un elemento principal para determinar quien tendrá éxito. Mauboussin llama a este comportamiento la paradoja del talento. En actividades donde el talento es muy importante, si todos los participantes son expertos, entonces el resultado volverá a depender de la suerte.

En definitiva, cuanto más profesionalizado esté el sector de la inversión, más importante será de nuevo la suerte.

La rentabilidad inesperada es muy superior a la rentabilidad esperada

En el podcast de Kenneth hay un momento donde descompone la rentabilidad realizada (la rentabilidad que realmente observamos en una cartera) en dos, la rentabilidad esperada, que es la que como inversores esperamos ganar, y la rentabilidad inesperada, que es la rentabilidad que llega (positiva o negativa) por muchas causas y que no esperamos:

Rentabilidad realizada = Rentabilidad esperada + Rentabilidad inesperada

En Indexa, estimamos la rentabilidad esperada a largo plazo de las acciones de diferentes geografías calculando la media de las estimaciones de varias de las mayores gestoras del mundo. Hay muchas formas de estimar este dato y todas ellas tienen mucha incertidumbre, pero lo que podemos afirmar sin duda es que la rentabilidad inesperada es mucho mayor en valor absoluto que la rentabilidad esperada. Por ejemplo, a principios de 2020 la rentabilidad esperada por las mayores casas de gestión de las acciones americanas a largo plazo en euros estaba en el rango 4-6%. Sin embargo, durante el año 2020 hemos visto la bolsa moverse en un rango de -30% a +10%. En este caso la rentabilidad inesperada tiene una magnitud 5 veces mayor que la rentabilidad inesperada.

Por tanto, por mucho que te esfuerces en dedicar tiempo a mejorar tu estimación de la rentabilidad esperada de una inversión (si es que esto es posible) ten en cuenta que lo que vaya a ocurrir después es incierto. Es mucho más importante lo que no se puede saber que lo que se puede saber.

En finanzas, para analizar te van a hacer falta muchos datos y no tienes muchos datos comparables

Uno de los principales efectos que tiene la descompensación entre rentabilidad esperada e inesperada, es que realizar análisis estadísticos de datos va a ser muy complejo. La razón es que el ratio de señal/ruido es muy muy bajo. Hay poca señal y mucho ruido. Por esta razón vas a necesitar series históricas muy largas.

En el podcast le preguntan a Kenneth si cinco años son suficientes para analizar la rentabilidad de un gestor y su respuesta es que 5 años es demasiado poco e incluso 10 años también lo son. Curiosamente la mayoría de los análisis cuantitativos para identificar los mejores fondos se basan en datos de 3 años (por ejemplo Morningstar) y los premios que otorgan algunos medios se basan en períodos incluso inferiores (por ejemplo el concurso de carteras Allfunds/Expansion que Indexa ganó hace un par de años que busca la cartera con mejor rentabilidad el año anterior).

Como ilustración he estimado la rentabilidad que los mejores fondos con rentabilidad esperada 0% y volatilidad 14% (MSCI World de los últimos 10 años) tendrán a diferentes plazos. Que el fondo tenga rentabilidad esperada 0% significa que cualquier rentabilidad que obtenga se debe exclusivamente a la suerte (rentabilidad inesperada). El resultado es impactante:

Pongamos un ejemplo: si miramos la cuarta fila de la tabla, en un plazo de 1 año, uno de cada 10.000 fondos tendrá, por pura suerte, una rentabilidad superior al 29% (por pura suerte, a pesar de que la rentabilidad esperada, a priori, fuera de 0%). A 5 años, 1 de cada 10.000 fondos tendrá una rentabilidad superior al 78%, a 10 años más del 126% y a 30 años más del 310%, en un entorno de rentabilidad media de 0%. Es más, al gestor que haya obtenido una rentabilidad de +518% en 50 años, en un entono de rentabilidad media nula, es muy probable que le den un premio y lo cualifiquen como gestor súper estrella, porque es el mejor de los 10 mil fondos comparables, pero sin justificación porque habría obtenido esta rentabilidad excepcional por pura suerte.

Por tanto, hay que ser muy paciente con los datos financieros para poder analizar. Mi intuición es que, aunque tuviéramos 50 años de datos de fondos de inversión y de sus gestores para poder comparar, tampoco sería muy útil. La razón es que, al ser una ciencia social, los datos de los últimos diez años probablemente no sean comparables con los datos de hace 50 años.

Por ejemplo, imaginemos un gestor value que lo hiciera fantásticamente bien durante 20 años hasta el año 2010 en España más allá de cualquier duda estadística. ¿Significa eso que podemos esperar que en los siguientes 10 años también vaya a tener un comportamiento excepcional? La respuesta es no, porque es necesario que se mantengan las mismas condiciones que en los 20 años anteriores y no sabemos si eso ocurrirá. Quizá ese comportamiento excepcional está escondiendo unas características del mercado ventajosas (iliquidez, falta de transparencia, etc.) que puede que cambien y no se deba tanto al talento del gestor.

Suerte y reversión a la media son dos caras de la misma moneda

Si un proceso está mayoritariamente influenciado por la suerte, antes o después, si pruebas muchas veces, la suerte se te acabará. Esto hará que, con el tiempo suficiente, la buena rentabilidad de los fondos (y la mala) acabe volviendo a la media.

Esto no ocurre con las actividades donde el talento es lo principal. Por mucho que juegues 1.000 partidas de ajedrez con Magnus Carlsen, el actual campeón del mundo, es poco probable que vayas a ganarle una (de hecho, si ganas una, el sistema de puntos tiene en cuenta lo poco probable que esto es, y tu posición como ajedrecista mejoraría muchísimo).

