Actualización 2021 de las expectativas de las carteras

Como venimos haciendo cada año, hemos actualizado las expectativas de rentabilidad y riesgo de nuestras carteras. El objetivo es que anualmente incluyamos la última información disponible de cara a estimar la rentabilidad que podemos esperar en el largo plazo.

La metodología que utilizamos para calcular la rentabilidad y riesgos esperados está fijada por nuestro comité asesor y está publicada en la página de nuestro modelo de gestión. Para estimar la rentabilidad esperada a largo plazo de los mercados de acciones, calculamos el promedio de las estimaciones de algunas grandes casas de gestión como Vanguard, JP Morgan, Franklin Templeton, State Street Global Advisors (SSGA) o Blackrock. Por tanto, antes de entrar en detalles, conviene recordar que éstas expectativas son de las grandes gestoras pero no suponen una garantía de rentabilidad futura. Por otro lado, la rentabilidad real que se acabe obteniendo con seguridad diferirá mucho de la expectativa media de las gestoras ya que la rentabilidad inesperada es mucho más importante que la rentabilidad esperada.

Este año las expectativas de rentabilidad anual a largo plazo, que hemos tomado en consideración para las acciones, son las siguientes:

Para las clases de activo de bonos, se tiene en cuenta principalmente el tipo de interés a largo plazo. Por ejemplo, si los bonos de empresas europeas actualmente ofrecen un tipo de interés del -0,1%, la rentabilidad esperada de este activo a largo plazo será un -0,1%.

De esta manera, las expectativas de rentabilidad a largo plazo de las diferentes clases de activo actuales y las anteriores son las siguientes:

Como se puede observar las expectativas de rentabilidad a largo plazo en todas las clases de activo han disminuido ligeramente. Tanto las acciones como los bonos tienen ahora una menor rentabilidad esperada a largo plazo que el año pasado. Por primera vez, la expectativa de rentabilidad de algunas clases de activo de bonos es ligeramente negativa. A pesar de esta expectativa de rentabilidad negativa, mantenemos la inversión en bonos en las carteras por su efecto diversificador de la cartera de acciones.

El efecto sobre las expectativas de rentabilidad de las carteras medianas de Indexa (entre 10.000€ y 100.000€) es el siguiente:

Se puede observar que la rentabilidad esperada baja entre 3 décimas y 4 décimas en función de la cartera modelo. Estos cambios de expectativas sólo son informativos y no suponen ningún cambio en las carteras modelo asignadas a nuestros clientes porque nuestro modelo se basa principalmente en el peso que da el mercado a las diferentes clases de activo y no tanto en nuestras expectativas de rentabilidad a largo plazo.

Las expectativas de las demás carteras, de menos de 10 mil euros, de más de 100 mil euros o las carteras de planes de pensiones o EPSVs, están todas disponibles en nuestra página de modelo de gestión.

En los últimos cinco años hemos actualizado estas expectativas anualmente. En los próximos años actualizaremos únicamente cuando haya un cambio suficientemente significativo: la razón es que las pequeñas modificaciones no aportan demasiado y quizá solo reflejan un error de estimación más que un cambio real y sustancial.

Si ya tienes tu cuenta abierta con nosotros, puedes ver las nuevas expectativas de tu cartera en tu zona privada \ Plan.

Si aún no estás indexando con nosotros: no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer, sus expectativas de rentabilidad, sus costes, … sin compromiso y sin tener que facilitarnos ningún dato personal.

Deja un comentario