El efecto de la inflación en nuestras carteras indexadas


Como está habiendo ruido informativo acerca de un posible futuro aumento de la inflación, varios clientes nos han preguntado sobre el efecto que tendría la «más que previsible» (en palabras de un cliente) inflación en las carteras y qué medidas estamos tomando en Indexa al respecto. En la construcción de las carteras actuales ya hemos tenido en cuenta el efecto de la inflación y en este artículo os vamos a explicar cómo se ha tenido en cuenta.

Inflación y expectativa de inflación

Antes de nada, me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre la diferencia entre la inflación y la expectativa de inflación. La inflación es un dato observable que publican los servicios de estadística de cada país, mientras que la expectativa de inflación refleja la inflación que los inversores esperan que haya en el futuro. Esta expectativa no es observable y hay que estimarla de manera indirecta. Las expectativas de inflación son las que afectan a los precios de los activos y varían mucho más que el dato real de inflación.

A medida que la pandemia de la COVID-19 va quedando atrás, las expectativas de inflación han ido aumentado sobre la base de que la recuperación económica y los estímulos monetarios van a generar inflación en el futuro. Por ejemplo, las expectativas de inflación europea que recogen los swaps de inflación a 5 años dentro de 5 años ahora son del 1,6% y al principio del año era un 1,3%. Los swaps de inflación son productos derivados que operan grandes inversores institucionales.

Este aumento de las expectativas, implica que es probable que por lo menos parcialmente el efecto de esta futura inflación ya esté recogido en el precio actual de las acciones y de los bonos por el mercado. Por tanto, el hecho de que a futuro la inflación aumente podría no tener efecto futuro porque esta expectativa podría estar ya recogida en los precios actuales. Lo que sí tendrá efecto es si las expectativas de inflación aumentasen sobre las expectativas actuales.

Esto es muy importante: las expectativas pueden aumentar, pero también podrían reducirse. Nadie sabe lo que harán las expectativas en el futuro, si aumentar o bajar. Hay muchas razones para esperar que la inflación suba mucho en el futuro (recuperación, estímulos monetarios) pero también hay muchas razones para lo contrario (digitalización, servicios deflacionarios como por ejemplo nuestros servicios cuyos precios bajan año tras año). La mejor estimación que podemos hacer para la inflación futura es la actual expectativa de inflación.

El efecto de las expectativas de inflación en las diferentes clases de activo

Las expectativas de inflación afectan de diferente manera a las acciones, a los bonos nominales y a los bonos ligados a la inflación. A los activos que protegen contra la inflación se les suele llamar «activos reales» y a los que no protegen contra la inflación «activos nominales».

El precio de las acciones tiende a incorporar los incrementos de inflación moderados a altos. La razón es que el precio de la acción de una empresa está correlacionado con el valor de las ventas y el precio de los bienes y servicios que venden las empresas, que también suben con la inflación. Como ejemplo, en lo que llevamos de 2021 hasta el 3 de junio, a pesar del incremento de las expectativas de inflación del 1,3% al 1,6%, las acciones europeas han subido un +14,8%. En el caso de hiperinflación (inflación muy alta), las acciones se verían afectadas negativamente por la crisis económica que habitualmente suele provocar un episodio de hiperinflación. No obstante, es muy poco habitual que aparezca hiperinflación en las economías diversificadas, desarrolladas y grandes como la zona euro o Estados Unidos.

Los bonos nominales se ven afectados negativamente por el incremento de las expectativas de inflación. La razón es que normalmente cuando las expectativas de inflación aumentan, el mercado espera que en el futuro el banco central correspondiente aumente los tipos de interés lo que incrementa el tipo de interés a largo plazo de los bonos. Y un aumento de tipos de interés conlleva una caída del precio de los bonos actuales porque tienen un tipo de interés más bajo que los nuevos bonos que se emitirán. Como ejemplo, en el 2021 el fondo de bonos gubernamentales europeos Vanguard Euro Government Bond Index Fund Institutional Plus EUR Acc, que incluimos en algunas de nuestras carteras, lleva una caída del -3,3%.

