Ganar un año es suerte… y menos comisiones


Anoche tuvimos el honor de recibir el premio AllFunds Expansion a la mejor cartera conservadora en 2018. Nuestra cartera de fondos nº 3/10 de más de 100 mil euros ganó el premio a la cartera conservadora más rentable en 2018 con una rentabilidad de -1,49%, muy superior a la de los 19 otros concursantes (Bankia, Sabadell, Mapfre, Deutsche Bank, March, Renta 4, Selfbank, Tressis, …) que obtuvieron una rentabilidad entre -2,66% y -9,36%.

R
Ramón Blanco, Unai Ansejo y François Derbaix (co-fundadores de Indexa Capital)
Ganadores del concurso de carteras
Foto: Expansion.com, ganadores del concurso de carteras 2018
Foto: Expansion.com, todos los ganadores de premios Allfunds – Expansión 2018 (fondos y carteras)

También estuvimos cerca de ganar en la categoría de carteras agresivas donde competimos con nuestra cartera de fondos nº8/10, de más de 100 mil euros, y donde acabamos el año con una rentabilidad de -4,93%, sólo detrás de Avantage Capital (-4,69%) y delante de los otros 18  concursantes que obtuvieron una rentabilidad entre -7,47% y -15,65%.

Convendría añadir un ranking a 5 años

Desde Indexa Capital queremos agradecer al equipo de Expansion y Allfunds por organizar este concurso y dejarnos participar. Aprovechamos también para hacerles una sugerencia. Los concursos a un año básicamente son cuestión de suerte. Un gestor activo puede ser primero un año, y último el año siguiente. En nuestra opinión, además de un concurso anual, convendría añadir un ranking a más largo plazo (5 años por ejemplo).

A continuación, reproducimos la entrevista que hizo Expansión a nuestro gestor y co-CEO Unai Ansejo:

¿Qué criterios tenéis en cuenta para poner vuestras carteras?

Los criterios que utilizamos son principalmente dos:

  1. la minimización de los costes utilizando fondos indexados y
  2. la diversificación geográfica global evitando el sesgo local que tienen otros gestores
¿Ha ido mejor en renta variable o en fija?

En el año 2018, en términos absolutos los fondos de renta variable que incluimos en nuestras carteras han tenido un comportamiento negativo y los de renta fija han subido ligeramente.

El perfil conservador tiene un peso en renta variable de 39% y la cartera agresiva de un 78%.

¿A qué se ha debido vuestro buen año?

Más que un “buen año”, ha sido un año en el que nuestras carteras han perdido menos que las de la mayoría de gestores. Este año menos malo que los demás se ha debido a:

  1. La suerte (un año es un tiempo muy corto para juzgar de la calidad de un modelo de gestión)
  2. Las bajas comisiones de los fondos que componen nuestras carteras (en su mayoría fondos de Vanguard, clase institucional)
  3. El relativamente bajo peso que tenemos en acciones europeas en comparación con otros gestores
  4. La relativamente elevada duración que tenemos en los fondos de bonos
¿Qué rentabilidades habéis obtenido? (y comparativa frente a otros años)

Hemos obtenido las siguientes rentabilidades en las carteras de fondos (antes de nuestras comisiones):

Cartera Conservadora
(cartera 3/10)
Cartera Agresiva
(cartera 10/10)
2018 -1,5% -5,9%
2017 +4,1% +8,4%
2016 +6,2% +9,7%

Están todos los datos disponibles en nuestra página de estadísticas de Indexa. En la web mostramos las rentabilidades netas de comisiones.

¿Qué hechos puntuales (coyuntura política, etc.) han influido en el buen año de vuestro fondo?

El hecho puntual que ha influido en que nuestra cartera conservadora gane el concurso en 2018 y nuestra cartera agresiva acabe segunda es la suerte y en particular, el mejor comportamiento relativo de las acciones de Estados Unidos frente a las acciones europeas en 2018.

¿Qué esperáis de cara al ejercicio 2019?

No realizamos previsiones a 1 año vista, porque pensamos que no se puede predecir el comportamiento de los mercados en el corto plazo. En lo que va de 2019, nuestra cartera conservadora lleva un +7,1% y la agresiva un +12,6%. En este sentido, recomendamos además de hacer un concurso con rentabilidades anuales, hacer otro con un período de 5 años y otro de 10 años. Sería el mismo concurso que el actual, pero dando los resultados acumulados en varios años, además del resultado anual. A corto plazo ganar el concurso actual es suerte, y bajas comisiones. Un ranking de varios años sería mucho más meritorio.

