Sobre la exposición de nuestras carteras a Rusia

Desde el ataque de Rusia a Ucrania la semana pasada (28/02/2022) muchos clientes nos han planteado las siguientes preguntas:

¿Cuál es la exposición de las carteras a Rusia?

¿Estamos haciendo algo para vender las inversiones en Rusia?

¿Podemos ofrecer a los clientes la posibilidad de no tener ninguna parte de su cartera en Rusia?

Pensábamos esperar a tener unas respuestas completas para publicar este artículo, pero por la frecuencia de las preguntas, hemos preferido publicar ahora esta respuesta parcial a las preguntas, que completaremos más adelante conforme vayan surgiendo nuevos elementos de respuesta.

Exposición de las carteras de fondos a Rusia

La exposición de nuestras carteras de fondos a Rusia antes del inicio de la guerra se situaba entre el 0,1% y el 0,4% de la cartera, en función del tamaño de la cartera y del perfil inversor del cliente.

Teníamos antes del inicio de la guerra de Ucrania, cuatro fondos indexados con una exposición marginal a Rusia:

El fondo de bonos globales a largo plazo, Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins Plus, indexado sobre el índice Barclays Global Aggregate Float Adjusted Bond, que pesa entre 21 y 86% de las carteras de fondos de menos de 10 mil euros, tenía una exposición de 0,4% a bonos rusos, equivalente a un peso en las carteras entre 0,1% y 0,3%.

El fondo de acciones de países emergentes, Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus, indexado sobre el índice MSCI Emerging Markets, que pesa entre el 0 y el 10% de las carteras de fondos de 10 a 100 mil euros, y entre el 2 y el 9% en las carteras de fondos de más de 100 mil euros en función del perfil inversor del cliente, tenía una exposición del 3,3% a acciones rusas, equivalente a un peso en las carteras entre 0,1 y 0,3%.

El fondo de bonos de empresas europeas, Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins Plus, indexado al índice Barclays Euro Non-Government Bond, que pesa entre 4 y 16% en las carteras de fondos entre 10 y 100 mil, y entre 14 y 79% de las carteras de fondos de más de 100 mil euros en función del perfil inversor del cliente, tenía una exposición de 0,3% a Rusia, equivalente a un peso en las carteras debajo de 0,1%.

El fondo de bonos de países emergentes cubiertos a euro, iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg, indexado sobre el índice EMBI Global Diversified Index publicado por JP Morgan, que pesa entre el 2 y el 3% de las carteras de fondos de más de 100 mil euros, en función del perfil inversor del cliente, tenía una exposición del 3,1% a acciones rusas, equivalente a un peso en las carteras debajo del 0,1%.

En cuanto al fondo de acciones globales presente en las carteras de fondos de menos de 10 mil euros, Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Plus, indexado sobre al el índice MSCI World, que pesa entre 14 y 79% de las carteras de menos de 10 mil euros, no tenía exposición a Rusia, o tenía una exposición inferior a 0,1%.

Exposición de nuestros planes de pensiones a Rusia

En cuanto a nuestras carteras de planes de pensiones (individuales, de EPSV o de empleo), la exposición total a Rusia antes de la guerra se situaba entre el 0,1% y el 0,3%, en función del perfil inversor del cliente.

Nuestros planes de pensiones incluyen 4 fondos indexados cotizados (ETFs) con una exposición marginal a Rusia:

El Vanguard FTSE Emerging Market (ISIN US9220428588), indexado sobre el índice FTSE Emerging Markets, con un peso de 10% en el plan de pensiones de acciones tienen una exposición del 2,9%.

El Lyxor Core STOXX Europe 600 (ISIN LU0908500753), indexado sobre el índice STXE 600 € NRt, con un peso de 15% en el plan de pensiones de acciones tienen una exposición del 0,01%.

El SPDR Bloomberg Barclays Global Aggregate Bond ETF (ISIN IE00BF1QPL78), indexado sobre el índice Barclays Global Aggregate Corporate TR Hedged EUR, con un peso de 15% en el plan de pensiones de bonos tienen una exposición del 0,1%.

