¿Estoy ahorrando lo suficiente para mi jubilación?

A medida que se van cumpliendo años es probable que te vayas preguntando si estás ahorrando lo suficiente de cara a tu jubilación. Para poder saberlo, por un lado, es necesario conocer el valor futuro de tus inversiones actuales y de las que tengas planeado hacer en el futuro y, por otro lado, es necesario hacer una estimación de lo que necesitarás cuando estés jubilado.

Para los clientes de Indexa, tenemos un módulo de planificación financiera indexada que puedes utilizar para poder responder a las siguientes preguntas:

¿Con qué patrimonio podré jubilarme si sigo ahorrando e invirtiendo al ritmo actual con mi perfil inversor?

¿Qué renta mensual podría tener después de jubilarme?

¿Con qué probabilidad?

¿Voy bien o voy mal, de cara a conseguir mi objetivo de renta cuando me jubile?

¿Cuánto debería ahorrar e invertir cada mes para conseguir mi renta objetivo después de jubilarme?

Como puedes ver, una de las principales variables a la hora de saber si estás ahorrando lo suficiente es la estimación de la renta mensual que necesitarás después de jubilarte. En este artículo vamos a dar varias guías de cuánto podría ser esa renta y cómo saber si vas por buen camino o no.

Estimando lo que necesitarás en la jubilación

Los pasos principales para estimar la cantidad mensual que necesitarás para cubrir tu jubilación son los siguientes:

  1. Considerar tu estilo de vida deseado y determinar cuales serán tus gastos mensuales, incluyendo el coste de la vivienda.
  2. Tener en cuenta el impacto de la inflación y los ingresos proyectados de la seguridad social.
  3. Restar los ingresos proyectados menos los gastos y multiplicar esa cantidad por la cantidad de meses estimada de jubilación.

Tus gastos en la jubilación

Estimar tus gastos para la jubilación puede ser muy complicado, pero podemos apoyarnos en las encuestas que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE) para tener una referencia

Gasto mensual medio por hogar Importe (€ / mes)
De 16 a 29 años 1.860
De 30 a 44 años 2.230
De 45 a 64 años 2.610
65 y más años 1.960

De esta tabla podemos obtener principalmente tres conclusiones:

  1. Tu nivel de gasto varía con el tiempo.
  2. El momento de mayor gasto ocurre entre los 45 y 64 años, principalmente por el gasto familiar y de vivienda.
  3. El gasto a partir de los 65 años caerá de media un 12% con respecto al gasto que de media tienen las personas de 30 a 44 años y un 25% de las personas que tienen entre 54 y 64 años.

Por otro lado, parece razonable asumir que a mayor nivel de gasto durante la vida laboral mayor nivel de gasto durante la jubilación.

Por tanto, una buena estimación de tus costes futuros es observar tus costes actuales y reducirlos en un 12% o 25% en función de tu rango de edad.

Seguridad social

Actualmente hay mucha incertidumbre sobre el importe futuro de las pensiones. En 2021 la pensión máxima mensual (12 pagas) es de 3.158€ y la mínima es 764€.

Al margen de que es un cálculo que tiene en cuenta muchas variables desconocidas hoy, como los salarios futuros y la edad de jubilación futura, el propio método de cálculo es posible que vaya cambiando con el tiempo debido a la situación de desequilibrio actual entre las aportaciones y prestaciones.

Hay muchas opiniones acerca del futuro de la Seguridad Social, pero en nuestra opinión seguirá siendo una parte significativa de los ingresos durante la jubilación para la mayoría de los pensionistas durante mucho tiempo. Puedes obtener una estimación (grosso modo) de la pensión que recibirás en el simulador que ofrece el periódico Cinco Días.

Calcular los ingresos totales y restar los gastos estimados

Para calcular los ingresos totales que tendrás en la jubilación hay que añadir a los ingresos de la seguridad social, otros que tengas previsto recibir. Para ver las necesidades estimadas de renta en la jubilación hay que restar los ingresos totales menos los gastos estimados. Si el resultado es negativo tendremos que financiar con ahorro el gasto mensual multiplicado por 12 meses y por 20 años (de vida media tras la jubilación).