Los bonos ligados a la inflación se ven parcialmente afectados por la expectativa de inflación. Por el lado positivo, como el nominal del bono se incrementa con la inflación esta parte protege. Por el lado negativo, al tratarse de un bono, aplica lo comentado en el párrafo anterior sobre el aumento de los tipos de interés a largo plazo y la caída del precio de los bonos. En el año 2021, el efecto combinado está siendo positivo con una subida del +1,3% para el fondo de bonos ligados a la inflación Vanguard Eurozone Inflation-Linked Bond Index Fund Institutional Plus EUR Acc, que está incluido en todas nuestras carteras de más de 10 mil euros.

El efecto de las expectativas de inflación en una cartera diversificada

Como hemos observado, las clases de activo tienen un comportamiento diferente frente a las expectativas de inflación. Las carteras de Indexa se construyen utilizando diferentes clases de activo para diversificar las fuentes de rentabilidad y de riesgo, entre los que se encuentra la inflación.

La única forma de eliminar el riesgo de inflación (al alza y a la baja, recordemos) es tener una cartera compuesta 100% por activos reales, que en nuestro caso serían acciones. Una cartera 100% acciones supone asumir mucho riesgo y desaprovechar la diversificación que aportan los bonos. Las otras alternativas para reducir el riesgo de inflación como los bonos a corto plazo o el efectivo tienen sus problemas. Los bonos a corto plazo tienen una rentabilidad esperada más negativa que los bonos a largo y con el efectivo se asume un riesgo de crédito muy concentrado.

Nuestra recomendación ante la situación actual

Una vez más nuestra recomendación es no responder a movimientos de mercado (en este caso el aumento de las expectativas de inflación) ni al ruido mediático, y mantener las carteras actuales que están concebidas y optimizadas para el largo plazo.

Si aún no te estás indexando con nosotros, no dudes en probar responder a nuestro test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera de fondos o planes de pensiones te podemos proponer.

Reducción de las comisiones de los fondos de Vanguard


¡Tenemos una muy buena noticia para nuestros clientes! Vanguard, continuando con su política de reducción continúa de comisiones para sus clientes (igual que Indexa), acaba de anunciar una significativa reducción de costes de los fondos de su gama europea, con efecto inmediato (desde hoy, 23/10/2019). Nos lo comunicaron esta mañana en un evento institucional en Madrid, y la noticia ya ha salido publicada en el publicada en el Financial Times.

Concretamente, baja la comisión de gestión de 7 de los 9 fondos de Vanguard, en su clase institucional, que usamos en nuestras carteras y baja el coste medio de los fondos de nuestras carteras en -0,04%:

Como consecuencia de esta bajada, el coste medio de los fondos que tenemos en nuestras carteras pasa a ser 0,15% en lugar de 0,19%, y los costes totales de nuestras carteras de fondos pasan a estar entre 0,78% (carteras de menos de 100 mil euros) y 0,37% (para carteras de más de 5 millones), 4 puntos básicos menos que los costes totales anteriores que iban de 0,82% (carteras de menos de 100 mil euros) a 0,41% (carteras de más de 5 millones de euros).

Para ponerlo en perspectiva, el ahorro anual equivalente es de:

  • 4€ de ahorro anual para una cartera de 10 mil euros
  • 40€ de ahorro anual para una cartera de 100 mil euros
  • 400€ de ahorro anual para una cartera de 1 millón de euros…
  • 85.000 € de ahorro anual para todos nuestros clientes de carteras de fondos, en este momento (0,04% sobre 212 M€ en carteras de fondos el 22/10/2019).

Es la novena bajada de costes y comisiones en Indexa desde que lanzamos nuestro servicio en 2015 (ver histórico de bajadas de comisiones).