2018 ha sido negativo, pero lo normal es que la rentabilidad sea positiva


El año pasado titulábamos nuestro informe anual de rentabilidades destacando que “También habrá años en negativo”. La razón por la que hicimos esto fue poner sobre aviso a nuestros clientes de que a pesar de que 2016 y 2017 fueron años muy positivos, hay años en los cuales la rentabilidad será negativa. Advertíamos lo siguiente: debemos esperar que el futuro sea peor a lo que hemos visto en los últimos dos años y estar preparados para ello.

Lamentablemente 2018 ha resultado ser uno de esos años negativos y ahora las expectativas de algunos clientes son pesimistas. Por esta razón, ahora queremos titularlo resaltando algo obvio “lo normal es que la rentabilidad sea positiva”. No sabemos lo que va a ocurrir en 2019, nadie lo sabe, pero lo que si podemos afirmar es que es mucho más probable que sea positivo a que sea negativo.

Sin embargo, nuestra rentabilidad ha sido mucho menos negativa que la media de los fondos españoles de riesgo similar. Como se puede ver a continuación, nuestras carteras de fondos han rentado en 2018 de media un 2,6% más que los fondos recogidos por Inverco y un 3,6% más cada año desde nuestro lanzamiento el 31/12/2015.

Buena ilustración de ello es que hemos ganado el concurso de carteras de fondos en 2018 organizado por Allfunds y Expansion, quedando en 1ª posición en la categoría de carteras conservadoras y en 2ª posición en la categoría agresiva. Por tanto, también en entornos de caídas, pagar menos comisiones y diversificar globalmente acaba siendo más rentable que la alternativa (fondos de gestión activa caros y con sesgo local).

Carteras de fondos de inversión

Antes de nada una advertencia: siempre conviene recordar que rentabilidades pasadas no garantizan ni hacen más probables rentabilidades futuras.

En el año 2018, la rentabilidad de nuestras carteras de 10 a 100 mil euros, las que más patrimonio acumulan, se ha situado entre -0,9% y -5,0%:

  • -0,9% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • -5,0% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10)

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de renta fija mixta internacional (para las carteras 1 a 3) y de renta variable mixta internacional (para las carteras 4 a 10) calculados por Indexa a partir de datos de Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los fondos españoles que invierten internacionalmente. Estos datos históricos son netos de comisiones de gestión de cartera y de custodia para la cartera de Indexa, pero no para el Benchmark con el que se compara.

El año 2018 ha sido un año negativo en el cual, la bolsa (renta variable) ha obtenido una rentabilidad inferior a la de los bonos (renta fija), la cual ha acabado siendo positiva para los bonos de gobierno. Las acciones han tenido una rentabilidad (bruta de comisiones de Indexa e Inversis) que se ha situado entre un -0,3% (Acciones Estados Unidos) y -10,5% (Acciones Europa). Por el lado de los bonos, la rentabilidad se ha situado entre un -6,9% (Bonos Países Emergentes Cubiertos a Euro) y +0,8% (Bonos de gobiernos europeos).

Nombre Código ISIN Clase de activo Rentabilidad (%)
Pictet Europe Idx -I LU0188800162 Acciones Europa -10,5%
Vanguard US 500 Stk Idx -Ins IE0032126645 Acciones EEUU -0,3%
Vanguard Japan Stk Idx Eur -Ins IE0007286036 Acciones Japón -8,7%
Vanguard Emrg Mk Stk Idx -Ins IE0031786696 Acciones mercados emergente -10,6%
Vanguard Pacific Ex-Japan Stk Idx Eur -Ins IE0007201266 Acciones Pacífico ex-Japón -6,0%
Vanguard Euro Inv Gr Idx -Ins IE00B04FFJ44 Bonos de empresas europeas -0,8%
iShares EM Gov Bnd Idx -I2 Eur Hdg LU1373035663 Bonos países emergentes cubiertos a Euro -6,9%
Vanguard Eur Gv Bnd Idx -Ins IE0007472990 Bonos de gobiernos europeos 0,8%
Vanguard Euroz Inf Lk Idx -Ins IE00B04GQR24 Bonos ligados a la inflación -1,6%
Vanguard Global Stk Idx Eur -Ins IE00B03HD191 Acciones globales -4,3%
Vanguard Global Bnd Idx -Ins IE00B18GC888 Bonos globales -1,2%

Este año ha sido una muestra más de porque conviene tener exposición a bonos de gobiernos aunque las rentabilidades esperadas sean bajas: suelen subir cuando el resto de la cartera cae, así que proporcionan una elevada diversificación.

