2020 está siendo muy negativo, pero lo habitual es que la rentabilidad sea positiva


Antes de nada, una advertencia: siempre conviene recordar que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Hace tres meses titulábamos nuestro informe semestral de rentabilidades destacando que “2019 ha sido un año extraordinario ¿soportarás un año de rentabilidades igualmente negativas?”. La razón por la que hicimos esto fue para poner sobre aviso a nuestros clientes de que a pesar de que 2019 fue un año extremadamente positivo, como inversor hay que estar preparado para asumir pérdidas igual de importantes que las mayores subidas de nuestras carteras. Advertíamos lo siguiente: “queremos recordar que, aunque 2019 ha sido un año excepcional y que la rentabilidad acumulada desde nuestro lanzamiento en diciembre de 2015 ha sido muy positiva, el futuro podría ser menos benigno, y con seguridad en algún momento lo será.  Por ello queremos hacerte la siguiente pregunta ¿soportarás un año de rentabilidades igualmente negativas?

Lamentablemente 2020 de momento está siendo uno de esos años tan negativos (aunque dentro de lo normal): en los primeros tres meses la rentabilidad de la cartera de fondos más conservadora ha sido de un -4,2% y la de la más agresiva un -16,4% dejando la rentabilidad anualizada desde nuestro lanzamiento en +2,2% y un +3,6% respectivamente. Debido a las caídas de las últimas semanas, ahora las expectativas de algunos clientes son muy pesimistas. Por esta razón, al igual que hicimos en enero de 2019, ahora queremos titularlo resaltando algo obvio “lo habituak es que la rentabilidad sea positiva”. No sabemos lo que va a ocurrir en los meses que tenemos por delante, nadie lo sabe aunque de momento abril está siendo positivo, pero lo que si podemos afirmar es que es más probable que sea positivo a que sea negativo.

Sin embargo, incluso en estos tres primeros meses de extrema volatilidad, nuestra rentabilidad ha sido menos negativa que la de la media de los fondos españoles de riesgo similar. Como se puede ver a continuación, nuestras carteras de fondos han rentado en 2020 de media un 0,4% más que los fondos recogidos por Inverco (la asociación española de gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones) y un 4,1% más al año desde nuestro lanzamiento a finales de 2015. Este 4,1% de rentabilidad anual adicional se ha producido a lo largo de un ciclo completo que incluye entornos de bajada y subida más o menos fuertes. Esto es un nuevo apoyo a nuestro modelo de gestión.

Incluso analizando el comportamiento del mes de marzo exclusivamente, que ha sido el mes de mayor caída de la bolsa desde octubre 2008, podemos ver a continuación que de media, nuestros fondos indexados han tenido prácticamente la misma rentabilidad que los fondos españoles de inversión internacional. No podemos analizar lo que ha ocurrido en un día concreto porque los datos de Inverco se publican mensualmente, pero intuitivamente podemos ver que cuando menor es el período que comparamos menos diferencia hay entre nuestra carteras y la media de los fondos españoles, ya que las comisiones de un día apenas se notan sobre los movimientos de bolsa diarios. Es a medida que pasan los meses y años, donde se observa mejor la superioridad de nuestro modelo.

A continuación, vamos a revisar  la rentabilidad en el año 2020 y desde hace 4 años y tres meses de nuestros cuatro servicios:

  1. Carteras de fondos de inversión
  2. Carteras de planes de pensiones
  3. Carteras de planes de EPSVs
  4. Nuestro fondo de fondos Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75

Carteras de fondos de inversión

En los tres primeros meses del año 2020, la rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros se ha situado entre -4,2% y -16,4%:

  • -4,2% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • -16,4% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de renta fija mixta internacional (para las carteras 1 a 3), renta variable mixta internacional (para las carteras 4 a 9) y renta variable internacional (para la cartera 10) calculados por Indexa a partir de datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los fondos españoles que invierten internacionalmente. Estos datos históricos son netos de comisiones de gestión de cartera y de custodia para la cartera de Indexa, pero no para el Benchmark con el que se compara.

El 1er trimestre de 2020 ha sido un trimestre excepcionalmente negativo en el cual, la bolsa (renta variable) ha caído con mucha fuerza;  pero algunos bonos (renta fija) han caído también. Las acciones han tenido una rentabilidad (bruta de comisiones de gestión y de custodia) que se ha situado entre un -14,9% (Acciones Japón) y -25,9% (Acciones Pacífico ex-Japón). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un +0,8% (Bonos globales) y -5,6% (Bonos ligados a la inflación).

Nombre Clase de activo Rentabilidad T1-2020 (%)
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Acciones Europa -22,6%
Vanguard US 500 Stk Idx -Ins Acciones Estados Unidos -17,9%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Japón -14,9%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx -Ins Acciones mercados emergentes -21,9%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Pacífico ex-Japón -25,9%
Vanguard Euro Inv Gr Idx -Ins Bonos de empresas europeas -3,8%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg Bonos países emergentes cubiertos a Euro -11,9%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins Bonos de gobiernos europeos +0,1%
Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins Bonos ligados a la inflación -5,6%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Acciones globales -19,3%
Vanguard Global Bnd Idx -Ins Bonos globales +0,8%

Este comienzo de año ha sido especialmente negativo para los inversores porque han caído simultáneamente bonos y acciones, que no es lo habitual.

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre -6,8% y -24,1%:

  • -6,8% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • -10,8% para el Benchmark de las carteras 4 a 9
  • -24,1% para el Benchmark de la cartera 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark respectivo se encuentra entre el rango de -4,8 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 9 y +7,7 p.p. para la cartera 10. De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas, hemos conseguido añadir, en los tres primeros meses del 2020, 0,4 p.p. de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional, renta variable mixta internacional y renta variable internacional.

Esta diferencia está por debajo de los 3,2 p.p. anuales (0,8% trimestrales) adicionales que esperamos obtener en el largo plazo. No obstante, si ampliamos el plazo a cuatro años y tres meses que llevamos operando en Indexa (siguiente gráfico), la diferencia es sensiblemente superior: entre +3,3 p.p. al año para la Cartera 1 y +5,1 p.p. al año para la Cartera 10, con una media de nuestras carteras +4,1 p.p. al año por encima de su benchmark.

En el gráfico a continuación podemos observar la diferencia de rentabilidad acumulada en los cuatro últimos años entre las carteras de Indexa y la media de fondos españoles. De media, Indexa ha tenido una rentabilidad 18 puntos porcentuales mayor que los fondos españoles comparables en los últimos 4 años y tres meses:

­

La diferencia de rentabilidad con el Benchmark desde que empezamos la gestión de las carteras se encuentra bastante por encima de las expectativas y es de esperar que esta diferencia se vaya reduciendo.

Como hemos comentado en la introducción, queremos analizar con más detalle el comportamiento de nuestras carteras de fondos en el mes de marzo cuando más acusadas han sido las caídas. El objetivo es despejar la crítica infundada de que en períodos de caídas la gestión indexada lo hace peor que la gestión activa. En el gráfico a continuación podemos ver que la diferencia de rentabilidad de nuestras carteras con el benchmark está en el rango de -3,0% para la cartera 9 y +4,4% para la cartera 10, siendo la media de -0,1%, prácticamente cero. Si te estás preguntando por qué la diferencia no es mayor y a favor de los fondos indexados, la razón es que cuanto menor es el período que se compara más probable es que la media de rentabilidad coincida entre fondos activos e indexados, ya que las comisiones apenas importan en períodos cortos de tiempo.

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Se puede observar que en los cuatro años que llevamos operando, Indexa ha obtenido un ratio de Sharpe entre 0,30 y 0,58 (en línea con el 0,46 esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos), mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe negativo (entre -0,32 y -0,11). Esto significa que, tras 4 años y tres meses, y habiendo visto ya un ciclo completo de subida y bajada de los mercados, la media de fondos españoles ha hecho perder rentabilidad a sus clientes, mientras que las carteras de Indexa, han ofrecido la rentabilidad de los mercados a nuestros clientes con bajas comisiones.

