Tulipanes, oro y criptodivisas


Estamos viviendo actualmente el auge de un nuevo tipo de inversión: las criptodivisas. Son muchos los inversores (especialmente ingenieros informáticos) los que están empezando a hacer pequeñas inversiones para conocer el activo a raíz de la elevadísima revalorización que han tenido en los últimos años.

¿Es interesante invertir en criptodivisas? En este artículo vamos a describir qué es una clase de activo y por qué hay que invertir en clases de activo. También vamos a describir qué no es una clase de activos, y por qué no hay que invertir en tulipanes, oro o criptodivisas.

Imagen: Vlado Paunovic para Indexa Capital

¿Qué es una clase de activo?

La definición de una clase de activo está sujeta a debate, pero básicamente ha de cumplir tres condiciones:

  • Diversificación: debe ofrecer diversificación en la cartera, la evolución de su precio debe estar relativamente poco correlacionada con el resto de la cartera
  • Rentabilidad: debe tener una fuente de generación de rentabilidad creíble
  • Profundidad: debe de ser suficientemente grande como para poder ser una parte significativa de la cartera

Vamos a analizar un ejemplo de inversión que sí es considerado una clase de activo: las acciones (renta variable).

  • Diversificación: ofrece diversificación a una cartera de bonos por ejemplo
  • Rentabilidad: ofrece rentabilidad a largo plazo derivada de los beneficios empresariales en forma de dividendos
  • Profundidad: los mercados de acciones cotizan billones de euros

A continuación, vamos a ver qué ocurre con los tres candidatos: tulipanes, oro y criptodivisas.

Tulipanes

Es muy conocida la historia de la “tulipmanía”. En resumen, en los Países Bajos durante el siglo XVII hubo un período de especulación en el cual los bulbos de tulipanes se compraban cada vez a precios mayores alcanzando niveles desorbitados para explotar en cierto momento, dejando detrás una gran crisis.

Desde un punto de vista moderno, parece realmente absurdo que alguien cambiara una mansión por un sólo bulbo, pero esta manía se alargó durante décadas.

Como veremos a continuación los inversores no deberían haber comprado tulipanes ya que no pueden ser considerados una clase de activo:

  • Diversificación: posiblemente si ofrecía diversificación a una cartera tradicional.
  • Rentabilidad: los bulbos no producen nada (más allá de un tulipán, claro). No generan ingresos recurrentes. Luego por la técnica de descuento de flujos no valen nada.
  • Profundidad: el mercado sería grande a nivel local, pero minúsculo a nivel mundial

En definitiva, la única razón por la que los holandeses compraban bulbos era porque habían visto a otros inversores ganar dinero y su único objetivo era vendérselo a otros a un precio mayor.

Oro

En este caso hay más discusión, pero mi visión es que el oro tampoco es una clase de activo:

  • Diversificación: es verdad que ofrece diversificación frente a la renta variable ya que recientemente se ha apreciado en momentos de crisis.
  • Rentabilidad: no tiene ninguna fuente de ingresos. En palabras de Warren Buffett: “El oro se excava del suelo en África, o en otro sitio. Después lo fundimos, lo metemos en otro agujero, lo enterramos otra vez y pagamos a gente para que lo vigilen. No tiene ninguna utilidad.”
  • Profundidad: en cuanto a profundidad, las cifras varían bastante, pero parece que rondaría el billón europeo de euros que es más que suficiente.

Es cierto que llevamos muchos siglos utilizando el oro como almacén de valor, que incluso los bancos centrales lo utilizan como reservas, pero realmente no me sorprendería que en el futuro le ocurriera lo mismo que a los tulipanes. La razón es que nada impide que esto pueda ocurrir. Existe el argumento de que es un excelente conductor eléctrico, pero esta característica no justifica ni de lejos el valor que tiene actualmente. Por otro lado, no sería la primera vez que un metal pierde su valor, bien porque se encuentra un sustituto más barato y abundante o porque se encuentra una nueva fuente del metal (es muy interesante el caso del aluminio, hoy es un material común y hace algo más de un siglo era un material precioso).

Criptodivisas

Llegamos a las criptodivisas: bitcoin, ether, ….  Veamos cómo pasan el test de la clase de activo:

  • Diversificación: debido a la escasa historia de las criptodivisas no se puede hacer todavía una predicción de cómo se comportarán en momentos de crisis financiera.
  • Rentabilidad: no tiene ninguna fuente de ingresos.
  • Profundidad: es un mercado realmente pequeño. A precios actuales 100 mil millones de euros, 8 veces menos que la capitalización bursátil de Apple actualmente.

Así que no es una clase de activo. Los defensores de las criptodivisas afirman que, debido al algoritmo de creación de bitcoins, el número de bitcoins está limitado (a diferencia de lo que ocurren con las divisas tradicionales) y esta escasez va a propiciar una buena cobertura contra la inflación (que en realidad es el mismo argumento que ha dado valor al oro). Pero llegado el momento, el mercado se dará cuenta que las criptodivisas no tienen ninguna utilidad y podrán perder su valor.

Mi recomendación: si lo que queréis es tener una protección contra la inflación, invertid en acciones, bonos ligados a la inflación o inmuebles, porque los tres son clases de activo y protegen contra la inflación.

Por otro lado, hay quienes defienden que va a ser el medio de pago global. Para ser un medio de pago, debería ocurrir que el número de hamburguesas que puedes comprar con un bitcoin fuera más o menos estable en algún lugar del mundo y que además pudieras pagar tus impuestos con bitcoins en algún sitio. Ésto a día de hoy no ocurre.

En definitiva, parece que las criptodivisas son los tulipanes modernos.