Por tanto, hablando ahora del éxito inversor, cuando veas un gestor de fondos de mucho éxito deberías pensar que eventualmente revertirá a la media. Y al revés, cuando un inversor ha tenido muy mal comportamiento, lo normal es que su mala racha se agote y vuelva a revertir a la media. Es la falta de persistencia en la rentabilidad de los fondos de inversión.

Dicho esto, como el ratio de señal/ruido es tan bajo, el período de reversión a la media podría ser muy lento. Así que la estrategia de mantener un fondo al que le ha ido muy mal con la esperanza de que debería recuperar no es una buena estrategia: podría seguir cayendo durante mucho tiempo. Nadie lo sabe.

Si la suerte es muy importante, céntrate en evaluar el proceso de inversión

Entonces, si la suerte es tan importante en el mundo de la inversión lo racional es no complicarse la vida. No obstante, ¿hay algo que puede hacer un inversor para intentar mejorar algo sus expectativas de éxito? En su libro, Mauboussin recomienda centrarse en analizar el proceso de decisión en aquellas actividades donde la suerte impacta mayoritariamente el resultado (pero no la totalidad).

En el caso de la inversión en carteras de fondo o planes de pensiones hay dos características que sin duda deben formar parte del proceso de inversión: la reducción de comisiones y la maximización de la diversificación. El beneficio de ambas características está fuera de duda: cuanto menos pagas en comisiones, mayor es la rentabilidad esperada y cuanto más diversificas, mayor es la rentabilidad esperada corregida por riesgo.

Cumplir con estos dos principios no asegura el éxito inversor (ya que la rentabilidad inesperada es muy superior a la rentabilidad esperada) pero mejora nuestras opciones de éxito.

Conclusión

Invertir implica dejar de consumir hoy para poder consumir más en el futuro. El éxito inversor depende del futuro que nadie conoce y por tanto de la suerte. Como la suerte es tan importante, no merece la pena perder tiempo intentando buscar al mejor gestor o dedicarnos a buscar el mejor momento para entrar en bolsa o en buscar la acción que mejor lo hará el año que viene.

No obstante, pagar menos comisiones y diversificar más aumenta las posibilidades de que el futuro sea exitoso.

Si ya eres cliente, recuerda que puedes invitar a tus amigos y familiares y que ambos tendréis un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

Si aún no tienes tu cuenta con nosotros: prueba responder a nuestro breve test de perfil inversor para ver qué cartera te gestionaríamos.

Alcanzamos los 500 millones de euros gestionados


Es una buena noticia para Indexa y una buena noticia para todos nuestros clientes: acabamos de pasar los 500 millones de euros (M€) de activos gestionados o asesorados de más de 25 mil clientes: 397M€ en carteras de fondos, 91M€ en carteras de planes de pensiones y planes de empleo asesorados, 7M€ en carteras de planes de EPSV y 5M€ en nuestro fondo de fondos Indexa RV Mixta Internacional 75.

En junio 2019 anunciábamos nuestra llegada a los 200 millones gestionados, en septiembre 2019 alcanzamos los 250 millones y ahora en agosto 2020 alcanzamos los 500 millones de euros. Estamos creciendo a más del +100% anual y hemos tardado apenas 11 meses en doblar de 250 a 500 M€.

Es una buena noticia porque este crecimiento nos consolida como gestor automatizado independiente líder en España y el primer gestor automatizado rentable en Europa, desde el tercer trimestre 2019.

Una buena noticia para todos

Es una buena noticia para todos nuestros clientes porque este crecimiento en volumen nos permitirá seguir bajando las comisiones y los costes totales como ya lo hemos hecho en 15 ocasiones (ver histórico de bajadas de comisiones). Tenemos a la vista más reducciones de costes tanto en carteras de fondos como de planes de pensiones y de EPSV o en nuestro fondo de fondos, probablemente ya en 2021.

El gestor automatizado independiente con las comisiones más bajas

En este momento, los costes medios de nuestros servicios son los siguientes:

Nuestro circulo de éxito

Estos costes de media 6 veces más bajos que los bancos en carteras de fondos, nos permiten obtener una mejor rentabilidad para nuestros clientes, crecer más en clientes y con ello seguir bajando nuestras comisiones. Es nuestro enfoque al cliente y nuestro círculo de éxito:

  • Mayor rentabilidad para nuestros clientes: +4,3 puntos porcentuales al año por encima de la media en nuestras carteras de fondos
  • Más de 25 mil clientes, más del doble que hace un año
  • Bajamos las comisiones de nuestras carteras de fondos ya 3 veces este año 2020, en enero bajamos nuestra comisión de gestión, en abril bajamos la comisión de custodia y en mayo bajamos la comisión de los fondos en los que invertimos

Gracias por indexarte con nosotros y por recomendarnos

Si ya eres cliente, queramos darte las gracias por indexarte con nosotros y formar parte de nuestro nuevo modelo. Recuerda que puedes invitar a tus amigos y familiares y que ambos tendréis un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

Si aún no tienes tu cuenta con nosotros: prueba responder a nuestro breve test de perfil inversor para ver qué cartera te gestionaríamos.

Los beneficios de los reajustes automáticos de carteras (II)


Los reajustes automáticos son, junto con la diversificación global y las bajas comisiones, una de las principales señas de identidad de la gestión de Indexa. Los reajustes automáticos se encargan de que siempre tengas tu cartera muy ajustada a tu perfil de inversión. De esta forma, vende los fondos que han subido y compra los fondos que han caído, en términos relativos. En esta última crisis bursátil de la COVID-19, se realizaron miles de traspasos desde bonos hacia acciones, ya que las acciones estaban cayendo con fuerza y por tanto pasaban a tener un peso demasiado bajo en las carteras.