Carteras de más de 100 mil euros y de menos de 10 mil euros

Hacemos una gestión muy similar entre los tres tamaños de carteras que utilizamos en Indexa: carteras de menos de 10 mil euros, carteras entre 10 y 100 mil euros y carteras de más de 100 mil euros. La principal diferencia es que en carteras más grandes podemos añadir más clases de activos para incrementar aún más la diversificación.

A continuación, puedes ver las diferentes rentabilidades anuales de las diferentes carteras en función del perfil en los tres años y tres meses que llevan operativas (desde el 31/12/2016 hasta el 31/03/2020):

Las diferencias entre las carteras de más de 10 mil euros y las carteras de más de 100 mil euros o de menos de 10 mil euros no son muy apreciables: entre un -0,4 puntos porcentuales (p.p.) y +0,0 p.p. al año para las carteras de más de 100 mil euros y entre +0,4 p.p. y 0,0 p.p. para las carteras de menos de 10 mil euros. El paso del tiempo hará que estas pequeñas diferencias se vayan reduciendo aún más (de hecho, hasta el trimestre pasado las diferencias tenían signo contrario).

Carteras de planes de pensiones

Con respecto a nuestras carteras de planes de pensiones, en los tres primeros meses de 2020 la rentabilidad se ha situado entre un -3,6% y un -20,1%:

  • -3,6% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10, 10% acciones y 90% bonos)
  • -20,1% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10, 100% acciones).

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de planes de pensiones de renta fija mixta (para las carteras 1 a 3), de renta variable mixta (para las carteras 4 a 7) y de renta variable (para las carteras 8 a 10) calculados por Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles.

En cuanto al benchmark (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre -7,6% y -22,8%:

  • -7,6% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • -13,6% para el Benchmark de las carteras 4 a 7
  • -22,8% para el Benchmark de las carteras 8 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras de planes de pensiones y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de -1,0 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 7 y +6,3 p.p. para la cartera 8. En promedio, en los tres primeros meses de 2020 hemos ganado 2,7 p.p. sobre la media de los planes de pensiones españoles de renta fija mixta, renta variable mixta y renta variable (más de 10 puntos anualizados), mucho más de la diferencia de lo que esperamos obtener a largo plazo. Esto se debe a que en general los benchmarks de pensiones asumen algo más de riesgo que nuestras carteras de planes de pensiones y a que suelen estar más invertidas en activos europeos que se han comportado mucho peor que una inversión global.

En cuanto a la diferencia acumulada en los primeros tres años y tres meses de nuestros planes de pensiones, desde el 31/12/2016, como podemos ver en el siguiente gráfico , asciende a +7,9 p.p. acumulados (+2,5 p.p. al año). El trimestre pasado, la diferencia de media anual era de 2,0% al año por lo que está ascendiendo hacia el valor de largo plazo que esperamos de 3 p.p. al año.


Planes de EPSV

En octubre del 2018 lanzamos nuestros planes de EPSV que son básicamente idénticos a nuestros planes de pensiones, aunque son vehículos distintos e independientes. En la siguiente gráfica comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones y EPSV en los tres primeros meses de 2020:

Como se puede observar la rentabilidad de la EPSV ha sido ligeramente inferior en los perfiles conservadores y ligeramente superior en los perfiles más agresivos, siendo de media prácticamente igual (0,2% de diferencia media). En todo caso, estimamos que la rentabilidad de nuestros planes de EPSV tenderá a igualarse con la de nuestros planes de pensiones conforme los planes de EPSV vayan creciendo.

Fondo Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75

En abril del 2019 lanzamos nuestro primer fondo de fondos con Renta 4 con la vocación de invertir un 75% en renta variable internacional y un 25% de renta fija internacional. Por tanto, la rentabilidad debería ser similar a la obtenida por las carteras 7 y 8 de pensiones (que invierten un 70% y un 80% respectivamente en renta variable). El segundo semestre de 2019 es el primer semestre completo en el que contamos con datos de rentabilidad de ambos vehículos. En la siguiente tabla comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones y el fondo de fondos desde el 30/06/2019 hasta el 31/03/2020:

Nombre Rentabilidad
T1-2020 (%)
Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75 (ISIN nº ES0148181003) -9.0%
Indexa cartera de planes de pensiones nº 7 -8,3%
Indexa cartera de planes de pensiones nº 8 -9,5%
Media Cartera 7 y 8 pensiones -8,9%

Como se puede observar, la rentabilidad de nuestro fondo de fondos y de la media de planes de pensiones (carteras 7 y 8) ha sido prácticamente idéntica: -9,0% y -8,9% respectivamente.

Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, prueba gratuitamente nuestro test de perfil inversor para ver qué cartera te gestionaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

2019 ha sido un año extraordinario ¿soportarás un año de rentabilidades igualmente negativas?


Antes de nada, una advertencia: siempre conviene recordar que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Hace 6 meses titulábamos nuestro informe semestral de rentabilidades destacando que “2019 está siendo un año inusualmente positivo (no esperes que siga así)”. La razón por la que dimos este mensaje fue para destacar que períodos de rentabilidad positiva simultánea tanto en acciones como en bonos son relativamente inusuales.

Finalmente, el segundo semestre de 2019, y por tanto el 2019 en su totalidad, ha resultado ser otro de esos períodos excepcionalmente positivos: en los segundos seis meses la rentabilidad de la cartera más conservadora ha sido de un +2,1% y la de la más agresiva un +8,7%. Esto ha hecho que la rentabilidad del 2019 haya sido de un +8,8% en la cartera más conservadora a un +22,8% en la más agresiva, muy superior a la rentabilidad esperada de nuestras carteras a largo plazo que se sitúa entre +1,0% y +4,4% respectivamente (estimación de rentabilidad calculada en Enero de 2019 que revisaremos a la baja en los próximos días).

La explicación de este buen comportamiento es que tanto los bonos como las acciones se han apreciado de forma significativa simultáneamente. Por esta razón, ahora queremos titular el artículo resaltando que 2019 ha sido un año extraordinariamente positivo. No sabemos lo que va a ocurrir en 2020, nadie lo sabe, pero lo que sí podemos afirmar es que es muy probable que veamos rentabilidades sensiblemente inferiores a las obtenidas en este 2019.

Además de haber sido un buen año 2019 en términos absolutos, nuestra rentabilidad ha sido un semestre más, mucho mejor que la de la media de los fondos españoles de riesgo similar. Como se puede ver a continuación, nuestras carteras de fondos han rentado en 2019 de media 7,0 puntos porcentuales (p.p.) más que los fondos similares recogidos por Inverco y 4,3 p.p. más cada año desde nuestro lanzamiento el 31/12/2015. Por tanto, tras 4 años de gestión, se va consolidando la superioridad tanto en entornos de caídas como en entornos de subidas de pagar menos comisiones, diversificar globalmente e invertir en fondos indexados. La alternativa, fondos de gestión activa caros y con sesgo local, está siendo sistemáticamente peor desde que lanzamos Indexa, lo que corrobora nuestra propuesta de valor.

¿Tienes el perfil de riesgo adecuado?

Antes de entrar a revisar la rentabilidad de las carteras queremos recordar que, aunque 2019 ha sido un año excepcional y que la rentabilidad acumulada desde nuestro lanzamiento en diciembre de 2015 ha sido muy positiva, el futuro podría ser menos benigno, y con seguridad en algún momento lo será.

Por ello queremos aprovechar el buen comportamiento de 2019 para hacerte la siguiente pregunta con la que subtitulamos este artículo: ¿soportarás un año de rentabilidades igualmente negativas? Y fíjate que evitamos el tiempo condicional “soportarías” en la pregunta porque es importante entender que es una cuestión de tiempo que veamos un año tan negativo. Para calcular la pérdida en euros, que tiene un impacto psicológico mayor, multiplica el porcentaje correspondiente a tu nivel de riesgo de la tabla a continuación por el importe actual de tu cartera. O más sencillo, piensa en la ganancia en euros que has obtenido este año y transfórmalo en pérdidas. Si crees que el importe de la pérdida resultante no te dejaría dormir, por favor, reduce tu nivel de riesgo.

Pérdida anual equivalente a la ganancia de 2019
Cartera 1 -8,8%
Cartera 2 -9,8%
Cartera 3 -12,2%
Cartera 4 -14,4%
Cartera 5 -15,7%
Cartera 6 -17,0%
Cartera 7 -19,1%
Cartera 8 -20,7%
Cartera 9 -22,2%
Cartera 10 -22,8%

No sabemos cuándo veremos unas pérdidas así. Podría ser el 2020, o dentro de una década o dentro de un siglo. La probabilidad de una pérdida así, de acuerdo con nuestras estimaciones, debería ser menor que una cada cuarenta años, pero si las carteras han podido subir estos porcentajes en un año, es perfectamente posible que veamos los porcentajes opuestos en algún momento. Es muy necesario que estés preparado mentalmente para soportar estas pérdidas y evitar malvender cuando lleguen. Si no lo has firmado ya, quizá te sea interesante conocer el contrato contigo mismo.

A continuación, revisaremos la rentabilidad en el año 2019 y desde hace 4 años de nuestros cuatro servicios:

  1. Carteras de fondos de inversión
  2. Carteras de planes de pensiones
  3. Carteras de planes de EPSVs
  4. Nuestro fondo de fondos Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75.

1. Carteras de fondos de inversión

En el año 2019, la rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros se ha situado entre +8,8% y +22,8%:

  • +8,8% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • +22,8% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

Rentabilidad fondos Indexa vs Benchmark 2019

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de renta fija mixta internacional (para las carteras 1 a 3), renta variable mixta internacional (para las carteras 4 a 9) y renta variable internacional (para la cartera 10) calculados por Indexa a partir de datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los fondos españoles que invierten internacionalmente. Estos datos históricos son netos de comisiones de gestión de cartera y de custodia para la cartera de Indexa, pero no para el Benchmark con el que se compara.

2019 ha sido un año excepcional en el cual, la bolsa (renta variable) ha obtenido una rentabilidad superior a la de los bonos (renta fija) que también ha sido positiva. Las acciones han tenido una rentabilidad (bruta de comisiones de Indexa e Inversis) que se ha situado entre un +33,0% (Acciones Estados Unidos) y +20,3% (Acciones Economías Emergentes). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un +11,5% (Bonos Países Emergentes Cubiertos a Euro) y +5,2% (Bonos de Empresas Europeas).

Nombre Clase de activo Rentabilidad 2019 (%)
Vanguard European Stk Idx Eur -Ins Acciones Europa 26,5%
Vanguard US 500 Stk Idx -Ins Acciones EE.UU. 33,0%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Japón 21,6%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx -Ins Acciones mercados emergentes 20,3%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins Acciones Pacífico Ex-Japón 20,3%
Vanguard Euro Inv Gr Idx -Ins Bonos de empresas europeas 5,2%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg Bonos Países Emergentes Cubiertos a Euro 11,5%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins Bonos de gobiernos europeos 6,2%
Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins Bonos ligados a la inflación. 6,9%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins Acciones Globales 29,9%
Vanguard Global Bnd Idx -Ins Bonos Globales 5,3%

Este año ha sido especialmente positivo para los inversores porque han subido simultáneamente bonos y acciones, que no es lo habitual.

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre 5,4% y 22,1%:

  • 5,4% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • 9,1% para el Benchmark de las carteras 4 a 9
  • 22,1% para el Benchmark de la cartera 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark respectivo se encuentra entre el rango de 13,1 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 9 y 0,70 p.p. para la cartera 10. De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas, hemos conseguido añadir, en el 2019, 7,0 p.p. de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional, renta variable mixta internacional y renta variable internacional.

Esta diferencia está significativamente por encima de los 3,2 p.p. anuales adicionales que esperamos obtener en el largo plazo. Asimismo, si ampliamos el plazo a cuatro años que llevamos operando en Indexa (siguiente gráfico), la diferencia es también sensiblemente superior: entre +2,9 p.p. al año para la Cartera 1 y +6,4 p.p. al año para la Cartera 9, con una media de nuestras carteras +4,3 p.p. al año por encima de su benchmark.

En el gráfico a continuación podemos observar la diferencia de rentabilidad acumulada en los cuatro últimos años entre las carteras de Indexa y la media de fondos españoles. En media, Indexa ha tenido una rentabilidad 4,9 veces mayor que los fondos españoles comparables en los últimos 4 años:

Rentabilidad carteras fondos Indexa vs Benchmark 2016-2019

La diferencia de rentabilidad con el Benchmark desde que empezamos la gestión de las carteras se encuentra bastante por encima de las expectativas y es de esperar que esta diferencia se vaya reduciendo.

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Ratio de Sharpe carteras fondos Indexa vs Benchmark 2016-2019

Se puede observar que en los cuatro años que llevamos operando, Indexa ha obtenido un ratio de Sharpe entre 0,90 y 1,15 (muy por encima del 0,46 esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos), mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe mucho menor (entre 0,24 y 0,53). Si fuéramos unos gestores activos, ahora mismo os estaríamos contando que esta buena rentabilidad se ha conseguido en base a nuestras capacidades de análisis y obtención de datos superiores, pero lo cierto es que simplemente hemos recogido la rentabilidad que ofrece el mercado y os la hemos transmitido a través de unas comisiones bajas.

En los últimos cuatro años, las inversiones indexadas y globalmente diversificadas como las de Indexa han tenido rentabilidades muy altas con un riesgo relativamente bajo pero los fondos de inversión españoles no han conseguido trasladar esta rentabilidad a sus clientes por sus elevadas comisiones y malas decisiones de gestión

Carteras de más de 100 mil euros y de menos de 10 mil euros

Hacemos una gestión muy similar entre los tres tamaños de carteras que utilizamos en Indexa: carteras de menos de 10 mil euros, carteras entre 10 y 100 mil euros y carteras de más de 100 mil euros. La principal diferencia es que en carteras más grandes podemos añadir más clases de activos para incrementar aún más la diversificación.

A continuación, puedes ver las diferentes rentabilidades anuales de las diferentes carteras en función del perfil en los tres años que llevan operativas (desde el 31/12/2016 hasta el 31/12/2019):

Rentabilidad carteras fondos Indexa por tamaño 2017-2019

Las diferencias entre las carteras de más de 10 mil euros y las carteras de más de 100 mil euros o de menos de 10 mil euros no son muy apreciables: entre un -0,3 puntos porcentuales (p.p.) y +0,0 p.p. al año para las carteras de más de 100 mil euros y entre -0,6 p.p. y -0,3 p.p. para las carteras de menos de 10 mil euros. El paso del tiempo hará que estas pequeñas diferencias se vayan reduciendo aún más.

2. Carteras de planes de pensiones

Con respecto a nuestras carteras de planes de pensiones, en el 2019 la rentabilidad se ha situado entre un +7,2% y un +27,4%:

  • +7,2% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10, 10% acciones y 90% bonos)
  • +27,4% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10, 100% acciones).

Rentabilidad carteras planes de pensiones Indexa vs Benchmark 2019

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de planes de pensiones de renta fija mixta (para las carteras 1 a 3), de renta variable mixta (para las carteras 4 a 7) y de renta variable (para las carteras 8 a 10) calculados por Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles.

En cuanto al benchmark (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre +5,4% y +22,1%:

  • 5,1% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • 12,2% para el Benchmark de las carteras 4 a 7
  • 23,6% para el Benchmark de las carteras 8 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras de planes de pensiones y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de -0,9 puntos porcentuales (p.p.) para la cartera 8 y +8,2 p.p. para la cartera 9. En promedio, en el 2019 hemos ganado 3,7 p.p. sobre la media de los planes de pensiones españoles de renta fija mixta, renta variable mixta y renta variable, 2 p.p. más de diferencia de lo que esperamos obtener a largo plazo.

En cuanto a la diferencia acumulada en los primeros tres años de nuestros planes de pensiones, desde el 31/12/2016, como podemos ver en el gráfico a continuación, asciende a +5,4 p.p. acumulados (+1,7 p.p. al año). El semestre pasado, la diferencia media anual era de 1,5% al año así que está ascendiendo hacia el valor de largo plazo que esperamos de 3 p.p. al año.

Rentabilidad carteras planes de pensiones Indexa vs Benchmark 2017-2019

3. Carteras de planes de EPSV

En octubre del 2018 lanzamos nuestros planes de EPSV que son básicamente idénticos a nuestros planes de pensiones aunque son vehículos distintos e independientes. 2019 es el primer año completo en el que contamos con datos de rentabilidad de ambos vehículos. En la siguiente gráfica comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones y EPSV:

Rentabilidad carteras EPSV vs Planes de pensiones Indexa 2019

Como se puede observar la rentabilidad de la EPSV ha sido ligeramente inferior (0,9 puntos porcentuales sobre una rentabilidad media de 16,2%, que representa un 5% menos) en todos los perfiles. Las razones de la menor rentabilidad de las carteras de EPSV son:

  1. El mayor impacto de ciertas comisiones fijas como la auditoría ya que el patrimonio de la EPSV es menor por ser más reciente (tenemos 6 millones de euros invertidos en nuestros planes de EPSV frente a 68 millones de euros en nuestros planes de pensiones).
  2. El “cash-drag”: porcentaje de inversión que por las entradas permanece un día en efectivo. Cuanto mayor es el incremento patrimonial en porcentaje más efecto tiene. Este retraso reduce ligeramente la rentabilidad en momentos de subidas y reduce ligeramente las pérdidas en momentos de bajadas.

En todo caso, estimamos que la rentabilidad de nuestros planes de EPSV tenderá a igualarse con la de nuestros planes de pensiones conforme los planes de EPSV vayan creciendo.

4. Fondo Indexa Renta Variable Mixta Internacional 75

En abril del 2019 lanzamos nuestro primer fondo de fondos con Renta 4 con la vocación de invertir un 75% en renta variable internacional y un 25% de renta fija internacional. Por tanto, la rentabilidad debería ser similar a la obtenida por las carteras 7 y 8 de pensiones (que invierten un 70% y un 80% respectivamente en renta variable). El segundo semestre de 2019 es el primer semestre completo en el que contamos con datos de rentabilidad de ambos vehículos. En la siguiente tabla comparamos la rentabilidad de las carteras de planes de pensiones y el fondo de fondos:

Nombre Rentabilidad
S2-2019 (%)
Indexa RV Mixta Internacional 75 7,7%
Cartera 7 pensiones 7,3%
Cartera 8 pensiones 8,3%
Media carteras 7 y 8 pensiones 7,8%

Como se puede observar, la rentabilidad de nuestro fondo de fondos y de la media de planes de pensiones (carteras 7 y 8) ha sido prácticamente idéntica: 7,7% y 7,8% respectivamente.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Sobre los Benchmarks de nuestras carteras


En este artículo describimos qué son los Benchmarks o índices de referencia, para qué sirven, cómo los seleccionamos en Indexa y cuáles son los que utilizamos actualmente.

De acuerdo con Investopedia:

“Un Benchmark o índice de referencia, es un estándar contra el cual se puede medir la rentabilidad de una acción, fondos de inversión o de un gestor de inversiones. En general, para este propósito se utilizan índices representativos sobre acciones y bonos.”

Por lo tanto, sirve para poder comparar y poner en contexto la rentabilidad obtenida por una inversión. De esta forma podrás comprobar si el porcentaje de rentabilidad que ha obtenido tu inversión en un fondo, o en una cartera de fondos, está bien o en realidad se ha quedado corta.

Como indica la definición, normalmente se suelen utilizar índices de mercado para ser usados como Benchmark. Por ejemplo, un gestor activo que invierta en acciones de Estados Unidos puede ser comparado contra la rentabilidad del índice S&P500 (las 500 mayores empresas cotizadas de Estados Unidos).

A la hora de seleccionar un Benchmark hay que tener varias cosas en cuenta:

  1. El riesgo de la cartera y el Benchmark deben ser similares.
  2. Los activos en los que invierte en el Benchmark tienen que ser representativos de la política de inversión de la cartera.
  3. El Benchmark tiene que ser público, replicable e invertible. De nada sirve medir la rentabilidad contra un índice en el que no se puede invertir.
  4. Un detalle muy importante a tener en cuenta es que la mayoría de las veces los Benchmarks que utilizan los gestores activos no incorporan en su Benchmark la rentabilidad de los dividendos y con ello comparan su rentabilidad con dividendos con un Benchmark que no los incluye . Es un error. Para comparar manzanas con manzanas tenemos que añadir los dividendos a los índices.

En el artículo del CFA Institute “GUIDANCE STATEMENT ON BENCHMARKS”, se detallan las características mínimas que debe cumplir un buen Benchmark.

Benchmarks en Indexa

En Indexa, los Benchmarks que utilizamos muestran la rentabilidad que obtienen de media los fondos españoles. Obtenemos los datos de Inverco, que es la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones, y con estos datos calculamos la evolución de la media de los fondos de una determinada categoría. El proceso de cálculo de los índices es el siguiente:

  1. Inverco recibe mensualmente la rentabilidad de más del 95% de los fondos españoles y los separa en función de diferentes categorías de inversión. Ejemplos de las categorías son Renta fija mixta internacional o Renta variable mixta internacional.
  2. Para cada categoría calculamos la rentabilidad ponderada por el patrimonio mensual de cada fondo.
  3. Indexa utiliza estas rentabilidades mensuales para calcular un índice en base 100 que es el que se muestra en nuestra página de estadísticas y en nuestros informes mensuales para nuestros clientes.

De esta forma la evolución de las carteras de Indexa se compara contra la rentabilidad que se obtendría de media con los fondos españoles fuera de Indexa. Pensamos que son los Benchmarks más útiles para el inversor ya que le permite comparar la rentabilidad de Indexa con la alternativa.

Comparar la rentabilidad de las carteras de Indexa contra una cesta de índices no sería demasiado informativo, porque el resultado se conocería de antemano: la cartera de Indexa tendría la rentabilidad de los índices menos las comisiones.

Realizamos la asignación de una categoría específica a una cartera concreta basándonos en el porcentaje de renta variable (acciones) en el que invierte la cartera en cuestión. Siguiendo las indicaciones de la CNMV y de Inverco, si el porcentaje de acciones es menor de 30% usamos la categoría de renta fija mixta, si está entre 30% y 75% utilizamos la categoría de renta variable mixta y si está por encima del 75% utilizamos la categoría de renta variable.

Por otro lado, si hay disponible un Benchmark que haga referencia a la inversión internacional, lo utilizamos, ya que nuestras carteras de fondos están globalmente diversificadas.

Por nivel de riesgo, los benchmarks que utilizamos actualmente son:

(RF = renta Fija y RV = Renta Variable)

Carteras Peso acciones Categoría Definición de categoría
Fondos,
1 a 3
13 a 28% RF mixta internacional Menos del 30% de exposición a renta variable. La suma de las inversiones en valores de renta variable emitidos por entidades radicadas fuera del área euro, más la exposición al riego divisa podrán superar el 30%.
Fondos,
4 a 9
39 a 74% RV mixta internacional Entre el 30% y el 75% de exposición a renta variable. La suma de las inversiones en valores de renta variable emitidos por entidades radicadas fuera del área euro, más la exposición al riego divisa podrán superar el 30%.
Fondos,
10
78% RV internacional Resto Al menos el 75% de la cartera en activos de renta variable. Más de un 30% de los activos estarán denominados en monedas no euro. No adscrito a ninguna otra categoría de Renta Variable Internacional (ej. RV EEUU, RV Europa, RV Emergentes, …).
Pensiones,
1 a 3
10 a 30% RF mixta Menos del 30% de la cartera en activos de renta variable.
Pensiones,
4 a 7
40 a 70% RV mixta Entre el 30% y el 75% de la cartera en activos de renta variable.
Pensiones, 8 a 10 80 a 100% RV Más del 75% de la cartera en activos de renta variable.