El Vaneck Vectors JP Morgan EM LC Bond ETF (US92189H3003), indexado sobre el índice J.P. Morgan Government Bond Index Emerging Markets Global Core, con un peso de 5% en el plan de pensiones de bonos tienen una exposición del 0,6%.

No hay exposición a Bielorrusia

Los fondos de nuestras carteras no tienen exposición a valores de Bielorrusia (algunos clientes también nos han preguntado si nuestras carteras incluyen inversiones en Bielorrusia, colaborador de Rusia en esta guerra).

Cambio en los índices

Desde el inicio de la invasión rusa en Ucrania el 24/02/2022, se han cerrado los mercados rusos de acciones y de bonos. Como en momentos de choques extremos que causan una falta de demanda para poder satisfacer la oferta (vendedores de acciones o bonos), se suspenden las cotizaciones hasta nuevo aviso. Como consecuencia de este cierre, las acciones y los bonos rusos cotizados en mercados rusos dejan de tener liquidez, y como consecuencia de esta falta de liquidez, se ven excluidos de los índices.

Es lo que ha ocurrido el pasado 02/03/2022 cuando MSCI, el creador de los índices MSCI World y MSCI Emerging Markets ha excluido a los valores rusos de sendos índices. Barclays aun no ha excluido a los bonos rusos del índice Barclays GA Float Adjusted Bond, sobre el que está indexado el fondo Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins Plus presente en nuestras carteras de fondos de menos de 10 mil euros, y JP Morgan ha decidido mantener los bonos rusos actuales de su índice de bonos de mercados emergentes “EMBI Global Diversified Index” pero excluir las nuevas emisiones.

Como consecuencia de este cambio en los índices, los fondos indexados sobre estos índices deberían vender automáticamente los valores excluidos.

Los fondos no pueden vender los valores que han salido del índice

Sin embargo, varias razones impiden que los fondos vendas las acciones o los bonos rusos. La primera es que los mercados rusos están cerrados, lo que impide la venta de las acciones en el mercado. La segunda es que, aunque los mercados estuvieran abiertos, Rusia ha prohibido la venta de valores rusos por parte de inversores extranjeros. La tercera es que, aunque se pudieran vender estos valores en Rusia, probablemente la expulsión de Rusia del sistema interbancario SWIFT impediría que el fondo de inversión europeo, domiciliado en Irlanda o en Luxemburgo, pudiera transferir el dinero de vuelta.

Una alternativa para los fondos sería vender estos valores, o los derechos económicos asociados a estos valores, en privado, para deshacer estas posiciones.

Las gestoras, Vanguard e iShares, todavía no han publicado lo que iban a hacer con los valores rusos. Lo más probable es que hayan contabilizado las inversiones rusas con un valor teórico próximo a cero en su cálculo de valor liquidativo diario de los fondos. Estaremos atentos y lo publicaremos en este blog cuando lo hayan comunicado.

Actualización 11/03/2022: Vanguard ha publicado que realizarán los ajustes a los precios de empresas rusas utilizando una variedad de indicadores de mercado para valorar los activos correctamente y que cuando sea posible dejarán de tener exposición a activos Rusos. Por otro lado, iShares todavía no se ha pronunciado en su procedimiento, pero lo más probable es que hayan contabilizado las inversiones rusas con un valor teórico próximo a cero en su cálculo de valor liquidativo diario de los fondos.

Ninguno de los fondos de nuestras carteras ha dejado de poder suscribirse o reembolsarse

Los fondos de inversión con una mayor exposición a Rusia han tenido que dejar de publicar su valor liquidativo, y por ello ya no se pueden suscribir o reembolsar. No es el caso de ninguno de los fondos de nuestras carteras porque todos tenían una exposición a Rusia inferior al 5% del fondo.