Detalle de la bajada por fondo

Clase de activo Fondo
(ISIN)
Comisiones
anteriores
Comisiones
nuevas
Reducción
de comisiones
Acciones Economías Emergentes Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins
(IE0031786696)
0,27% 0,23% 0,04%
Bonos Empresas Europeas Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins
(IE00B04FFJ44)
0,25% 0,12% 0,13%
Acciones Globales Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins
(IE00B03HD191)
0,25% 0,18% 0,07%
Acciones Japón Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins
(IE0007286036)
0,23% 0,16% 0,07%
Acciones Pacífico sin Japón Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins
(IE0007201266)
0,23% 0,16% 0,07%
Bonos Gobiernos Europeos Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins
(IE0007472990)
0,20% 0,12% 0,08%
Bonos Europeos ligados a la Inflación Vanguard Euroz Inf Lk Bnd Idx -Ins
(IE00B04GQR24)
0,20% 0,12% 0,08%
Bonos Globales a Largo Plazo Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins
(IE00B18GC888)
0,15% 0,15% 0,00%
Acciones Estados Unidos Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins
(IE0032126645)
0,10% 0,10% 0,00%
Carteras Indexa Coste medio fondos carteras Indexa 0,19% 0,15% 0,04%

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Clase institucional del fondo de bonos ligados a la inflación de Vanguard


Otro paso más para la indexación en España: hemos alcanzado más de 5 millones de euros invertidos en otro de los fondos Vanguard de nuestras carteras. Se trata del fondo Vanguard Eurozone Inflation-Linked Bond Index en euros (fondo indexado de Vanguard de bonos de gobiernos europeos ligados a la inflación, indexado sobre el índice Barclays Eurozone – Euro CPI TR), y con ello vamos a poder acceder a la clase institucional de este fondo.

Menos costes, más rentabilidad

Como ya lo hicimos hace unos meses con otros fondos de nuestras carteras, vamos a poder traspasar en las carteras de nuestros clientes la clase inversor Vanguard Eurzn Infl-Lnkd Bd Idx Inv EUR (que tiene una comisión del 0,25% anual, ISIN IE00B04GQQ17) a su clase institucional Vanguard Eurzn Infl-Lnkd Bd Idx Ins EUR (que tiene una comisión de gestión todavía más baja, del 0,20% anual, ISIN IE00B04GQR24).

Se trata de un ahorro de 0,05% sobre este fondo, y de 0,01% de media para nuestras carteras. Este 0,01% menos costes equivale a 0,01% más rentabilidad para nuestros clientes, +10€ al año para una cartera de 100 mil euros y +1€ al año para una cartera de 10 mil euros. Es un ahorro pequeño, pero todo suma y pasito a pasito seguimos bajando el coste de los fondos de nuestras carteras, que se sitúa ahora en 0,21% de media.

 

Un éxito para todos nosotros

Como probablemente ya sabrás, fuimos los primeros en España en dar acceso a inversores particulares a fondos de Vanguard sin aplicar a cada cliente el mínimo de inversión de 100 mil euros por fondo porque entre todos cumplimos con este mínimo.
Accediendo a la clase institucional de los fondos damos un importante paso más: somos los primeros, y los únicos en España, en dar acceso a la clase institucional de varios fondos de Vanguard que normalmente está reservada a clientes institucionales que invierten más de 5 millones por fondo.

Próximo objetivo: llegar a la clase institucional en los siguientes fondos Vanguard de nuestras carteras

Los fondos en los que ya hemos llegado a la clase institucional, dos de Vanguard y uno de Pictet, representan 68% del volumen de las carteras que gestionamos. Si seguimos como ahora, invitando a nuestros amigos, pronto alcanzaremos la clase institucional también para el 32% restante y bajaremos el coste de los fondos de nuestras carteras probablemente debajo de 0,20% de media.

Gracias de nuevo por indexarte con nosotros.

Más información / próximos pasos: