La mayor liquidez en los planes de pensiones fomentará el ahorro


En el año 2015 el gobierno anunció que, a partir de 2025, las aportaciones a los planes de pensiones podrían rescatarse a los 10 años de haberse realizado. Es decir, las aportaciones que se realicen en el año 2018 podrán rescatarse en el 2028 y las que se realicen en 2019 podrán rescatarse en 2029. Ahora mismo, el gobierno está inmerso en la redacción final de esta modificación regulatoria.

En mi opinión, esta medida claramente fomenta el ahorro en pensiones ya que la posibilidad de poder recuperar el dinero, en caso de que se necesite, hace que los ahorradores tengan menos reparos a la hora de aportar a sus planes de pensiones. Al fin y al cabo, si tienes 25 años, dejarle a alguien el dinero para que te lo gestione a 42 años vista es algo muy difícil de tragar, pero saber que este dinero podrá estar disponible a los 10 años, si lo necesitas, cambia completamente la decisión a tomar. En realidad, es exactamente lo mismo que ocurre con los fondos de inversión: los inversores pueden retirar su dinero cuando quieran, pero lo cierto es que, a no ser que lo necesiten, lo dejan invertido en los fondos de inversión para evitar pagar impuestos.

Para mi este efecto es tan obvio que no hace falta explicarlo. Pero a la vista de las opiniones negativas vertidas por instituciones tan reconocidas como Inverco, creo que merece la pena dar un poco de luz sobre este tema.

Primero vamos con la teoría. Inverco critica la medida porque esperan una avalancha de reembolsos sobre los planes de pensiones a los 10 años de haberse producido. Declarar esto, es como admitir que tienes un conjunto de inversores descontentos y deseosos de salir por la puerta en cuanto sea posible. Es verdad que la rentabilidad de los planes de pensiones individuales no ha sido especialmente positiva, debido a las elevadas comisiones que históricamente han cobrado y que el regulador ha tenido que ir limitando por la vía del BOE. No obstante, es muy poco probable que los inversores decidan retirar el dinero a los 10 años de haberlo aportado, a pesar de la baja rentabilidad.

Y las razones son dos:

  1. No lo rescatarán porque tendrán que tributar por ello como rentas del trabajo en su declaración del IRPF.
  2. Sólo lo rescatarán aquellos que tengan una necesidad imperiosa y que además no estén en desempleo de largo plazo, porque en ese caso, ya existía antes la posibilidad de poder rescatarlo por esta contingencia.

Por tanto, desde el punto de vista teórico es muy poco probable que veamos avalanchas de reembolsos.

Hasta aquí mi opinión al respecto, y sin datos todas las opiniones pueden ser igual de válidas. Por suerte contamos con un ejemplo claro, y además no muy lejano, de lo que ocurre cuando permites el rescate de los planes de pensiones en cualquier momento: las EPSV’s individuales en el País Vasco.

Las EPSVs son entidades de previsión social muy similares a los planes de pensiones, pero con una gran diferencia: son rescatables a los 10 años de haber hecho la primera aportación. De esta manera, si con 18 años te abres una EPSV individual con 10 euros (en el País Vasco esto es muy común), todas las aportaciones que hagas con posterioridad serán rescatables a partir de que cumplas 28 años. Es decir, la aportación que haces con 30 años, la puedes rescatar al día siguiente, si así lo estimas conveniente. Este pequeño y genial detalle, que debemos a Pedro Luis Uriarte (también asesor de Indexa), fue incluido en la primera ley de EPSVs de 1983. ¿Qué ocurrió? De acuerdo con Inverco, el ahorro en EPSVs en el País Vasco debería ser muy inferior al del resto del Estado, pero los datos son los siguientes:

País Vasco
(EPSVs individuales)
Estado
(Planes de pensiones
individuales)
Patrimonio en EPSVs o planes de pensiones individuales (millones €, 2017) 11.545 74.377
PIB (millones €, 2016) 68.897 1.232.000
Patrimonio/PIB (%) 16,7% 6,0%
Habitantes (millones) 2,2 46,4
Patrimonio/habitante 5.271€ 1.603€
PIB/habitante 31.460€ 26.551€

La evidencia es clara. En el País Vasco el sistema individual de EPSVs tiene 11.545 millones de euros y un total de 2,2 millones de habitantes, lo cual equivale a un patrimonio en EPSVs por habitante de 5.271€. Mientras que en el resto del Estado este importe es 1.603€, menos de la tercera parte. Es cierto que la comparativa por habitante no tiene en cuenta que la riqueza en el País Vasco es superior. Para hacer esta comparativa más equilibrada se puede comparar el patrimonio por PIB. En el caso del País Vasco el ahorro en EPSVs individuales es de un 16,7% del PIB, mientras que en España esta cifra es el 6,0%, casi tres veces menos.

Es cierto que esta comparativa no tiene en cuenta que el mayor PIB por habitante en el País Vasco puede explicar parte de la diferencia de patrimonio ahorrado por habitante, pero tampoco tiene en cuenta el volumen aportado a planes de empleo que es muy superior en el País Vasco que en el resto de España (no hemos incluido los planes de empleo en la comparativa porque sus aportaciones no son rescatables a los 10 años de haber empezado a aportar).

Al margen de estas matizaciones, que se compensan la una a la otra, creo que queda más que probado que la posibilidad de poder rescatar en cualquier momento el plan de pensiones, fomenta las aportaciones y no incentiva los rescates, en contra de lo mantenido por Inverco. En esta ocasión podemos felicitar al gobierno por dar liquidez a los planes de pensiones individuales pasados 10 años después de cada aportación, de hecho, podríamos animarle a que incrementara el alcance de la medida haciendo rescatable la totalidad del patrimonio a los 10 años de la apertura del plan, y no de la aportación. Esto mejoraría aún más la liquidez y de acuerdo con la experiencia del País Vasco, aumentaría significativamente el ahorro en planes de pensiones.

Otra importante mejora, y en esto coincidimos con Inverco, sería que las ganancias de las inversiones en planes de pensiones tributarán como rendimientos del capital, y no del trabajo. De esta manera se dejaría de perjudicar a los planes de pensiones cuyas ganancias tributan al tipo marginal de los rendimientos del trabajo (entre 19 y 45%), frente a otros tipos de vehículos de inversión, como los fondos de inversión, cuyas ganancias tributan al tipo marginal de los rendimientos del capital (entre 19 y 23%). Pero este es un tema para otro artículo.

Por último, la mejor forma de fomentar el ahorro en planes de pensiones es a través de una mayor rentabilidad, asignatura en la que el sistema de pensiones individual español, mayoritariamente bancarizado, claramente ha suspendido.

Si aún no eres cliente de Indexa: prueba responder a nuestro breve test de perfil para ver qué cartera de fondos o de planes de pensiones te gestionaríamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.