En cuanto al benchmark* (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre -4,3% y -6,0%:

  • -4,3% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • -6,0% para el Benchmark de las carteras 4 a 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar que la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras y su benchmark respectivo se encuentra entre el rango de +1,0% para la cartera 10 y +3,6% para la cartera 4. De media, con nuestra gestión indexada, automatizada y con comisiones radicalmente bajas, hemos conseguido añadir en 2018 un 2,6% de rentabilidad sobre la media de los fondos españoles de renta fija mixta internacional y de renta variable mixta internacional.

Esta diferencia está algo por debajo del +3,2% anual que esperamos obtener en el largo plazo. No obstante, si  analizamos un plazo más amplio a los tres años que llevamos operando en Indexa (siguiente gráfico), la diferencia es sensiblemente superior: entre +2,7% anual para la Cartera 1 y +4,6% anual para la Cartera 10, con una media de nuestras carteras un +3,6% anual por encima de su benchmark:

Por tanto, la diferencia de rentabilidad con el Benchmark desde que empezamos la gestión de las carteras, se encuentra ligeramente por encima de las expectativas y es de esperar que esta diferencia se vaya reduciendo.

Incluimos a continuación, una comparativa de la rentabilidad corregida por riesgo de las carteras utilizando el ratio de Sharpe (rentabilidad / riesgo):

Se puede observar que en los tres años que llevamos operando, Indexa ha ofrecido un ratio de Sharpe entre 0,42 y 0,57 (en línea con el 0,46% esperado a largo plazo para inversiones diversificadas en acciones y bonos)  mientras que los benchmarks tienen actualmente un ratio de Sharpe negativo (entre -0,55 y -0,13) ya que en estos últimos tres años la rentabilidad acumulada ha sido negativa. Si fuéramos unos gestores activos, ahora mismo os estaríamos contando que esta buena rentabilidad se ha conseguido en base a nuestras capacidades de análisis y obtención de datos superiores, pero lo cierto es que simplemente hemos recogido la rentabilidad que ofrece el mercado y os la hemos transmitido a través de unas comisiones bajas.

En el artículo “También habrá años en negativo” anticipábamos que el Ratio de Sharpe que observábamos para 2016 y 2017 de 1,0 era muy elevado para ser sostenible y las caídas de 2018 lo han llevado a su valor de largo plazo que podemos esperar que se siga manteniendo.

Carteras de más de 100 mil euros y de menos de 10 mil euros

Hacemos una gestión muy similar entre los tres tamaños de carteras que utilizamos en Indexa: carteras de menos de 10 mil euros, carteras entre 10 y 100 mil euros y carteras de más de 100 mil euros. La principal diferencia es que en carteras más grandes podemos añadir más clases de activo para incrementar aún más la diversificación.

A continuación, puedes ver las diferentes rentabilidades de las carteras en función del perfil:

Las diferencias entre las carteras de más de 10 mil euros y las carteras de más de 100 mil euros no son muy apreciables (entre un -0,3% y un +0,3%), pero entre la cartera de menos de 10 mil euros y de más de 10 mil euros son bastante notables (entre un -1,1% para el perfil 1 hasta un +1,1% en el perfil 10). La diferencia se debe a dos razones:

  • En los perfiles agresivos las carteras pequeñas lo han hecho mejor porque estas no tienen exposición a mercados emergentes, que han caído más de un 10% en el año 2018. Por el contrario en las carteras de más de 10 mil euros, los perfiles más arriesgados tienen también exposición a mercados emergentes de tal forma que la parte de renta variable ha caído en torno a un -5,2% (cartera 6)
  • En los perfiles conservadores las carteras de menos de 10 mil euros lo han hecho peor, ya que invierten en bonos globales que han caído un -1,2% (en Estados Unidos ya han empezado a subir los tipos de interés y con ello el valor de los bonos actuales cae) mientras que las carteras de más de 10 mil euros invierten en renta fija europea donde aún los tipos están en mínimos y con ello las carteras de bonos solo han caído un -0,6% (cartera 6).

Carteras de planes de pensiones

Con respecto a los planes de pensiones, en el año 2018 la rentabilidad de nuestras carteras se ha situado entre un -3,2% y un -6,9%:

  • -3,2% para la cartera de menor riesgo (perfil 1/10)
  • -6,9% para la cartera de mayor riesgo (perfil 10/10).

* Benchmark: los índices de referencia son los índices de planes de pensiones de renta fija mixta (para las carteras 1 a 3), de renta variable mixta (para las carteras 4 a 8) y de renta variable (para las carteras 9 y 10) calculados por Inverco (la asociación española de instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones). Son los índices que mejor representan la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles.