Nota 24/07/2019: anteriormente utilizábamos para la cartera 8 de pensiones (80% acciones) el índice de Renta variable mixta y para la cartera 10 de fondos (78% acciones) el índice de Renta variable mixta internacional. Hemos decidido cambiarlo hacia Renta variable y “Renta variable internacional Resto” para ser 100% consistentes con la definición de la categoría que realiza Inverco.

Puedes consultar la evolución de nuestras carteras y la de los Benchmarks correspondientes en la nuestra página de estadísticas o en los informes mensuales de tu cartera.  En el gráfico a continuación mostramos la comparativa de la cartera de fondos nº6 de entre 10 y 100 mil euros desde el año 2016 y el Benchmark de Inverco Renta variable mixta internacional:

Como se puede observar en las columnas “Total” y “Benchmark” de la tabla,  en cada uno de los 3 años y medio que llevamos de historia, la rentabilidad de la cartera de Indexa ha sido superior a la media de los fondos de inversión españoles de riesgo similar. Algún año podrá ocurrir lo contrario, aunque el elevado nivel medio de comisiones en los fondos españoles hace que sea poco probable.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

El riesgo de liquidez


Seguimos con nuestra serie de artículos sobre los distintos tipos de riesgos. Después del primer artículo, sobre el riesgo de crédito de tus inversiones, seguimos ahora con el riesgo de liquidez de los mercados financieros.

El riesgo de liquidez es de acuerdo con Investopedia: “el riesgo derivado de que una inversión que no pueda ser comprada o vendida con la suficiente rapidez para evitar o minimizar una pérdida.”. O dicho de otra manera es el riesgo de que quieras vender un activo para hacer liquidez y no haya nadie al otro lado para comprarlo, independientemente del precio. Es un riesgo muy importante, ya que no podremos hacer líquidas nuestras inversiones y esto afectará nuestra capacidad de gasto.

Cada activo tiene un riesgo de liquidez diferente que depende del tamaño de la inversión y del número de inversores que participan en la misma. Cuanto mayor es el tamaño de la inversión o el número de inversores, mayor será la liquidez de la inversión. Esto es muy intuitivo: si quiero vender un activo que solo yo poseo (por ejemplo un casa) será necesariamente más difícil de vender que unas acciones, donde hay miles o millones de personas involucradas.

Podemos ordenar aproximadamente de mayor a menor la liquidez de los diferentes activos (los más líquidos están arriba y los menos líquidos abajo):

  1. Acciones de empresas grandes cotizadas
  2. Bonos de gobiernos
  3. Bonos corporativos de alta calidad crediticia
  4. Acciones de empresas pequeñas cotizadas
  5. Bonos corporativos de baja calidad crediticia
  6. Inmobiliario
  7. Capital riesgo
  8. Emisiones privadas de deuda (estructurados)

Si invertimos en un fondo de inversión, para conocer la liquidez del mismo, hay que analizar en qué invierte este fondo. Si el fondo invierte en acciones de grandes empresas cotizadas, el fondo podrá hacer frente a reembolsos mucho mayores que si invierte en pequeñas empresas cotizadas. Por ejemplo, un fondo indexado sobre el índice S&P500 o MSCI Europe (como utilizamos en Indexa) tiene un riesgo de liquidez muchísimo menor que un fondo value que invierte en pequeñas empresas cotizadas.

Los fondos suelen mantener un pequeño porcentaje del fondo en efectivo para poder hacer frente a los reembolsos diarios. Si un día se reciben reembolsos superiores a ese colchón, el fondo deberá vender a mercado parte de sus inversiones (bonos o acciones) para poder hacer liquidez y dar el dinero a los partícipes que están vendiendo. En caso de ser un activo con baja liquidez, puede ocurrir que el valor liquidativo se vea afectado o que directamente no se pueda hacer frente a los reembolsos solicitados por algunos partícipes, y que los partícipes que quieren vender tengan que esperar varios días a recibir el dinero.

Para evitar este impacto negativo en los partícipes que no venden, algunos fondos de inversión aplican pequeñas comisiones de entradas en beneficio de todos los participantes existentes del fondo. De esta manera, los costes de transacción por la iliquidez la asumen los nuevos partícipes.

Hay que tener el riesgo de liquidez muy en cuenta a la hora de construir una cartera de inversión. En Indexa la aproximación que tenemos es que, para las carteras de fondos que son reembolsables en cualquier momento, la cartera de clientes está invertida en clases de activo con una elevada liquidez: acciones de empresas grandes cotizadas, bonos de gobiernos y bonos corporativos de alta calidad crediticia. De esta manera el partícipe apenas se verá afectado si decide reembolsar su participación. Por otro lado, seleccionamos fondos de inversión de gran tamaño para que el efecto de un partícipe pueda pasar sin efecto. El fondo más pequeño con el que trabajamos en la actualidad tiene un patrimonio de más de 1.000 millones de euros (ver detalle de nuestras carteras).

Para nuestros planes de pensiones, que tienen un horizonte de inversión mucho más largo, también invertimos en ciertos activos con menor liquidez como los bonos corporativos de alto rendimiento o acciones de pequeñas empresas cotizadas. En definitiva, se trata de que la inversión se ajuste de forma óptima al horizonte inversor.

Como último comentario, recientemente se ha hablado bastante del potencial problema de iliquidez en los ETFs que se negocian en el mercado y del riesgo de que el valor del ETF se desvíe del valor de los activos subyacentes en los que invierte el ETF.

En caso de que estemos hablando de un ETF con mucho volumen de negociación, difícilmente podrá llegar a ser un problema significativo. Por ejemplo, el ETF “SPDR S&P 500 ETF” negocia unos 15.000 millones de dólares diarios. Con este volumen de negociación cualquier operación que se devié mínimamente del valor de los subyacentes rápidamente se revertiría.

En caso de ETF’s que no tienen tanto volumen de negociación pero invierten en activos líquidos esto será un problema de muy corto recorrido ya que en cuanto esta diferencia sea lo suficientemente grande como para cubrir los costes de transacción y generar un beneficio, los arbitrajistas entrarán a negociar el subyacente contra el ETF y cerrarán la diferencia.  Puedes ver como ejemplo el  gráfico del “flash-crash” de en un ETF que invierte en las acciones del S&P500 equiponderado (y por tanto tiene menos liquidez que el S&P500):

Este “flash-crash” se corrigió en 1 hora tras la apertura. Por último, si el ETF invierte en activos más ilíquidos entonces podrá darse una diferencia mayor, pero eventualmente el precio acabará reflejando el valor de los subyacentes.

En Indexa estas variaciones cortas del precio de algunos ETF’s no nos afectan porque en carteras de fondos, invertimos en fondos indexados no cotizados (no ETF’s) y porque en carteras de planes de pensiones invertimos prioritariamente en ETF’s extremadamente líquidez, y no operamos en momentos de estrés.

¿Quieres probarnos? Descubre cuál es tu perfil inversor y qué cartera de fondos de inversiones o planes de pensiones podemos recomendarte.

Rentabilidad de las carteras 1er semestre 2017


Como cada semestre, publicamos la rentabilidad de nuestras carteras, de fondos de inversión y de planes de pensiones.

Carteras de fondos

En el 1er semestre 2017, la rentabilidad de nuestras carteras de fondos de inversión se ha situado entre -0,2% y +3,3%:

  • -0,2% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • +3,3% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

Rentabilidad Indexa Fondos 1er semestre 2017 vs benchmark (Inverco)

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de renta fija mixta internacional (para las carteras 1 a 4) y de renta variable mixta internacional (para las carteras 5 a 10) calculados por Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los fondos españoles que invierten internacionalmente. Recuerda que las rentabilidades históricas no constituyen una garantía de rentabilidad futura.

