En 15 años los planes de pensiones ofrecen la mitad de rentabilidad que el mercado por no estar indexados

En octubre de 2021 publicamos el segundo estudio de “Rendimiento de los Fondos de Gestión Indexada y Activa en España (2006-2020)” actualizando los datos de rentabilidad de un estudio que habíamos realizado 5 años antes. Comprobamos que el tiempo había acentuado el buen comportamiento de los índices y de los fondos indexados con respecto a los fondos de gestión activa.

Ahora, buscamos actualizar la primera versión del estudio para los planes de pensiones individuales que realizamos hace 5 años, añadiendo además un análisis de los planes de EPSV (para residentes en Euskadi).

Los resultados detallados están publicados en nuestro nuevo estudio de “Rendimiento de los Planes de Pensiones y EPSV en España 2007-2021”. En este estudio hemos comparado las rentabilidades para un periodo de 15 años entre todos los planes de pensiones españoles e índices de mercado comparables a dichos planes. Como en el período 2007-2021 alrededor del 97% de los planes de pensiones y EPSV son de gestión activa, asumimos que todos los planes de pensiones son de gestión activa a lo largo del estudio.

El resultado del estudio es que 100 € invertidos en 2007 en la media de los planes de pensiones individuales de la categoría Renta Variable Mixta de Inverco (la categoría con la que se comparan los planes de pensiones de perfil 4 a 7 de Indexa), en 2021 habrías obtenido 119 €. Es decir, en 15 años habrías ganado apenas 19 €, un 19% acumulado, equivalente a tan sólo 1,2% anual. La inflación española en este período ha sido de un 28%, por lo que incluso habrías perdido poder adquisitivo.

Si hubieras invertido los mismos 100 € en un índice de mercado de referencia para esta categoría de Renta Variable Mixta, en 2021 habrías tenido 170 €. Es decir, en 15 años habrías ganado 70 €, equivalentes a un 70% acumulado o un 3,6% de rendimiento anual.

En estos 15 años, para 100 € invertidos, el índice de mercado ha rentado 70 € frente a los 19 € de rentabilidad de los planes de pensiones: ¡3,7 veces más!

Para las otras categorías de planes de pensiones individuales o planes de EPSV analizadas obtenemos resultados similares.

La selección de índices de referencia para comparar se ha realizado buscando la combinación de dos índices de mercado entre un total de 28 que consiga la mayor similitud con la categoría. Esta similitud es medida mediante el tracking error, que no es más que la volatilidad de la diferencia de rentabilidades entre la media de los planes de pensiones de la categoría y el índice de referencia. Es por ello que el índice de referencia para planes de pensiones individuales y para planes de EPSV para una misma categoría no es el mismo, aunque sí muy parecido. Los índices de referencia para cada categoría se encuentran explicados con más detalle en el estudio.

Rentabilidad anual
2007-2021
Planes de pensiones individuales Planes de EPSV
Categoría

Planes de pensiones

Índice de mercado

Planes de pensiones

Índice de mercado

Garantizados

1,6%

4,1%

1,4%

4,2%

Renta Fija Corto Plazo

0,7%

1,2%

0,5%

1,1%

Renta Fija Largo Plazo

1,3%

2,0%

1,2%

2,3%

Renta Fija Mixta

1,3%

2,5%

1,0%

2,5%

Renta Variable

3,4%

4,6%

1,9%

5,2%

Renta Variable Mixta

1,2%

3,6%

1,9%

3,6%

 

La principal razón que explica la diferencia de rentabilidad entre los planes de pensiones y los índices de mercado, se debe a los altos costes de la gestión activa y de los conflictos de interés que tienen las gestoras de grupos bancarios. Esta es la conclusión a la que ya habían llegado muchos estudios previamente, y que confirma este segundo estudio.

En el estudio de hace 5 años, “Rendimiento de los Planes de Pensiones en España 2006-2015” observamos que en media se obtenía una rentabilidad 2,6 puntos porcentuales (p.p.) anuales superior al invertir en índices de mercado frente a los planes de pensiones activos. En el nuevo estudio, se ha reducido esta diferencia anual a 1,6 p.p. anuales, y obtenemos una diferencia para los planes de EPSV de 1,9 p.p. anuales. Estas diferencias de rentabilidad anual, aunque se hayan visto reducidas, siguen incrementando la diferencia de rentabilidad acumulada entre los planes de pensiones y los índices de mercado.

También comprobamos en el anterior estudio que el 14,3% de todos los planes de pensiones activos analizados habían conseguido obtener mayores rentabilidades a largo plazo que sus índices de referencia (2006-2015). En el nuevo estudio (2007-2021), al aumentar el periodo vemos que solo el 6,0% del total de planes de pensiones individuales superan su índice de mercado.

En el estudio también analizamos las rentabilidades corregidas por riesgo utilizando varias medidas (alfa y ratio de Sharpe). Estos son negativos en todos los casos, lo que muestra que, en media, los gestores no son capaces de crear una rentabilidad adicional sobre la del mercado, La descripción de la metodología, los datos, los resultados y la bibliografía están disponibles en el estudio publicado.

En definitiva, consideramos que este nuevo análisis confirma los resultados del estudio anterior, además de mostrar que a medida que se aumenta el horizonte de inversión, las probabilidades de invertir en un plan de pensiones activo que bata al mercado son cada vez menores.