En cuanto al benchmark (índice de referencia) de las carteras, ha obtenido una rentabilidad entre -4,1% y -10,1%:

  • -4,1% para el Benchmark de las carteras 1 a 3
  • -6,6% para el Benchmark de las carteras 4 a 8
  • -10,1% para el Benchmark de las carteras 9 y 10

En la gráfica de arriba, se puede apreciar la diferencia de rentabilidad entre nuestras carteras de planes de pensiones y su benchmark respectivo. La diferencia se encuentra entre el rango de +3,6% para la cartera 9 y +0,2% para la cartera 3. En promedio, en 2018 hemos ganado un 1,6% sobre la media de los planes de pensiones españoles de renta fija mixta, renta variable mixta y renta variable.

En cuanto a la diferencia acumulada en los dos primeros años de nuestros planes de pensiones, 2017 y 2018, como podemos ver en el gráfico a continuación, asciende también a un 1,6% (+0,8% al año). La razón por la que la diferencia no es mayor (esperamos que ascienda a largo plazo a un 3% al año), es que en los últimos dos años los bonos globales cubiertos a euros han tenido una rentabilidad inferior a los bonos españoles en los que invierte la mayoría de la industria de planes de pensiones españoles (pero que conlleva una menor diversificación).

Diferencia entre cartera de planes de pensiones y cartera de fondos

A continuación queremos analizar la diferencia de rentabilidad que han presentado nuestras carteras de fondos y nuestras carteras de planes de pensiones. Como vemos en el siguiente gráfico, de media, nuestras carteras de planes de pensiones han rentado un 2,1% menos que las carteras de fondos de inversión para un mismo perfil inversor.

Por ejemplo, la cartera 6 de fondos ha rentado un -3,2% mientras que la cartera 6 de planes de pensiones ha rentado un -5,1%. La diferencia asciende a un 1,9% y varios clientes nos han preguntado las razones de esta diferencia. Son las siguientes:

  1. Aunque el perfil sea en ambos casos el nivel 6, el porcentaje de renta variable es mayor en las carteras de planes de pensiones (60% vs. 51%). Esto es así porque las carteras de pensiones pueden asumir mayor nivel de riesgo a largo plazo. Por tanto para comparar niveles de riesgo similares deberíamos comparar la cartera 7 de fondos (-3,5%) con la cartera 6 de pensiones (-5,1%). Esto explica un 0,3% de diferencia.
  2. La segunda es que el plan de pensiones de bonos invierte en renta fija global cubierta a euros y además cuenta con un peso del 5% en bonos de alto rendimiento y un 5% en bonos emergentes en divisa local que han tenido una rentabilidad en euros de -5,3% y -7,6% respectivamente. En total, el plan de bonos ha caído un -2,9% mientras que la cartera de fondos, que invierte exclusivamente en bonos en euros, ha caído únicamente un -1,0% (después de comisiones). Esta diferencia explica un 40% de peso de renta fija * (2,9%-1,0%) = 0,8% de diferencia.
  3. La tercera es que el plan de acciones ha rentado un -6,9% en el año mientras que la cartera de renta variable de la cartera de fondos ha rentado un -5,6% (después de comisiones). La diferencia explica un 60% * (6,9% – 5,6%) = 0,8%. Las razones de esta diferencia son principalmente cuatro:
    1. Los índices que siguen la cartera de fondos y los planes son diferentes y los pesos relativos de las geografías son también ligeramente diferentes. Esta diferencia asciende a un 0,50% aproximadamente.
    2. Las comisiones medias de gestión y custodia en las carteras de fondos son un 0,45% mientras que el coste medio de gestión y depositaría en las carteras de planes de pensiones en 2018 ha sido de 0,55%. Esto explica un 0,10%.
    3. Hay dos ETFs del plan de acciones que no cotizaron el día 31 de Diciembre (por estar el mercado cerrado) y que por tanto no recogieron la subida de ese día que si recogieron los fondos indexados de la cartera de fondos. En particular fueron el DBX STX EUROPE 600 (DR) que debería hacer subido un 0,5% y pesa un 15% y el NOMURA ETF – TOPIX que debería haber subido un 0,3% y pesa un 10%. En total suman un 0,10%.
    4. Costes de corretaje asociados a la operativa diaria y a un cambio de cartera que ocurrió en diciembre 2018 para cambiar los ETFs por otros que tienen menores comisiones y que ascienden a un 0,2% aproximadamente. Costes de auditoría que ascienden a un 0,05% aproximadamente.

Cabe destacar que en años próximos las carteras de planes de pensiones podrán hacerlo mejor que las de fondos.

Siempre conviene recordar también que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

→ Si aún no tienes cuenta con Indexa Capital, puedes probar gratuitamente nuestro test de perfil inversor y ver qué cartera te recomendaríamos, con máxima diversificación, y con costes radicalmente bajos.