Hace 3 años y medio escribimos el artículo “Los beneficios de los reajustes automáticos de carteras” en el cual detallábamos el análisis hecho por David F. Swensen, conocido inversor y actual director de inversiones de la universidad de Yale, en su libro “Unconventional Success, A Fundamental Approach to Personal Investment. En este análisis concluíamos que se podía obtener un 0,4% de rentabilidad anual adicional, reajustando periódicamente las inversiones y manteniéndote en tu perfil máximo de riesgo.

Tras haber pasado ya por un ciclo completo de subidas y bajadas desde el lanzamiento de Indexa hace cuatro años y medio, es un buen momento para realizar un análisis de la diferencia de rentabilidad y riesgo históricos que hubiera obtenido un inversor en una cartera de Indexa, reajustando y sin reajustar.

Las hipótesis

Asumimos que el inversor tiene la cartera 6/10 de Indexa desde el 31/12/2015 al 10/07/2020. La composición es la siguiente (hacemos la simulación con los fondos de la clase institutional, aunque desde mayo 2020 tenemos acceso a los fondos de la clase institucional Plus de Vanguard):

  • 26% Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins (IE0032126645)
  • 13% Vanguard European Stk Idx Eur -Ins (IE0007987708)
  • 5% Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins (IE0007286036)
  • 8% Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins (IE0031786696)
  • 9% Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins (IE00B04FFJ44)
  • 16% Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins (IE0007472990)
  • 23% Vanguard Euroz Inf Lk Bnd Idx -Ins (IE00B04GQR24)

En el caso de reajuste automático asumimos que el reajuste se realiza mensualmente (las aportaciones mensuales periódicas que realizan muchos inversores reajustan también las carteras ya que siempre se suscribe más de los fondos que están más debajo de su peso objetivo) y en el caso de no reajustar se deja que la compra inicial siga la evolución del mercado.

Por simplicidad, como estamos interesados en la comparación entre ambas opciones más que en la rentabilidad absoluta, en ambos casos suponemos que no hay ni comisión de gestión ni de custodia porque no afectan a la comparativa.

El resultado

El primer efecto de no reajustar las carteras es que el peso real de la cartera en acciones diferiría del peso objetivo que es 52%.


Como se puede observar en el gráfico, el peso en acciones de las carteras sin reajustes varía desde un mínimo de 50% en los primeros meses de 2016 hasta un máximo de 60% justo antes de la irrupción de la crisis bursátil de la COVID-19. Sin haber reajustado hubiéramos entrado en la crisis bursátil con un peso en acciones 8 puntos porcentuales por encima del peso del perfil.

El efecto de esto es que necesariamente el riesgo de la cartera sin reajustar va a ser mayor. Para esta muestra, la volatilidad de la cartera con reajustes es de 10,9% mientras que la volatilidad de la cartera sin reajustes es de 11,7%, 0,8 puntos porcentuales más (la volatilidad es una medición del riesgo).

El efecto en la rentabilidad depende de la muestra. Si escogemos un periodo donde las acciones están en máximos históricos, probablemente la estrategia de no reajustar hubiera obtenido una mayor rentabilidad que la cartera reajustada. En el gráfico a continuación podemos observar la evolución de 100€ invertidos en cada una de las dos opciones (con y sin reajustes):

Se puede observar que la evolución ha sido muy similar hasta justo antes de la última crisis, cuando la cartera sin reajustar ha caído con más fuerza (por tener más riesgo) que la cartera reajustada, lo cual ha hecho que la rentabilidad de la cartera con reajustes sea un 0,3% anual superior (5,3% vs. 5,6%). Como consecuencia, el ratio de Sharpe (ratio de rentabilidad por riego) es superior en el caso de la cartera con reajustes. El resumen de datos es el siguiente:

Con reajustes
(52% acciones)
Sin reajustes Diferencia
Rentabilidad anual 5,6% 5,3% 0,3%
Volatilidad 10,9% 11,7% -0,8%
Sharpe 0,51 0,45 0,06

La crítica obvia que se puede hacer a este análisis es la muestra: como no estamos en máximos históricos, el reajuste sale mejor, pero ¿qué ocurriría con otra muestra? Para responder a este comentario es importante no olvidar la principal ventaja del reajuste automático: reducir el riesgo. Podemos realizar una comparativa de una cartera que mantenga el peso máximo que llega a tener la cartera sin reajustes de esta muestra (60%) y comparar. El resultado es el siguiente:

En este caso el riesgo medido por volatilidad es algo superior (ya que los primeros años la cartera con reajustes está invertida al 60% mientras que la cartera sin reajustes empieza al 52%), pero la mayor rentabilidad obtenida (un 0,7% anual) compensa ampliamente este mayor riesgo. De esta forma, el ratio de Sharpe pasa de 0,45 a 0,49.

Con reajustes
(60% acciones)
Sin reajustes Diferencia
Rentabilidad anual 6,0% 5,3% 0,7%
Volatilidad 12,2% 11,7% 0,4%
Sharpe 0,49 0,45 0,04

Conclusión

En este ejercicio de simulación hemos querido mostrar con una cartera de Indexa, la diferencia de reajustar y no reajustar tu cartera. La principal ventaja de realizar reajustes periódicos es que el riesgo de tu cartera se reduce lo cual te permite invertir siempre en el mayor peso de acciones compatible con tu perfil, y no solo hacerlo cuando las acciones han subido.

En nuestro ejercicio, vemos que la rentabilidad que proporciona reajustar es un +0,7% anual, superior al dato de +0,4% obtenido por Swensen. Es muy difícil estimar este dato a largo plazo, pero no hay duda de que controlar automáticamente el riesgo de tu cartera te permitirá invertir en un perfil con más riesgo y por tanto obtener más rentabilidad a largo plazo.

Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes de media 5 veces más bajos que con los bancos.

Informe de rentabilidad del primer semestre 2020


Antes de nada, una advertencia: siempre conviene recordar que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Hace tres meses titulábamos nuestro último informe de rentabilidades destacando que “2020 está siendo muy negativo, pero lo habitual es que la rentabilidad sea positiva”. Escribíamos este informe de rentabilidad en medio de la crisis bursátil provocada por la COVID-19 tras haber escrito otro artículo titulado “Una crisis bursátil más”. En ambos documentos mostrábamos el impacto tan importante que estaba teniendo esta crisis en las carteras de inversión aunque hacíamos notar que lo habitual es que la rentabilidad sea positiva. “No sabemos lo que va a ocurrir en los meses que tenemos por delante, pero lo que si podemos afirmar es que es más probable que sea positiva a que sea negativa.”

Tres meses después hemos asistido a una de las remontadas más importantes de las últimas décadas. El segundo trimestre de 2020 ha sido un trimestre extraordinariamente positivo, tanto en las inversiones de acciones como en las de bonos. En los últimos tres meses la rentabilidad de la cartera de fondos más conservadora ha sido de un +4,3% y la de la más agresiva un +13,0%. Esto ha hecho que en el conjunto del primer semestre las pérdidas se hayan visto muy reducidas: la rentabilidad de la cartera de fondos más conservadora en el primer semestre de 2020 ha sido de -0,1% y la de la más agresiva un -5,5% dejando la rentabilidad anualizada desde nuestro lanzamiento en +2,9% y un +6,2% respectivamente. Por tanto, a pesar de los fuertes movimientos de bajada y subida durante el año, podemos decir que la rentabilidad semestral de 2020 es negativa pero dentro de lo normal.

Sin embargo, estos seis meses del año 2020 de extrema volatilidad han supuesto una excelente oportunidad para poder comparar en un escenario turbulento la rentabilidad de nuestras carteras globalmente diversificadas e indexadas con la rentabilidad de los fondos de inversión españoles de gestión activa de riesgo similar.

Una vez más, nuestra diversificación global y nuestras bajas comisiones han proporcionado una mayor rentabilidad y una mayor rentabilidad teniendo en cuenta el riesgo. Como se puede ver a continuación, nuestras carteras de fondos han rentado en 2020 de media 2,4 puntos porcentuales (p.p.) más que los fondos de riesgo comparable recogidos por Inverco (la asociación española de gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones) y 4,3 p.p. más al año desde nuestro lanzamiento a finales de 2015. Estos 4,3 p.p. de rentabilidad anual adicional (23,3% de media en términos acumulados) se ha producido a lo largo de un ciclo completo que incluye entornos de bajada y subida más o menos fuertes. Tras cuatro años y medio, la evidencia acerca de las ventajas de pagar menos comisiones y diversificar globalmente comienza a ser abrumadora.

A continuación, vamos a revisar la rentabilidad en el año 2020 y desde hace 4 años y seis meses de nuestros cuatro servicios:

  1. Carteras de fondos de inversión
  2. Carteras de planes de pensiones
  3. Carteras de planes de EPSVs
  4. Nuestro fondo de fondos Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75

Carteras de fondos de inversión

En los seis primeros meses del año 2020, la rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros se ha situado entre -0,1% y -5,5%:

  • -0,1% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • -5,5% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)


* Benchmark: los índices de referencia son los índices de renta fija mixta internacional (para las carteras 1 a 3), renta variable mixta internacional (para las carteras 4 a 9) y renta variable internacional (para la cartera 10) calculados por Indexa a partir de datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los fondos españoles que invierten internacionalmente. Estos datos históricos son netos de comisiones de gestión de cartera y de custodia para la cartera de Indexa, pero no para el Benchmark con el que se compara.

El primer semestre de 2020 ha sido un semestre negativo en el cual la bolsa (renta variable) ha caído con fuerza,  pero algunos bonos (renta fija) han caído también. Las acciones han tenido una rentabilidad que se ha situado entre un -3,5% (Acciones Estados Unidos) y -13,0% (Acciones Pacífico ex-Japón). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un +3,4% (Bonos globales) y -4,1% (Bonos de países emergentes cubiertos a euro).

Nombre Clase de activo Rentabilidad S1-2020 (%)
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Acciones Europa -12,7%
Vanguard US 500 Stk Idx -Ins Acciones Estados Unidos -3,5%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Japón -7,2%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx -Ins Acciones mercados emergentes -9,8%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Pacífico ex-Japón -13,0%
Vanguard Euro Inv Gr Idx -Ins Bonos de empresas europeas -0,3%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg Bonos países emergentes cubiertos a Euro -4,1%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins Bonos de gobiernos europeos 1,9%
Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins Bonos ligados a la inflación -1,6%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Acciones globales -5,9%
Vanguard Global Bnd Idx -Ins Bonos globales 3,4%

La clase de los fondos de Vanguard que hemos incluido en la tabla es la clase institucional, que teníamos en cartera durante la mayor parte del semestre hasta que pudimos acceder a las clases Institutional Plus en mayo.

Mientras el primer trimestre fue muy negativo en el segundo trimestre se han recuperado gran parte de las pérdidas. Una vez más se ha demostrado la capacidad de diversificación que ofrecen los bonos de gobiernos a pesar de que tienen una rentabilidad esperada prácticamente nula: el fondo de “Bonos de gobiernos europeos” ha rentado un +1,9% y el fondo de “Bonos globales” un +3,4%. Cada vez más tenemos que pensar en los fondos de bonos como seguros por los que en otros ámbitos de la vida habitualmente pagamos (como los seguros de vivienda).