Los fondos ya no invierten más en valores rusos

Por otra parte, los fondos que antes incluían acciones o bonos rusos ya no invierten en ellos, porque estos han salido de los índices que buscan replicar.

Los beneficios de la diversificación

Una vez más se confirman los beneficios de la diversificación global. A pesar de que la gran mayoría de las acciones y bonos rusos van a pasar a tener un valor cercano a cero, el impacto en una cartera globalmente diversificada por geografía y clase de activo ha sido relativamente reducido. En los dos primeros meses de 2022, la cartera media de Indexa (6/10) se ha depreciado sólo en un 4,7%. Durante los últimos días los bonos se han apreciado actuando de nuevo como amortiguador de caídas.

En el pasado 2016, mostramos un comportamiento similar en el artículo titulado El Brexit y la importancia de la diversificación y en el artículo El homo indexatus, invertir a largo plazo y los “cisnes negros” comprobamos que a pesar de todos los eventos extremos del siglo XX (el surgimiento del comunismo en China 1949 o la revolución soviética en Rusia en 1917, por ejemplo) la rentabilidad real (descontando inflación) de un inversor indexado al mundo desde 1899 a 2018 fue de un 5,0% anual.

Esta lamentable guerra entre Ucrania y Rusia es un nuevo evento extremo que está teniendo su impacto en el valor de las inversiones, pero una cartera globalmente diversificada por geografía y clase de activo de fondos indexados es la mejor opción para maximizar la rentabilidad corregida por riesgo.

Nuestro apoyo a las víctimas

Aprovechamos para mandar nuestro apoyo, aunque sea sólo simbólico, a todas las personas que están sufriendo esta guerra y esperamos que acabe pronto.

El préstamo de títulos en los fondos indexados

Los fondos de inversión, especialmente los fondos de inversión indexados de réplica física, prestan algunos de los títulos que tienen en su cartera (acciones o bonos) a otras entidades a cambio de un interés. Lo hacen para incrementar la rentabilidad del fondo, cubrir una parte de los costes del fondo y de esta manera acercar la rentabilidad del fondo lo máximo posible a la rentabilidad del índice. El interés del préstamo de títulos será mayor cuánto más difícil sea encontrar la acción o el bono concreto.

A veces, la gestora del fondo se queda total o parcialmente con el interés del préstamo de títulos, para incrementar sus ingresos. En el caso de los fondos de Vanguard, que utilizamos en nuestras carteras, es el fondo indexado que recibe todo el ingreso por préstamos, en beneficio de sus partícipes (los clientes).

En el artículo Cuando el TER es inferior a los gastos corrientes describíamos que el principal motivo por el que se prestan títulos (acciones o bonos) es para que otros inversores puedan vender en ese momento, al mercado, el título con la esperanza de poder recomprarlos más tarde a un precio menor y devolver el préstamo con plusvalías. Se suele decir que este tipo de inversores «están cortos» en la acción o bono concreto.

En el caso específico de los fondos indexados de acciones que utilizamos en Indexa, los préstamos de títulos han supuesto de media 0,019% de rentabilidad anual en los últimos 3 años (fuente: Vanguard, 2018-2020).

Fondo Aumento de rentabilidad anual
últimos 3 años
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Plus 0,034%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus 0,031%
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Plus 0,022%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Plus 0,016%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Plus 0,009%
Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins Plus 0,001%
Media 0,019%

Fuente: Vanguard 2018-2020.

Igual que en cualquier otra fuente de ingresos, este interés va acompañado de un riesgo. En este artículo vamos a analizar con detalle qué riesgo se asume, cómo de grande es este riesgo y qué mecanismos se utilizan para mitigar el riesgo.