Este semestre ha sido un período habitual en el cual la bolsa (renta variable) ha obtenido una rentabilidad superior que los bonos (renta fija), que ha acabado siendo ligeramente negativa. Por clases de activo la rentabilidad ha sido la siguiente (bruta de comisiones):

Nombre del fondo Código ISIN Clase de activo Rentabilidad (%)
Pictet Europe Idx -I LU0188800162 Acciones Europa 6,8%
Vanguard US 500 Stk Idx -Ins IE0032126645 Acciones EE.UU. 0,8%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Inv IE0007281425 Acciones Japón 1,5%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx -Inv IE0031786142 Acciones mercados emergente 9,3%
Vanguard Euro Inv Gr Idx -Inv IE0009591805 Bonos de empresas europeas 0,1%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Inv IE0007472115 Bonos de gobiernos europeos -1,1%
Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins IE00B04GQR24 Bonos ligados a la inflación -1,7%

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre +0,5% y +1,6%:

  • +0,5% para el Benchmark de las carteras 1 a 4
  • +1,6% para el Benchmark de las carteras 5 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de -0,7% para la cartera 1 y +1,7% para la cartera 10. En media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas hemos conseguido añadir un 0,3% de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional y de renta variable mixta internacional.

Esta diferencia está por debajo del 3,2% de rentabilidad anual adicional que esperamos obtener en el largo plazo. No obstante, si lo miramos con un plazo más amplio con el año y medio que llevamos operando en Indexa, la diferencia es sensiblemente superior: entre +2,6% anual para la Cartera 1 y +6,4% anual para la Cartera 10, con una media de nuestras carteras un +4,3% anual por encima de su benchmark:

Rentabilidad Indexa Fondos 01/2016 - 06/2017 vs benchmark (Inverco)

Por tanto, la diferencia de rentabilidad con el Benchmark desde que empezamos la gestión de las carteras se encuentra por encima de las expectativas.

Dicho esto, algunos clientes han cuestionado la baja rentabilidad de las carteras especialmente si se compara con la evolución del Ibex 35, que ha subido un 11,7% en el primer semestre del año.

Hay 2 razones principales por las que nuestras carteras no han aportado tanta rentabilidad como una cartera centrada en renta variable española:

  1. El dólar: los mercados globales de renta variable han subido menos que acciones españolas. En particular, como se puede observar en la tabla arriba, el fondo europeo ha subido un 6,8%, el fondo de emergentes ha subido un 9,3% mientras que el fondo de acciones de Estados Unidos ha subido solamente un 0,8%, debido a la depreciación del USD del 8,3% contra el EUR.
  2. Los bonos: los bonos han tenido rentabilidades bajas entre el +0,1% (bonos corporativos) y -1,7% (bonos ligados a la inflación) en el semestre.

Ahora bien, hay que recordar que esta comparativa está sesgada y que el riesgo de invertir en una cartera centrada en acciones españolas es muy superior al de invertir en una cartera diversificada por geografía y clase de activo.

Ratio de Sharpe de las carteras de fondos

Incluimos a continuación una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (que es igual a la rentabilidad dividida por la volatilidad):

Ratio de Sharpe Indexa Fondos 01/2016 - 06/2017 vs Benchmark (Inverco)

Se puede observar que en el año y medio que llevamos operando hemos conseguido obtener entre 2 y 8 veces más rentabilidad ponderada por riesgo que los índices de referencia.

Planes de pensiones

Con respecto a los planes de pensiones, en el primer semestre de 2017 la rentabilidad de nuestras carteras se ha situado entre un +0,5% y un +3,3%:

  • +0.5% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • +3,3% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

Rentabilidad Indexa Pensiones 1er semestre 2017 vs Benchmark (Inverco)

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de planes de pensiones de renta fija mixta (para las carteras 1 a 4), de renta variable mixta (para las carteras 5 a 8) y de renta variable (para las carteras 9 y 10) calculados por Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles. Recuerda que las rentabilidades históricas no constituyen una garantía de rentabilidad futura.

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre +0,8% y +5,6%:

  • +0,8% para el Benchmark de las carteras 1 a 4,
  • +2,5% para el Benchmark de las carteras 5 a 8.
  • +5,6% para el Benchmark de las carteras 9 y 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras de planes de pensiones y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de -2,6% para la cartera 9 y +0,6% para la cartera 4. En media, hemos perdido un 0,5% sobre la media de los planes de pensiones españoles de renta fija mixta, renta variable mixta y renta variable.

La razón de esta diferencia, que es especialmente pronunciada en los perfiles 9 y 10 (eliminando estos dos perfiles la diferencia media es de tan sólo -0,1%), es que los planes de pensiones en España tienen un enorme sesgo hacia inversiones en España (tanto en renta variable como en renta fija). Como hemos comentado anteriormente, la renta variable española ha tenido una rentabilidad muy elevada en lo que vamos de año.

Siempre conviene recordar también que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Clase institucional del fondo de bonos ligados a la inflación de Vanguard


Otro paso más para la indexación en España: hemos alcanzado más de 5 millones de euros invertidos en otro de los fondos Vanguard de nuestras carteras. Se trata del fondo Vanguard Eurozone Inflation-Linked Bond Index en euros (fondo indexado de Vanguard de bonos de gobiernos europeos ligados a la inflación, indexado sobre el índice Barclays Eurozone – Euro CPI TR), y con ello vamos a poder acceder a la clase institucional de este fondo.

Menos costes, más rentabilidad

Como ya lo hicimos hace unos meses con otros fondos de nuestras carteras, vamos a poder traspasar en las carteras de nuestros clientes la clase inversor Vanguard Eurzn Infl-Lnkd Bd Idx Inv EUR (que tiene una comisión del 0,25% anual, ISIN IE00B04GQQ17) a su clase institucional Vanguard Eurzn Infl-Lnkd Bd Idx Ins EUR (que tiene una comisión de gestión todavía más baja, del 0,20% anual, ISIN IE00B04GQR24).

Se trata de un ahorro de 0,05% sobre este fondo, y de 0,01% de media para nuestras carteras. Este 0,01% menos costes equivale a 0,01% más rentabilidad para nuestros clientes, +10€ al año para una cartera de 100 mil euros y +1€ al año para una cartera de 10 mil euros. Es un ahorro pequeño, pero todo suma y pasito a pasito seguimos bajando el coste de los fondos de nuestras carteras, que se sitúa ahora en 0,21% de media.

 

Un éxito para todos nosotros

Como probablemente ya sabrás, fuimos los primeros en España en dar acceso a inversores particulares a fondos de Vanguard sin aplicar a cada cliente el mínimo de inversión de 100 mil euros por fondo porque entre todos cumplimos con este mínimo.
Accediendo a la clase institucional de los fondos damos un importante paso más: somos los primeros, y los únicos en España, en dar acceso a la clase institucional de varios fondos de Vanguard que normalmente está reservada a clientes institucionales que invierten más de 5 millones por fondo.

Próximo objetivo: llegar a la clase institucional en los siguientes fondos Vanguard de nuestras carteras

Los fondos en los que ya hemos llegado a la clase institucional, dos de Vanguard y uno de Pictet, representan 68% del volumen de las carteras que gestionamos. Si seguimos como ahora, invitando a nuestros amigos, pronto alcanzaremos la clase institucional también para el 32% restante y bajaremos el coste de los fondos de nuestras carteras probablemente debajo de 0,20% de media.

Gracias de nuevo por indexarte con nosotros.

Más información / próximos pasos:

Acceso a la clase institucional de Vanguard


Otro gran paso para la indexación en España: hemos alcanzado más de 5 millones de euros invertidos en uno de los fondos de Vanguard en el que invertimos, el Vanguard Us 500 Stock Index (fondo indexado de Vanguard de acciones estadounidenses, indexado sobre el índice Standard & Poors 500), y con ello vamos a poder acceder a la clase institucional de este fondo.

Menos costes, más rentabilidad

Gracias a ello, vamos a poder traspasar en las carteras de nuestros clientes el fondo Vanguard US 500 Stock Index Inv EUR (la clase “Inversor”, que tiene una comisión de gestión muy baja, del 0,25% anual) a su clase institucional Vanguard US 500 Stock Index Ins EUR (que tiene una comisión de gestión todavía más baja, del 0,10% anual).