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre -2,9% y -11,3%:

  • -2,9% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • -5,2% para el Benchmark de las carteras 4 a 9
  • -11,3% para el Benchmark de la cartera 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark respectivo se encuentra entre el rango de +0,1 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 9 y +5,7 p.p. para la cartera 10. De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones 5 veces más bajas que los bancos, hemos conseguido añadir, en los seis primeros meses del 2020, 2,4 p.p. de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional, renta variable mixta internacional y renta variable internacional (en términos anuales son 4,8 p.p.).

Esta diferencia está por encima de los 3,3 p.p. anuales (1,6% semestrales) adicionales que esperamos obtener en el largo plazo. No obstante, es más importante analizar esta diferencia en plazos más largos. Si ampliamos el plazo a los cuatro años y seis meses que llevamos operando en Indexa (siguiente gráfico), la diferencia es sensiblemente superior: entre +3,1 p.p. al año para la Cartera 1 y +5,6 p.p. al año para la Cartera 9, con una media de nuestras carteras +4,3 p.p. al año por encima de su benchmark.

En el gráfico a continuación podemos observar la diferencia de rentabilidad acumulada en los cuatro últimos años entre las carteras de Indexa y la media de fondos españoles. De media, Indexa ha tenido una rentabilidad 23 puntos porcentuales mayor que los fondos españoles comparables en los últimos 4 años y seis meses:

Esto significa que, tras 4 años y medio, y habiendo visto ya un ciclo completo de subida y bajada de los mercados, la media de fondos españoles ni siquiera han cubierto la inflación acumulada (+4,0%), mientras que las carteras de Indexa, han ofrecido la rentabilidad de los mercados a nuestros clientes con bajas comisiones.

Es especialmente destacable que la cartera media, 6/10 de 10 a 100 mil euros, ha tenido 12 veces más rentabilidad acumulada que los fondos de inversión españoles comparables (24,1% acumulados desde el 31/12/2015, vs. 2,0% acumulados de la categoría Renta Variable Mixta Internacional de Inverco en el mismo periodo). Dicho esto, la diferencia de rentabilidad con el Benchmark desde que empezamos la gestión de las carteras se encuentra bastante por encima de las expectativas y es de esperar que esta diferencia se vaya reduciendo.

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Se puede observar que en los cuatro años que llevamos operando, Indexa ha obtenido un ratio de Sharpe entre 0,49 y 0,76 (por encima del 0,46 esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos), mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe prácticamente nulo (entre -0,05 y +0,15). Esto significa que los inversores con Indexa obtienen en sus carteras la rentabilidad riesgo que ofrece el mercado mientras que los inversores en fondos de inversión españoles recogidos por Inverco sufren igual el riesgo pero la rentabilidad se pierde en comisiones.

Carteras de más de 100 mil euros y de menos de 10 mil euros

Hacemos una gestión muy similar entre los tres tamaños de carteras que utilizamos en Indexa: carteras de menos de 10 mil euros, carteras entre 10 y 100 mil euros y carteras de más de 100 mil euros. La principal diferencia es que en carteras más grandes podemos añadir más clases de activos para incrementar aún más la diversificación.

A continuación, puedes ver las diferentes rentabilidades anuales de las diferentes carteras en función del perfil en los tres años y tres meses que llevan operativas (desde el 31/12/2016 hasta el 30/06/2020):

Las diferencias entre las carteras de más de 10 mil euros y las carteras de más de 100 mil euros o de menos de 10 mil euros no son muy apreciables: entre un -0,3 puntos porcentuales (p.p.) y +0,1 p.p. al año para las carteras de más de 100 mil euros y entre +0,1 p.p. y +0,4 p.p. para las carteras de menos de 10 mil euros.

Carteras de planes de pensiones

Con respecto a nuestras carteras de planes de pensiones, en los seis primeros meses de 2020 la rentabilidad se ha situado entre un +0,8% y un -7,9%:

  • +0,8% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10, 10% acciones y 90% bonos)
  • -7,9% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10, 100% acciones).


* Benchmark: los índices de referencia son los índices de planes de pensiones de renta fija mixta (para las carteras 1 a 3), de renta variable mixta (para las carteras 4 a 7) y de renta variable (para las carteras 8 a 10) calculados por Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles.

En cuanto al benchmark (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre -4,1% y -10,5%:

  • -4,1% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • -7,3% para el Benchmark de las carteras 4 a 7
  • -10,5% para el Benchmark de las carteras 8 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras de planes de pensiones y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de 2,6 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 10 y +5,6 p.p. para la cartera 4. En promedio, en los seis primeros meses de 2020 hemos ganado 4,0 p.p. sobre la media de los planes de pensiones españoles de renta fija mixta, renta variable mixta y renta variable (8 puntos anualizados), mucho más de la diferencia de lo que esperamos obtener a largo plazo. Esto se debe a que en general los planes de pensiones españoles (nuestro benchmark) suelen estar más invertidos en activos europeos que se han comportado mucho peor que una inversión global y a que en las categorías de renta fija y renta variable mixta, donde el gestor tiene libertad para aumentar o reducir la exposición a acciones, parece que han reducido riesgo tras las caídas perdiéndose parte de la recuperación.

En cuanto a la diferencia acumulada media en los primeros tres años y seis meses de nuestros planes de pensiones, desde el 31/12/2016, como podemos ver en el siguiente gráfico, asciende a +9,8 p.p. acumulados (+2,6 p.p. al año). El trimestre pasado, la diferencia de media anual era de 2,5% al año por lo que está ascendiendo hacia el valor de largo plazo que esperamos de 3,2 p.p. de rentabilidad adicional al año.