Prestar títulos conlleva un riesgo de crédito (impago)

El proceso de préstamo de títulos es relativamente sencillo: el fondo indexado transfiere temporalmente la propiedad del título a cambio de un interés por un tiempo prefijado. Como en todo préstamo, existe el riesgo de que el prestamista, que normalmente es un banco de inversión, quiebre durante la duración del préstamo y no devuelva el título prestado al fondo indexado. A este tipo de riesgo se le denomina riesgo de crédito. Esto implicaría que si se ha prestado un 1% del fondo a un banco que ha quebrado, el día de la quiebra el fondo caería un 1% aproximadamente. Si el fondo ha prestado un 10%, entonces caería un 10% aproximadamente.

¿Cómo de grande es el riesgo de impago?

El riesgo de impago dependerá de cómo de expuesto ha estado el fondo a la actividad de préstamo. Un fondo que presta el 100% de sus títulos corre un riesgo muy superior al que presta un 1% de sus títulos. En el caso de los fondos de Vanguard el porcentaje prestado promedio en los últimos tres años ha sido de tan sólo un 1,5%:

Fondo Porcentaje del fondo prestado
últimos 3 años
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Plus 4,5%
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Plus 1,8%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Plus 1,1%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins Plus 1,0%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Plus 0,4%
Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins Plus 0,1%
Media 1,5%

Fuente: Vanguard 2018-2020.

¿Cómo se mitiga el riesgo de impago?

Hay dos mecanismos principales para la mitigación del riesgo de impago.

El primero trata de elegir muchas y buenas contrapartes (diversificación) a las que prestar. Si prestamos a bancos con elevada calidad crediticia y además repartimos el préstamo entre varios de ellos, entonces el riesgo de impago se reduce significativamente.

El segundo mecanismo para mitigar el riesgo es solicitar una prenda o colateral en el préstamo. De esta forma si el banco quiebra, me puedo quedar con el colateral lo que mitigará la pérdida del fondo indexado. El tipo de colateral y el importe que se acepta también es muy importante, ya que no es lo mismo que para un préstamo de 1M€ pongan como colateral 1M€ de otras acciones que 1,1M€ de euros de bonos del gobierno alemán. En caso de impago, el valor de las acciones podría haber caído muy por debajo del importe prestado mientras que en el caso del bono alemán la recuperación será más segura.

En el caso de Vanguard, los fondos piden como colateral siempre un 105% del importe prestado en bonos de estados de elevada calidad crediticia (Alemania o Estados Unidos, por ejemplo).

Conclusión

El préstamo de títulos que realizan los fondos indexados de réplica física aporta algo de rentabilidad adicional con un riesgo de crédito muy controlado. Es muy importante asegurarte de que el beneficio del préstamo lo recibe el fondo y no se queda en la gestora ya que el riesgo de impago sí que lo soporta el fondo. Por último, es muy importante también conocer en detalle las medidas adoptadas por la gestora para mitigar el riesgo de crédito.´

Si aún no te estás indexando con nosotros, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera de fondos de inversión o de planes de pensiones te podemos ofrecer.

Si ya te estás indexando con nosotros, no dudes en recomendarnos a tus amigos o familiares para conseguir ambos un descuento de comisiones en vuestra cartera de fondos.

Reducción de las comisiones de los fondos de Vanguard

¡Tenemos una muy buena noticia para nuestros clientes! Vanguard, continuando con su política de reducción continúa de comisiones para sus clientes (igual que Indexa), acaba de anunciar una significativa reducción de costes de los fondos de su gama europea, con efecto inmediato (desde hoy, 23/10/2019). Nos lo comunicaron esta mañana en un evento institucional en Madrid, y la noticia ya ha salido publicada en el publicada en el Financial Times.

Concretamente, baja la comisión de gestión de 7 de los 9 fondos de Vanguard, en su clase institucional, que usamos en nuestras carteras y baja el coste medio de los fondos de nuestras carteras en -0,04%:

Como consecuencia de esta bajada, el coste medio de los fondos que tenemos en nuestras carteras pasa a ser 0,15% en lugar de 0,19%, y los costes totales de nuestras carteras de fondos pasan a estar entre 0,78% (carteras de menos de 100 mil euros) y 0,37% (para carteras de más de 5 millones), 4 puntos básicos menos que los costes totales anteriores que iban de 0,82% (carteras de menos de 100 mil euros) a 0,41% (carteras de más de 5 millones de euros).

