Cuando el TER es inferior a los gastos corrientes


Hemos hablado en otros artículos de los diferentes gastos que asume un inversor en fondos indexados: costes y comisiones ocultas y sobre los gastos de transacción.

Como recordatorio, los gastos que sume un inversor en fondos de inversión son:

  • El TER (gastos supuestamente totales, o Total Expense Ratio), que incluye comisión de gestión, depositaría, administración y otros gastos como tasas del regulador o auditorías, al que hay que añadir
  • Los gastos de corretaje y divisas, y
  • Los gastos de transacción.

En este artículo vamos a hablar brevemente de un caso que cada vez es más habitual: fondos en los cuales el TER (“total expense ratio”) es menor que los gastos corrientes (“current expenses”).

Diferencia entre TER y gastos corrientes
Ambos conceptos intentan medir lo mismo: son la suma de las comisiones de gestión, depositaría, administración y otros gastos menores. La principal diferencia entre ambos es que los gastos corrientes son un dato auditado mientras que el TER es un dato proporcionado por la gestora, pero que no está sujeto a auditoria.

Por tanto, si miden lo mismo, ¿cómo es posible que el dato de TER sea inferior a los gastos corrientes en algunos fondos? La respuesta es que en algunos casos los fondos indexados prestan los valores en los que invierten y generan de esta manera un ingreso para el fondo, en beneficio de los partícipes. Hay gestoras, como Pictet por ejemplo, que restan del TER los ingresos que obtiene el fondo prestando títulos. Es decir, como el fondo obtiene un ingreso adicional por prestar, el TER neto es inferior a los gastos corrientes.

¿Cuál de los dos datos de costes es más relevante para el inversor: el TER o los gastos corrientes?

Está sujeto a interpretación. En Indexa consideramos que tiene sentido reducir el dato de costes por los ingresos de préstamos de valores, ya que esos son los costes reales soportados por el cliente.

¿Por qué prestan las acciones o bonos los fondos indexados?

Los fondos indexados son por definición inversores de largo plazo, que no van a vender lo bonos o acciones en los que invierten salvo que éstos salgan del índice, circunstancia que es muy poco habitual. Dado que son posiciones estables, pueden decidir prestar los bonos o acciones a otros inversores para obtener un tipo de interés a cambio. Este interés será mayor, cuánto más difícil sea encontrar el bono o acción concreto.

¿A quién prestan las acciones o bonos los fondos indexados?

Los fondos prestan los títulos a otros inversores, que generalmente los van a querer vender en ese momento al mercado con la esperanza de poder recomprarlos más tarde a un precio menor, y devolver el préstamo con plusvalías. Se suele decir que este tipo de inversores “están cortos” en la acción o bono concreto.

Este ingreso adicional de los fondos indexados hace que la diferencia entre la rentabilidad de los índices y la de los fondos indexados sea aún menor que los costes, y que la rentabilidad a largo plazo sea aún mayor.

Cómo contratar una cartera de fondos indexados con Indexa

Si quieres probar nuestro servicio, te invitamos a responder a nuestro test de perfil inversor (2 minutos) para ver con toda transparencia qué servicio te podemos ofrecer y contratar el servicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s