Planes de EPSV

En octubre del 2018 lanzamos nuestros planes de EPSV (planes de pensiones vascos) que son básicamente idénticos a nuestros planes de pensiones, aunque son vehículos distintos e independientes. En la siguiente gráfica comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones y EPSV en los seis primeros meses de 2020:

Como se puede observar la rentabilidad de la EPSV ha sido ligeramente inferior en los perfiles conservadores y ligeramente superior en los perfiles más agresivos (0,2% de diferencia media). Estas pequeñas diferencias se deben al diferente impacto que tiene el porcentaje de efectivo en cada vehículo en función de las entradas y las salidas. En todo caso, estimamos que la rentabilidad de nuestros planes de EPSV tenderá a igualarse con la de nuestros planes de pensiones conforme los planes de EPSV vayan creciendo.

Fondo Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75

En abril del 2019 lanzamos nuestro primer fondo de fondos con Renta 4 con la vocación de invertir un 75% en renta variable internacional y un 25% de renta fija internacional (equivalente al perfil 9 de las carteras de fondos). Por tanto, la rentabilidad debería ser similar a la obtenida por las carteras 7 y 8 de pensiones (que invierten un 70% y un 80% respectivamente en renta variable). El primer semestre de 2020 es el segundo semestre completo en el que contamos con datos de rentabilidad de ambos vehículos. En la siguiente tabla comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones, el fondo de fondos y la categorías de fondos de Inverco a la que pertenece el fondo (renta variable mixta internacional) desde el 30/06/2019 hasta el 30/06/2020:

Nombre Rentabilidad 06/2019 a 06/2020 (%)
Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75 +2,8%
Indexa cartera de planes de pensiones nº 7 +2,4%
Indexa cartera de planes de pensiones nº 8 +2,3%
Media Cartera 7 y 8 pensiones +2,4%
Renta variable mixta internacional Inverco -2,6%

Como se puede observar, la rentabilidad de nuestro fondo de fondos y de la media de planes de pensiones (carteras 7 y 8) ha sido muy similar: +2,4% y +2,8% respectivamente, mientras que la rentabilidad de la categoría ha sido de -2,6%. Por tanto, en el primero año de vida, el fondo de fondos ha obtenido una rentabilidad un 5,4% superior a la media de la categoría. Por último, aunque un año es poco tiempo para poder comparar, nuestro fondo de fondos se coloca en el puesto 15 de 195 en la categoría de Renta Variable Mixta Internacional de Inverco (primer decil).

Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Ya puedes vincular tu seguro de vida Indexa a una hipoteca


Hace 8 meses (el 24/10/2019) lanzábamos nuestro seguro de vida, en colaboración con Caser Seguros, probablemente el seguro de vida más económico del mercado.

Desde entonces, nos han solicitado un seguro 361 clientes y hemos podido ofrecérselo online sin visita médica a 208 de ellos, por un importe asegurado total de 25 millones de euros y unas primas totales (el coste del seguro) de apenas 29 mil euros, equivalente a una prima media del 0,11% del importe asegurado (datos relativos al periodo desde el 24/10/2019 hasta el 24/06/2020).

De momento el seguro medio de nuestros clientes es de 121 mil euros de capital asegurado y la prima media es de 137€ al año. Esta prima depende principalmente del importe asegurado y  de la edad del cliente (ver tabla detallada por edad).

Capital asegurado total seguros de vida Indexa 24/06/2020

Se trata de un seguro que recomendamos sobre todo a nuestros clientes con hijos menores o con personas a su cargo, para asegurar a estas personas un capital en caso de fallecimiento del titular del seguro, y a nuestros clientes con una hipoteca a los que el banco obliga o incentiva a contratar un seguro de vida.

Gracias a estos primeros 208 clientes hemos podido identificar algunas mejoras potenciales que tenemos el gusto de poder anunciar ahora y que detallamos a continuación:

  1. Ya puedes vincular tu seguro de vida a una hipoteca
  2. Tienes acceso a unas condiciones particulares simplificadas
  3. Puedes modificar online la cuenta de cargo de las primas

1. Ya puedes vincular tu seguro a una hipoteca

Como los que tienen una hipoteca saben, los bancos suelen obligar al cliente a vincular un seguro de vida a sus préstamos hipotecarios, para cubrir el riesgo de fallecimiento del titular o de los titulares del préstamo hipotecario. A menudo los bancos aprovechan para colocarle al cliente un seguro de vida caro, con mucho margen de distribución para el banco. Según un estudio de Global Actuarial en 2017, los seguros de vida ofrecidos por bancos son de media un 48% más caros que los ofrecidos por aseguradoras.

Lo que no todos los clientes saben, es que el banco que te facilita un préstamo hipotecario no puede obligarte a que contrates el seguro de vida con él. En España, por ley tienen que aceptar que contrates el seguro de vida con quien quieras, indicando que el beneficiario del seguro es el banco que te ha hecho el préstamo.

Por ello, para que puedas contratar tu seguro por más o menos la mitad de precio que con los bancos (según nuestra estimación), hemos modificado nuestro formulario de contratación para que puedas indicar el banco como beneficiario de tu seguro. De esta manera podrás sustituir tu seguro actual por uno con Indexa, con un coste probablemente mucho más bajo (ver costes del seguro de vida Indexa), o contratar el seguro con nosotros cuando contrates una hipoteca más adelante.

2. Tienes acceso a unas condiciones particulares simplificadas

También hemos trabajado con Caser para ofrecerte unas condiciones simplificadas del seguro de vida. Las condiciones particulares del seguro con las que vinimos trabajando desde el año pasado incluían muchas clausulas y excepciones que no aplicaban a nuestro seguro de vida. Por ello, para simplificar la contratación por parte de nuestros clientes,  hemos trabajado con Caser para poder ofrecer desde el pasado 15 de junio unas condiciones particulares simplificadas.