Para ponerlo en perspectiva, el ahorro anual equivalente es de:

  • 4€ de ahorro anual para una cartera de 10 mil euros
  • 40€ de ahorro anual para una cartera de 100 mil euros
  • 400€ de ahorro anual para una cartera de 1 millón de euros…
  • 85.000 € de ahorro anual para todos nuestros clientes de carteras de fondos, en este momento (0,04% sobre 212 M€ en carteras de fondos el 22/10/2019).

Es la novena bajada de costes y comisiones en Indexa desde que lanzamos nuestro servicio en 2015 (ver histórico de bajadas de comisiones).

Detalle de la bajada por fondo

Clase de activo Fondo
(ISIN)
Comisiones
anteriores
Comisiones
nuevas
Reducción
de comisiones
Acciones Economías Emergentes Vanguard Emrg Mk Stk Idx Eur -Ins
(IE0031786696)
0,27% 0,23% 0,04%
Bonos Empresas Europeas Vanguard Euro Inv Gr Bnd Idx Eur -Ins
(IE00B04FFJ44)
0,25% 0,12% 0,13%
Acciones Globales Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins
(IE00B03HD191)
0,25% 0,18% 0,07%
Acciones Japón Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins
(IE0007286036)
0,23% 0,16% 0,07%
Acciones Pacífico sin Japón Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins
(IE0007201266)
0,23% 0,16% 0,07%
Bonos Gobiernos Europeos Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins
(IE0007472990)
0,20% 0,12% 0,08%
Bonos Europeos ligados a la Inflación Vanguard Euroz Inf Lk Bnd Idx -Ins
(IE00B04GQR24)
0,20% 0,12% 0,08%
Bonos Globales a Largo Plazo Vanguard Global Bnd Idx Eur -Ins
(IE00B18GC888)
0,15% 0,15% 0,00%
Acciones Estados Unidos Vanguard US 500 Stk Idx Eur -Ins
(IE0032126645)
0,10% 0,10% 0,00%
Carteras Indexa Coste medio fondos carteras Indexa 0,19% 0,15% 0,04%

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

El swing price y cómo beneficia a nuestros clientes

En el artículo “Sobre los costes de transacción en los fondos de inversión y ETF’s” hablamos de los distintos costes de transacción que existen cuando se suscriben fondos o ETFs. Existen cuatro tipos de coste de transacción que se pueden aplicar en un fondo de inversión:

  • Coste explícito,
  • Swing price,
  • Bid-Offer, y
  • Redondeos de participaciones.

En este artículo vamos a revisar en detalle el Swing price (que podríamos llamar “precio oscilante” en español) ya que se está convirtiendo de hecho en un estándar y está actualmente aplicado en los fondos de Vanguard que utilizamos en nuestras carteras.

Comisiones de suscripciones y de reembolso

En la raíz del Swing Price está el problema del coste que generan las nuevas aportaciones y reembolsos en un fondo de inversión para todos los partícipes del fondo y no sólo para los que entran o salen del fondo. Cuando hay entradas netas en un fondo, el fondo compra más activos (ej. acciones o bonos) y soporta unos costes de transacción que acaban soportados por todos los partícipes del fondo. Cuando hay salidas netas pasa lo mismo: el fondo vende activos y soporta costes de transacción que reducen el valor liquidativo del fondo para todos los partícipes.

El partícipe que mantiene su posición, ni suscribe ni reembolsa, tiene que soportar injustamente el coste de los partícipes que entran y salen.

Por ello se crearon las comisiones de suscripción y de reembolso que tenían el objetivo de repercutir el coste de las nuevas transacciones a los partícipes que suscribían o reembolsaban participaciones. Estas comisiones se quedaban en el fondo (no las cobraba la gestora) y evitaban que las nuevas entradas y salidas tuvieran un impacto negativo en los demás partícipes del fondo. De hecho, los partícipes actuales del fondo se beneficiaban de ellas.