Conclusión

Dicho esto, invertir en clases de activo no es la única manera de ganar dinero. Ir al casino o jugar a la lotería también pueden hacerte ganar mucho dinero. Pero de la misma forma que no recomendarías a un amigo ir al casino o jugar a la lotería para ganar dinero, tampoco se debería recomendar a terceros invertir en criptomonedas (o tulipanes o incluso oro).

En Indexa, queremos generar rentabilidad a largo plazo para nuestros clientes y por ello únicamente invertimos en clases de activo, utilizando vehículos de bajo coste y diversificando al máximo las carteras.

Si quieres tener más información sobre como seleccionamos nuestras inversiones puedes consultar nuestro modelo de inversión. Si quieres ver la cartera que te recomendaríamos, calcula primero tu perfil inversor.

 

14 comentarios en “Tulipanes, oro y criptodivisas

    1. Buena pregunta, grosshat.

      De acuerdo con la definición, las obras de arte tampoco son clases de activo ya que la única fuente de rentabilidad es venderle la obra a alguien por más dinero.

      Y también podríamos incluir en el grupo a los sellos.

      Me gusta

  1. Si estás comparando las criptodivisas con los tulipanes creo que no tiene mucha idea de la tecnología y el avance que supone y supondrá el blockchain. Te recomendaría mayor lectura al respecto.

    Actualmente se pueden comprar muchas cosas con bitcoin y cada vez mas negocios lo están aceptando. Es una moneda y se utiliza como tal

    Cuando los banqueros dejen de igualar las criptodivisas a tulipanes y dejen de meter miedo para tendremos mayor libertad con nuestro dinero en un sistema totalmente descentralizado y seguro

    Me gusta

  2. Entiendo la lógica de lo que se expone, incluso veo las criptodivisas como una inversión de muy alto riesgo, pero no creo que se pueda decir: “Pero llegado el momento, el mercado se dará cuenta que las criptodivisas no tienen ninguna utilidad y podrán perder su valor.”. Esa afirmación me indica que el autor no se ha informado sobre la tecnología Blockchain y el internet del valor.

    De hecho ya hay grandes bancos que están investigando y desarrollando patentes relativas a esta tecnología. Pues yo sí diría que te compres un ether o 0,1 bitcoins; no será reseñable como inversión, pero es una tecnología que está para quedarse y que traerá grandes cambios, así que no está de más saber qué es y cómo funciona.

    Me gusta

      1. Hola François, de acuerdo a tu comentario, sólo hablas de criptodivisas y no de la Blockchain como tecnología. Pero me sigue pareciendo muy desacertado el comentario en el que indicas que las criptodivisas no tienen ninguna utilidad. Esa utilidad ya existe en países como Japón o Corea, donde se puede pagar en criptodivisas en cientos de miles de tiendas; o los smart contracts de ethereum, cuyo funcionamiento se sustenta en su criptodivisa para asegurar la descentralización de la confianza; los usos son muchísimos y siguen creciendo.

        A pesar de mi desacuerdo en este punto, me gusta tu artículo; yo también creo que es una burbuja, aunque en mi opinión esta burbuja es circunstancial y las criptodivisas se establecerán como una alternativa en unos años.

        Me gusta

  3. Bueno, recomendar algo que sí se comercializa es lo mismo. Y recomendar algo que no se comercializa implica invertir un tiempo de estudio al que no se le saca provecho, por lo que nadie lo hace.

    Me gusta

  4. Felicidades por el artículo, es realmente interesante el trabajo de difusión que hacéis con todos estos posts.

    Sin embargo no estoy nada de acuerdo con la valoración que se hace del Oro. Me parece una reducción a lo absurdo afirmar que “El oro se excava del suelo en África, o en otro sitio. Después lo fundimos, lo metemos en otro agujero, lo enterramos otra vez y pagamos a gente para que lo vigilen. No tiene ninguna utilidad.”

    El Oro es un metal precioso (entiéndase por precioso como el material disponible en la naturaleza y que no puede componerse) que se usa y se ha usado durante cientos de años como elemento de cambio. Se usa tanto en industrias irracionales donde el valor puede ser muy alto (joyería) como en industrias sólidas donde se valora su resistencia a la corrosión (electrónica. Está demostrado químicamente que es imposible componer oro mediante metales inferiores. Por último y no menos importante, tiene un legado histórico que le hace representar una imagen de poder y riqueza.

    Todo esto por no hablar de la incorrección de la cita de Buffet; y es que “de la producción mundial de oro el 70% se utiliza en joyería, el 20% en reservas e inversiones y solo al 10% se le da usos industriales.” Vamos, que sólo un 20% permanece “enterrado y vigilado”.

    En conclusión el oro me parece un activo suficientemente profundo, con carácter diversificador y por supuesto rentable. Y si no, échenle un ojo a todos aquellos Islandeses que salvaron el crack con la revalorización del oro de sus carteras en 2008, o acudan a las cifras históricas de Henrry Browne y su Cartera Permanente, en una constatación del valor del oro como retenedor en tiempos de alta inflación cuando el dinero pierde valor.

    Me gusta

    1. Hola Miguel,

      Muchas gracias por tu comentario. Da gusto intercambiar opiniones con personas tan informadas.

      El asunto del oro es efectivamente muy controvertido como indico en el artículo y hay opiniones a favor y en contra (como por otro lado es habitual en los mercados financieros).

      Comparto la mayoría de los puntos a favor que indicas, pero hay uno que no puedo apoyar: que el oro es rentable. No lo comparto porque el oro no “renta” nada. No es como una empresa que podrá rentar dividendos derivados de su actividad comercial. El oro obtiene su valor exclusivamente de su escasez (porque estarás también conmigo que su conductividad o resistencia a la corrosión no justifican su precio).

      Dicho esto, el tiempo dirá.

      Un saludo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s