Coste total vanguard S&P 500 clase inversor vs clase institucional

Ahora, el coste total de nuestras carteras baja aún más: un 0,02% menos coste total para la cartera 1/10, que incluye un 14% de este fondo de Vanguard, y un 0,05% menos coste total para las carteras 8, 9 y 10/10 que incluyen un 35% de este fondo. Y ya sabes: con menos costes, más rentabilidad.

Un éxito para todos nosotros

Gracias al apoyo y a la confianza de nuestros socios, en diciembre 2015 fuimos los primeros capaces de dar acceso a fondos de Vanguard en España a inversores a partir de 1.000€ de cartera, en lugar del mínimo de 100.000€ de inversión por fondo. Sólo un año después, gracias al apoyo de nuestros clientes, hemos conseguido ser los primeros en dar acceso a la clase institucional de un fondo Vanguard a inversores a partir de 1.000€ de cartera en lugar del mínimo de 5 millones de euros de inversión por fondo.

Próximo objetivo: llegar a la clase institucional en los otros fondos Vanguard de nuestras carteras

Nuestro objetivo es ofrecer la mejor gestión, con los mejores fondos y la mejor rentabilidad a largo plazo a nuestros clientes, y juntos lo estamos consiguiendo. ¡Gracias de nuevo a todos por vuestro apoyo! Si invitamos a unirse a nuestros amigos, pronto podremos acceder también a la clase institucional en los demás fondos de Vanguard que componen nuestras carteras, y reduciremos todavía más las comisiones de gestión para todos nuestros clientes.

Más información / próximos pasos:

Falta de persistencia en la rentabilidad de los fondos de inversión españoles


Presentamos nuestra nota de investigación sobre la “Falta de persistencia en la rentabilidad de los fondos de inversión españoles (2006-2015)”.

En nuestro estudio anterior sobre Rentabilidad de los fondos de inversión en España 2005-2015, pudimos observar como la gestión indexada ofrece una rentabilidad entre 2 y 5 veces superior a la gestión activa.

También observamos cómo el 88,3% de los fondos de inversión españoles no batía a su índice de referencia a 10 años. Sin embargo, otra lectura es que un 11,7% de los fondos sí batieron a su índice de referencia en esta década.

Por tanto, la pregunta que muchos se hacen es si es posible acertar en la selección de los gestores o de los fondos para ser capaz de elegir los mejores, el 11,7% que baten a su índice. Para hacer esta selección, lo habitual es basarse en la rentabilidad histórica de los gestores (track record). Los inversores infieren que los mejores gestores en los últimos años probablemente serán los mejores también en los próximos años. ¿Pero ésto es así? ¿Hay persistencia en la rentabilidad de los fondos de inversión?

En otros países:

Existen numerosos estudios realizados en otros países desde hace décadas. Repasamos estos estudios en la nota de investigación, y llegamos a la conclusión que resulta muy difícil encontrar sistemáticamente persistencia en el rendimiento de los fondos de inversión a lo largo de varios mercados y épocas.

En España:

Hemos querido aportar nuestro granito de arena, y realizar un análisis completo de persistencia de la rentabilidad de los fondos españoles (fondos registrados en España). Para ello nos hemos basado en los datos de Inverco y Morningstar y hemos estudiado los 4.675 fondos de inversión españoles que se han comercializado entre 2006 y 2015, y los 911 fondos que han estado activos durante todo este periodo.

Falta persistencia fondos de inversión España 2006-2015

Para estos fondos hemos analizado si los que obtuvieron una mejor rentabilidad en los 5 primeros años (2006-2010), también obtienen una mejor rentabilidad en los 5 siguientes (2011-2015).

Lo que observamos (ver Ilustración abajo) es que la relación es negativa: a mayor rentabilidad en los 5 primeros años, peor rentabilidad en los 5 siguientes. La muestra estadística es suficiente y con un intervalo de confianza del 95%, por lo que podemos concluir que teniendo en cuenta todas las categorías conjuntamente, en los fondos españoles la persistencia de la rentabilidad es negativa.

En media, los mejores fondos de 2006-2010 han tenido peores resultados en 2011-2015.

Si a la hora de seleccionar un fondo de inversión en 2011 hubieras utilizado como guía los resultados de los anteriores 5 años hubieras obtenido un resultado algo peor que haciéndolo aleatoriamente.

Menos del 2% de los fondos bate a su índice dos quinquenios seguidos

Otro dato relevante es que de los 911 fondos españoles que han existido durante todo el periodo entre 2006 y 2015, menos de 2% (16 fondos, ver tabla abajo) han conseguido batir a su índice en los primeros 5 años y en los siguientes 5 años.

Años 1-5 Años 6-10
Fondos

>Benchm.

Fondos Analizados Porcentaje

>Benchm.

Fondos

>Benchm.

Fondos Analizados Porcentaje

>Benchm.

Global 19 98 19% 1 19 5%
RF Corto 6 93 6% 3 6 50%
RF Largo 5 69 7% 0 5 0%
Garant. RF 8 85 9% 0 8 0%
Garant. RV 23 89 26% 0 23 0%
RVI-Resto 16 54 30% 0 16 0%
Total 135 911 14,8% 16 135 11,9%

Conclusión: la gestión indexada es mejor que buscar el gestor estrella

A la luz de la rentabilidad de los fondos de inversión españoles de 2006 a 2015: la estrategia de elegir los gestores ganadores en el pasado con el objetivo de obtener una mayor rentabilidad en el futuro parece menos adecuada que la de elegir directamente fondos de gestión indexada que te aseguran una rentabilidad muy cercana al índice, y muy superior a la media de los fondos de gestión activa.

¿Tienes ya cuenta con Indexa?
Puedes aportar más fondos, por transferencia a tu cuenta o por traspaso de fondos.

¿Aún no tienes cuenta con Indexa?
Responde a nuestro sencillo test de perfil (2 minutos) y ve qué cartera te proponemos.

Autores de la investigación:
León Bartolomé Carreño – Indexa Capital AV
Unai Ansejo Barra – Universidad del País Vasco e Indexa Capital AV

La gestión indexada ofrece una rentabilidad entre 2 y 5 veces superior a la gestión activa


1er Estudio de “Rendimiento de los Fondos de Gestión Indexada y Activa en España (pdf)

Si hubieras invertido 100€ en 2005 en la media de los fondos españoles de la categoría Renta Variable Mixta Internacional (la categoría con la que se comparan las carteras 5 a 10 de Indexa), en 2015 habrías obtenido 115€. Es decir, en 10 años habrías ganado apenas 15€, un 15% acumulado, equivalente a un raquítico 1,4% anual. Tu inversión ni siquiera habría cubierto la inflación, por lo que realmente habrías perdido dinero.

Si hubieras invertido los mismos 100€ en la media de los fondos indexados de la categoría de Renta Variable Mixta Internacional, extranjeros pero comercializados en España, en 2015 habrías tenido 171€. Es decir, en 10 años habrías ganado 71€, equivalentes a un 71% acumulado o un 5,5% de rendimiento anual.

Renta variable mixta internacional gestión indexada vs gestión activa

Comparamos este 5,5% de rentabilidad neta de la gestión indexada con el 1,4% de rentabilidad neta de la gestión activa: 4,1% de diferencia anual, 56% de diferencia acumulada a 10 años. En 10 años, para 100€ invertidos, son 71€ de rentabilidad de la gestión indexada frente a 15€ de rentabilidad de la gestión activa: ¡5 veces más!