Sin embargo, presentaban un nuevo problema: en caso de aportaciones netas positivas en un día, los reembolsos de participaciones no generaban ningún coste (porque estaban compensados por las aportaciones del día) pero sí sufrían unas comisiones de reembolso de todos modos. Pasaba lo mismo con las nuevas suscripciones que sufrían una comisión de suscripción, aunque este día hubiera habido más reembolso que suscripciones. De esta manera se estaba cobrando injustamente una comisión de reembolso a los vendedores los días de aportaciones netas positivas o injustamente una comisión de suscripción a los compradores en los días de reembolso neto en el fondo.

Por ello se inventó el Swing Price, para repercutir el coste de comprar o vender los activos a los compradores en caso de día con más suscripciones que reembolsos, o a los que reembolsan en caso de día con más reembolsos que suscripciones.

Cómo funciona el Swing Price

El Swing price funciona ajustando el precio de todas las ofertas (suscripciones y reembolsos) en un día dado, hacia arriba o hacia abajo de acuerdo con el flujo de entrada o salida neto en el fondo este día, para evitar perjudicar a los inversores existentes (dilución). El proceso para aplicarlo es el siguiente:

  1. Se calcula el patrimonio del fondo, que es la suma de todas las inversiones del mismo.
  2. Al dividir esto por el número de participaciones existentes se obtiene el valor liquidativo (el precio de una participación del fondo).
  3. A continuación, se evalúan los flujos de entrada (suscripciones) y salida (reembolsos) en el fondo. Si hay más compras que ventas, el fondo tiene una entrada neta y se modifica el valor liquidativo hacia arriba por un “swing factor” predeterminado (ver debajo tabla con ejemplos de swing factors).
  4. Si hay más ventas que compras, el fondo tiene salidas netas y se modifica el precio a la baja por otro “swing factor” (en general diferente al utilizado en el punto anterior).

Es importante tener en cuenta que todos los inversores pagan el mismo precio en un día determinado, ya sea que estén comprando o vendiendo. Este precio será el valor real de las inversiones (si no hay entradas o salidas netas) o un precio que se haya elevado (si el fondo tiene entradas netas) o bajado (si el fondo tiene salidas netas). Esto significa que aquellos inversores que suelan operar al contrario que el mercado, se beneficiarán de este coste de transacción y los que suelan invertir con el mercado, lo sufrirán.

Debido a la forma en que funciona el Swing price, el precio publicado difiere del valor real del fondo (que refleja el valor del índice que siguen los fondos menos los costes) y por lo tanto se incrementa ligeramente la diferencia con el índice replicado (el “tracking error”) para los fondos que utilizan el método del Swing price. Puede haber pequeñas diferencias en la rentabilidad diaria del fondo con la de los índices.

Ejemplo

A continuación, mostramos un ejemplo elaborado por Vanguard para ayudar a entender cómo funciona el Swing price. Hay dos escenarios, cada uno con tres transacciones en el fondo Vanguard Emerging Markets Stock Index Fund, que tiene un valor liquidativo de 10€ y un “swing factor” de compra de 0,13% y de 0,47% de venta.

Ejemplo swing price Vanguard

En el escenario A, el fondo tiene entradas por un total de 150 millones de euros y salidas por un total de 70 millones de euros, lo que resulta en una entrada neta de 80 millones de euros. En este escenario, se eleva el precio del fondo hacia arriba en 13 puntos básicos (0,13%) y por tanto el valor liquidativo será 10,013€ por participación.

En el escenario B, el fondo tiene entradas de 100 millones de euros y salidas de 150 milones de euros, lo que resulta en una salida neta de 50 millones de euros. En este escenario, se baja el precio del fondo en 47 puntos básicos (0,47%) y por tanto el valor liquidativo será 9,953€ por participación.