Si ya tienes una cartera de inversión, podrás ir desinvirtiendo parte de la cartera para complementar la pensión de la seguridad social. En el módulo de planificación financiera indexada al que puedes acceder en tu área privada \ elegir una de tus cuentas \ Plan \ Planificación financiera indexada, podrás encontrar en detalle la estimación que realizamos en Indexa. Nosotros calculamos tres escenarios diferentes. Si en el escenario negativo el patrimonio que estimamos tendrás antes de la jubilación te permite financiar 20 años de la renta que esperas necesitar, entonces pensamos que estás yendo por el buen camino. Si no, te indicamos cuanto es necesario que aportes.

Conclusión

Saber si estás ahorrando lo suficiente para la jubilación es un cálculo relativamente complejo y lleno de hipótesis e incertidumbres. Sin embargo, conviene realizar por lo menos una estimación aproximada para ver si, bajo un conjunto razonable de hipótesis, vamos por buen camino o no.

Si aún no te estás indexando con nosotros, no dudes en responder a nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera te podemos ofrecer.

Si ya eres cliente, puedes acceder a tu planificación financiera indexada desde tu área privada en la página «Plan» de cada una de tus cuentas.

Tu paga: nuevo servicio para clientes que buscan un ingreso recurrente

A muchos inversores les gusta invertir en activos que les dan algunos ingresos recurrentes. Los hay, por ejemplo, que invierten en inmobiliario para tener los ingresos del alquiler, los que invierten en empresas que pagan dividendos y los que invierten en préstamos para cobrar los intereses.

El problema de todas estas opciones (inmobiliario, dividendos o intereses) en nuestra opinión es doble:

  1. Incertidumbre: no puedes elegir el importe exacto que quieres cobrar ni la periodicidad (por ejemplo, el importe del dividendo lo decide la empresa que los paga)
  2. Impuestos: pagas impuestos sobre el 100% del ingreso que recibes.

Para solucionar estos problemas, hemos desarrollado una nueva funcionalidad: tu paga mensual, o lo que es lo mismo, la posibilidad de solicitar un ingreso recurrente de tu cartera de fondos. Somos los primeros en ofrecer este servicio en España (que sepamos).

¿Para quién?

La mayoría de nuestros clientes, con una edad media de 42 años, están en fase de acumulación. Para ellos, lo que interesa es hacer aportaciones periódicas, no retiradas periódicas.

Sin embargo, también tenemos muchos clientes que, por edad, o por su etapa profesional, están en fase de gastar una parte de lo invertido y necesitan un ingreso complementario a sus otros ingresos. Son emprendedores que han vendido su negocio y buscan un ingreso recurrente para cubrir sus gastos, inversores profesionales cuyos ingresos mensuales no cubren sus gastos, jubilados que están en un momento de gastar una parte de lo ahorrado e invertido, …

¿Cómo funciona tu paga mensual?

Los clientes de una cartera de fondos indexados pueden solicitar una retirada periódica, mensual, trimestral o anual, del importe que deseen cobrar de su cuenta de fondos. Cada mes, Indexa procederá a reembolsar algunas participaciones de fondos para poder transferir el importe correspondiente al cliente en torno al día 25 del mes, del trimestre o del año. Los reembolsos se harán con optimización fiscal, minimizando las ganancias o las pérdidas para que tengan el menor impacto posible en la declaración de la renta del cliente.

Aprovechamos la solicitud de retirada periódica para informar al cliente sobre tres datos relevantes para su planificación financiera indexada, estimados en base a su cartera actual:

  1. Calculamos cuántos años le podría durar esta retirada periódica
  2. Calculamos el importe máximo que puede retirar al mes para mantener su capital intacto en términos reales (incluyendo la inflación)
  3. Calculamos el importe máximo que puede retirar para que la retirada le dure más allá de los 100 años de edad

Costes

Se trata de un servicio que incluimos dentro de nuestro servicio de gestión automatizada e indexada de carteras, sin costes adicionales por parte de Indexa. En cuanto al banco custodio, por tarifas, podría cobrar 1 € por transferencia nacional o zona euro, aunque de momento no lo está cobrando.

Menos impuestos que si cobras dividendos, intereses o un alquiler

Hacer una retirada periódica de una cuenta de inversión es muchísimo más interesante a nivel fiscal que cobrar dividendos y otros ingresos.

Por ejemplo, si retiras 1.000€ de tu cartera de fondos, con 100€ de plusvalías, el banco custodio retendrá 19€ (un 19% sobre las ganancias), los pagará a hacienda de tu parte y los incluirá por defecto en tu declaración de la renta.

Si te corresponden 1.000€ de dividendos, el 100% del ingreso es un rendimiento del capital, y el banco custodio te retendrá 190€.

Retirada fondos vs Dividendos - Tu paga mensual Indexa

Es una diferencia significativa: en retiradas por reembolso de fondos tributas sólo sobre las ganancias, mientras en el caso de dividendos (u otros ingresos) tributas sobre el 100% del ingreso.

En ambos casos, al final, acabarás pagando el mismo impuesto, pero en el caso de los fondos pospones el impuesto y te quedas con la rentabilidad del impuesto diferido durante todos los años que lo estás difiriendo.

Por ello, desde Indexa invertimos en fondos de acumulación (que reinvierten los dividendos) y no en fondos de reparto (que distribuyen los dividendos). Lo comentamos con más detalles en nuestro artículo “Fondos de acumulación vs. fondos de distribución”.

Conclusión

En conclusión, en caso de que busques cobrar una renta periódica de tu inversión, nuestra recomendación es que lo hagas con «Tu paga», que consiste en una retirada periódica de dinero de tu cartera de fondos. Es una opción que te dará más control sobre el importe cobrado y con menos impuestos a corto plazo que si cobrarás dividendos, intereses o un alquiler de un bien inmobiliario.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.

Lanzamos nuestra planificación financiera indexada

Nuestra misión con Indexa Capital es ayudar a nuestros clientes a cumplir sus objetivos financieros para vivir mejor. Hasta ahora lo hemos hecho ofreciendo el servicio de gestión discrecional de carteras, probablemente con la mejor relación rentabilidad por riesgo en España. Empezamos ofreciendo las carteras de fondos indexados con los costes más bajos en España (desde diciembre 2015), para seguir con las carteras de planes de pensiones indexados con las comisiones más bajas en España (desde noviembre 2016 con planes de pensiones y septiembre 2018 con planes de EPSV para los residentes en Euskadi).

Hemos centrado nuestro esfuerzo inicial en ofrecer una gestión indexada con más diversificación, con menos costes, y con ello una mayor rentabilidad esperada (o menor pérdida en caso de caídas).

Ahora damos un paso más, ofreciéndote un servicio de planificación financiera personalizada y a largo plazo.

Este nuevo servicio de planificación de gestión de patrimonio pretende responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Con qué patrimonio podré jubilarme si sigo ahorrando e invirtiendo al ritmo actual y con mi perfil inversor actual?
  • ¿Qué renta mensual podría tener después de jubilarme? ¿Con qué probabilidad?
  • ¿Voy bien o voy mal, de cara a conseguir mi objetivo de renta cuando me jubile?
  • ¿Cuánto debería ahorrar e invertir cada mes para conseguir mi renta objetivo después de jubilarme?

Este tipo de planificación financiera a largo plazo es un ejercicio complejo, tradicionalmente sólo disponible para los segmentos más altos de la banca privada. Por ello hemos querido poner nuestra capacidad de análisis y de automatización al servicio de todos nuestros clientes, entre los que nos encontramos nosotros también, para ayudarnos a poder planificar mejor nuestro ahorro y nuestras inversiones.

En definitiva, damos un paso más para ayudarnos a acercarnos a nuestros objetivos financieros para poder vivir mejor, más independientes, más tranquilos y más seguros.

Para ello, nuestro modelo de planificación financiera indexada tiene en cuenta los siguientes parámetros:

  • Edad y perfil inversor actual del cliente
  • Sus aportaciones pasadas
  • Su objetivo de aportaciones futuras
  • Sus ingresos mensuales actuales y su objetivo de ingresos después de jubilarse
  • Su edad de jubilación prevista
  • La rentabilidad y el riesgo esperados de su cartera de fondos o de planes de pensiones (de momento sólo ofrecemos hacer el cálculo por separado para cada cartera)
  • Nuestras estimaciones a largo plazo con tres escenarios: un escenario promedio (50%), un escenario pesimista (peor 20%) y un escenario optimista (mejor 20%)

Si ya eres cliente de Indexa: puedes acceder a tu planificación financiera indexa en tu zona privada > elegir cuenta > Plan.

Si aún no eres cliente de Indexa, te invitamos a probar nuestro breve test de perfil inversor (2 minutos) para ver qué cartera de inversiones te recomendamos, sus costes y expectativas de rentabilidad, y contratar nuestro servicio online si lo deseas.