3. Puedes modificar online la cuenta de cargo de las primas

Por último, hemos completado el área privada de los seguros para que el cliente pueda modificar la cuenta de domiciliación de las primas en cualquier momento.

Sobre nuestro seguro de vida

Aprovechamos también para recordar las principales características de nuestro seguro de vida:

  • Asegurado por Caser Seguros, para clientes de Indexa (para la comercialización de los seguros, Indexa es agente de Caser, inscrito en la Dirección General de Seguros con el número C0031A87409728)
  • Cubre el riesgo de fallecimiento
  • No cubre una incapacidad total o parcial ni enfermedades de larga duración
  • Tiene pocas exclusiones pero no cubre el riesgo de fallecimiento por epidemia o pandemia
  • Es probablemente el seguro de vida más económico en España, porque no incluye costes adicionales por coberturas y servicios adicionales y porque sólo se distribuye online y en directo, sin intermediarios

Para más información:

Aumentamos la inversión mínima inicial a 3.000€. Os explicamos los motivos.


Hemos decidido aumentar el mínimo a 3.000€ de inversión inicial, tanto para carteras de fondos, como para carteras de planes de pensiones o de EPSV. No ha sido una decisión fácil y hemos valorado opciones y buscado soluciones antes de tomarla. Os explicamos en este post los motivos que nos han llevado a ella.

En nuestro lanzamiento a finales de 2015 la inversión mínima en nuestras carteras de fondos era de 10.000€, en abril 2016 bajamos el mínimo a 1.000€ y en noviembre del mismo año lanzamos nuestras carteras de planes de pensiones con una inversión a partir de 50€.

Facilitar el acceso a nuestro modelo de gestión para todos fijando los mínimos más bajos posibles, era, y sigue siendo, nuestro objetivo.

Aunque muchos clientes empiecen con la inversión mínima, la mayoría de ellos siguen haciendo aportaciones periódicas, de media 1.000€ al mes por cliente.

Sin embargo, hay un porcentaje significativo de las cuentas que se quedan debajo de los 3.000€, con las que no acabamos de cubrir los gastos directos de la cuenta. En una cuenta de fondos de 1.000€ por ejemplo, nuestra comisión media es de 2,4€ al año (comisión media de 0,24% + IVA teniendo en cuenta las invitaciones). Con 2,4€ al año, ni siquiera cubrimos los costes anuales del Fondo de Garantía de Inversiones (Fogain) que incluyen un fijo de 3€ por cliente al año, más un variable según el tamaño de la cartera.

En una cartera de planes de pensiones o de EPSV de 50€, el resultado es todavía peor: cobramos 0,10€ al año (0,20% sobre los 50€) y tenemos que pagar al Fogain 3€ al año por cliente.

Eso sin contar nuestros demás costes variables: atención al cliente y backoffice, firma digital, softwares externos, proveedores externos de emails, sms’s, … que hacen que no sea sostenible mantener en el tiempo carteras con un importe inferior a 4 o 5.000€.

Buscando soluciones

Hemos pedido al Fogain y a la CNMV que por principio de proporcionalidad se rebajen los mínimos del Fogain,  ya que el coste fijo por cliente nos impide mantener un mínimo más bajo para nuestras carteras, pero de momento estamos sin novedades al respecto.

Algunas empresas optan por mantener un mínimo inicial bajo con el compromiso del cliente de aportar mínimo una determinada cantidad al mes. Es una solución que en principio no nos gusta porque obliga al cliente a aportar y obliga a Indexa a controlar, sin que quede claro qué podríamos hacer en caso de que el cliente no aporte la cantidad que había comprometido. Creemos que causaría más costes operativos que al final tendríamos que repercutir a los clientes.

Nuevo mínimo de 3.000€ para todas las carteras

Por ello, hemos llegado a la conclusión de que la solución más sencilla y menos costosa para Indexa e indirectamente para nuestros clientes, es aumentar el mínimo de inversión inicial. Nuestros costes internos en principio nos llevarían a fijar una inversión mínima de 4 o 5 mil euros, pero nos parece excesivo, por lo que de momento hemos decidido aumentar el mínimo a 3.000€ de inversión inicial, tanto para carteras de fondos (vs. mínimo 1.000€ antes), como para carteras de planes de pensiones o de EPSV (vs. mínimo 50€ antes). El nuevo mínimo se aplica desde hoy a todas las nuevas cuentas que se vayan abriendo, inclusive cuentas de fondos de menores o de empresas.

Con 3.000€ nuestras bajas comisiones podrán cubrir una mayor parte de los costes directos de la cuenta, incluyendo los 3€ de mínimo anual del Fogain, lo cual es un buen paso.

No aplica a las cuentas abiertas antes del 10/06/2020

Este cambio sólo aplica a las nuevas cuentas que se abran a partir de hoy, 10/06/2020, y no afecta a las cuentas abiertas o en curso de apertura antes de este cambio, a las que se seguirán aplicando los mínimos anteriores de 1.000€ en carteras de fondos y 50€ en carteras de planes de pensiones y de EPSV.

Con este cambio, esperamos poder reducir nuestros costes internos, para poder seguir bajando nuestras comisiones para nuestros clientes.

Alternativas para empezar con menos de 3.000€

Para los clientes que necesitan o prefieren empezar con menos de 3.000€, ofrecemos la alternativa de contratar nuestro fondo de fondos Indexa RV Mixta Internacional 75 FI  (ISIN nº ES0148181003) en Renta 4 o en MyInvestor, y nuestros planes de pensiones (Indexa Más Rentabilidad Acciones PP e Indexa Más Rentabilidad Bonos PP) en Caser, Selfbank o MyInvestor. Una vez alcancen los 3.000€ en el fondo o en los planes, podrán traspasarlo si quieren hacia una cartera con nosotros para poder beneficiarse de nuestro servicio de gestión automatizada de cartera.