Ilustración Swing factor

 

Swing factors de los fondos de nuestras carteras

Debajo mostramos una tabla con los “Swing factors” de los fondos de Vanguard que utilizamos en nuestras carteras actualmente. Como se puede observar el coste de comprar o vender es diferente en general ya que, por ejemplo, en algunos lugares cuando se venden acciones se pagan impuestos, pero cuando se compran no (como por ejemplo en el fondo de Mercados Emergentes, el primero en la tabla abajo). O en el caso de los bonos, actualmente hay muchísima demanda de bonos y hay que pagar un sobreprecio para comprarlos, pero no para venderlos.

Swing factor (en puntos básicos, o centésimas de %) Compra Venta
Vanguard Emerging Markets Stock Index Fund 13 47
Vanguard Pacific ex-Japan Stock Index Fund 6 6
Vanguard Global Stock Index Fund 5 1
Vanguard Japan Stock Index Fund 2 2
Vanguard U.S. 500 Stock Index Fund 0 0
Vanguard Eurozone Inflation-Linked Bond Index Fund 12 0
Vanguard Euro Government Bond Index Fund 10 0
Vanguard Global Bond Index Fund 16 0
Vanguard Euro Investment Grade Bond Index Fund 26 0

Cómo el Swing price beneficia a nuestros clientes

El Swing factor es un coste que se cobra a los inversores que operan más y/o que operan a la vez que el mercado (vendiendo cuando la mayoría vende y comprando cuando la mayoría compra) en beneficio de los inversores que permanecen el fondo o que operan en contra del mercado. Se trata de un mecanismo beneficioso para nuestro modelo de gestión, y para nuestros clientes, por varias razones:

  • Invertimos a largo plazo y modificamos poco la composición de nuestras carteras
  • Intentamos ayudar a nuestros clientes a no vender en momento de caídas y de salidas masivas de los fondos, y de no comprar más después de subidas en momentos de entradas masivas en los fondos
  • Nuestros reajustes automáticos de carteras van por naturaleza en contra del mercado porque compran los fondos que más han caído y venden los que más han subido.

Terminología

Dilución: jerga de la industria para la situación en la que los inversores existentes en un fondo asumen los costes de transacción asociados a que otros compren o vendan participaciones en el fondo.

Swing factor (factor de oscilación): la cantidad, en puntos básicos, por la cual el precio de un fondo aumenta o disminuye. Estos están predeterminados de antemano y se aplican consistentemente, aunque varían periódicamente. Ver tabla anterior para ver los factores de oscilación de los fondos de Vanguard que utilizamos en Indexa.

Swing price total (precio oscilante completo): con este método, el administrador del fondo cambia el precio cada vez que hay flujos netos de entrada o salida de un fondo.

Swing price parcial (precio oscilante parcial): con este método, el administrador del fondo solo cambia el precio cuando los flujos netos superan un umbral previamente acordado. Inicialmente, en octubre de 2017 cuando Vanguard pasó al sistema de Swing price, adoptaron el Swing price total, pero desde mayo de 2019 han pasado a un sistema parcial. De esta forma es necesario que las entradas o salidas superen un límite para aplicar el Swing price.

Entradas netas, salidas netas: son los flujos de efectivo de entrada y salida en un fondo. Esta es la métrica clave que determina la forma en que el precio aumenta o disminuye.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

China y los cambios en índices

La creación de índices es una tarea más compleja de lo que pudiera parecer a primera vista.

Es habitual ver cambios en la constitución de un índice por cambios de mercado. En este artículo vamos a analizar el impacto que el acceso de los inversores extranjeros a las acciones chinas anteriormente no disponibles (acciones tipo A) ha tenido y va a tener en el índice MSCI Emerging Markets (ver noticia), uno de los índices que componen nuestras carteras (entre un 0 y un 15% de las carteras según el perfil inversor y el tamaño de la cartera).

