Las aportaciones netas de nuestros clientes ya no siguen al mercado

En artículos anteriores hemos seguido el sesgo por comportamiento de nuestros clientes. El sesgo por comportamiento es la propensión que tienen los inversores a buscar el mejor momento para invertir, a pesar de que lo más normal es que se equivoquen y acaben invirtiendo con el pie cambiado. En el artículo “es mejor no elegir cuando inviertes” repasábamos varios estudios que demostraban que, de media, los inversores pierden un 1,5% de rentabilidad al año intentando elegir cuando invertir o desinvertir.

En junio de 2018, hicimos un primer análisis sobre si nuestros clientes de forma agregada invierten independientemente de la evolución de mercado, o si por el contrario, invierten después de subidas de nuestras carteras y desinvierten tras caídas. Para responder a esta pregunta analizamos la evolución mensual de dos variables:

  1. Aportaciones netas de los clientes: utilizamos como mejor aproximación el crecimiento mensual de las aportaciones menos las retiradas, medido en porcentaje sobre el patrimonio total gestionado del mes anterior. Por ejemplo, en junio 2018, los clientes aportaron 6,1 millones de euros y retiraron 0,6 millones de euros, sobre los 95,2 millones gestionados por Indexa a finales del mes anterior, esto equivale a unas aportaciones netas de 5,8% del patrimonio.
  2. Rentabilidad de las carteras: utilizamos la rentabilidad de los últimos 12 meses de la cartera 6/10 para importes entre 10 mil y 100 mil euros, que es la cartera media de nuestros clientes.

El resultado fue que las aportaciones de nuestros clientes aumentaban cuando las carteras van bien (y viceversa), lo cual no era óptimo porque significaba que nuestros clientes estaban comprando más cuando los precios habían subido. En particular se observó un R2 de la regresión del 61% (un R2 de 100% significa una correlación perfecta entre las subidas de las carteras y las aportaciones neta y 0% significa una descorrelación perfecta).

Desde entonces, hemos seguido insistiendo en el mensaje de que es mejor no elegir cuando inviertes y que interesa invertir cada mes periódicamente. Por otro lado, pusimos en marcha iniciativas como el contrato contigo mismo  para reducir esta dependencia.

En actualizaciones posteriores, la relación seguía existiendo, pero su significatividad estadística fue bajando. En julio 2019 el R2 descendió a 45% y en marzo 2020 descendió aún más a 30%.

Hemos vuelto a actualizar estos datos en octubre de 2021 y el resultado es magnífico: el R2 ha descendido a tan sólo 6%, lo que implica que nuestros clientes aportan y retiran dinero independientemente de la evolución del mercado. En el gráfico a continuación se puede observar esta descorrelación, ya que los puntos no muestran una relación lineal clara:

A continuación, mostramos en un gráfico la evolución temporal del R2 de la relación entre entradas netas y rentabilidad pasada que muestra una clara evolución descendente:

Análisis de robustez

Hemos hecho un análisis de robustez de este modelo modificando la variable a explicar (aportaciones netas) y la variable explicativa (rentabilidad pasada). En particular hemos considerado la posibilidad de que los inversores tarden un tiempo en reaccionar a los malos resultados. Por ello hemos analizado las aportaciones tres meses después en vez de la aportación del último mes. También hemos analizado qué ocurre si en vez de considerar la rentabilidad del último año consideramos la del último trimestre, porque quizá los inversores reaccionen más a eventos recientes. En ambos casos el R2 actual sigue siendo muy reducido (8% y 2% respectivamente).

Las aportaciones periódicas explican la falta de relación

La principal razón de la falta de relación entre las aportaciones netas y la rentabilidad pasada es que mayoritariamente, un 78% de nuestros clientes, realizan aportaciones periódicas, que por definición, no dependen de la evolución del mercado. En planes de pensiones el dato es algo más alto (83%) y en fondos algo más bajo (77%).

Tipo de cuenta Número de cuentas Cuentas con aportaciones periódicas (%)
Cuentas de fondos 35.936 77%(1)
Cuentas de pensiones 10.609 83%(2)
Total 46.545 78%(3)
Datos a 04/10/2021
(1) Carteras de fondos de inversión con una o varias aportaciones en los últimos 4 meses
(2) Carteras de planes de pensiones con una aportación única por lo menos en los últimos 12 meses o con una aportación periódica programada
(3) Media ponderada de (1) y (2)

Este mismo análisis lo realizamos en agosto de 2019 y desde entonces el porcentaje de clientes que realizan aportaciones periódicas ha aumentado ligeramente de 74% a 78%. Por tanto, no solo el dato es bueno, sino que, además, está mejorando.

Análisis de las retiradas

Tras haber constatado que las aportaciones netas no dependen del mercado hemos querido analizar si las retiradas tampoco lo hacen. Hemos observado que sí dependen, pero en menor medida de lo que dependían las aportaciones netas en 2018. En particular analizamos lo siguiente:

  1. Retiradas de los clientes: utilizamos como mejor aproximación el crecimiento mensual de las retiradas, medido en porcentaje sobre el patrimonio total gestionado del mes anterior. Por ejemplo, en junio 2018, los clientes retiraron 0,6 millones de euros, sobre los 95,2 millones de euros gestionados por Indexa a finales del mes anterior, equivalente a unas aportaciones netas de 0,6% del patrimonio.
  2. Rentabilidad de las carteras: utilizamos la rentabilidad de los últimos 3 meses de la cartera 6/10 para importes entre 10 mil y 100 mil euros, que es la cartera media de nuestros clientes.

El resultado es que las retiradas se reducen cuando aumenta la rentabilidad (y viceversa) con un R2 de 22%:

Por tanto, todavía nos queda trabajo por delante para intentar mitigar, en la medida de lo posible, este comportamiento, ya que, a largo plazo penaliza la rentabilidad de las carteras. El mes de mayores salidas (4,6%) fue el mes de marzo de 2020, justo en la crisis del COVID, mientras que la rentabilidad de la cartera 6/10 de los 12 meses siguientes ha sido la más alta en la historia de Indexa (+24%).

Conclusión y enhorabuena

Con este nuevo hito, se ha completado el último de los beneficios que Indexa podía aportar en el status quo de la gestión en España en 2015: clientes con carteras caras y mal diversificadas, con un perfil de riesgo normalmente demasiado bajo y totalmente expuestos al sesgo por comportamiento. La vocación de Indexa por tanto era la siguiente:

  1. Indexación: aumentar la rentabilidad corregida por riesgo reduciendo los costes y aumentando la diversificación con carteras de fondos indexados.
  2. Perfil de riesgo: a través de un perfilado automatizado, asignar el perfil de riesgo adecuado a los clientes.
  3. Sesgo por comportamiento: fomentar las aportaciones periódicas y recalcar que no se puede predecir el futuro de los mercados para evitar el sesgo.

Tras casi 6 años desde nuestros inicios, nuestros clientes tienen carteras que maximizan su rentabilidad corregida por riesgo, tienen el riesgo que pueden y quieren asumir y no siguen al mercado con sus aportaciones. Tan sólo nos queda evitar que las retiradas aumenten cuando la rentabilidad de las carteras disminuya.

Es posible que la evolución descendiente del R2 en realidad solo indique que la primera estimación era demasiado alta provocada por una muestra reducida o que realmente fuera alta y haya ido descendiendo. En cualquiera de los dos casos queremos daros la enhorabuena.

Si aún no estás indexado con nosotros, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer.

 

Deja un comentario