Si ya eres cliente de Indexa, este cambio no te afecta para tus cuentas actuales. Recuerda que si invitas a tus amigos, se beneficiarán de tu descuento en su cartera de fondos (no pagarán la comisión de gestión Indexa sobre los primeros 10 mil euros durante el 1er año, y lo mismo para ti).

Si aún no eres cliente de Indexa: no dudes en probar nuestro servicio (a partir de 3.000€ en carteras de fondos o de planes de pensiones).

Acceso a la clase Institucional Plus de Vanguard


Se trata de una noticia muy especial para Indexa y para nuestros clientes.

Como cada vez somos más clientes, ya más de 22 mil en este momento con más de 300 millones de euros invertidos en fondos de Vanguard, hemos conseguido que Vanguard nos de acceso a nada menos que las clases “Institutional Plus” en todos sus fondos de inversión. Esta novedad supone una bajada de -43% de los costes de los fondos de nuestras carteras de fondos que pasan a 0,07% de media (vs. 0,13% antes).

Calculado sobre los más de 330 millones de euros invertidos en nuestras carteras de fondos en este momento, equivale a un ahorro en comisiones de 165 mil euros al año en total para nuestros clientes, 12€ de ahorro medio por cliente al año (cartera media de 20 mil euros).

Con ello, los costes totales medios de nuestras carteras de fondos pasan a ser de tan sólo 0,48% anuales:

Los cambios de clases se harán en los próximos días para las carteras de fondos de nuestros clientes que están custodiadas por Inversis, y se harán en las próximas semanas para las carteras de fondos custodiadas en Cecabank. El plazo será mayor con Cecabank porque el cambio de clases requiere la apertura previa de una cuenta segregada para clientes de Indexa-Cecabank en Vanguard.

Este cambio no afecta a nuestros planes de pensiones y de EPSV, ni a nuestro fondo de fondos disponible en R4, porque invierten en ETFs indexados (que no tienen clases).

Exclusivamente para clientes de Indexa

Nuestros clientes tienen acceso a la clase Institutional Plus de Vanguard por ser clientes de Indexa. El acceso a esta clase de los fondos normalmente está reservado a clientes super-institucionales que invierten más de 100 millones de euros por fondo (ej. grandes planes de pensiones, fondos soberanos, …). En nuestro caso, Vanguard nos deja acceder a esta clase porque a nivel agregado entre todos nuestros clientes ya superamos los 300 M€ invertidos con ellos, y porque forma parte de nuestro servicio de gestión discrecional de carteras, donde el cliente no elige los fondos (los elige Indexa).

El fruto de 5 años de trabajo

Esta reducción de las comisiones es el fruto de 5 años de estrecha colaboración con Vanguard Europa. Empezamos en diciembre 2015 invirtiendo nuestro propio dinero para acceder a la clase “Investor” de los fondos, que tenía un mínimo de 100 mil euros por fondo. Luego crecimos y alcanzamos el mínimo de 5 millones para acceder a la clase institucional en uno de los fondos desde enero 2017, luego en otro en marzo 2017, y luego en todos los fondos en noviembre 2017. Con ello, Indexa fue la primera entidad financiera en España en dar acceso a las clases institucionales de Vanguard a clientes particulares con una inversión de a partir de 1.000€.

Probablemente una primicia mundial

Que sepamos, somos la primera entidad financiera en conseguir dar un acceso a todos sus clientes a las clases institucionales plus de Vanguard. Si alguien conoce otra, por favor que nos avise en los comentarios, tenemos curiosidad por ello.

Una vocación de servicio multi-gestoras, en el mejor interés de nuestros clientes

Como ya sabes, ponemos tu interés por encima de todo. En cada clase de activo, elegimos el índice y el fondo indexado mejor para nuestros clientes. Para ello miramos tres criterios: liquidez (tamaño del fondo), costes y calidad del seguimiento del índice (“tracking error”).

En este momento, de 11 clases de activo con las que trabajamos, un fondo de Vanguard gana en 10, y uno de iShares gana en una, pero estamos continuamente monitorizando el universo de fondos indexados disponibles y traspasables en España para sustituir un fondo por otro en caso de encontrar uno mejor para nuestros clientes. Por ejemplo, en noviembre 2019 remplazamos el fondo de acciones Pictet Europe por el fondo Vanguard Europe, ambos indexados sobre el índice MSCI Europe.

Los 11 fondos que estarán incluidos entonces en nuestras carteras son:

La 15ª bajada de comisiones en 5 años

Este cambio supone la 15ª bajada de comisiones en 5 años. En nuestras carteras de fondos empezamos con un coste medio total de 0,72% en 2015, estamos ahora en 0,48%, y lo seguiremos bajando conforme sigamos creciendo. Es nuestro círculo de éxito: cuantos más seamos, más podremos bajar las comisiones, con ello ofrecer una mayor rentabilidad para nuestros clientes y con ello seguir creciendo más y poder bajar más las comisiones.

Si ya tienes tu cartera de fondos con nosotros: no tienes que hacer nada. El cambio de clase se hará automáticamente en los próximos días (para cuentas custodiadas en Inversis) o meses (para cuentas custodiadas en Cecabank).

Si aún no eres cliente de Indexa: no dudes en probar nuestro servicio (a partir de 3.000€ 1.000€ en carteras de fondos de inversión y a partir de 50€ en carteras de planes de pensiones o de EPSV).
Actualización 14/09/2020: el pasado 10/06/2020 hemos aumentado la inversión mínima a 3.000€ en nuestras carteras de fondos o de planes de pensiones.