El principal cambio es que el peso de China en el índice de países emergentes va a aumentar significativamente en los próximos años. Este cambio se hará de manera paulatina, estará gestionado por el creador del índice MSCI y supondrá que la importancia geográfica esté más acorde con la realidad.

Antecedentes

El índice MSCI Emerging Markets se construye invirtiendo en acciones líquidas de las bolsas de países emergentes de manera proporcional a su capitalización de mercado. Invierte en 24 países y con 1.125 empresas, el índice cubre aproximadamente el 85% de la capitalización de mercado ajustada por free-float (la parte de las acciones que están disponibles en bolsa) en cada país. Uno de esos países es China.

El caso de las acciones chinas es un caso singular ya que algunas no eran invertibles por el inversor internacional. Hay tres tipos de acciones chinas: A, B y H.

  • Las acciones serie ‘A’ son aquellas acciones de compañías chinas locales denominadas en renminbis (la moneda china), y negociadas principalmente entre inversores locales en las Bolsas de valores de Shanghai o Shenzhen. Los inversores institucionales extranjeros calificados que han obtenido un permiso especial del Gobierno chino también pueden participar en este mercado.
  • En lo que respecta a las acciones serie ‘B’, representan compañías chinas con un valor nominal en renminbis, pero registradas para transacciones principalmente a inversores internacionales en dólares estadounidenses en la Bolsa de valores de Shanghai, o dólares de Hong Kong en la Bolsa de Shenzhen. Los inversores de China continental también pueden negociar con acciones serie ‘B’ mediante cuentas legales en monedas extranjeras.
  • Por último, las acciones serie ‘H’ representan compañías chinas reguladas por leyes chinas, pero cualquier persona puede realizar transacciones con ellas. Las acciones serie ‘H’ están registradas en Hong Kong y son negociadas en dólares de Hong Kong.

El principal cambio es que hasta 2014, las acciones de tipo A solamente eran invertibles por inversores chinos y por tanto no podían formar parte de índices de mercado.  Por lo que, en los índices por capitalización, solamente se tenían en cuenta las acciones B y H y por tanto el peso invertido en china por los índices era menor al peso real (incluyendo inversores chinos).

Desde entonces el mercado de acciones A ha ido abriéndose progresivamente a inversores internacionales y los gestores de índices han ido ampliando la importancia que tienen las acciones tipo A.

Cambios en el índice MSCI Emerging Markets

En el siguiente gráfico aparece la distribución del índice MSCI Emerging Markets a día de hoy, en agosto 2019 y en noviembre 2019:

Como se puede observar en la imagen abajo, la importancia de china va a crecer significativamente. Eventualmente el peso de China en el índice llegará hasta el 40% (asumiendo que todas las acciones A acaban siendo parte del índice).

Fuente: MSCI consultation on further weight increase of China A Shares in the MSCI Indexes (diciembre 2018)

La pregunta obvia es: ¿Cuándo, quién y por qué se decide ir aumentando el peso de las acciones chinas en el índice? El encargado es la empresa MSCI, que analiza la estabilidad, el acceso y la eficiencia del mercado de acciones y va realizando informes sobre ello, que comparte con la industria de la gestión de activos, a la que consulta sobre posibles cambios en el índice.

Los cambios en el índice, en caso de producirse, se realizan habitualmente 4 veces al año (en mayo, agosto, noviembre y febrero) y las fechas de anuncio y de cambio efectivo se suelen comunicar en marzo.

Conclusión: con las modificaciones anunciadas del índice MSCI Emerging Market, aumentará un poco más la diversificación de este índice, al incluir las acciones chinas de tipo A, y con ello aumentará un poco más la diversificación de nuestras carteras de más de 10 mil euros, que incluyen el fondo Vanguard Emerging Markets Stock Index EUR – Institucional, que replica el índice MSCI Emerging Markets. Es una buena noticia para los clientes de Indexa Capital porque a mayor diversificación, menor riesgo, y mayor rentabilidad esperada por riesgo.