Vídeo de la presentación del estudio

Sobre los autores

Foto: presentación del estudio para los medios (de izquierda a derecha: Unai Ansejo, Iván Abellán y Carlota Corral, co-autores del estudio).

Si aún no tienes tu cartera de fondos, de panes de pensiones o de planes de EPSV con nosotros, puedes responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) ara ver qué cartera te podemos proponer.

La importancia de la selección de los índices de bonos

Una de las partes más importantes del proceso de creación de una cartera diversificada e indexada es la selección del fondo de inversión concreto que queremos utilizar para replicar el comportamiento de una clase de activo.

En otro post hemos hablado de las principales características que analizamos a la hora de elegir un fondo indexado. Buscamos fondos que tengan comisiones bajas, un tamaño suficientemente grande y un buen seguimiento del índice (o tracking error bajo).

Existe otro factor a evaluar, especialmente importante cuando buscamos replicar una clase de activo de bonos (renta fija): el índice en particular que se utiliza para replicar la clase de activo.

En el caso de las acciones, esta decisión es sensiblemente menos importante porque los inversores ya han ido concentrando sus inversiones en un número muy reducido de índices. Por ejemplo: para replicar el comportamiento de la renta variable en diferentes geografías suelen utilizarse los índices creados por la compañía MSCI que han demostrado un muy bien compromiso entre representatividad y liquidez, características esenciales en un índice. También hay otros índices que se han consolidado como referentes en otras regiones como el caso del S&P 500 para EEUU.

Por contra, en el caso de los bonos, existen varios proveedores de índices y los inversores aún no han seleccionado un claro ganador. Es más, algunos gestores de fondos indexados o ETFs a veces crean sus propios índices a los que replicar. Por esta razón, es muy importante conocer exactamente las reglas de creación de un índice antes de decidirnos a invertir en el fondo indexado que lo replica.

Las reglas de creación de los índices de acciones son relativamente sencillas aunque suelen mostrar cierta discrecionalidad. Para ver si una acción entra a formar parte de un índice, se analiza la capitalización de mercado, el capital flotante (free float) y la liquidez de la acción en el mercado. Si una acción, tiene una elevada capitalización, free float y liquidez, pasará a formar parte del índice en la proporción de su capitalización, generalmente ajustada por el free float.

Criterios de selección de índices de bonos

Para los bonos, los criterios de selección suelen ser mucho más complejas. Normalmente los índices ponderan más un bono cuanto mayor es el tamaño de la emisión del mismo, y las restricciones que se suelen ver son las siguientes:

  • Tamaño mínimo de emisión,
  • Rango de ratings específico (calidad crediticia),
  • Restricciones de ciertos emisores, rango de vencimientos,
  • Ajustes por free-float y
  • Divisa de la emisión.

Comparativa de 2 de los índices de bonos europeos

Actualmente los líderes en la creación de índices en renta fija son Bloomberg-Barclays, Citigroup y JP Morgan. Para ilustrar las posibles diferencias que se pueden llegar a dar analizaremos un ejemplo de índices que invierten en bonos europeos ligados a la inflación. Los dos índices más utilizados son:

  • BEIG1R Index: Bloomberg Barclays Euro Govt IL All Maturities TR Unhedged EUR
  • LF95TREU Index: Bloomberg Barclays Global Inflation-Linked: Eurozone – Euro CPI Index in EUR

Analizando únicamente el nombre podríamos llegar a la conclusión de que invierten básicamente en lo mismo, pero hay ciertas diferencias que hacen que el comportamiento de estos dos índices en los últimos 5 años haya sido muy diferente. Han tenido más de 15 puntos de diferencia de rentabilidad, como se puede observar en el gráfico a continuación.

El índice LF95TREU invierte en bonos con grado de inversión de deuda de Estados miembros de la zona Euro vinculada a la inflación pública denominada en euros vinculada únicamente al IPC de la zona euro con un mínimo de emisión de 500 M€. Por otro lado, el índice BEIGR1R invierte en además en deuda emitida por miembros de la zona Euro vinculada a la inflación de países de la zona euro (por ejemplo, la inflación francesa).

Esto hace que el índice BEIG1R tenga una exposición a Francia del 45,6% en comparación al 36,7% del índice LF95TREU. De esta manera, invirtiendo en el primer índice, estaríamos asumiendo un riesgo de concentración significativo. Como se observa en el gráfico, en los últimos 5 años la diferencia a favor del índice LF95TREU ha sido muy importante, En Indexa, hemos elegido invertir en un fondo que réplica el primer índice, el fondo Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins (IE00B04GQR24) que réplica el índice LF95TREU, porque a través de esta clase de activo buscamos una protección frente a la inflación europea, y no frente a una mezcla de la inflación europea y de la inflación francesa, como se obtendría invirtiendo en el índice BEIG1R.

Este ejemplo ilustra las sutilezas y dificultades que aparecen a la hora de seleccionar un índice para incluirlo en nuestra cartera. En definitiva, elegir una cartera diversificada de fondos indexados adecuados a tu perfil inversor es una tarea no tan sencilla como podría parecer. Por ello el uso de un experto en la selección de fondos indexados, como Indexa Capital, es de gran utilidad, especialmente para el bajo coste que supone.

Cómo contratar una cartera de fondos indexados con Indexa

Si quieres probar nuestro servicio, te invitamos a responder a nuestro test de perfil inversor (2 minutos) para ver con toda transparencia qué servicio te podemos ofrecer y contratar el servicio.