Si comparamos otras categorías de fondos obtenemos resultados similares (ver tabla e ilustración a continuación):

Gestión Activa Gestión Indexada
Categoría Anual Total Anual Total
Global 2,1% 23,2% 5,6% 73,1%
Renta Fija Mixta Internacional 1,1% 12,0% 5,1% 63,7%
Renta Fija Mixta 1,3% 13,9% 4,4% 53,5%
Renta Variable Mixta Internacional 1,4% 15,2% 5,5% 71,0%
Rent Fija Largo Plazo 2,7% 30,0% 4,5% 55,3%
RF Garantizado 2,7% 30,4% 4,5% 55,3%
RV Garantizado 2,0% 22,1% 4,4% 53,5%

Gestión indexada vs Gestión activa España 2006-2015

¿De dónde viene la diferencia? Básicamente de los altos costes de la gestión activa, de los conflictos de interés que tienen las gestoras de grupos bancarios y de las malas decisiones de los gestores. Esta es la conclusión a la que ya habían llegado muchos estudios previamente, y que confirma el 1er Estudio de “Rendimiento de los Fondos de Gestión Indexada y Activa en España” que acaban de presentar sus autores Josu Iturrizaga Aranberri, León Bartolomé Carreño, Miguel Ángel Martínez Sedano y Unai Ansejo Barra, resultado de la colaboración entre la Universidad del País Vasco e Indexa Capital.

Ya existían varios estudios del IESE como por ejemplo el de Fernández y Campos, 2010 que comparaban la rentabilidad media de los fondos en España con sus índices de referencia. Este estudio de 2010 observaba que entre 1991 y 2009 el 95% de los fondos españoles no superaron la rentabilidad de su índice de referencia.

En este nuevo estudio que presentamos ahora, además de comparar rentabilidades, también analizamos las rentabilidades corregidas por riesgo utilizando varias medidas (alfa y ratio de Sharpe). Además, no comparamos únicamente la rentabilidad de los fondos contra sus índices de referencia, que no son invertibles, sino que también lo comparamos con los fondos indexados que se comercializan en España que sí son invertibles y, por tanto, son opciones reales de inversión.

En definitiva, consideramos que este nuevo análisis confirma los resultados de estudios anteriores y además aporta elementos diferenciadores que son relevantes para el inversor dado que puede comparar diferentes alternativas de inversión y tomar mejores decisiones prácticas.

La descripción de la metodología, los datos, los resultados y la bibliografía están disponibles en el estudio publicado.

CONCLUSIONES ESTUDIORendimiento de los Fondos de Gestión Indexada y Activa en España (pdf)
Los resultados obtenidos aportan clara evidencia sobre el hecho de que el rendimiento de los fondos de gestión activa en España ha sido sensiblemente inferior a la de sus benchmarks y a la de los fondos de gestión indexada en el periodo 2006 – 2015. En ninguna de las principales categorías de los fondos hemos observado rentabilidades superiores a la de sus índices de mercado, llegando hasta un -4,2% de diferencia en rentabilidad anual en el caso de la categoría de “Renta Variable Mixta Internacional”. Asimismo, analizando la rentabilidad corregida por riesgo de los fondos de gestión activa, volvemos a encontrar evidencia de alfas significativos y negativos, lo que vuelve a ilustrar el pobre rendimiento de los fondos de gestión activa a largo plazo en España.

Las carteras de gestión activa en España tenían un volumen total de unos 220 mil millones de euros a finales del 2015. Entre 2006 y ese año, los fondos de gestión activa obtuvieron una rentabilidad anual media del 1,88% frente al 4,51% registrado por los índices y el 4,84% de los fondos indexados. En 10 años, los fondos de gestión activa han obtenido un beneficio teórico de 45 mil millones, menos de la mitad si se compara con los 133 mil millones que, en el mismo periodo, se hubieran obtenido invirtiendo en la gestión indexada.

Según Unai Ansejo, CEO de Indexa Capital y coautor del estudio: “Los grandes costes de la gestión activa suponen un factor que limita su capacidad de generar rentabilidades superiores o incluso similares a las del mercado y, este efecto, es especialmente grave en las actuales condiciones de mercado, donde las rentabilidades esperadas son tan bajas. Aunque los inversores no deberían esperar que los índices superen al 100% de los fondos en un periodo de tiempo, debido al juego de suma cero, los mayores costes y la eficiencia de los mercados financieros, es poco probable que un inversor sea capaz de seleccionar un fondo de gestión activa que ofrezca una rentabilidad superior al mercado de forma consistente.”

Más información:

Sobre los autores:

¿Por qué nadie te ofrece los fondos de Vanguard en España (e Indexa sí)?


Si has echado un vistazo a las carteras de bajo coste que proponemos en Indexa Capital, te darás cuenta de que hay una gestora que domina la composición de las carteras: Vanguard. Y probablemente te preguntes por qué es así.

En la actualidad hay varias empresas que ofrecen fondos indexados en España con unos activos bajo gestión que aumentan año tras año. Pero la razón por la cual elegimos principalmente Vanguard es que tiene una ventajas únicas que las otras empresas no pueden igualar: Es una compañía creada para los inversores.

Tanto es así que Vanguard no tiene accionistas como tal sino que es una compañía donde los inversores en sus fondos son los dueños de la gestora. Aquellos que conozcáis las EPSVs de empleo existentes en el País Vasco reconoceréis este tipo de estructura. Al no haber accionistas a los cuales remunerar y que por tanto entran en claro conflicto con los clientes (“cuanto más paga el cliente más gano yo pero menos rentabilidad tiene el”) el cliente se ve directamente beneficiado. De esta forma la empresa no tiene que remunerar a sus accionistas y puede trasladar parte del ahorro correspondiente a sus clientes.

Cuando John Bogle, fundador de Vanguard, creó el primer fondo indexado, mucha gente lo vio como una iniciativa alocada. Hoy en día, este primer fondo se ha convertido en el fondo de inversión más grande del mundo. En el siguiente gráfico podemos observar la espectacular evolución de los activos gestionados por Vanguard a nivel global.

Assets Under Management Vanguard

Te preguntarás, si esta gestora es tan beneficiosa para el inversor y tiene un crecimiento tan espectacular: ¿por qué los bancos no la suelen ofrecer en España y por tanto por qué es una empresa prácticamente desconocida en nuestro país?

La respuesta es doble:

  1. Muchos bancos tienen su propia gestora de fondos. Dan prioridad a vender sus propios fondos porque de esta manera se quedan ellos con la comisión de gestión y otros costes asociados al fondo (cambio de divisa, corretaje, …).
  2. Los bancos prefieren no vender fondos que no les pagan retrocesiones: Vanguard cobra comisiones tan bajas que en ningún caso paga retrocesiones a intermediarios. Los bancos cobran comisiones sobre la venta de prácticamente cualquier fondo, pero no sobre los fondos de Vanguard.

A día de hoy, los fondos indexados de Vanguard están disponibles en algunas plataformas de fondos exclusivamente para inversores con más de 100.000€ por titular y por fondo, pero en Indexa damos acceso a nuestros clientes sin mínimos porque Vanguard nos aplica ese mínimo al conjunto de las carteras de nuestros clientes.

Indexa no es un broker y, por tanto, no comercializamos los fondos de Vanguard como tal. Sin embargo, al contratar con Indexa la gestión discrecional de tu cartera podrás acceder a una cartera diversificada de fondos indexados, principalmente de Vanguard. De esta manera podrás beneficiarte de los costes radicalmente bajos de estos fondos de Vanguard en España (normalmente en el rango de 0,20%-0,30%).

Además, cuando nuestro volumen nos lo permita, nuestros clientes podrán acceder a clases aún más baratas de estos fondos. Normalmente Vanguard tiene tres clases de participaciones, mínimo de 100 mil euros, mínimo de 5 millones de euros y mínimo de 200 millones de euros. En la actualidad estamos con la clase de menos de 5 millones en cada fondo de Vanguard que usamos, pero en unos meses ya tendremos acceso a la clase de más de 5 millones lo que significará aún menos costes para nuestros clientes.

Por último, desde febrero de 2015, Vanguard ha registrado sus fondos en la CNMV en España y por tanto nos permiten gestionar las carteras de clientes utilizando la ventaja fiscal que tienen los fondos traspasables (puedes traspasar tus fondos de inversión a tu cuenta con Indexa sin materializar las plusvalías).

Si ya eres cliente de Indexa Capital, recuerda que puedes aportar fondos mediante aportaciones periódicas (ordenando una transferencia periódica desde tu banco) o traspasar fondos de inversión que tengas en otra entidad.

Si aún no tienes cuenta con nosotros, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.